KRULIANs, Antártida, paraíso, bajo el hielo, X,

Origen: KRULIANs: Antártida, paraíso bajo el hielo. X

domingo, 10 de noviembre de 2019

Antártida, paraíso bajo el hielo. X

* * *

Antártida, 
paraíso 
bajo el hielo. 
X

– Habéis pedido mi opinión, y, lo que pienso del tema contactismo, y, extraterrestres.

Realmente, soy una persona racional, pero, en igual medida, creo que nada ocurre por casualidad. 
Dada mi profesión, quizás vea más el lado psicológico del fenómeno, que la cuestión física.

En todo caso, creo, que hay una parte folclórica del fenómeno, y otra, más seria y trascendente.

Creo que hasta el año 1952, los avistamientos ovnis, son, en su mayoría, prototipos nazis, que, tenían su base en la Antártida, tal y como nos ha contado Hans, y, han ratificado, Esteban y Brandan.

Resulta sospechoso que Adamski, Menger, Angelucci, y, otros tantos de su época, reproduzcan expresamente, los modelo Haunebu, de los alemanes. 
A mi entender, creo, que, detrás de todos estos contactados, están los servicios secretos americanos, que, intentaban desviar la atención de la base 211, y, la llegada masiva de otras civilizaciones, al momento de estallar la bomba de hidrógeno.

Me gusta el contacto que tuvo Daniel Walter Fry, el científico de la NASA, que contactó con el tal Alan, descendiente de los antiguos pobladores de nuestro planeta, y que, tuvieron que emigrar, después de producirse el conflicto nuclear que acabó con la Lemuria, y la Atlántida. 
Según Alán, ellos habían salido del planeta, hacía 30.000 años, y, ahora, regresaban. 
Curiosamente, Von Braun, el director del programa Apolo, y Albert Einstein, declararon en su momento, que los extraterrestres habían salido de la Tierra, hace 30.000 años, y, no creo que estos señores fueran precisamente unos visionarios.

El contenido del contacto de Fry, es científico, y, menos contaminado, por las cuestiones religiosas. Además, la nave que muestra Fry, no es la dichosa Haunebu, sino, otra muy distinta, con una línea aerodinámica, perfectamente diferenciada.

No puedo saber si Fry tuvo o no contacto con esta entidad del espacio. 
Quizás toda sea una mentira, pero, si tengo que quedarme con alguno de los contactados de ese tiempo, me quedaría con este científico.

Me gusta el contacto de Elizabeth Klarer. 
Como en el caso anterior, sea verdad o no, el contenido de su mensaje es más lógico, más científico, y, más racional, y no lo mezcla con figuras religiosas, o angélicas. 
También tengo que valorar que sus fotos tampoco tienen pinta de haber sido manipuladas.

Desde luego, tengo que quitarme el sombrero, por María Orsic, pues entregó mediante vía contacto, una tecnología, real y asombrosa, además, su mensaje no adoctrina, de hecho, tuvo problemas con la Gestapo, cuando no quiso emplear la tecnología de sus Vril, a la lucha armada. 
Me parece admirable su humildad, al desaparecer, sin sacar provecho alguno, de su contacto.

La historia de Hermana Thedra es infumable, al igual que su mensaje, aunque tengo que reconocer que su historia vino bien para definir el término psicológico de la “Disonancia cognitiva”.

Si me preguntáis por la existencia, o no, de un Comando Solar, pues, yo creo, que la experiencia de Hans, es real, y de una, u otra manera, tuvo que haber alguna forma de entendimiento, entre las civilizaciones intra-terrenas, y, extra-terrestres, con el objetivo de hacer desaparecer la energía atómica. 
En este sentido la historia del aviador Mel Noel no deja lugar a dudas, en la media que tanto aquel soldado como otros tantos científicos y aviadores de aquellos años desaparecieron para ayudar a ese propósito antinuclear. 
Lo del comandante Ashtar Sheran me parece un cuento de hadas montado por la imaginación de Van Tassel, aunque su intuición de la existencia de un comando fue profética. 
Que el tal Ashtar termine siendo el propio Arcángel San Miguel en boca de Siragusa, reitera la imposibilidad de separar la doctrina cristiana del fenómeno extraterrestre y convertirla en jerga pseudo religiosa.

Yo creo incluso que hay multitud de civilizaciones que nos han visitado a lo largo de la Historia. 
Creo asimismo que hemos sido creados por alguna de estas civilizaciones y mejorados en el transcurso de los años sucesivos.


Creo que hay seres menos evolucionados que nos visitan e incluso que han establecido pactos con determinados poderes humanos y otra categoría de seres interdimensionales de una evolución impensable para nosotros.

Y, por último, creo que Henry, el padre de Sami nos da la clave en su filosofía, al afirmar que las cosas ocurren, no por voluntad de uno u otro, sino porque así está previsto por la Suprema Inteligencia.

Vi que se entornaban los ojos de alguno de los presentes.

– Juan. Esto último que has dicho de la Suprema Inteligencia no lo he entendido 
-Dijo Anette-


– Sin duda no me he explicado bien. Voy a contaros una pequeña historia que me tocó vivir.


– En los primeros meses del año 1987 los chamanes de los indios Hopi esperaban la llegada de los katchinas. 
Viajeros espaciales que visitaron a los ancestros de su raza. 
Los indios Hopi, en Arizona, afirman que sus antepasados fueron visitados por seres que se desplazaban en escudos volantes, y, dominaban el arte de cortar, y transportar, enormes bloques de piedra, así como de construir túneles e instalaciones subterráneas.

– De acuerdo con la tradición hopi, la historia de la Humanidad, está dividida en períodos que ellos denominan «mundos», los cuales están separados entre sí, por terribles catástrofes naturales: el primer mundo, sucumbió por el 
fuego, 
el segundo por el 
hielo, 
y, el tercero, por el 
agua. 
Actualmente, vivimos en el cuarto mundo. 
Y, en total, la Humanidad, deberá recorrer, siete. 
Tal y como describió en su día Andreas Faber Kaiser, un excelente investigador español, la memoria tribal de los hopi, se remonta a la época del tercer mundo, cuyo nombre era 
Kasskara. 
Este era el nombre, en realidad, de un inmenso continente, situado en el actual emplazamiento del océano Pacífico. 
Pero, Kasskara, no era la única tierra habitada. 
Existía también el «país del Este». 
Y, los habitantes de este país, tenían el mismo origen, que los de Kasskara.

– Los habitantes de este otro país, comenzaron a expandirse, y, a conquistar nuevas tierras, atacando Kasskara, ante la oposición de ésta, a dejarse dominar. 
Lo hicieron con armas 
potentísimas,
imposibles de describir.

– Tan sólo los elegidos, los seleccionados para ser salvados, y, sobrevivir en el mundo siguiente, fueron reunidos bajo el 
«escudo». 
Los proyectiles enemigos, reventaban en el aire, de modo que los elegidos, colocados bajo el «escudo», quedaban indemnes. 
Repentinamente, el 
«país del Este», 
desapareció por alguna causa desconocida, bajo las aguas del océano, y, también Kasskara, comenzó a hundirse paulatinamente.

– En este momento, los katchinas, ayudaron a los elegidos, a trasladarse a nuevas tierras. 
Este hecho, marcó el fin del tercer mundo, y el comienzo del cuarto.

– Es preciso aclarar que, desde el primer mundo, los humanos estaban en contacto con los katchinas, palabra que puede traducirse por «venerables sabios». 
Se trataba de seres visibles, de apariencia humana, que nunca fueron tomados por dioses, sino solamente como seres de conocimientos, y, potencial superiores a los del ser humano. 
Eran capaces de trasladarse por el aire a velocidades gigantescas, y de aterrizar en cualquier lugar. 
Dado que se trataba de seres corpóreos, precisaban para estos desplazamientos, unos artefactos voladores, unos 
«escudos voladores».

– Hoy en día, los katchinas, ya no existen en la Tierra. Las danzas katchinas, tan conocidas hoy en Norteamérica, son representadas por hombres, y mujeres, en calidad de sustitutos de unos seres realmente existentes antaño. Los katchinas podían, en ocasiones, tener un aspecto extraño, siendo así que, originariamente, se solían confeccionar muñecas katchina para que los niños se acostumbraran a su aspecto. 
Hoy en día, estas muñecas se fabrican, preferentemente, para los turistas y coleccionistas.

– La población, de acuerdo con el recuerdo tradicional de los Hopi, llegó a la nueva tierra, por tres caminos diferentes. 
Los seleccionados para recorrerla, inspeccionarla y prepararla, fueron llevados allí por aire, a bordo de los escudos de los katchinas. 
El gran resto de la población, tuvo que salvar la enorme distancia, a bordo de barcas. 
Y, cuenta la tradición, que este viaje se efectuó a lo largo de un rosario de islas que, en dirección noreste, se extendía hasta las tierras de la actual América del Sur.

– La nueva tierra, recibió el nombre de Tautoma, que viene a significar «la tocada por el rayo». 
Tautoma fue también el nombre de la primera ciudad que erigieron, a orillas de un gran lago. De acuerdo con los conocimientos actuales, Tautoma se identifica con Tiahuanaco, mientras que el lago corresponde al 
Titicaca, 
en la frontera actual de Perú con Bolivia.

– Posteriormente, un cataclismo convulsionó a la ciudad, destruyéndola, motivo por el cual, la población se fue desperdigando por todo el continente. 
Durante un largo período de tiempo, estos hombres, procedentes del Pacífico, se fueron repartiendo en grupos, y clanes, por los dos subcontinentes. 
Algunos de estos clanes, iban en compañía de los katchinas, quienes, a menudo, intervinieron para ayudarles.

– Mucho tiempo después de estas migraciones, todavía había clanes que seguían conservando las antiquísimas doctrinas. 
Estos clanes, se reunieron, y, construyeron una ciudad «de importancia trascendental, que recibió el nombre de 
“la ciudad roja”», 
a la que se identifica con 
Palenque, 
en el Yucatán mexicano. 
En dicha ciudad, fue establecida la escuela del aprendizaje, cuya influencia, todavía puede descubrirse en algunos Hopi.

– Los maestros de dicha escuela, eran los katchinas, y, la materia de enseñanza, estaba compuesta, esencialmente, por cuatro apartados:

1. Historia de los clanes;

2. La naturaleza, las plantas y los animales;

3. El hombre, su estructura, y su función física, y psíquica;

4. El cosmos, y, su relación con el hacedor.

– Tras un posterior período de numerosos enfrentamientos entre las ciudades establecidas en el Yucatán, sus habitantes, abandonaron la zona, y, re-emprendieron la migración, hacia el norte. 
Durante aquella turbulenta época, los katchinas abandonaron la Tierra. 
Los pocos clanes que han seguido manteniendo vivo el antiguo saber se juntaron más tarde en 
Oreibi, 
siendo ésta la razón de la especial importancia de este lugar.

– Estos extraterrestres poseían artefactos voladores, y, un enigmático escudo, que rechazaba a los proyectiles enemigos, a elevada altura. 
Eran, además, capaces de engendrar niños en las mujeres, sin mediar contacto sexual. 
A todo ello, hay que sumar las habilidades que los humanos aprendieron de los katchinas, la más importante de las cuales, fuera quizás el corte, y transporte, de enormes bloques de piedra, y, en relación con ello, la construcción de túneles, y de instalaciones subterráneas. 
Los Zuñi, son otro pueblo hermano de los Hopi. 
Los zuñi, cuyos templos son cámaras ceremoniales subterráneas, conservan el culto de la serpiente emplumada como deidad celeste, lo que indica el origen mexicano de ciertos elementos de su religión, al enlazar directamente con la imagen y culto de Quetzalcóatl (identificado con Kukulkán y Gucumatz) que fue también serpiente emplumada, y voladora, corroborando así en cierta forma, las narraciones de los hopi, que afirman haberse establecido durante un tiempo, en el área del Yucatán.

– Los mismos zuñi, rinden igualmente culto, a los katchinas, para ellos mensajeros, e intermediarios, entre las deidades del cielo, y el ser humano. 
Con lo cual se identifican prácticamente con los seres —emisarios o mensajeros de la divinidad— 
que en los textos bíblicos, actúan bajo el concepto de ángeles.

– Estos seres extraterrestres son los mismos que recogen la tradiciones egipcia y sumeria. 
Serían por tanto Ra, Osiris, Isis o bien Anu, Enki o Enlil. 
Los textos sumerios les llama Anunnaki.

– Los textos antiguos de los Hopi hablan del retorno de sus dioses. Antes de su llegada aparecería en el cielo el signo de Quetzalcóatl, que es una mano abierta entre las nubes.

Como bien citan los textos sagrados, estos seres podían reproducirse sin sexo; es decir, eran maestros en inseminaciones genéticas. 
Siendo ellos los que aceleraron al primate antiguo hace medio millón de años para crear el homo-Sapiens.

Los katchinas o Anunnaki son seres de una evolución extraordinaria, que nada tienen que ver con las historias de los contactados de los años cincuenta que nos habéis contado. Ellos son nuestros padres y cuidan de su rebaño.

Según sus tradiciones, una vez que regresaran quedarían 24 años para que se terminara el mundo.

En esos primeros meses del 87 los chamanes de las diversas tribus de Mesoamérica, comenzaron a ver el signo de Quetzalcóatl en el cielo, por lo que dedujeron que estaban llegando.

También en esas fechas el profesor 
D. José Argüelles popularizó lo que se denominó “La Convergencia Armónica” Según la citada tradición en esta fecha los “danzadores del Sol” activarían su aura para iniciar un ciclo de cambio en todo el planeta, que desembocaría en diciembre del 2012, fecha esta, en que acababa un periodo de tiempo del Calendario Maya, a partir de la cual comenzaría un cambio absoluto en nuestro planeta.

Todos conocéis esta fecha pues se popularizó la idea del fin del mundo.

Desde el punto de vista cósmico, la fecha del 16,17 de agosto del año 1987 es decisiva, pues se producen una alineación en signos de fuego de casi todos los planetas. 
Esta conjunción, se da en periodos de cinco mil años, y, habla de elevar la conciencia, y, caminar hacia la paz y el progreso.

Lo realmente asombroso, es que, en la madrugada del día 16 de Agosto de ese año, una nave interplanetaria, se posó sobre la cabeza de un panameño, llamado Máximo Camargo, y le 
abdujeron.

Este hombre analfabeto, se vio derepente, ante tres seres bellísimos, quizás andrógenos, pues no supo distinguir, si eran de uno y otro género, y, el dieron un mensaje, para la Humanidad.

– Yo soy Ramerik; en Egipto me llamasteis Ra, y en la India, Rama, pero soy el mismo personaje, que he regresado como lo habíamos prometido.

– Luego, habló el otro, diciendo 
-Yo soy Quetzalcóatl, vuestro señor, que estabais esperando.

– El tercero, permaneció callado, pero, Camargo creía que se trataba de Isis, la diosa egipcia compañera de Osiris.

– Estos seres, le dijeron que, en el año 89, se producirían un cambio social importantísimo, para el hombre. 
Y, efectivamente, en el 89, con la Perestroika, se desplomó el sistema comunista, y, el cambio afecto a la tercera parte de la Humanidad, tal y como ellos le comunicaron.

– Le dijeron, asimismo, que en el 2012, se produciría tal catástrofe, que retornarían de nuevo como antaño, para rescatar a la Humanidad, y, llevarles a otro planeta.

– Si os dais cuenta, la llegada de estos seres, no responde a la voluntad, o al capricho, sino a fechas, periodos, y posiciones astrológicas precisas. 
Tanto la del 87, que es extraordinaria, como a la del 89, con casi todos los planetas malignos en Capricornio, que impulsó un cambio político de tal magnitud.

– Resulta fascinante comprobar cómo estos poderosos seres, siguen la Ley de las Estrellas, a la que hacía mención Henry, el padre de Samantha.

– Como podéis comprobar estamos hablando de una lógica superior que se mueve de acuerdo a un calendario preciso, no de caprichosos encuentros con supuestos venusianos, mezclados con nazis, con servicios secretos y con paranoicos.
,
– ¡Pero, Juan! 
Estos señores, se equivocaron de lleno con lo del fin del mundo, o el rescate planetario 
-Dijo Bob-

– ¡Buena observación Bob! 
Pero, tu comentario, me da pie para hablar de otra jerarquía de seres, que están al acecho, o, que nos vigilan, estrechamente.

– En el 2012, la Tierra se ponía en una posición cósmica más alineada con el Centro Galáctico. 
Esa posición se había dado hace 13.000 años.

– Sondeando los estratos del suelo, se observaba que, hace 13.000 años, algo, había envestido al planeta, puesto que la fauna, y flora, se veían mermadas drásticamente, por otra parte, las misiones Apolo, habían detectado en la superficie lunar, pequeños cráteres de materia cristalizada. 
Analizaron los mismos, y, vieron que, hace 13.000 años, una fuerte envestida solar, de más de 2.000 grados, había formado dichos cráteres.

– Todos los servicios de Protección Civil de los países desarrollados, habían establecido unos protocolos de intervención, y prevención, para el 2012, puesto que, se esperaban fuertes tormentas electromagnéticas del Sol, que podrían afectar gravemente al planeta. 
En julio de ese año, se esperaba una eyección masiva de material solar, que, viajaba a más de 7 millones de millas por hora, y, podría impactar contra la Tierra. 
Los científicos, creían que tal colisión, probablemente, habría provocado un desastre tecnológico, de escala global. 
Satélites, redes eléctricas, y de comunicación, habrían resultado dañados, e, incluso, se habría puesto en peligro la salud de los astronautas, y las tripulaciones de aviones.

– Como podéis imaginar, si estas noticias salieron a nivel de calle, el pánico de las autoridades, era mucho más preocupante, pues, realmente, esperaban algo muy gordo, incluso se barajaba la idea de una catástrofe global extrema.

