Lemurie, – Satya, ~ Pedir ayuda., Por qué es necesario, y cómo pedirla.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Satya ~ Pedir ayuda. Por qué es necesario y cómo pedirla.

 *   *   *

 *   *   *
*        *        *

 

 
*   *   *
Sígueme en .:
↓↓↓
GooGle+
* **
* * *
Carl Jung:
Carl Jung:
Carl Jung: 

“Un hombre que no ha pasado por el infierno de sus pasiones nunca los ha vencido
Carl Jung

Carl Jung:
* * *
Compartir:
*   *   * 
*   * 
*
*


Satya ~ Pedir ayuda. Por qué es necesario y cómo pedirla.

Comentario

A menudo la necesidad de un auxilio externo nace de la elección del Alma por aprender y experimentar la humildad del pedir.

Pero no siempre la dificultad en el pedir viene de la falta de humildad.

Puede existir una resistencia sutil por los sufrimientos experimentados, pueden existir miedos por los rechazos recibidos en esta vida o en lo Antiguo.

Cada uno tiene que hacer sus propios pasos, sus propias acciones, pero también serenamente saber pedir ayuda en el hacer, contención en el caminar.

He aquí dónde está la grandeza de la humildad.

A menudo se experimenta una gran alegría en donar ayuda, en sanar con las propias manos, pero cuando se tiene en cambio necesidad de ayuda, de sanación, se puede tener dificultad para pedirla con la misma alegría y serenidad.

Mientras puede existir la misma alegría y la misma fluidez, tanto en dar ayuda, en pedirla, como en el aceptarla.

Esto lleva a permanecer abiertos, y a comprender qué puede existir tras un pedido de ayuda, o detrás a un no pedido de ayuda, detrás de la dificultad en recibirla, o de donar contención y Amor.


Se puede descubrir lo que crea la ansiedad por querer donar a toda costa, ayudar, sanar, más allá que exista o no el pedido, y no se observa si realmente existe el deseo de recibir cuanto se quiere dar.

A veces una persona no desea recibir lo que le es propuesto con insistencia, pero lo acepta porque teme que su rechazo pueda hacer sufrir.

Esto es invadir y no respetar la libertad de los otros y sus tiempos, es crear ulteriores dificultades.

He aquí porque el ayudar es un arte, el pedir ayuda es una experiencia importante para todos, es indispensable para quien desea ayudar.

Pregunta:


He hecho mucho por mi sanación del corazón, pero no logro completarla: ¿necesito quizás la ayuda de alguien?

Respuesta:

“Mucho ya has permitido, y cada cosa que has hecho ha dado un gran resultado, más allá de lo que ahora ves, y por ello debes sentirte orgullosa y alegre.

También puedes continuar sola, pero los tiempos serán diferentes, y puede existir el riesgo de no quitar todo lo que es necesario.

Imagina de tener una herida abierta: puedes sanarla incluso sola, pero piensa cuánto te será difícil resistir al dolor que sentirás entrando en la herida para limpiarla de todo, y para poner cuanto en la herida sea necesario.

Existe por lo tanto el riesgo que el dolor haciendo esto te haga cerrar los ojos, y de esta manera tú no vayas tan profundamente en ella.

He aquí porque un cirujano sabe sanar más y mejor las heridas de los otros…

Y quién tiene la herida, si se encomienda al cirujano, siente menos dolor y emplea menos tiempo para sanar.

En las sanaciones del corazón, los temores pueden ser tan grandes que impidan comprender y ver además las cosas más simples.

Por ello os recomendamos de pedir siempre ayuda a Nosotros, para poder iluminar, comprender y actuar.

Cuando no existen heridas, no existe algo Antiguo que modificar, sanar, cerrar, es simple comprender incluso las cosas más difíciles.

Mientras las heridas, las dificultades, los temores, pueden opacar la comprensión total e impedir la visión completa.

Pueden impedir usar completamente y hasta el final las herramientas que se han elegido para arar el propio terreno, las formas para llegar a la sanación.

He aquí porque la ayuda donada tiene que ser afectuosa, intensa, continua, incluso cuando quién la recibe cierra los ojos por el dolor, o quisiera escapar.

Los estímulos por continuar tienen que ser siempre muy sosegados, para que todo sea hecho serenamente y con el entusiasmo de conquistar lo que la sanación permitirá.”

Pregunta:

¿Exista una manera especial para pedir ayuda?

Respuesta:

“Lleva las manos al corazón, mira el Cielo y pídeMe, con palabras simples de niña, todo lo que tu corazón, tu cuerpo, necesita en ese momento, todo lo que tu Alma necesita para ser libre de volar.

Y luego ve serena y alegre, segura de que todo lo que es necesario llegará.