– Los seres que visitaron a Camargo, así lo habían predicho, pues su ciencia es infinitamente superior a la humana. 
Y, en ese punto, es, donde entra la actuación de otra jerarquía, de otras entidades superiores a los Anunnaki, o katchinas, pues, en la primavera de ese año 2012, una enorme esfera, penetró en nuestro Sistema Solar, y, atrapó energía del Sol, por espacio de varias horas. 
Esa esfera, era ocho veces mayor que nuestro planeta, y, una esfera de este tamaño, de ninguna manera podría haber penetrado en nuestro Sistema, sin destruirlo.

– Esa tecnología, raya lo omnipotente. 
Sencillamente, es el mayor milagro datado de la historia de nuestro planeta, aunque, lógicamente, las personas de la calle no tienen por qué valorarlo así, ni por supuesto, haberse enterado. 
Pero, cuando los propios satélites de la NASA lo registran, no hay discusión posible. 
En los meses sucesivos, los objetos que intervinieron en el Sol, fueron prodigiosos. 
Supuestas naves de dimensiones planetarias, captaron energía solar, y, emitieron flujos de alguna substancia que, amortiguaron la fuerza destructiva del Sol, para aquel periodo. 
Sencillamente hablando, amigos míos, unos seres superiores, a los que visitaron a Camargo, intervinieron en forma decisiva.

– Reflexionad un poco en el sentido de pensar de que, si ya los Anunnaki, o katchinas, son dioses para los hombres 
¿Quiénes eran estos seres que son capaces de intervenir decisivamente en el Sol?

– Esteban, por favor, pon las imágenes que seleccionamos el otro día para que las vean.

– ¿Quién puede desplegar una tecnología capaz de poner un auténtico escudo en el espacio para prevenirnos de una tormenta Solar? Pero, un escudo, de un tamaño más grande, que el planeta Venus.

– Cuando salieron las imágenes en la pantalla, todos se quedaron alelados. 
Eran personas de ciencia. 
Pero, la fuerza de las fotografías hablaba por sí misma. 
Inconscientemente, todos los rostros se giraron hacia Matt, y Sami. Si Esteban había conseguido aquellas imágenes,
¿Cuántas tenía la NASA? 
Si nuestros dos entrañables amigos, eran técnicos muy cualificados de tal Agencia
 ¿Qué tendrían que decir ante aquellas evidencias? 
¿Serían capaces de romper el secreto profesional al que estaban sometidos ambos?

YOUTUBE – Parte 1 Enorme Objeto Esférico Tomando Energía del Sol

YOUTUBE – Parte 2 Enorme Objeto Esférico Tomando Energía del Sol

Aquí otro link que muestra
  YOUTUBE – Los gigantescos Ovnis que succionan energía del Sol


Matt tenía miles de horas de observación espacial, mucho más que Sami, pues esta última trabajaba más en los modelos matemáticos, pero, Matt, era un observador nato. 

Las miradas inquisitoriales de todos nosotros, seguían mirándole. Él se puso rojo, a la vez que movía nerviosamente el pie, en un extraño baile, que, detectaba lo cohibido que estaba ante aquella conspiración.

– Todos sabéis que tanto Sami, como yo, estamos sujetos a un severo protocolo de confidencialidad. 

Y, no me gusta romper mi palabra. 

Pero, desde que os conocí, Mi vida ha cambiado, ciento ochenta grados. Tanto Sami como yo, hemos tenido que replantearnos todos nuestros valores. 

Fruto de esa reflexión, y, también después de hablar con mi padre, al que he re-descubierto con una conciencia que no conocía, he decidido terminar el programa con el que he venido a La Palma, y, solicitar la baja en la Agencia. No creo que tenga problemas para dedicarme a la investigación, o la enseñanza. Esperaré a que Sami complete su programa, y, luego decidiremos, cual es nuestro futuro. 
He descubierto que trabajar para nuestra nación, la mayoría de las veces, es incompatible con el trabajo que, como seres humanos, debemos rendir a la Humanidad.

Aunque bromeamos permanentemente con la idea de un Comando Solar, yo deseo, siento, que mi vida está ligada a la vuestra, que la tarea que hacéis no puede caer en saco roto, y que, nuestra estancia aquí, es para recoger vuestro ejemplo y enseñanzas para delegarla en nuestro hijo Henry y su generación.

Pero, no me gusta romper mi palabra, por tanto, solo puedo deciros que esas fotos, son extraordinarias, y, son la punta del iceberg de miles de imágenes, y documentos, todavía más comprometedores.

– En cuanto a tu reflexión Juan, Estoy de acuerdo contigo, plenamente, pues, la Agencia no solo ve planetas, estrellas o asteroides. 
Si el ser humano conociese de verdad lo que nos visita, nos rodea, y nos vigila, se volvería cuanto menos, más humilde, y, menos fanático, y otros tantos, locos, al comprobar que los dogmas escritos y transmitidos desde generaciones anteriores no son sino mitos, y mentiras, que someten al individuo al miedo y a la superstición.

Ya estaba respondido, y, a ninguno de nosotros le gusta torturar a los seres queridos.

Fue Norman, quien se levantó y abrazó con cariño a su hijo 
-Estoy orgulloso de ti- 
Luego se giró hacia Sami y la abrazó igualmente.

Como siempre, la nota final, la tuvo que poner Bob, que, poniéndose en pie, en el centro de la sala, gritó:

– ¡Viva el Comando Solar!

– ¡Viva. Viva. Viva! -Gritamos todos al unísono-

Comimos, y dimos un paseo corto, puesto que el calor era asfixiante, además, la calima dificultaba la respiración. Era el día 1 de agosto de este año 2017.

Hacia las cuatro estábamos todos de nuevo sentados frente al televisor. 
Yo le pedí a Esteban, que reprodujera los videos de la Nasa que teníamos previstos, a fin de que todos vieran el milagro de la intervención de estos seres en nuestro Astro.

Aquello era incontestable, todos estaban admirados.

– Lo que resulta aún más admirable, queridos amigos, no es tanto la llegada de estos seres, sino el hecho, de que estuviera previsto por los Mayas 
¿Cómo podían saber ellos los periodos y las conjunciones del calendario solar que esculpieron en piedra? ¿Quién le había transmitido tales conocimientos? 
Pues, era impensable que este pueblo, por sí mismo, lo supiese, habrían necesitado salir al espacio, y otras formas de medición cósmica, que de ninguna manera poseían.

– Antes me habéis preguntado lo que era la Suprema Inteligencia para mí. No creo que nadie pueda explicarlo, pero voy a hablaros de su lógica.

– Entre mayo, y junio, de 2011, ocurrió una perfecta conjunción múltiple cerca del Sol, entre la Tierra, Mercurio, Marte, Venus y Júpiter, y, también con Saturno, aunque un poco escorado, y, con la luna, en cuarto menguante. 
Se trata de una coincidencia astronómica, que sólo sucede cada miles de años, y que, recibe el nombre de 
“Espada de Dios”

– La “Espada de Dios”, es un alineamiento citado en muchos textos antiguos, al que se atribuye 
“el fin de los tiempos”, 
el 
“Comienzo del Juicio de Dios, a los hombres” ,
y, la transformación hacia una nueva era. 
Algunos autores afirman que este acontecimiento astronómico, sucedió por última vez, hace 13.000 años.

– En diciembre de 2011, surgió una noticia que pasó inadvertida, acerca de una nueva interpretación de las Profecías Mayas, proporcionado por el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia de México), por la cual en 2012, no iba a ocurrir ningún desastre, sino, el retorno de una deidad maya. 

El dios Bolon Yokte, que regresaría al término de una era, y, al comienzo de otra, era un dios vinculado a la creación, que participó en el comienzo de la actual era. 

Según otras traducciones, sería el retorno de Bolon Yokte Ku. En cuanto a los Mayas, debemos hacer mención de Hunab Ku, el mayor de sus dioses, considerado el “único dios vivo y verdadero”, y, que era el centro de la Galaxia, y, a la vez, el corazón y la mente del Creador.
,
– Si os dais cuenta, los Mayas consideraban varias deidades, pero, concebían a la Suprema Inteligencia como el Centro de la Galaxia, algo tan abstracto como un punto o como un corazón o una mente.

– Ellos sabían que entre el 2011, y 2012, nuestro sistema se alineaba con esa Suprema Inteligencia, y, por tanto, su mayor dios actuaría.

– Si en el 1987, vino Quetzalcóatl, Ra e Isis, los dioses egipcios-anunnaki, anunciando lo que habían sondeado con su ciencia, sobre la posible evacuación de la raza humana, para el 2012. En esa fecha fatídica, otra jerarquía más poderosa, que los Mayas, identifican como Hunab Ku, o Centro de la Galaxia, intervino con su magnífico poder, alterando el flujo de las eyecciones de nuestro Sol, que nos habrían destruido, probablemente.

– Y, ahora, queridos amigos, me gustaría conocer vuestra opinión, respecto de los extraterrestres de los años cincuenta, y, los que ahora os estoy presentando. 

Los primeros irrumpen por su voluntad en un momento preciso para salvar al planeta de la energía atómica. 

Otros tantos, son una pura invención de los Servicios Secretos, por no citar las naves nazis de la Antártida. 
Y, estos últimos, que vienen cuando tienen que venir, y no desactivan misiles atómicos, sino el propio Sol. ¿Os parecen los mismos?

Bob, como era su costumbre, introdujo su comentario habitual:

– Cuando te oigo hablar, querido Juan, veo a Henry, el padre de Sami. Habláis de leyes universales, de Suprema Inteligencia y de causas profundas que mueven los hechos materiales que ven la mayoría de los humanos. 
Yo creo que cada uno percibe la aparente realidad de acuerdo a su inteligencia. 
Hay una verdad para iniciados, y otra, para ciegos. 
Yo tengo que agradecerte, en nombre de todos, de tenerte como un amigo.

– A mí me gustan más tus extraterrestres que los que investigamos de los años cincuenta, entre otras cosas, porque aquellos son una pura invención de neuróticos y fanáticos religiosos y de los servicios secretos.

Todos estaban de acuerdo. 
Todos nos sentíamos liberados de una carga heredada de mentiras y de manipulaciones de sectas, autoridades y religiosos.

De repente, habíamos rejuvenecido, pues, podíamos afrontar el futuro sin prejuicios, sin cargas doctrinales, abiertos a las computadoras, a las magnitudes cósmicas, y a entidades extraterrestres, que no iban a misa, ni tenían que confesarse, ni avalar las profecías de la Virgen, o del iluminado de turno. 

Ahora, nos sentíamos más próximos a Henry, el hijo de Sami, y Matt, que desde la cuna, nos miraba con una radiante sonrisa, de felicidad.

… FIN

ANTERIOR Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. IX

SIGUIENTE Varios/Otros – Tensiones.

* * *

* * *

KRULIANs, Antártida, paraíso, bajo el hielo, IX

Origen: KRULIANs: Antártida, paraíso bajo el hielo. IX

domingo, 3 de noviembre de 2019

Antártida, paraíso bajo el hielo. IX

* * *

Antártida, 
paraíso 
bajo el hielo. 
IX

Siguiendo con el tema, aquí otro extracto…

– Como con todos los textos que publicamos; cada uno tomará lo necesario.

TDLL

Después de las risas, y, con la camiseta puesta, íbamos a retomar los hábitos ya adquiridos en todos nuestros coloquios, pero, Geny, la Teacher de inglés, levantó la voz.
,
– No sé porque me pasa, siempre, a mí. Seguro que, al impregnarme de tanta historia extraterrestre, luego paso unas noches tremendas, metida entre platillos volantes, ángeles caídos, venusinos, marcianos, y, otros tipos raros.

– Esta noche, he tenido, una experiencia terrible. 

 
Ahora, al recordarlo, me pongo de nuevo, a temblar. 
 
Seguramente, al escuchar el otro día lo del tal Ashtar Sheran, me vi inmersa, en una tremenda batalla, que, varias civilizaciones del espacio, mantienen permanentemente, desde hace milenios. 
 
Al parecer, debe haber dos confederaciones de mundos enfrentadas entre sí. 
 
Yo vi, que no eran, unos buenos, y otros malos. Más bien, entendí, que eran dos modelos de evolución distinta, aunque ambos bandos, tienden a la perfección, pero, el enfrentamiento, a veces, y, a lo largo de su historia, ha sido sangriento. 
 
Incluso, han desaparecido civilizaciones enteras, en dicha contienda. 
 
El problema, es, que una de las facciones, había conseguido un arma tan terrible, que la otra, estaba aterrorizada, pues, no tenían defensa contra ella. 
 
Al parecer, por lo que pude entender, habían desarrollado una tecnología, capaz de introducir, a sus enemigos, en una especie de vacío atemporal, donde el alma del sujeto, podía permanecer por cientos, o, miles de años, sin poder moverse. 
 
Una vez en ese vacío, todos los mecanismos físicos, y astrales, se paralizaban, y, no se podía salir, incluso reencarnar. En el sueño, sentía que me iban a atrapar, y, que introducían en uno de esos vacíos atemporales, y no regresaba. 
Menos mal que era solo un sueño.

– ¡Demonios Geny! 
Pues tiene que ser terrible que te cojan esos puñeteros 
-Dijo Brandan-

– No sé cómo trasladaros la sensación, pero si efectivamente alguna civilización consigue tal tecnología, sencillamente, someterían a los seres vivos de este universo, a la nada, a la inexistencia. Yo veía que no se podía sentir, soñar, imaginar o emocionarse. Se paralizaba todo como si de repente te volvieras una roca de granito.

Curiosamente, Sami, que casi nunca comentaba nada, y, que permanecía siempre atenta, a cuanto se comentaba en las reuniones, rompió su silencio.

– Geny. Lo que has soñado es algo extraordinario. No tanto por el hecho de que exista, o no, esa batalla, y, esas facciones, sino por el sentido de tu sueño.

Tengo que deciros, queridos amigos, que el trabajo que desarrollo para la NASA, tiene que ver con un concepto, por el momento, teórico, pero, perfectamente probado desde el punto de vista matemático. 
Voy a intentar explicarlo con palabras sencillas.

La única dimensión real es “El tiempo”.(?)
 
 Si no existe el tiempo, nada se puede manifestar dentro del mismo. 
 
Ni el espacio, ni la materia. 
 
El tiempo tiene tres dimensiones perceptibles: 
El pasado, 
el presente 
y el futuro. 
Y estos tres conceptos están íntimamente ligados, a la 
fuerza de la gravedad. 
 
Grandes concentraciones gravitatorias ralentizan el tiempo, y, las pequeñas concentraciones, aceleran el tiempo; o, bien, liberan su capacidad de expandirse. Pero, en la ecuación del tiempo, desde el punto de vista matemático, existe “El no tiempo”, Es decir, la nada.

Imaginad una tela elástica que estiráis con fuerza. Esa tela es el tiempo. Pero, si seguís estirándola, llegará un momento que se formaran agujeros. Esos agujeros, poseerán una enorme fuerza de gravedad, pues, siempre, tenderán a juntarse con la tela que habéis extendido. Bien, pues, esos agujeros, en teoría, serían “El no tiempo”, o, lo que es lo mismo, y ha comentado Geny. Cualquier elemento que entre en los mismos, sencillamente, no existiría.

Como os he dicho, hemos conseguido localizar matemáticamente esos vacíos. 
 
Incluso, tenemos indicios, de su existencia, por las anomalías que, determinados espacios de nuestro universo, manifiestan. 
 
Pero, todavía no hemos podido acceder a ellos. Además, si efectivamente existen, ¿Qué podríamos enviar para entrar en ellos? Pues, por la una lógica elemental, lo que entra, sencillamente, dejaría de existir, y, por tanto, no retornaría para contarnos, lo que ha visto, o testado.

Lo que has soñado, Geny, sencillamente es la expresión de las investigaciones que mi quipo y yo estamos realizando.

Lo que es más asombroso, es, que no tenemos un metro, un medidor, o una herramienta, para localizarlos, pero, al igual que tu, hemos comprobado que determinados sujetos en trance, consiguen localizar puntos en el universo, que coinciden con el sondeo teórico, y el modelo de simulación que aplicamos a dichos vacíos.

Tu sueño amplía la idea de que esa raza tiene que emplear métodos psíquicos, o energías sutiles, para localizarlos.

Os confesaré otro secreto. 
 
La tesis que desarrollé en mi doctorado, y, por la que fui contratada por la NASA, está basada en las enseñanzas de mi padre. Yo no podía decir que mi padre era Astrólogo, pues, la Astrología para un científico, es cosa de brujas. Pero, como bien os ha contado Bob, Henry, mi padre, además de ser un gran astrólogo, era un ser iluminado. Yo aprendí a levantar una carta natal, antes que a leer, y escribir.

Él me decía que la clave no solo estaba en los cuerpos celestes, y sus influencias, sino, en la geometría. 
 
Mi padre era genial. Lástima que no esté aquí entre nosotros, pues lo entenderíais. Me hacía calcular los puntos medios entre planetas y cuerpos celestes – Mira Samantha -Repetía- Hay puntos en las trayectorias de los aspectos planetarios, donde no hay acción
– En estos puntos, los planetas pierden su actividad. Cuando estaba en la carrera, seguía hablándome de “Ondas escalares”, o, puntos neutros entre dos fuerzas que se oponen. 
Él me decía, que esos puntos teóricos, sin fuerza, eran la entrada a otra dimensión. 
A otro espacio tiempo.

Cuando me doctoré, desarrollé un modelo informático, y matemático, basado secretamente en sus teorías, y, simplemente, funcionó. 
Si hubiese dicho al tribunal que evaluó mi tesis, que eran teorías de un simple astrólogo, me habrían expulsado de la Universidad.

– No hija, no. Nada de un simple astrólogo. Henry era el astrólogo de la Reina. Fue el que predijo e hizo ganar la Guerra de las Malvinas, e inspiro grandes decisiones de Estado.

– Efectivamente, Papá, Como antes he dicho, era genial, además, tenía el don de la humildad. Buscaba siempre la eficacia y los resultados, y, siempre estuvo en segunda línea.

– Henry, al que quise siempre más que a mis propias hermanas, era un ser del futuro. El no encajaba entre nosotros, que éramos mediocres e incapaces de entenderle, pero, él lo sabía, y, nos trataba como sabios. 
 
Jamás nos dejó elaborar ningún sentimiento de tristeza, y, elevó nuestra auto-estima hasta el día de su marcha. 
 
Y, aunque lo creáis o no, Henry, tu padre, mi amigo y hermano esta ahora encarnado en tu hijo. 
 
Ya sé que no puedo probarlo, pero, simplemente lo sé, y basta. Lo sé, porque ese pequeño tiene la misma mirada que mi amigo, lo sé, porque mi corazón se llena de gozo cuando lo acuno, y le acarició. Lo sé, porque oigo su voz en mi alma cada vez que le beso. Queridos amigos, nuestro pequeño Henry será un genio, como lo fue en su vida anterior, y, ni el propio diablo puede convencerme de lo contario.

Bob era simplemente un corazón con patas, y a veces, cuando desconectaba su estudiado cinismo, emergía un ser maravilloso que se había ganado el amor de todos nosotros.

Fue bueno conocer en que estaba metida Sami, y mucho mejor que se sincerara con nosotros, puesto que, tanto ella, como su esposo, tenían un contrato de confidencialidad que de ninguna manea podían romper. Bien es verdad que no había revelado nada esencial, además, jamás la habríamos entendido, pero, sí que expresó una idea que podía representar un punto de partida para adentrarse en conceptos que nos superaban a todos pero que barajaban conceptos nuevos de la Física, y del Universo. 
 
Era una bendición escuchar el sueño de Geny y las ideas de Sami, sin que se le acoplaran insensateces de Dios, espiritualidad, seres angélicos y otras monsergas con los que nos habían bombardeado a todos nosotros. Era una bendición tener en aquella reunión a nuestra generación reflexionando y liberándose de dogmas y a la siguiente generación hablándonos de conceptos de Física Cuántica, de dimensiones atemporales y de ondas escalares.

Vimos entonces que nuestras investigaciones eran esenciales, pues Sami y Matt, dos extraordinarios hombres de ciencia, sabrían a través de nosotros, lo que no se debe hacer, lo que no vale, o lo que está contaminado por la inercia de generaciones pasivas y desmotivadas, que construyen dogmas de las mentiras y de la imaginación de unos insensatos.

Esteban y Brandan estaban ya asumiendo su papel. Fue el irlandés el que comenzó a hablar y Esteban el que tecleaba el ordenador y la televisión.

– Bueno amigos, hemos estado elaborando un pequeño dossier de los hechos más representativos de los años cincuenta para que los conozcáis y para proceder a su entierro definitivo. La verdad es que hay tanta materia, que tememos que dejaremos más fuera que dentro, pero había que resumir y a riesgo de no ser eficaces vamos a hablaros de los casos más notorios de aquellos años, relacionado con el mundo de los extraterrestres.

– Antes de abordar el próximo personaje tengo que informaros que alrededor de los años cincuenta se pone en marcha un programa secreto, utilizado por el FBI y la CIA. 
 
El MK-ULTRA, 
se había creado como continuación de un programa anterior conocido como BLUEBIRD. 
 
Originalmente 
BLUEBIRD 
fue concebido, para contrarrestar los avances soviéticos en tecnologías de lavado de cerebro. 
 
El proyecto costó unos diez millones de dólares, y en él, participaron numerosos científicos de las principales agencias de investigación, Institutos tecnológicos, y Universidades más prestigiosas del país. Como sus predecesores, el MK-ULTRA era otro de los múltiples proyectos de la Agencia norteamericana para enfrentarse a la Unión Soviética durante la “Guerra Fría”. 
El experimento se basaba inicialmente en la narco-hipnosis, o la combinación de drogas, y, una cuidada programación hipnótica. El MK-ULTRA, No era, ni más ni menos, que un proyecto destinado a conseguir el control de la mente. 
¿Con qué finalidad? 
Se apuntan varias tesis, por un lado, está el interés en obtener información de los espías enemigos, y, prisioneros de guerra, por otro lado, crear “súper soldados”, que no revelen secretos, y, por último, y este es el que más encaja en la “teoría de la conspiración”, crear asesinos que no saben que lo son, que se “activan”, a voluntad de quien los domina, y, son incapaces de recordar lo que han hecho, y porqué.

– Se formó un equipo de trabajo en la CIA que pudiera viajar, en cualquier momento a cualquier sitio. Su tarea era probar nuevas técnicas para interrogar, y asegurarse que las víctimas no pudieran recordar nada de ese interrogatorio. Se probaron toda clase de drogas, desde marihuana a LSD, heroína y pentotal, también llamada la droga de la verdad.

Este programa fue usado en igual medida con los famosos contactados de aquellos años.

Voy hablaros ahora de otro de los supuestos contactados que fue muy admirado y leído por los interesados en el fenómeno extraterrestre. Me refiero a 
Orfeo Angelucci. 
Estad atentos a los detalles y veréis como, en este caso al igual que los anteriores la sombra de los servicios secretos se adivina tras sus pasos.

El 4 de agosto de 1946, vio por primera vez un OVNI, aunque en esta fecha, no se pronuncia al respecto. Hubo de llegar el 23 de mayo de 1952, para ser testigo insólito, y extraordinario, de uno de los contactos más debatidos de nuestro tiempo.

Estaba trabajando en el turno de noche, y, se sintió extrañamente enfermo, hasta el punto de regresar a su casa en el coche. 
 
En el trayecto, dos bolas de fuego le cegaron, hasta hacerle detener su marcha, y, aparcar a un lado de la carretera. 
 
A continuación, se escuchó una voz fuerte, y potente, que le dijo en inglés: 
“No te asustes Orfeo, somos amigos”. La misma voz le ordenó salir del vehículo, y, le explicó que las luces que veía era instrumentos de transmisión y recepción para manifestarle a continuación, que “eran de otros mundos”,
y, que estaba sondeado y seguido desde su experiencia de 1946.

De pronto, Orfeo sintió sed, y, una voz, le dijo: 
“Bebe de la copa de cristal que encontrarás en el salpicadero de tu coche”. 
Así lo hizo, y, encontró que era la bebida más deliciosa que jamás hubiera probado. 
 
Los dos discos que habían aterrizado delante del coche, proyectaron a una distancia intermedia, un haz de luz, formando una pantalla tridimensional, donde se asomaron los bustos de un hombre, y una mujer, de una perfección infinita, y de ojos brillantes.

¿Qué tenía aquella copa?

Nick Redfern un famoso investigador de aquel tiempo hace mención a un episodio intrigante del segundo libro del contactado 
Orfeo Angelucci, 
Son of the Sun 
(1959)…


“Angelucci – “Orfeo de los Ángeles”, que se incluye en el libro clásico de Carl Jung 
“Flying Saucers” 
era un empleado de 
Lockheed 
desde abril de 1952, trabajando en piezas para los aviones a reacción 94C-F y F-94B Starfire. 
Un mes después de comenzar en Lockheed, Angelucci afirma haber conocido a Neptuno, un guapo humanoide piloto de platillo volante que, en los siguientes meses, le contó los secretos de la vida, el universo y todo. 
Neptuno también le advirtió de los peligros del comunismo:

El comunismo, presente enemigo fundamental de la Tierra, se disfraza debajo de su bandera de punta de lanza de las fuerzas unidas del mal.

Estas opiniones estaban muy en desacuerdo con las opiniones del más famoso George Adamski, quien también se reunió con un hombre platillo rubio en 1952. Adamski albergaba inclinaciones comunistas sin vergüenza y habló con regularidad contra el imperialismo norteamericano, dando lugar a una investigación por parte del FBI. 
 
Después de 1950 al UFO-escéptico Leon Davidson, en Mirage Men le pregunté si los contactos posteriores de Adamski pueden haber sido del tipo de inteligencia: sus humanoides alienígenas trajeados, conductores de limusinas negras, dieron a George bebidas extrañas, y, luego le mostraron películas proyectadas en pantallas dentro de sus “naves espaciales” mientras le preguntaban acerca de la vida en la Tierra, y, dándole conferencias acerca de la moralidad intergaláctica. 
 
Pero yo no sabía que en Son of the Sun, Angelucci describe explícitamente lo que suena hoy, como ser drogado, por sus amigos alienígenas.

A finales de 1954, Angelucci visitó Tiny’s Diner en Twentynine Palms, el hogar de una base de entrenamiento de Infantería de Marina, en el desierto de Mojave de California. Aquí conoció a Adam, un alienígena humanoide que no había visto antes: “Tan sorprendentemente guapo… que, si es visto sólo una vez durante unos pocos segundos en una multitud, una impresión indeleble de su rostro se incrusta en la memoria”. (?)

Adam parece conocer a Orfeo y, después de ordenar una cena de bistec crujiente, ofrece a su nuevo amigo convertir su vaso de agua en un champán raro por medio de una pastilla efervescente blanca que deja caer en el vaso. 
 
Hoy en día, podríamos ser un poco más prudentes en aceptar bebidas adulteradas de los extraños, pero, Orfeo, con gusto acepta el vaso, y da tragos al líquido efervescente, reconociéndolo inmediatamente como el “néctar” que los seres del espacio le dieron en las reuniones previas, documentadas en su primer libro Secrets of the Saucers.

Lo que Angelucci describe a continuación, suena como una clásica experiencia psicodélica benevolente:

Yo estaba encantado de pies a cabeza mientras tomaba el vaso, me lo llevé a los labios y tragué dos veces del mismo. En ese instante entré, con Adam, en un estado más exaltado y todo a mi alrededor adquirió una apariencia diferente. Ya no estaba yo en la cafetería Tiny’s en Twentynine Palms. Se había transformado en un acogedor refugio en algún sistema estelar radiante. Aunque todo se mantuvo en su misma posición, añadiendo belleza y significado que les dio a las cosas y las personas allí presentes.

Si bien sería ingenuo tratar los escritos de un hombre que afirma haber tenido múltiples contactos con seres del espacio como una autobiografía sin contraste, no puedo evitar preguntarme si estaban siendo explotadas las creencias de visitas alienígenas de Angelucci y otros, o incluso generadas por personas que trabajaban en una o más ramas clandestinas de las organizaciones militares o de inteligencia. 
 
Quizás la Special Operations Division del Ejército de Estados Unidos, que comenzó a experimentar con alucinógenos y la guerra química en la década de 1940, o la CIA, cuyo infame programa MK-ULTRA, a partir de 1953 (con antecedentes como Chatter, Bluebird y Artichoke que operaron desde 1947) exploraron el uso de las drogas, la hipnosis y la radiación como instrumentos de control de la mente.

Entonces, ¿cómo hacer de esto una hipótesis de trabajo temporal? Adamski y otros afirmaban tener contactos extraterrestres y defendían creencias anti-estadounidenses. Mientras tanto Orfeo Angelucci y su compañero contactado George Van Tassel, ambos trabajaban en una de las más avanzadas plantas de desarrollo de aviones de EEUU, también afirmaban tener contactos con seres del espacio. Angelucci, como es el caso, había provocado anteriormente una cacería policial después de lanzar globos que contenían el moho Aspergillus clavatus, un hecho seguro que habría atraído la atención del FBI. ¿Les dieron a Angelucci y a Van Tassell algún tipo de alucinógeno, desplegado como una “droga de la verdad” para hacerles preguntas acerca de posibles simpatías comunistas o soviéticas y, tal vez para bombearles de retórica anti-comunista extraterrestre por si acaso?

¿O quizás Van Tassell y Angelucci informaban experiencias genuinamente anómalas – o incluso contactos con agentes soviéticos disfrazados de seres del espacio – y fueron drogados y controlados para evaluar si estaban mintiendo o mantenían tendencias subversivas? Hay varios escenarios posibles, incluyendo, por supuesto, de que Adamski, Menger, Van Tassell, Angelucci y el resto, simplemente inventó o fantaseó todos sus contactos con los seres del espacio.

Resulta curioso comprobar que entre toda esta saca de contactados se da preferentemente la experiencia con seres de Venus. 
 
Pero, en Venus, deben tener grandes diferencias, pues, para unos, son comunistas, para otros no, para casi todos son vegetarianos, y, el contacto de Angelucci, se pone ciego con la carne. El Valiant, que vivió durante tres años en el Pentágono, la vida era normal, con hábitos normales. Seguramente, no acudía a misa, como los de Angeluccí, que eran cristianos irreductibles, mientras que, los de Adamski eran más bien ateos.

En definitiva, una gran dispersión de ideas, y, de comportamientos, a pesar de que todos eran Venusinos.

Lo de las copas resulta más que sospechoso, sobre todo cuando después de tomarla Angelucci reaccionó de una manera directa con el comportamiento típico de una alucinación por LSD.

El afirmar que estos supuestos venusinos eran cristianos, pro-americanos, y anticomunistas, refleja la evidencia de un claro adoctrinamiento.

En todo caso, un extraterrestre que viene con ese perfil, y, seguramente con el carnet del propio Partido Republicano, excluye implícitamente al resto de los pobres mortales que resulta que profesan otra filosofía, otra religión, y, no son patriotas. 
 
¿Qué clase de extraterrestres eran estos, con una misión tan poco universalista? 
 
Indudablemente, y, sin temor a equivocarme, queridos amigos, toda esta saga de contactados no son sino desinformadores perfectamente entrenados por los servicios secretos de Estados Unidos tal y como afirmara en su día Howar Menger y Adamaski. 
 
Lo realmente grave, es, que todos ellos, al igual que la Sister Thedra, trascienden a su tiempo, y, treinta o sesenta años después, se sigue fabulando con las mismas estupideces, convirtiendo a los extraterrestres en cómplices de sus mentiras, y, de sus alucinaciones, en vez de situarlos correctamente en su papel universalista, exentos de cualquier rasgo religioso o definición política.

– ¿Qué opinas tu Juan? Dijo Geny.

– Yo pienso, al igual que Brandan, que aquella paranoia colectiva, no fue capaz de separar el concepto espiritual, religioso y patriótico de un fenómeno real de una transcendencia extraordinaria.

Creo, igualmente, que algunas personas, tuvieron contacto real con estos seres del espacio, pero, la mayoría de los más famosos, sencillamente mentían, estaban drogados, o, padecieron la paranoia de mesianismo, o del mito del héroe.

No tengo tantos datos como Esteban y Brandan, pero coincido con ellos en que los servicios secretos de Estados Unidos orquestaron una burda mentira de desinformación para desviar la atención de la base nazi de la Antártida, y, la llegada de diversas civilizaciones del espacio.

En la pantalla de televisión vimos cantidad de imágenes de todo ese tiempo, de sus libros, de las supuestas naves espaciales. Realmente hay que maravillarse de la función de Internet. Sencillamente estamos ante uno de los mayores milagros de la Historia, puesto que, tener información tan detallada, al instante, e inagotable, para cualquier interesado, escritor o informador resulta asombroso. Ahora le tocaba hablar a Esteban.

– El problema de toda esta locura del contactismo no solo trajo desinformación y escepticismo, sino muertes, suicidios y asesinatos. En algunos casos la obsesión llevó a muchos a la muerte, tal es el caso de Gloria Lee, una famosa contactada de aquella década.

– Brandan, haz el favor de poner su imagen en la pantalla. Mientras, yo voy contándoos su historia en forma resumida.

– Gloria Lee nació el 22 de marzo de 1926 en los Ángeles, California, y, murió a las 9:55 p.m. del 3 de diciembre de 1962 en Washington D.C.

– Una foto de Gloria Lee de su primer libro, “Why We Are Here”.

– Dicen que aprendió a volar antes de que pudiera conducir un coche. Y es que Gloria se casó con un ingeniero aeronáutico, William H. Byrd (1952). Fue en esa época en que comenzó a interesarse en los platos voladores e incluso a cultivar la amistad de George Adamski.

– Gloria se enamoró del tema de los ovnis, y, se dedicó activamente a la investigación psíquica, y al estudio de lo esotérico. Mientras trataba de desarrollar su propia percepción extrasensorial, se puso en contacto con un ser misterioso que decía pertenecer al planeta Júpiter.

– ¡Joder! Esteban, paso porque los venusinos tengan bases internas en la superficie de Venus, hecho improbable, pues en la superficie no es posible la vida, pero que haya un señor en Júpiter, que es prácticamente un planeta gaseoso con temperaturas imposibles. Eso es sencillamente mentira -Matt, tú sabes la temperatura de esos planetas ¿Es posible la vida allí?

– No Bob. En Venus la temperatura media puede estar en torno a los 450 grados y en Júpiter puede tener una temperatura media de -150 grados. Por tanto, la vida como la concebimos en nuestro planeta no es posible. Júpiter es un cuerpo masivo gaseoso, formado principalmente por hidrógeno y helio, carente de una superficie interior definida. Incluso es más viejo que nuestro propio Sol.

– ¿Os dais cuenta; analfabetos? ¡Que sois unos analfabetos -Dijo Bob, airado-

– Está bien Bob. Seguramente tienes razón. Pero déjame seguir con la historia, pues lo que trato es de trasladar el comportamiento fanático de las personas, no un tratado de astrofísica.

– Gloria Lee se la considera la mártir de los contactados. Se trata de una historia apasionante y de una bella mujer que consumió su vida por la obsesión extraterrestre.

– En septiembre de 1953, empezó a oír una extraña voz en su cabeza. Era un extraterrestre que se identificó como J. W., que pertenecía a una raza que había perdido sus cuerdas vocales después de siglos de evolución, y que habitaba el planeta Júpiter.

– Lee, una azafata de líneas aéreas, estaba comprensiblemente emocionada con su visitante psíquico. Había oído historias de pilotos y otras azafatas sobre platillos voladores, pero en sus cinco años de experiencia nunca había visto uno solo.

– El contacto original de Gloria con J. W., tuvo lugar en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, donde trabajaba como anfitriona de tierra en ese momento. Ya que J. W. era etérico en forma, y, no se veía a menos que uno poseyera una visión ampliada, era necesario comunicarse mediante el uso de la telepatía.