Todo lo que puede hacer fluido tu camino lo llevaré, y nada es imposible a la Luz.

Si eliges de realizar ante todo el diseño de tu Alma, a cada pedido de ayuda, por cualquier cosa, al final di:

– Si esto está bien para mi Alma – .

Y si en lo que pides están involucradas otras personas di:

– Si esto está bien para mí y para estas Almas – .

Si has hecho todo lo posible y tu pedido es intenso, acompañado por un Credo total, es concluida así, permanecerás serena más allá de que ocurra o no cuánto has pedido.

Tendrás la certeza que si tu pedido no es atendido, es porque éste obstaculizaría tu crecimiento, impediría el diseño del Alma, o llegará más adelante, tan pronto como sea más oportuno para ti.”

“… Y mientras juntos iremos a recoger las espigas doradas ya listas para ti, quitaremos también aquello que entre las espigas existe, y que impide a las espigas de crecer completamente, a las flores que entre las espigas están, de florecer totalmente, de donar intensamente su perfume.

No pienses en esto, mira sólo las espigas que tendrás entre las manos, embriaga tu mente con los perfumes de las flores que recogerás Conmigo.

Mientras tú guadañas el trigo, Yo sacaré aquello en el trigo no tiene que estar, aquello entre las flores no puede quedar.

A esto piensa, hace esto, cada vez que descubres que hay algo que quitar.

Si se piensa en lo que hay que quitar, si se trata de quitar aquello no está bien, se pueden arrancar también las flores y las espigas.

Mientras que si uno está atento a recoger las espigas y las flores, si la mirada está allí, si uno se regocija haciendo esto, entonces Nosotros podemos limpiar el trigo y liberar las flores.

Si piensas en lo que hay que extirpar, no puedes coger lo que te es necesario, no podrás saborear aquello que de dulce, de bonito, allí existe para ti, no sabrás alegrarte por el trigo y por las flores.

Esta conciencia es necesaria para comprender que todo existe en la vida, que todo se puede esconder, incluso entre el trigo y las flores.

Pero tú piensa siempre que es tiempo de recoger, así no sufrirás por lo que debe ser quitado.

Recuerda que en realidad, detrás de todo lo que parece no bueno, pueden esconderse campos de trigo llenos de espigas doradas.

Y todavía no conoces el trigo del Alma, por lo tanto ni siquiera las flores del Alma, que junto al trigo puedes recoger.

Y cuando con Nosotros se cosecha, se siembra contemporáneamente, para que vuestras manos se llenen de granos y de espigas doradas, de aquellas que el Cielo os donará.

Quien recoge Nuestro trigo, elije el único alimento del Alma.

Quien elige Nuestras flores, elije conocer las flores del Alma.

Quien elige Nuestras semillas de Luz no puede más que recoger haces de Espigas de Luz, de Amor, de alegría.

Observa cómo para sembrar, el ritmo puede ser dulce y el cuerpo erecto, pero siempre para recoger el trigo, o para preparar la tierra para las semillas, nos debemos inclinar y acercar a la tierra.

Este acercarse a la tierra nos vuelve humildes: he aquí por qué con humildad se prepara la tierra, con humildad se va a recoger.

Si se recuerda que para arar y para recoger estamos inclinados, cuando se siembra se lo hace con esa humildad que en esos momentos se ha conocido.”

“… Estás permitiendo a una parte de ti de desmoronarse, a una parte de ti de fluir aún más: por ello sientes emociones diferentes, a veces incluso contrastantes.

No intestes comprenderlas, solamente escucha lo que están diciéndote, lo que dentro de ti está ocurriendo.

Si quieres comprender, llamas a la mente. Y ella reconstruirá lo que está desmoronando, creará tormentas para obstaculizar aquello que ahora quiere fluirte en ti.

Todo cuánto sea necesario comprender, lo comprenderás con el corazón, en el momento justo.

A la mañana puedes decir a tu Alma, a tu corazón, a Mí:

– Elijo reconocer todo lo que puedo cambiar, aquello que para mí Alma está bien transformar, para mi corazón iluminar.

Elijo hacer todo lo que sea necesario, incluso luchar.

Ayúdame a comprender todo con el corazón, cuando es bueno para mí – .

De esta manera darás a Mí, a tu Alma, la posibilidad de crear situaciones y encuentros para que todo suceda, y sí que tú corras el riesgo de detenerte para comprender con la mente.

Si sientes que la mente desea hablarte, detente y haz silencio.

Sonriendo, escucha aquello que desea decirte, observa todo dentro y fuera de ti: simplemente permaneciendo allí, en silencio. La mente dejará de hablarte, y he aquí que con el corazón comprenderás aquello que en ese momento es necesario que tú comprendas. Sentirás grandes alegrías viendo aquello que se está desmoronando, aquello que está fluyendo, sintiendo que tú eres el artífice de todo esto.”