– Imagine la decepción de Lee cuando J. W. se negó a mostrarse físicamente ante ella. “Francamente”, escribió en su primer libro, “estaba simplemente disgustada. J. W. no ‘cayó en una visita’ si era quien dijo que era”. Durante meses, Lee decidió ignorar a J. W., hasta que un día ella estaba colgando la ropa fuera de su casa en Westchester, California, y, de pronto, oyó una voz, que le decía, que mirara hacia arriba.

– No estando segura de qué esperar, Lee siguió el comando, y vio un ovni gigante volando hacia el Norte. Después de escuchar que había otros testigos que vieron el objeto cerca de Redondo Beach, la fe de Lee fue restaurada, y ella regresó a hablar con J. W. 
 
Para desarrollar aún más sus poderes, Lee también asistió a una clase de “desarrollo psíquico”. 
 
Lee nunca afirmó haberlo conocido físicamente o haber visto a J. W., pero, un compañero de clase, alguna vez dibujó su imagen después de supuestamente haberlo visto detrás de Lee en clase.

– Mientras que esta experiencia por sí misma fue suficiente para convencer a Lee, ella todavía no tenía nada que ofrecer a los escépticos. 
 
“He hablado con él en forma materializada, y, por control de voz directo, pero, para aquellos de ustedes que todavía dudan de la existencia de una persona llamada 
J. W., no puedo darles pruebas concretas que satisfagan solamente a los cinco sentidos”. 
 
Entre los movimientos de los contactados de los años cincuenta, no se necesitaban pruebas concretas, y Lee publicó un libro popular en 1959 titulado originalmente “Why We Are Here: by J. W., A Being from Jupiter Through the Instrumentation of Gloria Lee”. Fue presuntamente escrito por J. W., quien se lo comunicó a Lee por escritura automática.

– La totalidad de las comunicaciones en este libro se realizaron únicamente a través de la telepatía mental, para lo cual el “Instrumento”, Gloria Lee, fue específicamente entrenado y desarrollado durante un período de cuatro años. 
 
Lee admite que “esto puede parecer increíble para algunas mentes, pero, hay que recordar que algunas de las Personas del Espacio, tienen más de un millón de años de anticipación a nuestra evolución, y, han desarrollado facultades que muchos de nosotros ni siquiera conocemos”.

– Ella mantuvo su búsqueda a pesar de que su familia y amigos trataron de disuadirla de no profundizar más en lo desconocido. 
 
“Lee tomó muy seriamente su trabajo con J. W., dando conferencias sobre sus comunicaciones e incluso fundando una organización llamada la Cosmo Research Foundation (1959) para promover sus enseñanzas.

– En septiembre de 1962, J. W. ordenó a Lee que emprendiera una huelga de hambre después de que algunos funcionarios del gobierno en Washington DC no quisieron ver sus planos canalizados para una nave espacial. 
 
En esta aventura la acompañaba su amiga, y colega, Hedy Hood, a la que había conocido el verano anterior. Trataban de llamar la atención de los líderes políticos hacia las ideas de los “hermanos del espacio”. 
 
Querían conseguir el apoyo económico para construir una nave espacial, cuyos planos les había proporcionado J. W.

– Al no obtener respuesta, el 23 de septiembre rentaron un cuarto de hotel y Lee se puso en ayuno para llamar la atención. 
 
La huelga se celebró por la paz mundial, y Lee dijo que no se detendría hasta que el “ascensor de luz” J. W. le prometiera que aparecería en la Tierra para llevarla a Júpiter. 
 
Les dijo a sus seguidores que finalmente caería en un estado similar al coma, sólo para despertar sobrealimentada, y lista, para continuar. 
Washington no tuvo conocimiento de ello.

– Sorprendentemente, J. W. de Júpiter admitía que no todo el mundo sería capaz de ajustarse a los nuevos rayos o vibraciones que caen sobre nosotros, y que, “(algunos) encontrarán, a medida que estas vibraciones aumenten, que su completa constitución física y cuerpos mentales o espirituales estarán fuera de tono”.

– Desafortunadamente para la canal, ella pudo haber sido una de estas personas a las que J. W. se refería. 
 
Como todo el mundo esperaba, el ascensor de luz J. W. nunca llegó, y la huelga de hambre de Lee, duró 66 días, hasta que su marido, William H. Byrd la hospitalizó. 
 
Lamentablemente, Lee no se recuperó, y, murió el 3 de diciembre en el Hospital Universitario George Washington, Tenía 37 años.

– Pues es canalla de Júpiter, no era precisamente un angelito cuando le impuso una huelga de hambre a su contacto -Afirmó Bob-

– Efectivamente Bob, tal y como decía Juan, el establecer contacto por vía psíquica puede ser muy peligroso. 
 
Hay que tener una norma clara: 
Si el contacto no es físico, sencillamente no interesa. 
 
Pues, si son seres superiores, saben de nuestras limitaciones, y, si tienen que comunicar algo, que de verdad sea importante para el ser humano, tienen la obligación de entregárnoslo, en forma precisa. 
 
Jugar al escondite, adentrándose en otra dimensión, puede ser muy peligroso. 
 
La bella Gloria Lee, sin duda, contactó con un bajo astral, que la llevó hasta la muerte.

Con la experiencia que relataba Esteban, recordé un caso en el que me vi envuelto hace muchos años.

– Yo investigué un caso curioso. 
Por aquel entonces, pasaba consulta en Bilbao. 
Conocí a un joven que decía estar en contacto con un extraterrestre desde hacía años.

Este joven recibía mensajes preciosos de amor. 
A mí me los presentó, y, no detecté ninguna alarma en sus contenidos. Sistemáticamente, el contacto, decía que Jesucristo, había dado la vida por nosotros y que los seres humanos eran egoístas. 
 
Fue un bombardeo, año tras año, con el mismo contenido. 
Luego, el mensaje, comenzaba a culpabilizarle, con el hecho de que él, no daba nada por los demás, cuando Jesucristo, había dado la vida. 
 
Finalmente, después de ese bombardeo sistemático, aquel joven tomó la decisión de suicidarse, para dar la vida por la humanidad. 
 
Menos mal que llegué a tiempo, y pude disuadirle con mucho esfuerzo, pero, fue por horas, que no le perdimos. 
 
Vi entonces el excelente trabajo que aquel supuesto contacto extraterrestre superior había hecho. 
 
Los mensajes por separado no indicaban nada, pero, toda la estrategia en su conjunto, hablaba de un bajo astral, o, un personaje diabólico, que, casi se sale con la suya, y mata a aquel joven. 
 
Efectivamente, como dice Esteban, si no es un contacto físico con un fin claro, y, objetivo, sencillamente, hay que dejarlo, o, en todo caso, pedir ayuda.

Había que seguir los sagrados protocolos de los iniciados de La Cabaña; es decir, era hora de comer. Dejamos todo cual estaba para proseguir por la tarde, y, en un “santiamén” entre risas, bromas y palabras, comimos, y, disfrutamos del postre, y el café. 
Luego, la mayoría, salimos a dar un paseo.

Extracto de COMANDO SOLAR

Autores: Tamara Pavón – Lice Moreno

ANTERIOR Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. VIII


SIGUIENTE Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. X


* * *
 
* * *

KRULIANs, share, Antártida, paraíso, bajo el hielo, VIII

Origen: KRULIANs: share, Antártida, paraíso, bajo el hielo, VIII

domingo, 27 de octubre de 2019

share, Antártida, paraíso, bajo el hielo, VIII

* * *
 

Antártida,
paraíso,
bajo el hielo.
VIII 
 
Siguiendo con el tema, aquí otro extracto…
– Como a todos los textos que publicamos:
tómenlo con pinzas,
sientan cómo resuena
en su interior. –
TDLL 
 
Bueno, amigos…
Tengo una enorme duda. 
Sé que, cuando hablamos en plan jocoso de que formamos parte del Comando Solar, manifestamos nuestro deseo de servir, pero, la realidad es, que no tenemos ni idea, de si existe, realmente. 
 
Si existen, la Confederación de Mundos, y, ese tipo de programas 
332
para la salvación del mundo, 
¿Quién demonios, me puede
 aclarar esto? 
 
Nadie quería poner el cascabel al gato, pues, aunque todos sabíamos que nuestro deseo de formar parte de un supuesto Comando Solar, no era sino un reflejo de nuestro espíritu de servicio para ayudar a planeta, nadie podía asegurar tal cuestión, pues, no era sino una deducción lógica, después de oír la historia de Valiant, que nos contara Hans, y, otros tantos testimonios de pilotos, y científicos, que habían pasado a formar parte de una supuesta Confederación, que pretendía, erradicar la energía 1atómica de la Tierra. 
 
Pero, nosotros, una cuadrilla de jubilados románticos, no podíamos asegurar, que fuéramos reclutados, para ninguna misión, y, por supuesto no teníamos carnet, ni acreditación alguna, al respecto. 
 
Todas las miradas se volvieron inconscientemente hacia mí. 
 
La verdad es que no me gusta que me comprometan, cuando hay dudas, o incertidumbre, pues, precisamente, yo no soy el más indicado para dar respuestas. 
 
Si, es cierto que investigué a fondo durante años el fenómeno de los contactados, pero, tanto Esteban, como Brandan, tenían más datos, y estaban más al día de lo que yo pudiera estar. 
 
Como las miradas inquisitoriales seguían acusándomem no me quedó otro remedio que hablar. 
 
Bien Ronalda. Yo creo que nada ocurre por casualidadm ym con independencia de formar o nom parte de ese dichoso Comando, creom sinceramentem que nuestras investigacionesm que pretendo exponer en el próximo librom pueden esclarecer algunas dudasm y, orientar a los jóvenes, cuanto menos, a no repetir los errores que nosotros cometimos. 
 
En cualquier caso, debo deciros, que, la idea de una Confederación de Mundos, o, el Comando Solar, nace del pionero de los contactados por excelencia, George Van Tassel. 
 
Este personaje Nació un 12 de marzo de 1910 en Jefferson Ohio, en una prospera familia de clase media. 
 
Dejo la escuela en el décimo grado, y, consiguió un trabajo en el Aeropuerto de Cleveland, también logro obtener luego, su licencia de piloto. 
 
A los 20, se mudó a California, donde trabajo en el taller de un tío suyo. 
 
Fue, trabajando en el taller, donde conoció al excéntrico Frank Critzer, quien le hablo por primera vez, de la Roca Gigante (Giant Rock), pues, este aseguro haber trabajado en una mina cerca de alli. 
 
Frank era un inmigrante alemán, tratando de hacer vida en el desierto. 
 
Durante la segunda guerra Mundial, Critzer estuvo bajo sospecha de espionaje alemán, y, murió durante un enfrentamiento con la policía, cerca de la Roca, en 1942. 
 
Una vez recibida la noticia de la muerte de Critzer, Van Tassel inicio los procedimientos para comprar la tierra cerca de la Roca, y, mudarse allá. 
 
Se convirtió luego, en mecánico de aviones, y, trabajo entre 1930, y 1947, para Douglas Aircraft, Howard Hughes, y Lockheed. 
 
Finalmente, dejo California, en 1947. El, y su familia, primero, vivieron en cuartos que había dejado Critzer, cerca de la Roca, pero, luego, consiguió construir una casa, un café, una pequeña pista de vuelo, y, hasta un rancho. 
 
Practicando meditación a un lado de la Roca, Van Tassel asegura, haber sido transportado “astralmente”, a una enorme nave extraterrestre, que orbitaba la tierra, donde conoció al llamado “Consejo de los 7 sabios”. 
 
En 1952 Tassel asegura haber sido visitado por seres de carne y hueso, en su casa, estos, procedentes según el, del planeta Venus, que le animaron a construir una estructura, cuyo fin era, extender la vida humana; y, ayudar a la gente, a tomar ventaja del proceso de envejecimiento. 
 
Esta estructura, sería el Integratron, y, seria su obsesión por los siguientes 25 años. 
 
La estructura estaría completamente terminada en 1959, pero, aún no sería funcional totalmente. 
 
El ahora extinto, y raro libro de Van Tassel, llamado I Rode a Flying Saucer, recoge algunas de las enseñanzas de “Solgonda” una extraña raza de “seres espaciales como dioses”, similares a nosotros. 
 
Como era común en los cincuenta, Tassel llego a formar una especie de cultos, The Ministry of Universal Wisdom, y, The College of Universal Wisdom, para recopilar las enseñanzas, que el, constantemente recibía “psíquicamente”, por medio de la “resonancia psíquica”, de los llamados hermanos espaciales. 
 
El, también celebró la, The Giant Rock Spacecraft Convention, una especie de congreso ufologico anual, desde 1953 a 1978, que atrajo en su pico más alto en 1959, a cerca de 10000 visitantes. Los asistentes llegaban en auto, o en pequeños aeroplanos, que aterrizaban en la pista de Tassel, llamada Giant Rock Airport. 
 
Aunque Adamski estuvo invitado en dicho congreso, decía no estar muy convencido de las semicómicas sesiones de canalización de Tassel, y sus creencias en los hermanos espaciales. 
 
Van Tassel mostraba a los asistentes el Adaphone, un aparato que le permitía, según el, entablar comunicación constante con una gran variedad de hermanos espaciales, pero, la demostración era básicamente una salvaje comedia en la que Van Tassel llegaba a hablar en varios tonos de voz. 
 
También llego a escribir The Council of Seven Lights (1958), Into This World and Out Again, Religion and Science Merged, ym When Stars Look Down. 
 
Libros sobre sus experiencias.
Una pequeña rama de su llamado culto sobrevive hasta hoy. De esos contactosm y de sus afirmaciones, nace la idea de una Confederación de Mundos, y, de un comandante mítico llamado Ashtar Sheran. 
 
Para algunos, el Integratrón es un lugar de poderosa energía donde se pueden descubrir sus misterios históricos, su extraordinaria estructura, extraña ciencia y donde se puede experimentar el asombroso fenómeno del sonido. 
 
El propósito de esta construcción de dos plantas, es recargar la energía dentro de las células vivas, y, de obtener una vida más larga. 
 
Van Tassel murió en 1978, pero, fue él quien puso en marcha esa idea de Confederación, y de Comando espacial, liderado por Ashtar Sheran, que, vendría a ser una especie de jefe supremo. 
 
Después de él, y, hasta nuestros días, se pone en marcha el “Comando Ashtar”, y, se dispara la locura canalizadora, pues, aparecen contactados como hongos, que pretenden trasladar las enseñanzas, y las órdenes de este comandante. 
 
Como podéis imaginar, con todo lo vertido, se podrían editar unos cuantos miles de libros. 
 
E, igualmente, podéis suponer que los supuestos comunicados, son absoluta basura espacial, repleto de profecías incumplidas, recomendaciones para amar, e, intervenciones de dioses, ángeles, diablos y aliens, en una paranoia imposible de digerir. 
 
Circulan imágenes de todo tipo, intentando representarle.
Más recientemente, el contactado italiano Eugenio Siragusa, dio a conocer una supuesta fotografía de este ser, afirmando que Ashtar Sheran, no era sino, el propio Arcángel San Miguel, que había vencido al dragón. 
 
Siragusa, afirmaba, que había sido el propio Ashtar, quien le entregara la foto en persona, además del mensaje, que, luego, divulgó a través del “Centro Studi Fratellanza Cósmica”, que este contactado creó en Italia, y, que tuvo una gran repercusión mundial. 
 
Pero, para otros, este comandante toma el nombre de Astarte, una especie de diosa antigua asociada a los placeres carnales, y, que la tradición cristina la valora como maligna. 
 
En definitiva, querida Ronalda, no tengo ni la más remota idea, de que este tal Ashtar Sheran exista, o, simplemente, es una invención de Van Tassel, y, por supuesto, no existe en este planeta ninguna persona con un mínimo de cordura, que acepte la basura canalizada por miles de personas, que aseguran recibir comunicados de tal personaje. 
 
Yo prefiero el testimonio de Hans, y del amigo de su padre Valiant. 
 
Entiendo también, que la historia que nos contaran Brandan y Estaban, sobre el Teniente Coronel Mel Noel es cierta, y, me inclino a pensar que existe tal Comando Solar, y, por supuesto, desearía formar parte de él, al igual que vosotros, si eso implica suprimir los miles de cabezas nucleares que amenazan la vida sobre nuestro planeta. 
 
Como os he dicho, resulta imposible valorar las dichosas canalizaciones, pero, tal y como os está mostrando Esteban 
-Gracias amigo- 
Este es uno de los mensajes recibidos por Tassel del Comantande Ashtar:
“Saludo a ustedes seres de Shan, los saludo en el amor y la paz, mi identidad es Ashtar, Comandante del Sector Quadra, estación de patrulla Schare, todas las proyecciones, todas las ondas. Saludos, a través de El Consejo de las Siete Luces, que han traído aquí inspirados con la luz interior para ayudar a su prójimo. 
 
Ustedes son mortales y sólo otros mortales pueden entender lo que sus semejantes pueden entender. 
 
El propósito de esta organización es, en cierto sentido, salvar a la humanidad de sí misma. 
 
Hace algunos años, de su tiempo, sus físicos nucleares penetraron en el “Libro del Conocimiento”; descubrieron cómo explotar el átomo. Aunque los resultados han sido muy molestos, con esta fuerza utilizada para la destrucción, no son nada en comparación a lo que puede ser. 
 
No hemos estado preocupados por su explosión de plutonio y UR 235, el elemento madre de uranio; este átomo es un elemento inerte. Sin embargo, nos preocupa, su intento de explotar el elemento hidrógeno. 
 
Este elemento es dador de vida, junto con otros cinco elementos en el aire que respiramos, en el agua que beben, en la composición de su substancia física, el hidrógeno. 
 
Sus esfuerzos en el campo de la ciencia han tenido éxito en la medida en que no se contentan con 
340
dormirse en los laureles de un poder más allá de su uso, no contentos con toda la destrucción de toda una deidad. 
 