Extraído del libro: Sanarse y ayudar a sanar

Autora: Satya

Además de estos libros hemos publicado 22 pequeños-e-book:

http://www.suonidiluce.com/es/libros/libros/peque%C3%B1os-e-books/

Pag. Anterior: Satya – Observar el pasado para sanar, comprender, perdonar, amar.

http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4650


Pag. Siguiente: Satya – La expresión del corazón

http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4652

*   *   *

*   *   *

Anuncios

AGHARTAN: Satya ~ Ama toda la creación.

Origen: AGHARTAN: Satya ~ Ama toda la creación.

jueves, 13 de abril de 2017

Satya ~ Ama toda la creación.

 
* * *

*   *   *

 

 
* * *
Sígueme en .:
↓↓↓
GooGle+
* **
* * *
Carl Jung:
Carl Jung:
Carl Jung:
Su visión se hará clara sólo cuando pueda mirar dentro de su propio corazón. Quien mira fuera, sueña… Quien mira adentro, despierta.”.
* * *
Carl Jung
* * *

Carl Jung:

* * *
*      *      *
*   *   *
Compartir 
* * *

 



Satya ~ Ama toda la creación.



Habla con el mundo real invisible




“… Acaricia una roca como acaricias un rostro, besa la tierra como besas una mejilla, acaricia una flor como si fuera un tierno niño que está allí para donarte alegría, acaricia las plantas como a grandes amigos, acaricia el agua como si fuera una amiga tuya, recibe en tus manos el aire y la siéntelo una Criatura.




Con todo expresa Amor en voz alta, expresas tu alegría.




Todas son Nuestras Criaturas, sin distinción: ámalas y habla con ellas.




Y el Cielo te responderá, las estrellas te sonreirán, el mar te hablará, la tierra te contará: todo te amará.




Es así que, sin darte cuenta, entrarás en el Todo, entrarás en el Universo.




Habla con el Todo, interaccionas con el Todo: te volverás Todo, entrando en el Todo.




Y vendrá el tiempo en el que ya no servirán palabras ni sonidos: sentirás las palabras y los sonidos de lo que te rodea, y todo comprenderás.”







Pregunta:




¿Por qué puede ayudarme hablar con este mundo todavía invisible para mí?




Respuesta:




“Esto puede ayudarte mucho cuando llegue algo que pueda turbarte, que pueda hacerte quitar la mirada del Cielo.




Intenta este experimento: cuando sientas una nota llegar, una palabra, un eco que pudiera turbarte, inicia a cantar, y habla con todo lo que te rodea.




Cuando una suceda algo que pueda traerte dificultades, sufrimientos, mira a tu alrededor para ver dónde y a quien puedes expresar tu Amor, donar tu Luz.




Si nadie existe allí, habla en voz alta con todas las Criaturas que te circundan, con todo lo que expresa vida, dentro y fuera de tu casa.




Si harás esto, vivirás ya en el mundo real, en la alegría, en el Amor.




Y verás cuánto todo se volverá más simple.




Canta niña, y vivirás en la alegría, en la Luz, en el Amor: esto es lo que tu Alma ha elegido vivir.”







Pregunta:




¿Pero estas expresiones dónde van?




Respuesta:




“Quedan impresas en el mundo real invisible que te rodea.




Cuando una parte de la Esencia ha emergido en la Luz, nada ni nadie puede reprimirla, ni sacarle los colores o la Luz.




Aunque si un ‘Corazón’, como Alma libre, elige de no hacer resplandecer ya sus colores, donar su perfume, ni siquiera en ese momento aquello que ha surgido en la Luz podrá desvanecerse, aquella parte de su Esencia desaparecer, ni sus flores sofocar, porque existe la imagen impresa en el mundo real invisible.




Y está también está impresa en los ojos de quien ha visto aquella parte de Esencia, aquellos colores, ha recibido ya el perfume de aquellas flores.




Naturalmente cada Alma es libre de continuar o no a donar su perfume, sus colores, su Luz, pero no puede esconder, ni reprimir, lo que ha surgido en la Luz.




Esta conciencia te ayudará a vivir con responsabilidad, sabiendo que todo lo que piensas, deseas, expresas, cada acción tuya, queda impresa en el mundo real invisible.




Allí también van todas las intenciones, los pensamientos, lo que las acciones crean, aunque estas no sean de Luz, no sean de Amor.




Y recuerda que en el tiempo, los pensamientos, las intenciones, de cualquier tipo ellas sean, se concretan.




Recuerda la potencia de las visualizaciones, de las oraciones: ellas pueden crear magias bellísimas, alquimias inimaginables.




Pero recuerda también cuánto puede crear lo que no es de Luz, no es de Amor.