Deben tener algo más destructivo, de lo que han conseguido. Cuando exploten el átomo de hidrógeno, deberán extinguir la vida en este planeta. 
 
Están jugando con una fórmula que no comprenden. 
 
Están destruyendo un elemento que da vida de la Inteligencia Creativa. 
 
Nuestro mensaje para ustedes es el siguiente: ustedes deberán avanzar a su gobierno toda la información que les hemos transmitido. 
 
Ustedes deberán solicitar que su gobierno se ponga en contacto inmediato con todas las demás naciones de la tierra, independientemente de los sentimientos políticos. 
 
Muchos de sus físicos, con un desarrollo de la percepción interna se han negado a tener nada que ver con la explosión del átomo de hidrógeno. 
 
La explosión de un átomo de sustancias inerte y el de una sustancia viva son dos cosas diferentes. 
 
No estamos preocupados por su determinación deliberada de extinguir la humanidad, y, convertir este planeta en cenizas. 
 
Su materialismo estará en desacuerdo con nuestro intento de advertir a la humanidad. 
 
Tenga la seguridad, ellos deben dejar de explotar los átomos dadores de vida, o, eliminarán todos los proyectos relacionados con ellos. 
 
Nuestras misiones son pacíficas, pero, esta condición ha ocurrido antes en este sistema solar, y el planeta Lucifer, se rasgó en pedazos. 
 
Estamos determinados a que no suceda de nuevo. 
 
Los gobiernos del planeta Shan han admitido que somos de una inteligencia superior, tienen que reconocer también que somos de una autoridad superior. 
 
Así que no tenemos que entrar en sus edificios para saber lo que están haciendo. 
 
Tenemos la fórmula que les gustaría utilizar. No está destinada para la destrucción. Su propósito aquí ha sido construir una receptividad que podíamos comunicar con su planeta, por la atracción de sustancias atómicas ligeras, que patrullan su universo. 
 
Para su gobierno y su gente y a través de ellos a todos los gobiernos y todas las personas en el planeta de Shan, acepten la advertencia como una bendición que la humanidad pueda sobrevivir. 
 
Mi luz, permaneceremos en contacto aquí en este cono de receptividad. Mi amor, yo soy Ashtar”
Y por supuesto Tassel no pudo sustraerse a la mezcolanza religión-ovni cuando afirmaba, entre otras cosas, que Adán y Eva fueron dejados en la Tierra por las naves espaciales, al igual que María, ya fecundada con Cristo, cuyo nacimiento fue vigilado por un platillo volador, más conocido como la estrella de Belén. 
 
La Nueva Jerusalén sería un segundo satélite de la Tierra. Ashtar era el principal colaborador de Cristo. Y el pecado original consistía en el progresivo mestizaje humano. Curiosamente el contactado Siragusa afirmó en igual medida que el tal Ashtar Sheran era el jefe de los soldados de Cristo pues era el Arcángel San Miguel. 
 
Además de lo ya reseñado, van Tassel decía contar entre sus conocidos a Saochane, “Dios de Nuestro 
342
Sistema Solar”; también dirigió una religión que, afirmaba, que Jesús era del espacio exterior, y, vivía con su esposa y sus hijas, en un agujero, debajo de una roca, de varias toneladas. (?)
 
Su visión mesiánica encerraba la esperanza en la salvación de los “escogidos”, quienes, según Van Tassel, serían aquellos que rechazan el reino de Satán. Ashtar vendría a representar la figura del Mesías que restaura el orden primigenio, restablece la ley divina y da paso al mundo utópico. 
 
Los individuos aumentarían la vibración de su aura cumpliendo la ley del universo, y, es el aura de cada ser humano, la frecuencia de su campo magnético, lo que determina si un hombre es tomado por las naves interplanetarias o dejado a su suerte antes de la llegada de los cataclismos que arrasarán con las hordas materialistas. 
 
Van Tassel decía estar en contacto continuo con los hombres del espacio, incluso cuando no estaban flotando por encima en sus platillos. Según van Tassel, los extraterrestres estaban en una misión para llevar a los terrícolas con el resto de la Federación Interplanetaria; una organización que comprende a los habitantes de todos los demás planetas del sistema solar conocido. 
 
Ellos contaron a Van Tassel que los acontecimientos en la Tierra eran sorprendentes para el resto del barrio. Los seres humanos utilizaban demasiado metal y perturbaban los campos psíquicos, y estaban metiéndose con armas nucleares peligrosas. 
 
Esto es cuanto tengo que decir. 
 
Creo que los años cincuenta, y el tema Ovni, es la manifestación de un deseo de romper con la tradición y el tema extraterrestre brindó a muchas personas la ocasión de hacerlo, pero, en la misma medida, sembró mentiras, dudas, e incertidumbres, hasta nuestros días. 
 
La jornada había concluido. 
 
Todos estábamos encantados. 
 
Una vez habíamos disfrutado de la amistad, y del conocimiento. Y, esta mezcla alquímica, es uno de los mayores placeres, y sensaciones, que puede tener el ser humano. 
 
Extracto de COMANDO SOLAR
Autores: Tamara Pavón – Lice Moreno

* * *
 
* * *

KRULIANs, share,7, Antártida, paraíso, bajo el hielo, VII,

Origen: KRULIANs: share,7, Antártida, paraíso bajo el hielo. VII

lunes, 21 de octubre de 2019

share,7, Antártida, paraíso bajo el hielo. VII

* * *
Antártida, 
paraíso bajo el hielo. 
VII
Estimados lectores.

Publicamos estos textos porque creemos tienen relación con la espiritualidad. Tema central del sitio.
Porque se mencionan en muchos otros textos, libros…
 
Porque si son verdades, es otra minúscula parte más que podemos agregar a nuestro conocimiento y entendimiento…
 
Si no es así, no deja de ser un buen cuento de ficción.
– Como a todos los textos que publicamos; tómenlo con pinzas y sientan cómo resuena en su interior. –
TDLL
* * *

…Como en cada reunión, Esteban conectó su portátil a la televisión, para proyectar las imágenes que previamente había seleccionado, y, que apoyarían los argumentos a debate. Brandan, el ex-militar de la Armada Irlandesa, había hecho los deberes.

Tenemos como objetivo el trasladar el conocimiento, los hechos y las experiencias de nuestras vidas a las generaciones posteriores, pero, limpios, exentos de corruptelas, mentiras, y fanatismo. 
Es por esto, que nos hemos propuesto presentaros las pruebas de toda una conspiración bien orquestada por los servicios secretos, con el objetivo de ocultar la realidad de la visita de los seres extraterrestres, y los residentes de la base 211 de la Antártida. 
Hemos seleccionado, por tanto, una serie de personajes, y hechos, que han pasado a la historia como “contactados”, cuando en realidad, no eran sino, una burda mentira.

Como bien explicó en su día Juan, el ser humano tiene la imperiosa necesidad de crear, o, inventar dioses, y de jerarquizarse en torno a los mitos creados. 
Lo mismo que existe una jerarquía perfectamente establecida entre Dios y los hombres, los supuestos Contactados emularon, consciente, o inconscientemente, ese papel, para intermediar entre los extraterrestres; seres superiores y maravillosos, y los pobres mortales. 
De una u otra manera, los atributos y poderes concedidos a Dios a lo largo de la historia, y, en cada religión, ahora eran atribuidos a estos ángeles extraterrestres. 
Cada ser elabora teorías, e imagina cosas, en función de su base cultural. 
Es por esto, que un aborigen, al ver un avión, o un ovni, lo asemeja a un pájaro, pues no conoce otra cosa que vuele, mientras que un ciudadano de nuestra cultura, asocia un ovni, a un avión, más o menos sofisticado. Al comienzo del cristianismo, se estableció como dogma de fe, que Jesucristo subió a los cielos, sobre las nubes.

Si ahora, le planteáis a nuestros nietos esta cuestión, todos asociaran, que la subida a los cielos de Jesucristo, necesariamente tuvo que ser un avión, o algo parecido, en el supuesto de que eso fuese cierto. Sencillamente, nuestros hijos, y nietos, han crecido, subiendo y bajando de aviones, y, les es fácil entender este hecho, que en la Edad Antigua, era imposible comprender.

Ese proceso asociativo que nuestro cerebro establece para relacionar los hechos, y no entrar en conflicto, produce en casi todos los casos, que los dioses, ángeles, profetas y elegidos, sean de la misma calaña, o muy afines, a los extraterrestres.

De esta manera, toda nuestra generación, tuvo que conciliar el hecho dogmático religioso, y científico, con el fenómeno extraterrestre, que irrumpió con fuerza, a partir de 1952. 
En definitiva, queridos amigos. 
Casi el noventa por ciento de los supuestos contactados que decían estar en contacto con los seres superiores, hicieron una mezcolanza absurda, y patética, con “lo religioso”. 
En este clima de paranoia colectiva, La Virgen pasaba ahora, de ser una joven palestina, a una mensajera del espacio, inseminada por los extraterrestres, y los profetas, e iluminados, seres programados por dichos alienígenas. 
Y seguramente lo fue; es decir, la intervinieron genéticamente alguno de estos extraterrestres, pero igual o parecido a las, cientos de miles de mujeres que en igual medida inseminaron y manipularon y que aún hoy siguen haciéndolo. Como podéis imaginar si a todas estas mujeres las deificamos tendríamos más dioses que ciudadanos.

Lo mismo sucedía con las cuestiones sociales y políticas, pues si el extraterrestre se aparecía en Estados Unidos, necesariamente era cristiano, anticomunista y seguramente con el carnet del Partido Republicano, mientras que, si se aparecía en la Unión Soviética, era indefectiblemente, anticapitalista, ateo y con el carnet del Soviet Supremo.

A todo esto, hay que asociar la mentira, el afán de notoriedad de los personajes y las tramas elaboradas por los servicios secretos.

Para cualquier ciudadano de a pie de aquellos años le era imposible pensar que un ser que viene de años luz de distancia o del futuro, no conoce o sabe absolutamente nada de nuestros dioses culturales.

Mucho menos de los miles creados indistintamente por cada pueblo, etnia o región del globo. 
De hecho, para un aborigen de Borneo le es imposible aceptar que Mahoma, Buda o Jesucristo son los únicos a ser adorados o aceptados como dioses, pues ellos crearon hace miles de años el suyo y a lo mejor lo representan con un muñeco dotado de un falo enorme o de alguna forma aún más irreverente para nuestra concepción. 
Si ese aborigen no puede aceptar a nuestros dioses ¿Cómo un ser que viene de cuarenta años luz tiene que aceptar a Jesucristo como el único hijo de Dios?

Necesitaremos todavía muchos siglos o incluso milenios para concebir una realidad sin mezclarla con la religión, la superstición y el dogma.

Necesitaremos mucho tiempo para entender que las religiones, los dogmas y dichas supersticiones han causado millones de muertos a través de la historia y curiosamente esas muertes se hicieron en nombre del mismo Dios que algunos ilusos habían creado.

Definitivamente hablando, queridos amigos, lo que nos ha llegado del fenómeno del contacto, está mezclado con una basura pseudoreligiosa, que, más que ayudar a las generaciones venideras, trata todavía de esclavizarlas y someterlas al yugo de la ignorancia.

La mayoría de los seres extraterrestres que nos visitan, son entidades con una conciencia volumétrica, con un nivel científico, y, una cultura humanista impensable para nosotros. 
Os aseguro, que, en sus astronaves, y, en sus trajes espaciales, no existen cruces, rosarios, imágenes de muertos, o practican magias, ritos o actividades supersticiosas de ninguna índole. 
No tienen ni idea lo que es el pecado, el infierno, y los sacramentos, y, no toman partido, ni por oriente ni por occidente, ni son capitalistas, ni ateos ni comunistas

¡Afortunadamente!

Paso a darle la palabra a Esteban, para presentaros el fenómeno del contactismo.

Efectivamente, tal y como ha expuesto Brandan, el fenómeno del contacto ha sido manipulado hasta el infinito, pero, a pesar de que ahora, con una mayor madurez, y con más recursos comparativos científicos y lógicos, vemos lo absurdo de algunas historias, en los años cincuenta, nuestros padres aceptaron todo sin pestañear, pues les creaba sueños, utopías, y, esperanza.

Si existe un “Man contact” por excelencia, de la talla de Admaski, esto no es otro que Howard Menger.

Conocer su historia, es, asistir a todo un culebrón de amor espacial, y fantasía. 
Este hombre, fue el más imaginativo de los contactados. Nació en Brooklyn, New York, el 17 de febrero de 1922. 
Muy joven se fue a vivir al campo, a High Bridge, New Jersey, donde él y su hermano Alton Menger pasaban muchas horas jugando en los bosques. Ya de adulto afirmó que durante esos años los dos veían frecuentemente discos voladores.

Su libro “From outer space to you” es verdaderamente una obra notable, ya que en ella, hace un extraño sincretismo, adaptando la teología, y las creencias populares, a una teología ufológico cristiana: Dios, y los ángeles, no son espíritus nebulosos, y omniscientes, sino, miembros de una raza como la nuestra, aunque infinitamente más avanzada, que trata de conducir al ser humano, a un nivel de civilización más elevado.

Menger afirmó haber establecido contacto, desde que era muy pequeño, con seres de Venus, Marte, Júpiter y Saturno. 
A los diez años, un día, se sintió atraído a su rincón favorito del bosque, donde se encontró con una aparición, que nunca habría de olvidar.
Dice en su libro:

Allí, sentada en una roca, junto a un arroyo, estaba la mujer más exquisita, que mis infantiles ojos hubieran jamás contemplado.

La cálida luz del Sol, se prendía en los reflejos de su largo cabello dorado, que caía como una cascada en torno a su rostro, y, sobre sus hombros. 
Las curvas de su cuerpo, delicadamente torneadas, se revelaban a través del material traslúcido de su ropa, que me recordó los trajes de los esquiadores. Me quedé parado, y, con el aliento entrecortado, por un instante. No estaba asustado, pero un asombro abrumador, me había dejado como congelado, en el sitio.

Como podéis ver, este señor, contactó con seres del Sistema Solar.

Parece dudoso, cuanto menos, que en Saturn

Ella me llamó por mi nombre, y, me dijo, que había venido de muy lejos, para verme, y, hablarme:

Estamos poniéndonos en contacto, con los nuestros.

Howard sintió “una enorme oleada de calor, afecto, y, atracción física, que surgía de ella hacia él”. 
La escuchó arrobado, mientras ella contaba cosas, que sólo entendió a medias. 
Le habló de guerras, catástrofes, y del destino de la especie humana. Le dijo también, que, varios extraterrestres como ella, se hallaban en contacto con diversas personas, en todo el mundo, que él era uno de los elegidos, y, debía prepararse para sufrir por eso. Finalmente, le ordenó que se fuese, y Howard obedeció, con el rostro bañado en llanto. 
Al alejarse le preguntó:

¿Puedo mirar hacia atrás?

Oh, sí, Howard, puedes mirar hacia atrás.

Y así lo hice, después de dar algunos pasos, muy despacio… Entonces eché a correr, sollozando… hasta que mis gemidos, provocados por una tristeza gozosa, aumentaron, y, resonaron, en el bosque.

Este sería el primer, pero no el único, contacto que Menger tendría a lo largo de su vida.

Sea cierta o no, no se le puede negar a nuestro personaje, que no fuera romántico, e imaginativo, describiendo a la extraterrestre, de la que se enamoró, perdidamente.

En 1942, cuando estaba en el ejército, la gente del espacio intentó de nuevo comunicarse con él. 
En ese entonces Menger se encontraba de visita en Ciudad Juárez, Chihuahua (México). 
Cuando iba por la calle se le acercó un taxi. Un hombre que iba en el asiento de atrás, y que tenía el cutis bronceado, y, cabellos rubios, que le llegaban a los hombros, le pidió que fuese con él. 
Menger se negó, pero, repentinamente, su aspecto se le hizo familiar, y, entonces, recordó que la chica le había dicho:

Siempre estarán a tu alrededor…, vigilándote…, 
guiándote.

El desconocido tenía unos largos cabellos rubios que le llegaban hasta los hombros. Su tez estaba bronceada por el Sol. Me bastó una simple ojeada para darme cuenta de que era más alto y corpulento que el mexicano promedio.

Me habló en un inglés bastante bueno, aunque recuerdo que tenía un ligero acento mexicano.

Tiempo después encontraría a otro desconocido, que se identificó como viajero espacial. Durante la charla, le contó a Menger que el hombre de cabellos largos y rubios y piel oscura que iba como pasajero en el taxi, era uno de sus compañeros espaciales y, sonriendo, le comentó que le había advertido oportunamente que, si deseaba hacer contacto con la gente de la Tierra, primero debía cortarse sus largas trenzas rubias y adoptar una apariencia que estuviera más de acuerdo con la gente del planeta.

El extraterrestre le dijo a Menger que en México había muchas personas que estaban conscientes y convencidas del fenómeno de los ovnis, que había muchos contactados mexicanos y que muchos años antes de que los conquistadores españoles llegaran a la Nueva España, ya había mexicanos que estaban en contacto con ellos. 
Afirmó que los extraterrestres habían transmitido múltiples secretos a los aztecas y que les regalaron inventos maravillosos.

A partir de entonces comenzó a tener una serie de encuentros en los que se le avisó de acontecimientos futuros de su vida. Como el de aquel extraterrestre disfrazado de soldado que le dijo que pronto saldría con destino a Hawai. 
El encuentro tuvo lugar en el Campo Cook, en California. La comunicación se llevó a cabo telepáticamente, no hubo palabras de por medio.

Todas las predicciones resultaron ciertas. Fue precisamente ahí en donde tuvo otro encuentro con un ser del espacio de sexo femenino. Siguiendo un impulso incontenible, tomó un jeep y se fue a una región de la selva en donde estaba seguro que encontraría a seres del espacio. Detuvo el auto cerca de unas cuevas. Allí vio a una linda morena.

Vestía una especie de túnica flotante de tonalidad pastel. Bajo sus translúcidas y rosadas vestiduras llevaba unos pantalones muy anchos parecidos a los de un pijama. La túnica caía en graciosos pliegues en torno a su cuerpo, bellamente conformado. El aire húmedo y templado de la noche tropical parecía acariciar sus facciones finamente moldeadas.

Sucedió entonces algo en verdad embarazoso.

Howard empezó a sentir la “poderosa atracción física a la que es imposible oponerse, cuando uno se halla en presencia de estas mujeres”.

La extraterrestre se dio cuenta de inmediato de lo que ocurría.

Oh, Howard –dijo zalamera-, esto es una cosa muy natural; yo también lo siento. No sólo pasa de mí para ti, sino de ti para mí.

Como veis aquella extraterrestre tenía las propias debilidades humanas pues se vio prendada de nuestro héroe.

La extraterrestre morena le predijo que pronto sería trasladado a Okinawa, en donde él tendría que matar a un hombre en combate.

Prestó sus servicios en el ejército, como jefe de almacén de municiones en el Arsenal de Picantinny.

En 1942 fue asignado a la Armored Tank Division y posteriormente en la Army Intelligence and Chemical Warfare. En la primera semana de abril de 1945 desembarcó en Okinawa, tal como le habían dicho. 
Howard dio muerte a varios japoneses, y sobrevivió al combate, pero sufrió daños en los ojos durante la batalla. Durante su estancia en el hospital de la base se dio cuenta que una de las enfermeras parecía una persona del espacio.

Después de su recuperación, Menger fue despertado una noche por una voz que le llamaba insistentemente por su nombre, y se dio cuenta al momento de que estaba recibiendo la llamada por telepatía. 
Vistiéndose, pidió prestado un jeep y se dirigió a un sitio donde se había encontrado anteriormente con gente del espacio. 
Allí le esperaba un hombre vestido de caqui. Se pusieron a hablar, y el hombre le dijo que no existía la muerte, que sólo se abandonaba la envoltura física, pero que la vida interior continuaba. 
Le dijo que la guerra terminaría pronto, y que en Navidad estaría ya de vuelta en el hogar, como así fue. Aquel hombre dijo proceder de Venus.

De vuelta a la vida civil, Menger regresó con su esposa, y, se estableció como pintor de rótulos, en su propia compañía, la Menger Advertising Co. 
En junio de 1946, regresó al bosque en donde había visto por primera vez a la mujer extraterrestre. El sitio era más o menos el mismo que antes. Paseó largo rato por el claro, y, comenzó a sentirse poseído por una tristeza profunda, por la sensación de que el encanto había desaparecido. 
De pronto, vio un chispazo de luz, y, sintió en la nuca, una sensación de calor. Al volverse, vio una enorme bola de fuego, que se dirigía a gran velocidad, hacia él.

Parecía un inmenso Sol que giraba, brillaba, parpadeaba y cambiaba de colores. Voló sobre el campo, mientras yo lo observaba, como traspuesto.

Los palpitantes cambios de color disminuyeron, y, la bola de fuego, se convirtió en un vehículo de aspecto metálico, rodeado de ventanillas.

Descendió lentamente al suelo. 
Cuando estaba casi en tierra, pude distinguir claramente su forma.

Parecía tener forma de campana, y el Sol se reflejaba en él como en un espejo.

Me di cuenta de que aquello no era una máquina hecha por nadie de este mundo.

La descripción que da Menger de las naves extraterrestres es muy parecida a la de George Adamski, lo mismo que la vestimenta de los venusinos. 
Y, por supuesto, estas naves, eran exactamente la haunebu de la los nazis.

Los tripulantes del aparato, iban vestidos con unos uniformes, de un gris azulado, parecidos a trajes de esquiar. 
Tenían largos cabellos rubios, hombros anchos, y, notable belleza física. La nave, por fin aterrizó, y de ella salió una hermosa mujer, vestida con un traje parecido, que llevaba flojo sobre su armonioso cuerpo. Su tejido era semitraslúcido y parecía luminoso, con suaves tonalidades pastel.

Menger, de pronto, se dio cuenta que era la misma mujer que viera de niño, y, que no había cambiado nada.

¿Eres en verdad la joven… la misma joven de la roca? 
–le pregunté.

Sí, lo soy. 
La misma, joven Howard.

Pero no has envejecido…

Oh, ya lo creo que he envejecido. A ver si adivinas mi edad, Howard.

Me limité a mirarla en silencio.

Pues tengo más de quinientos años. ¡Ahora podrás hacer callar a quien te diga que las mujeres mienten al hablar de su edad!

Pero no has cambiado.

Claro que no.

Entonces, ella me miró, de pies a cabeza, y, noté que mi rostro ardía. Era como si un pariente de visita contemplase a un muchacho, para ver si había crecido mucho.

Comprendí, que se burlaba cariñosamente de mí, cuando me guiñó un ojo y agregó:

¡Oh, pero tú si has cambiado!

Cuando comentó eso, ella se echó a reír y añadió:

Cuando vivimos respetando las leyes de nuestro Creador, somos bendecidos con el don de la longevidad. 
Pero no es éste el más importante; es sólo un subproducto de nuestras bienaventuranzas.

La venusina también informó que había estado sometido a una constante observación desde el primer encuentro.

Volví a sonrojarme y agaché la cabeza.

Ella se echó a reír.

La verdad es que no siempre has sido un buen chico. Ha habido ocasiones en que… –e hizo un gesto como si fuese a darme unos azotes en la parte que comúnmente empleamos para sentarnos.

Di un respingo y recobré mi compostura. Entonces me eché a reír con ella.

La venusina confirmó que había sido elegido para difundir las palabras de los seres del espacio por la Tierra. Su misión era ayudar a la gente del espacio en sus benévolos esfuerzos de salvar a la raza humana, de sí misma. 
Dicho esto, le dio un beso en la mejilla a manera de despedida. Él le preguntó si la volvería a ver, pero, ella le dijo que no. 
A partir de entonces, su vida cambió. Continuamente se entrevistaba con los seres de las estrellas. Se le aparecían en todo momento, y, bajo toda clase de disfraces.

Menger era un enamoradizo empedernido.

Hay dos versiones sobre la forma en que encontró a la venusina reencarnada en la Tierra. 
La primera establece que, durante una conferencia del también contactado George van Tassel, Menger vio a una bella joven, delgada, y rubia. De inmediato, supo que era ella. La segunda versión es la siguiente.

El conocido locutor de radio y televisión Long John Nebel presentó a Menger, en varios de sus programas en la estación de televisión WOR-TV, de Nueva York. 
En uno de ellos, antes de entrar al escenario, Menger se detuvo en la puerta del estudio, donde una multitud esperaba verlo de cerca. 
Entre la gente, destacaba una bella mujer rubia, a la que Howard identificó de inmediato como una muchacha del espacio. 
Su media naranja venusina, que había adoptado el nombre de Constance (Connie) Weber para poder vivir en la Tierra.

Sea como fuere, al entrar en contacto con ella, Menger se desbloqueó mentalmente, y, se enteró de algo asombroso: era, ni más ni menos, que un extraterrestre reencarnado en la Tierra, un profesor saturnino, llamado Sol do Naro, y, además, había contraído nupcias con una venusina llamada Marla Baxter.

Resultó que Connie, como le decían afectuosamente, era hermana de la primera joven del espacio, la de la roca:

… alta, esbelta, de largos y ondulados cabellos rubios, que le caían en cascada sobre los hombros.

Menger, ya era casado, y tenía hijos, por lo que se divorció de su mujer, dando la siguiente explicación:

En Venus, nuestro amor fue intenso, y avasallador; pero, estaba escrito que no podríamos permanecer juntos, ya que yo sabía que tenía que regresar a la Tierra, y, llevar a buen término una misión que estaba proyectada a partir de la fecha de mi nacimiento en aquel planeta.

Recuerdo claramente el día en que la dejé. Los dos tratábamos de hacernos los valientes. Marla bromeaba, y, trataba de reír musicalmente; pero, apenas podía contener las lágrimas, que se mezclaban con su risa.

Cuando me volví a mirarla por última vez, le hice una promesa: algún día, en algún lugar, la volvería a encontrar.

En el momento en que llegué a los umbrales de la Tierra, un niño de un año, llamado Howard Menger, acababa de morir. 
Su cuerpo fue llevado a toda prisa a una iglesia luterana, a que lo bautizasen, y rezasen sobre él las oraciones de rigor. 
Yo, Sol do Naro, observé, y, entré en comunicación con el alma que salía del pequeño cadáver. Por mutuo acuerdo, y por mi propia y libre voluntad, entré en su cuerpo.

Mientras sus parientes rezaban, el pequeño “resucitó”, milagrosamente.

El romance fue muy corto. Se casaron en 1958 y tuvieron dos hijos: Eric y Heidi Menger Evans.

Acerca de su vida privada es muy poco lo que se sabe, ya que ellos, tanto en sus conferencias como en sus libros, le daban más importancia a los mensajes espaciales, que a las anécdotas personales. Uno de los libros escritos por Constance Weber fue My saturnian lover (Mi amante saturnino), publicado en 1958; ahí la esposa de Menger, explicó su origen espacial, y, la forma en que se relacionó con este contactado, que era en realidad, la reencarnación de un personaje importante de Saturno.

Se fueron a vivir a Florida, y, se alejaron de la ufología, hasta que, en 1991, publicaron The High Bridge Incident….the story behind the story… after 35 years of silence. 
El libro es un conglomerado de From outer space to you, y, A song of Saturn. Sólo el capítulo final, informa de las actividades de Menger después de su desaparición pública. En Florida, fundaría otra compañía dedicada a la industria eléctrica, la Energy Systems Research, Inc.

El pintor de brocha gorda que llegaría a ser conocido como el “Adamski de la Costa Este”, contaba las historias más extraordinarias e inverosímiles, que recordaban un poco a los cuentos de hadas, por su gentileza y fantasía.

En una ocasión, un poder extraño se hizo cargo de su coche, y, lo condujo hasta una cabina, en donde un músico de Saturno le transmitió su habilidad para tocar el piano. 
El extraterrestre le enseñó a componer la música del espacio. Fruto de este trabajo será el disco Music from another planet. Se trata de un raro LP con música interpretada en piano y acordeón. Menger hace la aclaración que en Venus los acordeones son más grandes y su sonido es un poco diferente. El lado uno contiene 3 pistas:

Una narración de Menger; Marla (instrumental); y Theme From The Song From Saturn (instrumental).

El lado dos tiene sólo una pista: The Song From Saturn (Music from another Planet).

Se le informó que en la Tierra había seres de Venus, Marte, Júpiter y Saturno y, por si esto no fuera ya bastante confuso, también le informaron que había personas espaciales buenas y malas. Y como las malas fingen ser buenas, ¿cómo podrían saber los pobres terrícolas en quién confiar?

Los mismos venusinos le dieron la papa espacial, plantada y cosechada en el lado oscuro de la Luna.

Este tubérculo contenía cinco veces más proteínas que la variedad terrestre, según Menger.

En otra ocasión estuvo a punto de ser llevado a la cárcel, por escándalo y faltas a la moral, debido a que recorría las tiendas, observando, y, comprobando la calidad de la ropa interior, que compraba para sus amigas del espacio.

Howard hablaba de una mesa redonda de naturaleza mística que hacía las veces de televisor interplanetario.

Menger dijo haber viajado a la Luna. Sus descripciones y fotografías de los vehículos espaciales, son similares a las de Adamski. Mostró diversas fotografías, no sólo de los platillos voladores, sino de la Luna, en la que se pueden ver las bases interplanetarias.

También llegó a obtener imágenes de los tripulantes, siempre a contraluz, pues de otra manera, no le permitían sacar las fotos. Hay fotos de los extraterrestres delante de sus naves, y, del mismo Menger presenciando los aterrizajes (utilizando el disparador automático de la cámara).

Una de esas tomas, muestra a una supuesta mujer del espacio, con un cisne brillante en el cinturón. La mujer espacial se presentó ante Menger, para advertirle de que un poderoso grupo de la Tierra estaba aplicando terapias cerebrales avanzadas sobre determinados políticos, para favorecer los propósitos de Satanás.

La gente del espacio, lo visita a todas horas del día, y de la noche. Unas veces físicamente, y, otras, comunicándose vía telepática. En ocasiones, se quedaban a cenar. Los mensajes que le dejaban eran del siguiente estilo:

“Amigo, esta Tierra es el campo de batalla de Armagedón, y, la batalla se libra por las mentes, y las almas de los seres humanos. 
La plegaria, los pensamientos positivos, y la cautela, son vuestro mejor aislamiento”

Sus amigos espaciales le enseñaron a construir el motor que utilizan sus naves:

En una nave. Una nave que no se parece a nada de lo que hayas podido ni soñar. Será difícil, y probablemente imposible, que llegues a comprender su fuerza motriz. Es una fuerza electromagnética, no muy diferente de la que mantiene en sus órbitas, a los planetas, soles e incluso galaxias enteras. Esta fuerza es una ley natural, que nos ha sido dada por nuestro infinito Creador, para que la usemos con buenos fines.

Pero, varias veces, sería captado infraganti en sus mentiras. 
Una vez, por ejemplo, Menger llevó a uno de sus seguidores, dentro de un gran edificio para hablar con una mujer espacial. Un destello de luz cayó sobre la cara de la “extraterrestre”. El seguidor pudo notar que la cara era idéntica a la de la joven rubia, que era una de las colaboradoras más cercanas de Menger.

Ni su propio padre creyó sus historias, y, afirmaba que su hijo, o estaba mintiendo, o era víctima de ilusiones. Dijo que la historia del bebé resucitado, nunca había ocurrido.

Acosado, y vilipendiado aún por sus familiares, tuvo que cerrar su pequeño negocio de rótulos, y, huir a otro estado (Florida), en compañía de su familia.

Todas sus andanzas las dejó para la posteridad en su libro From Outer Space to You (1959), editado por Gray Barker. Como complemento, se vendía el disco, en donde se ofrecía música compuesta por gente del espacio.

Lo que pocos de sus seguidores, y ufólogos saben, es, que, al verse descubierto el fraude, Menger se retractó en un programa de Long John Nebel, a principios de los sesenta. 
Dijo, que tal vez, todo había sido el resultado de experiencias psíquicas inexplicables, y que algunas de sus afirmaciones, sólo debían considerarse, en sentido metafórico. Es más, escribió a su editor, Gray Barker, solicitándole que su libro fuera subtitulado, como, “hecho-ficción”.

No obstante, en 1967, Menger y su esposa, reaparecieron en el Congreso Científico de Ufólogos en New York. 
El ex contactado, comenzó hablando del supuesto experimento realizado por la CIA en su persona, y sus propias dudas sobre el fenómeno ovni. 
Se le notaba vago, y vacilante. 
Como su público estaba ávido de noticias sensacionalistas, continuó refiriendo, que estaba construyendo un platillo volador, de acuerdo a los planos que le habían dado sus amigos de las estrellas. 
Puesto en este camino, y, sintiéndose más seguro frente a un público de fanáticos de los ovnis, compuesto por más de dos mil personas, Menger volvió a relatar una de sus famosas experiencias.

Dijo, que, en el año de 1956, se encontraba en High Bridge, Nueva Jersey, cuando vio que del cielo descendía una bola de fuego que, según se acercaba a él, iba disminuyendo su velocidad. 
A pesar de haber vivido experiencias similares, Howard se sintió asustado. 
Cuando la nave se posó en el suelo, se abrió una compuerta, que dejó salir una pequeña plataforma, sobre la que descendieron dos hombres vestidos con trajes espaciales relucientes. Ambos seres se hicieron a un lado para dar paso a otro extraterrestre de apariencia notable: alto, de aproximadamente un metro noventa de estatura, esbelto, y, con el cabello rubio rozándole los hombros. El hombre se acercó, y, dijo que traía un mensaje de paz, amor y comprensión.

Luego se retiró.

Se hizo un pequeño silencio pues la historia más bien parecía un culebrón de mujeres exquisitas venidas del espacio, y, de seres buenos que vienen a ayudarnos, pero, en 1967, Menger afirmó en público, haber sido víctima de una operación de la CIA, y, puso en duda la propia existencia del fenómeno ovni. 
Y, en el mismo relato, tanto él como su esposa, manifestaron al verse descubiertos el fraude. Menger se retractó en un programa de Long John Nebel, a principios de los sesenta. Dijo que tal vez todo había sido el resultado de experiencias psíquicas inexplicables, y, que algunas de sus afirmaciones, sólo debían considerarse, en sentido metafórico. 
Todos asumimos que todo este relato, no es sino, una historia de desinformación, que deja tantos adeptos como incrédulos enfrentados desde entonces hasta nuestros días. 
Brandan retomó ahora el protagonismo.

Hay patrones muy parecidos entre el caso Menger, y el de Adamski. 
Por un lado, las naves que ambos muestran, y que son exactamente iguales entre si, e idénticas a las Haunebu de los nazis de la base 211 de la Antártida. 
Por otro lado, ambos viajan a la cara oculta de la luna, y, afirman que hay vegetación, ciudades, y bases o cúpulas, ocupadas por extraterrestres. 
Afortunadamente, la luna esta cartografiada, casi al milímetro, por las sondas enviadas por varias naciones, a la misma, y, no existen plantaciones, árboles o vegetación, y, ciudades donde vivan los selenitas. Aunque, efectivamente, se han descubierto construcciones antiguas, deshabitadas.

Lo más impresionante, y que, seguramente no sabéis, es que existen informes, por muchos investigadores compartidos, en el sentido de que los nazis fueron los primeros que llegaron a la Luna, ayudados por sus aliados, “los ángeles caídos”, y, tendrían allí una base operativa. Por supuesto, para otros esta cuestión es puro folclore.

Otra cuestión interesante, es que Menger prestó su casa, para que Valiant Thor, el supuesto venusiano, diera una conferencia. 
Todo parece indicar, que, tanto el uno como el otro, eran agentes seleccionados por la CIA, al igual que lo fuera Adamski, con el objetivo de desviar la atención nazi, y, de los verdaderos extraterrestres, que habían venido en oleadas desde 1952.