Muchas veces la enfermedad es la concretización en el cuerpo de un sólo pensamiento.




Y esto es sólo un ejemplo.”







– Toma en tus brazos tu Niña interior




Pregunta:




Soy consciente que me comporto siempre de manera teatral, pero no logro cambiar.




Respuesta:




“Es tu Niña interior que te empuja a actuar así. Es esta Niña que todavía no siente a una madre cariñosa, no siente una guerrera fuerte que la protegerá.




Sabes que dentro de ti existe la Esencia de la Niña luminosa, pero también existe aquella niña que todavía no ha tenido todo el espacio que necesita, no ha recibido todo el Amor y las atenciones necesarias, no puede expresarse todavía totalmente.




La Niña interior necesita sentir las atenciones de un padre y una madre cariñosa, de los guerreros fuertes que toman entre sus brazos a los niños, necesita ver en ellos los faros que la saben guiar.




Si esto no sienten, no ven, no pueden manifestarse como son, porque no sienten el Amor que necesitan. No pueden sentirse protegidos para poder así dejar ir cada temor, y correr despreocupados y felices por los prados.




Puedes recibir Amor o ayudas de muchas personas, pero siempre existe el momento en el cual, por tu Niña interior, tú tienes volverte padre, madre, guerrera. Sólo así tu Niña saldrá y se manifestará, de otro modo es obligada a crear otras cosas para no salir a la luz del sol o para llamar la atención.




Si siente el calor del Amor paternal y materno, unido a la fuerza, dirá:




– Tengo una mamá que me ama, tengo un papá que me protege, tengo un guerrero fuerte que me defiende, tengo un faro que ilumina todas mis noches –.




Y es así que luego esta Niña recibirá mucho más el Amor de otros padres, de otras madres, de otros guerreros, de otros faros, y aceptará con alegría todo lo que los otros le donarán.




Es así que será simple, espontánea, se volverá una Niña luminosa.




Y esto es indispensable, porque es la Niña que está en ti que se manifestará si podrá ser alegre.




Con esta Niña podrás caminar serena por el mundo, ayudando, amando, sin dispersar ni agua ni tiempo, sin buscar otras cosas para recibir aquello que necesitas.




Es siempre esta Niña libre que manifestará la Luz, que donará el Amor, que recibirá el Amor que llevaré, que te donaré, si le permitirás de tener los brazos abiertos y extender las manos hacia Mí.




Deja libre tu Niña, llévala a jugar Conmigo, y todo correrá, fluirá, dentro y alrededor de ti.




Ama con Amor puro y ello te ayudará a comprender a la Niña que está en ti, te ayudará a comprender cómo amarla, como dejarla libre.




Ella luego te ayudará a comprender cómo amar, cómo ayudar, cómo tener cándido el corazón.”







Pregunta:




Soy feliz del Sendero que estoy recorriendo y camino serena, pero a veces siento un estado de ansiedad inexplicable…




Respuesta:




“Es siempre la Niña que está en ti, que teme a veces de no poder jugar mientras tú estás aprendiendo en la escuela de la vida que está ayudándote a crecer.




Es la niña que teme de no hacer bien las tareas.




Tranquilízala, naturalmente confirmando que estás en escuela, pero dile que ésta es una escuela dónde se puede jugar, se puede cantar.




Dile que si no sabe expresar enseguida cuánto estás aprendiendo, nada ocurre, y que por lo tanto no tiene que tener ningún temor, ni de no hacer bien las tareas, ni de no saber expresar.




Con Amor tranquilízala y también empújala, ayudándola a comprender que aquello que se te pide hacer, expresar, no expresar, conquistar o dejar ir, ella puede hacerlo, porque nunca se pide nada que no se esté listo para hacer.




Dile que Yo sonrió siempre, que todo comprendo, que cuando está cansada, la tomo entre mis brazos, cuando le cuesta hacer algo, la ayudo haciendo todo junto a ella.




Con Amor, empuja a tu niña para que haga siempre inmediatamente todo lo que el camino, la vida, exigen, sintiendo que en ese momento está lista para hacer, para ser, para expresar.




Con aún más Amor, con aún más dulzura, tranquilízala, diciéndole que Yo siempre comprendo todo, comprendo por lo tanto también las pausas, los errores, las no atenciones, y que la amo ininterrumpidamente.”










Extraído del libro: Estoy a tu lado

Autora: Satya

Además de estos libros hemos publicado 22 pequeños-e-book:

http://www.suonidiluce.com/es/libros/libros/peque%C3%B1os-e-books/
















Pag. Anterior: Satya – Elévate al cielo.

http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4385




Pag. Siguiente: Satya – Camina con entusiasmo, vive todo como un juego, sonríe, …

http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4387


* * *