Por supuesto, este Valiant, poco o nada tiene que ver con el ser que vio Hans de niño.

Lo que resulta curioso, es que, para Menger, los extraterrestres que contacta son cristianos, y, con tintes anticomunistas, mientras que los de Adamski son más proclives al comunismo.

Menger también admitió que había trabajado para la CIA, y, que su historia era parte de un experimento para probar reacciones públicas a la idea de contacto extraterrestre. En resumen, la historia de Menger fue un experimento de la CIA para ver con qué facilidad, y, quién específicamente, podría ser engañado a creer cualquier cosa.

Las historias de los contactados con platillos voladores, y sus visitas a otros planetas, están ahora muy cuestionados. Sin embargo, a pesar de su estupidez, las historias han tenido un profundo impacto cultural en el momento, y, se contactó con ellos mismos han atraído a miles de fieles en lo que fue la primera aparición del aspecto cuasi-religiosa del fenómeno OVNI.

Los contactados fueron los precursores de los cultos OVNI que continúan prosperando en el movimiento de la Nueva Era.

A mí me parece que este tal Menger era un ligón, pues, a todas horas estaba enamorándose de la mitad de las “tías buenas” extraterrestre que se le presentaban. Incluso, como no tenía bastante con las que venían, las buscaba reencarnadas por la calle ¡Menudo Bribón! 
-Dijo Bob-

El problema, querido Bob, es que en los años cincuenta, la perspectiva y los datos con los que se contaban del espacio exterior, no existían, y, ahora nosotros juzgamos con otros elementos comparativos -Respondió Marina-

Era la hora de la comida y hacía un poco fresco fuera de la casa, por lo que decidimos de común acuerdo, retomar la reunión por la tarde y pasar ahora a la comida.


Extracto de COMANDO SOLAR
Autores: Tamara Pavón – Lice Moreno


* * *



* * *

KRULIANs, share, Antártida, paraíso, bajo el hielo, VI,

Origen: KRULIANs: share, Antártida, paraíso bajo el hielo. VI

domingo, 13 de octubre de 2019

share, Antártida, paraíso bajo el hielo. VI

* * *
 
Antártida, paraíso 
bajo el hielo. 
VI

Estimados lectores.

Publicamos estos textos, porque creemos tienen su relación con la espiritualidad. Tema central del sitio.

Porque se mencionan en muchos otros textos, libros…

Porque, si son verdades, es otra minúscula parte más, que podemos agregar a nuestro conocimiento y entendimiento…

Si no es así, no deja de ser, un buen cuento de ficción.

– Como todos los textos que publicamos; tómenlo con pinzas, y, sientan, cómo resuena en su interior. –

TDLL
—–

– ¡Bien, amigos! 
Os prometimos información, y os aseguro, que hemos buscado hasta en las alcantarillas 
-Dijo Brandan-


Emplead la imaginación, y, situaros en los años cincuenta.

La derrota sufrida por la armada americana en la Antártida había puesto en alerta a todo el ejército. Había un deseo manifiesto de venganza.

El 7 de enero de 1948, bajo las instrucciones del capitán de vuelo Thomas F. Mantell, cuatro aviones militares F-51D Mustang regresaban de un vuelo de prácticas en la Base Aérea de Godman, en Fort Knox, EE.UU. En aquel momento, desde la torre de control se notificó sobre la presencia de un objeto volador sin identificar que había sido visto en el cielo entre las nubes.

Acelerando los cazas, todos los aviones salieron en la persecución del ovni. 
 
Uno de los cazas, que tenía poca capacidad de combustible, recibió autorización para aterrizar. 
 
Los otros dos pilotos acompañaron a Mantell hasta interceptar al objeto. 
 
Ellos, después, contarían haber visto un objeto, pero, lo describieron como algo de pequeño tamaño, que les impedía identificarlo.

El teniente Albert Clemmons, que acompañaba a Mantell, tenía una máscara de oxígeno.

Clemmons, y otro piloto, abandonaron la persecución, al estar a 6,9m de altitud. 
 
Mantell continuó hasta el final, escuchándose una última frase: “estoy llegando cerca de él”, asentía. 
Después se produjo un gran silencio.

Eran las 15 horas, 15 minutos, cuando el piloto Mantell hizo su última transmisión a la central. 
 
Una hora después, encontraron el avión destrozado, y su cuerpo, decapitado. Su reloj se detuvo a las 15 horas, 18 minutos.

El servicio secreto se movilizó enseguida. 
 
El incidente se concibió como una agresión o acto de guerra. 
 
El único enemigo conocido que empleaba discos voladores, eran los nazis de la base 211 de la Antártida, pero, por las descripciones del resto de los pilotos, aquel ovni parecía más veloz y más estilizado.

El alto mando sabía perfectamente que, a pesar de la superioridad técnica nazi, algo, o alguien, les estaba ayudando, pues los prototipos probados al final de la Guerra, no tenían esa sofisticación. 
En solamente tres años aquella nave superaba con mucho los cálculos que tenían.

Finalmente, se aceptó, por eliminación, que los únicos que podrían ayudarles, no eran de este mundo, sino del mundo interno, donde se conjeturaba que existían los “Ángeles Caídos”, es decir, una raza extraterrestre, que había sido derrotada, y que se habían refugiado en el interior de la Tierra. 
 
Si los nazis estaban en el interior, y, habían sido dirigidos allí por psíquicos conectados con entidades extraterrestres, aunque en un principio parecía una locura, tuvieron que aceptar los informes que se habían filtrado, y, se habían clasificado, como “inverosímiles”, por parte de las médiums de las Sociedad Vril, capitaneadas por María Orsic. 
 
Acabada la guerra, la mayoría del servicio secreto alemán, fue contratado por los servicios secretos americanos; es decir, toda la infraestructura de espionaje, fue asignada con nómina, y pasaporte, a las fuerzas americanas. 
 
Fue así como supieron la cuestión de los ovnis, y, que una raza antigua, residente en el interior de la tierra, estaba dando asistencia a los refugiados.

Cuando los altos mandos recibieron estos informes, poco menos que se echaron a reír, pero, la derrota de la Operación “Highjum”, y, varios incidentes con aviones, como el caso de Mantell, evidenciaron que aquellos no eran aviones, y, que la superioridad técnica que empleaban esas naves tenían que ser de alguien muy superior.

Se retomaron los informes de la sociedad Vril, y, se realizó una búsqueda exhaustiva del grupo, pero, las médiums habían desaparecido, pues, habían sido avisadas por los seres que les habían contactado. 
 
Todas ellas, estaban residiendo en Noruega, Croacia, y Suecia, pero, se las había tragado la Tierra.

En dichos informes, se hablaba de que, desde hacía miles de años, existía una vieja pugna, o guerra, entre dos razas del espacio, que pretendían la hegemonía en nuestro planeta. 
 
Unos, eran altos, rubios, con tipología nórdica, originarios del Sistema Aldebarán, de la Constelación de Tauro. 
 
Y, otros, con una tipología distinta, más oscuros, de piel aceitunada y rasgos más duros, habrían venido de un rincón de la Constelación de Orión. 
 
Los altos, rubios, habían poblado la Hiperbórea, y la Atlántida, y, los otros, habían poblado el Pacífico, en lo que se llamó, el continente Mu. 
 
Esa batalla estaba recogida en la mayoría de los textos antiguos de las escrituras sagradas de los diversos pueblos. Sobre todo, en los textos indios de Ramayana y el Mahabaratha.

La guerra fue tan despiadada, que se emplearon armas atómicas, y, artefactos de destrucción masiva, hasta el punto de que la Atlántida, y la Lemuria, o continente Mu, se hundieron en el fondo del mar. 
 
Como consecuencia de la radiación, algunos Salieron al espacio, y, otros se refugiaron en el interior de la Tierra, hasta que la radiación desapareciera.

Esta leyenda, está también recogida en los textos bíblicos, y, el Libro de Enoc, como la batalla entre Miguel, y Lucifer, y los ángeles caídos que fueron sepultados al abismo.

El Alto mando del ejército americano, tuvo que aceptar a regañadientes, todo aquel galimatías, por el simple hecho de que las evidencias se lo confirmaban.

Se aceptó por tanto, que los nazis de la base 211 estaban siendo ayudados por esa facción de los supuestos “Ángeles Caídos”, y, por tanto, su tecnología era muy superior a la de la Armada.

Pero, estos ángeles caídos, no podían intervenir directamente, puesto que estaban en cuarentena, y, si emprendían una acción contra el hombre, seres aún más poderosos, actuarían en forma radical. 
 
Pero, si podían ayudar, o emplear, lo que quedaba del movimiento nazi, como aliados para que les hicieran el trabajo.

Ante este panorama, y, viendo el Estado Mayor del Ejército, y, sobre todo, de la Armada, que aquello tomaba derroteros más metafísicos que convencionales, tuvieron que confesar que ellos habían sido formados en el Arte de la Guerra, y en operaciones de campo, pero no tenían ni idea de cómo luchar contra ángeles, y, como acceder al interior de la Tierra.

La recién nombrada CIA, o, Agencia de Inteligencia, estableció como prioritario, el tema ovni, y, con la aceptación del Alto Mando, se estableció una orden prioritaria, que hizo reír a más de uno, pues se recomendaba, encontrar, e intentar el contacto, con los nórdicos, o seres altos, rubios; es decir, con los enemigos de los que ayudaban a los nazis. 
 
Y, pedir su ayuda. 
 
El razonamiento, y, el protocolo a emplear, era sencillo. 
 
Si un grupo de psíquicas había conseguido los planos de naves espaciales y localizar los lugares donde ocultar dicha tecnología en la Antártida. Ellos, emplearían el mismo método; es decir, el método psíquico. 
 
Y sencillamente comenzaron a contratar dotados y videntes y no tuvieron reparo en emplear sustancias como el LSD o la mescalina y el opio para conseguir llegar a los dichosos nórdicos. Esta práctica fue empleada con éxito, hasta el punto que dos décadas más tarde se creó el programa de “Visión Remota” que todo el mundo conoce, pues fueron documentos desclasificados hace años y discutidos en el Senado Americano.

– ¡No jorobes Brandan! 
 
Todo lo que nos estas contando es una ficción. Nos estáis tomando el pelo -Dijo Bob-

– No mi querido amigo, no solo es un hecho real, sino que efectivamente consiguieron contactar con ellos.

– ¿Con los nórdicos? 
¿Los angelitos buenos?

– Pue si Bob. 
Aunque te resulte difícil creerlo.

Esteban que había estado mostrando fotos de supuestos extraterrestres tomó ahora la palabra.

– Imaginad que tenéis que controlar la actividad de una clase donde hay alumnos conflictivos 
¿Qué haríais para vigilarlos? 
Estaréis de acuerdo todos conmigo que la mejor idea es ponerles una cámara de vigilancia.

– ¡Por supuesto! 
-Dijo Bob-

– Os pregunto esto, porque, cuando los americanos, y los rusos, comenzaron a enviar satélites al espacio, unos y otros se vigilaban estrechamente. 
 
Ambos, sabían cuántos, y cuando los habían enviado. La sorpresa fue mayúscula por ambos bandos, cuando comprobaron que además de sus satélites, había en órbita más de mil cuerpos, o artefactos artificiales, que ellos no habían enviado.

– ¿Eso es verdad, Esteban? 
-Preguntó sarcásticamente Bob-

– Si, es cierto 
-Respondió Matt-

Matt no quiso ampliar el comentario, pero, todos aceptamos, incluso su suegro Bob, que nadie mejor que él para afirmar tal cuestión, pues se tiraba miles de horas observando y utilizando dichos satélites.

– ¿Y, eso que tiene que ver con lo que decía Brandan de los programas psíquicos de la CIA? 
-Preguntó Ronalda-

– Dejadme que termine este argumento, pues, de esa manera, entenderéis toda la trama que sigue a continuación.

Cuando la primera prueba termonuclear se produce en 1952, cientos de miles de naves, salen de la nada, y, se precipitan a la Tierra, con el objetivo de parar esa locura… ¿Quién creéis que les avisó?

– Supongo que los satélites de vigilancia que las antiguas civilizaciones que nos visitaron pusieron en órbita antes de marcharse 
-Dijo María-

– ¡Efectivamente, María! 
 
Nuestros padres creadores, que en Egipto fueron conocidos como Ra, Osiris, Isis, Anubis, y, otros tantos, que son los mismos que en Sumeria se les llamó, Annu, Enki o Enlil, se marcharon después de injertarnos los últimos valores genéticos que dio origen al “Homo Sapiens”, pero, se marcharon, no a otro planeta vecino, ni siquiera a otra Galaxia. 
 
Es difícil, para la mayoría, entender, que son seres interdimensionales, que viven en el futuro. Es por eso que dejaron aquí sus satélites y su sistema de vigilancia.

Cuando el hombre consiguió la bomba H, puso en marcha, su autodestrucción, estos dioses no podían dejarnos destruir, pues, somos sus hijos.

– ¡Vamos a ver, Esteban! 
 
pero, sigues sin responder a la pregunta de Ronalda 
-Criticó Bob-

– Mira que eres impaciente Bob. ¡Espera un poco, hombre! 
Que luego entenderás el porqué.

Ahora, le tocaba el turno, a Brandan.

– Hasta 1952, no sucedió nada, especialmente, importante. 
 
Los miles de avistamientos que se producían, eran en su mayoría, de naves alemanas, o de sus aliados, y, otros tantos los propiciaban el Comando Solar, y, sus confederados. 
 
Pero, aquella explosión, precipitó la llegada de nuestros creadores, y, el panorama cambió radicalmente, pues ante estas entidades, ni nórdicos, ni ángeles caídos, y, mucho menos, los humanos, pueden hacer nada.

Esto, precipito nuevas alianzas, y nuevas estrategias. 
 
Los nazis de la base 211, comprendieron, que no podían enfrentarse a estas entidades. 
 
Estaban inmovilizados a la fuerza. 
 
En los años sucesivos, realizaron varios encuentros con el Alto Mando Americano, concluyendo finalmente, con un acuerdo de colaboración conjunta. 
 
La base, fue abierta, a las fuerzas armadas americanas, y, comenzó una colaboración, que dura hasta el día de hoy. 
 
Algunos investigadores, la han llamado “La Internacional nazi”, Pero, este programa, no solo contempla humanos, sino seres extraterrestres, considerados por algunos, como Ángeles Caídos, con los mismos fines.

Fue en 1960, cuando el presidente Eisenhower, firmó el pacto con los últimos resistentes del III Reich alemán, en su visita a la Argentina.

San Carlos de Bariloche, residencia de muchos antiguos nazis, le acogió con alegría, y, en forma reservada a la prensa y al público, se estableció dicho pacto. 
 
Fue entonces, cuando realmente, acabó la Segunda Guerra Mundial, pero, no así las ideas nazis, pues algunos investigadores afirman, que aquel fue el comienzo de un nuevo poder, que trabaja en la sombra, con unas capacidades técnicas, y operativas, asombrosas. 
 
Realmente, no podemos afirmar nada, pero, resulta sospechoso que la Antártida este sellada a cal y canto, siendo muy difícil conseguir una simple licencia de investigación, incluso, que este limitado el paso aéreo, y la divulgación de las imágenes de satélite. 
 
A partir de ahí, se habla de “La Internacional Nazi”, formada por aquellos antiguos nazis, y, una élite de poderosos, que trabajan en la sombra, para establecer un gobierno oculto. 
 
Se dice, que en ese lugar, hay una puerta interdimensional, para salir al espacio exterior, y, a otras estrellas. 
 
Se comenta, en igual medida, de una flota aérea capaz de viajar a las estrellas, constituida por terrestres, y extraterrestres. 
¡En fin! querido amigos, todos son conjeturas, y, pocas pruebas.

– ¿Pero, tú que piensas, Brandan?

– La verdad, es que tanto Esteban, como yo, hemos intentado investigar el tema, pero, ahora mismo, la red es una fuente impresionante de desinformación de pequeñas verdades, y, de sensacionalismos, que no permite establecer un criterio. 
 
Lo que yo pienso, es que nuestro deber generacional pasa por entregar a los que vienen detrás, la información exenta de adornos, subjetividades y conjeturas. 
 
Sera, Henry, y los suyos, los que investiguen este escabroso tema que ahora mismo, como jubilados, no pertenece a nuestro tiempo.

Como si de un plan ensayado se tratara, Esteban cedió el teclado del ordenador a Brandan y prosiguió.

– El Servicio Secreto, el FBI, y la CIA, tenían, por aquel entonces, programas propios para conectar con extraterrestres, pues, los avistamientos desbordaban la logística militar americana, y, el Alto Mando, se sentía impotente.

– Hasta ese año, no había habido problemas, puesto que los ovnis nazis no tenían las capacidades de los que ahora, a partir de 1952, volaban descaradamente sobre los silos atómicos, desmantelándolos, y, jugando al “escondite” con los cazas y los aviones que lanzaban tras ellos.

No solo se crearon grupos de psíquicos, emitiendo, y, rastreando la posibilidad telepática de establecer un contacto, sino, que se crearon cuerpos especiales de ojeadores, radaristas, y radioescuchas, por todo el país.

Los visitantes captaron todas esas señales, y, decidieron actuar, utilizando el Comando Solar, para contactar con las autoridades militares, y, con el presidente.

Se designó de nuevo a Valiant Thor, por su conocimiento de los entresijos del Pentágono, y la Casa Blanca, para establecer las reuniones previas.

Dichas reuniones concluyeron con un encuentro decisivo, el 20 de febrero de 1.954, los nórdicos se reúnen con Eisenhower, en la Base Aérea de Edwards. 
 
El platillo volante, aterrizó en dicha base. 
 
Dos seres altos, de cabellos rubios, y ojos azules, se dirigieron directamente al presidente, mientras, que otro de ellos, se quedó en la rampa del platillo volante. 
 
Sobre el aeropuerto, otras tantas naves vigilaban el acontecimiento. 
 
Estos seres, sabían que los americanos, habían establecido ya, los primeros contactos con los “grises”, ofreciendo a los Estados Unidos, deshacerse de estos extraterrestres, pues, no eran seres con buenos valores, a cambio de la supresión de las armas nucleares. 
 
Pero, Eisenhower, asesorado por su gabinete rechazó dicha ayuda, puesto que renunciar a las armas nucleares, era, dejar a Estados Unidos, a merced del poder ruso, y su escalada bélica, que se llevaba a cabo con la Guerra Fría.

Los nórdicos le dijeron, que esa misma entrevista se había establecido con las autoridades de la Unión Soviética, pues lo que deseaban estos seres era que todas las naciones se desarmaran.

Aquella reunión, entristeció mucho al Comando Solar, pues, el futuro de la Humanidad, estaba pendiente de un hilo.

Los nórdicos le hablaron de que se daría una tercera guerra mundial con efectos terribles, de las drogas, y, de la juventud desmotivada, y apática, del cambio climático, y de la falta absoluta de valores, de todos los seres humanos. 
 
Los escándalos de pederastia, y prostitución en las religiones, y, la corrupción política. 
 
Avisaron de enfermedades como el Sida, y el Cáncer, pero, el duro corazón del presidente, no se ablandó.

Como podéis comprobar, todos estos vaticinios, o se han cumplido, o se cumplirán, en el futuro.

Lo más triste, es, que pocos meses después, El presidente firmó un pacto de colaboración, precisamente, con los grises.

Los “grises”, son descritos, como unos seres de forma similar a los humanos, aunque su altura, oscila entre los 120 cm, y, los 150 cm.

El color de la piel de estos seres, oscila, entre en azul grisáceo, y el verde grisáceo.

Los brazos de los grises, son más largos que los de los humanos, sus manos, cuando caminan, llegan hasta la altura de sus rodillas.

Poseen unos grandes ojos de forma almendrada, y, orejas muy pequeñas.

Su cabeza es grande, y sin pelo.

Normalmente, no van vestidos, aunque en ocasiones se les ha descrito llevando una especie de traje de buceador.

También, al parecer, estos seres, no poseen aparato reproductor.

Según el geólogo Philip Schneider, el tratado recibió el nombre “Tratado de Greada,” por el que se acordó, que, los extraterrestres, podrían experimentar con unas vacas, y, experimentar unos implantes, en unos pocos humanos.

La contraprestación era el intercambio de tecnología, a cambio de unas pocas abducciones, limitadas, y, controladas.

Estas abducciones, tenían la finalidad de estudiar las semejanzas, y diferencias, entre grises y humanos, para valorar la posibilidad de que los grises habitaran la Tierra, si su planeta tenía problemas, problemas que al parecer, ya estaban comenzando.

Como afirmaron los nórdicos, los grises, no respetaron el convenio, y, abdujeron sin límite de número, de tiempo, ni del tipo de pruebas a realizar.

Llegaba la hora de comer, y, aunque todos estábamos ansiosos por seguir aquel culebrón, había que atender también al cuerpo y sus necesidades.

Yo me disculpé, pues, aprovecharía el momento de la comida, para recibir a unos antiguos pacientes, que estaban en la isla de vacaciones, y, no podía eludir el saludarles.

Este pequeño incidente, quizás no merezca ocupar vuestra atención, pero, no es algo aislado de nuestra vida en la isla, y el grupo. 
 
Digo esto, porque, en nuestros jocosos comentarios, siempre decimos que los extraterrestres, nos vigilan, que vuelan sobre el Roque, o sobre nuestras cabezas, y, que, como formamos parte del Comando Solar, pues, tienen necesariamente que escuchar nuestras barbaridades, y si es así, reírse de nuestra locura.

Curiosamente, cuando me dijeron Juan Carlos y Yoli que venían a verme después de visitar el Roque de los muchachos, yo les dije en broma, que estuvieran atentos, pues seguro que verían o la isla de San Borondón, o algún que otro extraterrestre, vigilando la isla.

Estuvimos tomando café, hablando del pasado, y, de nuestras respectivas vidas, hasta que Juan Carlos adoptó una cierta formalidad, al decirme 
– ¡Oye Juan! 
¿Eso que me dijiste de que los extraterrestres vigilan la isla es verdad? 
– ¡No hombre! 
Era una broma 
-Le dije yo, pues Juan Carlos nada tiene que ver con la cultura de nuestro grupo, y, no contempla ninguna de nuestras preferencias culturales.

– Pues, tengo que decirte, que efectivamente, nos vigilan, pues hace dos horas, que he tomado esta foto en la cumbre del Roque, a un cuervo que estaba allí, posado, y, detrás de él, aparece una especie de nave.

Me quedé alucinado, pues la broma se había convertido en realidad. 
 
Hay que ampliar la foto, pero, efectivamente, lo que aparece detrás del cuervo, es una nave. 
 
Juan Carlos me decía, que no la había visto con sus ojos, pero, que, al ampliar al máximo el objetivo para sacar al pájaro, se pudo ver en la foto.

Me envió la instantánea al móvil, y, después de compartir un par de horas, un café, y unas sonrisas, retorné a casa para retomar la reunión de nuevo. 
Os dejo la foto pues es muy elocuente.

Cuando llegué al grupo, y, les mostré la foto, todos se alegraron, y, entre comentarios más o menos jocosos, todos asumían que esa nave era del Comando Solar, y venía a visitarnos.

Como el protocolo correspondiente esa misma tarde comenzó la reunión después del paseo, hacia las cinco y como siempre todo el interés se centraba en Esteban y Brandan con sus investigaciones.

– La decepción, y la tristeza, en el Comando Solar, fue enorme. 
 
En el valle de los Arianni, en el Reino de Agartha, y, en todas sus ciudades, se comentó el fracaso, pues el ser humano, a través de la nación más poderosa, había declinado una oportunidad, que nos podía haber llevado a una aceleración evolutiva impensable. 
 
…Pero, el ser humano, 
es una especie indomable, 
violenta, y autodestructiva.

– ¡Vamos a ver Brandan! 
 
-Dijo Anette- 
 
Si hemos asumido, que a los seres humanos nos hicieron los dioses extraterrestres, algo de culpa tendrán ellos, pues nos hicieron malos. 
¡Digo yo…!

Brandan iba a contestar, pero se adelantó Bob.

– ¡Mira Anette! 
 
No creo que estos brutos puedan responderte a esa pregunta. 
 
Es necesario que escuches la verdad de un iniciado, además inglés, para más datos, pues la sabiduría se encarnó en mis compatriotas, y el resto no sois, sino hijos de unos extraterrestres mediocres.

Las risas sonoras de todos invadieron el salón. 
 
¿Qué barbaridad diría ahora el gruñón de Bob? 
 
Ya estábamos acostumbrados a sus salidas de tono, y, a su espíritu crítico, y, cuando no estaba, o no nos obsequiaba con alguna de las suyas, lo echábamos de menos. 
 
Nadie conocía a Bob mejor que yo, pues, conmigo era el único que abría hasta el fondo su alma, y, yo sé, que todo era una fachada, que aquel viejo peleón escondía en lo más profundo de sí mismo, una joya de sabiduría, y, amor incondicional, hacia el conocimiento.

Cesaron las risas, y, esta vez, Bob se puso solemne.

– Os he dicho que yo sé el porqué de esa cuestión, y lo sé, porque tu padre Henry 
-dirigiendo una mirada tierna a Sami, que era también su hija querida- 
Me lo explicó muy bien, y lo vi razonable. 
 
En realidad, queridos amigos, Henry y Sunita debían estar aquí entre nosotros, pero, en vez de eso, me ha dejado a mí, el más tonto.

Aquellas palabras estaban humedeciendo los ojos de Sami.

– Os lo voy a comentar, tal y como él me lo planteó ante la misma pregunta que ha formulado Anette. 
 
Imaginad que unos biólogos espaciales, van a este, u otro planeta, y, crean un ser humano. 
 
Y, que en otro momento, poco después, otra civilización hace otro ser igual, con los mismos protocolos. 
 
Se hace absolutamente igual, en el mismo laboratorio, con los mismos materiales, con absolutamente todo igual. 
 
Se entiende, que ambos seres, creados, serán igual 
¿No os parece?

– Evidente querido Bob -Dijo Ben-

– Pues no, queridos amigos. 
 
Jamás serían iguales. 
 
Pues, los primeros, realizaron su creación, en el momento preciso en que el planeta donde estaban, conseguía una determinada posición astrológica precisa, que habían estudiado previamente, mientras que los segundos, lo hicieron sin atender esas posiciones planetarias. 
 
Los primeros, esperaron a que Venus, por citarlo como ejemplo, que representa el amor y la belleza, estuviera en una posición adecuada. 
 
De esa manera, crearon una raza bella, armoniosa, y sensible. 
 
Los otros creadores, hicieron al ser humano, con Marte y Plutón (si es que en ese supuesto Sistema Solar existiesen tales planetas, estaban mal aspectados), y, crearon una raza violenta, y agresiva.

Los primeros, eran biólogos sabios, que sabían que, además de crear carne, nervios y huesos, el ser humano tiene un cuerpo astral, que sintoniza con los astros, mientras que, los otros, eran unos biólogos necios, que solo contemplaban al ser creado, como un conjunto de tejido biológico dirigido por neuronas 
¿Me he explicado bien?

– Perfecto 
-Dije yo- 
Lo que dice Bob es cierto. 
Sabéis que además de Psicología he hecho mis pinitos en Astrología y puedo aseguraros que el carácter y la personalidad se definen por las posiciones de las cartas natales al momento de nacer. 
 
Realmente Bob, Henry el abuelo biológico de ese pequeñajo 
– señalando al Henry de la cuna– debía ser un verdadero sabio, pues a mí no se me habría ocurrido.

– Lo era Juan; lo era de verdad. Él me decía, que muchas razas del espacio, habían clonado, y creado, seres vivos, pero algunas, no lo habían hecho de acuerdo al patrón astral universal, que mueve el espíritu, y, las almas de los seres humanos. 
 
Él decía que, aun teniendo todo el conocimiento biológico preciso, si no se atendía a la Ley Universal, se podrían crear monstruos, en vez de humanos. 
 
Seguramente a nosotros nos crearon alguno de estos biólogos necios.

– Pues, ese es el caso de los cabrones de los “grises”, que están haciendo todo tipo de experimentos biológicos a su antojo, sin considerar lo que Bob nos acaba de decir 
-Dijo Brandan-

Pero, sigamos con la narración de los hechos:

Comprobando el Comando Solar, y la Confederación de mundos, que los humanos no estaban dispuestos a suprimir la producción de energía atómica belicosa, tuvieron que establecer un protocolo preciso, para paliar esta desobediencia, pues, la otra opción, hubiese sido liquidar a los militares, y las autoridades terrestres, y, esto estaba en contra de sus valores éticos.

Por otro lado, la Confederación, sabía que se avecinaba un cambio decisivo en la Tierra, pues, tal y como establece el Calendario Maya, a partir el 2012, nos alineábamos con el Centro Galáctico, y, el ser humano no estaba haciendo nada para adaptarnos a las nuevas frecuencias que invadirían al planeta. 
 
En igual medida, el cambio climático, la superpoblación, y la falta de empatía del humano con su propia morada planetaria, auguraban enormes catástrofes, agotamientos de recursos, y, guerras por el fanatismo religioso, el agua, y los recursos.

La Confederación, hizo un serio sondeo de posibilidades, en base a los datos adquiridos hasta aquellas fechas, y, consideraron el riesgo de una tercera guerra mundial, casi segura, donde se emplearían armas termonucleares, que podían causar miles de millones de muertos, y, destrucción planetaria.

Tenéis que saber, que el plan de mejora genética establecida por nuestros padres creadores, nunca paró del todo, e, incluso, se aceleró al comienzo del siglo XX. 
 
Ahora, con estas trágicas previsiones, se aceleró dicho plan, estableciendo un incremento de las abducciones, y, de la implantación de genes, y grupos neuronales, que aceleraran la evolución de la raza, puesto que el ser humano, poco o nada progresaba en sí mismo, debido a los dogmas culturales y religiosos.

Para hacer un seguimiento de millones de individuos que habían sido seleccionados para ser la semilla de la nueva raza humana, comenzó un programa de implantación de sensores, o “implantes”, en los individuos que ellos consideraban imprescindibles.

Y, por último, enviaron “captadores”, con una alta frecuencia, invisibles al ser humano, que pudiesen, tanto copiar nuestra evolución, y, enviarla a sus centros de datos, como, emitir, con esa especie de cámaras de video, frecuencias capaces de inspirar, o, dictar valores a las personas que escogían; en definitiva, pusieron cientos de millones de “implantes electromagnéticos”, y, otros más sofisticados de “plasma”, sobre muchas personas, y, otros tantos ojos vigilantes, con capacidad de traspasar la materia, e instalarse en frecuencias imposibles de ser detectadas por la frecuencia visual del común de los mortales.

Extracto de COMANDO SOLAR

Autores: Tamara Pavón – Lice Moreno

ANTERIOR Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. V


SIGUIENTE Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. VII


* * *
 
* * *

KRULIANs, share, Antártida, paraíso, bajo el hielo, V,

Origen: KRULIANs: share, Antártida, paraíso bajo el hielo. V

domingo, 6 de octubre de 2019

share, Antártida, paraíso bajo el hielo. V

* * *

Antártida, 
paraíso 
bajo el 
hielo. 
V


…El visitante nos dijo, que, a partir de aquel momento, se verían millones de naves en el mundo, pues estaban implicados muchos seres. 
 
Algunos, llevan el símbolo de la “H”, otros, un círculo con un punto en su interior, otros, un Sol, pero, todos forman parte del mismo programa. 
 
El maestro, dice, que todos los seres que sirven ese programa, se llaman “Hijos del Sol”, y, cada uno está más o menos implicado, en función de su evolución. Incluso, nos dijo que muchos, servirán el programa inconscientemente, a través de sus respectivos valores de amor, y de humanismo.

El piloto alemán, nos dijo también, que él personalmente había acompañado al Almirante Byrd, ante el maestro.

Valiant, que así se llamaba el tripulante de aquella nave, se abrazó con fuerza a mi padre, y, ambos lloraron de impotencia, pues el destino les separaba, con la seguridad de que nunca más se volverían a ver. 
 
Luego, la nave que estaba en el agua, se elevó suavemente sobre nuestras cabezas, y Valiant desapareció suavemente, subiendo por un pasillo de luz, que le arrebató ante nuestra mirada.

Mi padre, a partir de aquel encuentro, se hundió aún más, pues se veía obligado a realizar una tarea que no deseaba, en vez de estar con Valiant, y sus viejos camaradas, ayudando a un cambio positivo en la humanidad. 
 
Tengo la seguridad de que mi padre resistió lo que pudo, pensando en que era yo quien debía activar el sentido de la vida de unos padres que sirvieron en silencio, y, con resignación, poniendo sus sueños y anhelos en mí.

Me da lo mismo lo que me digas “Bob” yo nací en la nación de los Arianni y soy por nacimiento, vocación y por deseo uno de ellos.

Se hizo un pequeño silencio hasta que la voz dulce y melodiosa de Marina, la esposa de Brandan exclamó;

– Yo soy también una Arianni.

– Y yo -Dijo Brandan-

– Y yo… 
y yo…


Todos gritaron lo mismo, incluso Norman y Adelle, que llevaban pocos días entre nosotros. Ahora, queridos lectores, pude aseguraron que estoy rodeado de una cuadrilla de locos impenitentes, entrañablemente insufribles, y rebeldes. 
Pero, por si no lo puse claro antes, debo deciros, que 
“yo también soy un Arianni”

De nuevo Brandan tomó la palabra:

,
– El símbolo de la H, sobre la panza de la nave, se conoce, como la civilización 
Ummita. 
 
Estos seres, afirmaban venir del planeta UMMO, un planeta en órbita alrededor de la estrella enana roja Wolf 424, situada en la constelación Virgo, y, se autodenominaban, OEMII, (hombres de Ummo), en su propia lengua. 
 
Ellos mismos, aclaraban en sus cartas, los equivalentes fonéticos en su idioma, de cuanta palabra les parecía necesario. 
 
Así, relataban en sus informes, cómo habían llegado a la Tierra, un 28 de marzo de 1950, aterrizando muy cerca de La Javie en los Bajos Alpes franceses. 
 
Allí contactaron con los primeros humanos, disfrazados, para que no los reconociesen, y, comenzaron a investigar el planeta: costumbres, cultura, lenguaje, etc. 
 
Tiempo después, empezarían las famosas cartas, a diferentes personas, a través de todo el mundo, donde contaban diferentes aspectos científicos de su planeta, su tecnología, y su sociedad.

Quizás fue casualidad, pero esta civilización tenía en su nave, la famosa H, que llevaba Valiant en su uniforme. En todo caso, la simbología solar aparece en muchos casos ovnis, pues la alusión universalista al Sol, parece asumida por muchas civilizaciones.

Pero, este concepto de Comando Solar, que, sin duda, habla de una confederación de mundos, con la imperiosa necesidad de erradicar la energía atómica bélica del planeta, sigue aún vivo, pues en el pasado año 2015, en los famosos círculos de las cosechas, todavía se podía ver este dichoso símbolo. 
 
Los Arianni, adoptaron esa denominación, porque el sol representa en forma perfecta, una confederación de mundos, nutrida por seres conscientes, del interior de la Tierra, y de otros planetas.

Esteban, que había estado todo el tiempo callado, puso en la tele un texto, y con voz firme dijo:

– Queridos amigos. 
Lo que nos ha contado Hans, nos lo anticipó a Brandan y a mi, hace unas semanas. 
Tenía dudas. 
Pensaba, que podía equivocarse, y que, sus experiencias, debían morir con él. Pero, nosotros le hicimos ver, que su relato tenía sentido, que todo lo que le dijera su padre era cierto, que no se lo había inventado. Le enseñamos documentos, e investigamos todo este tiempo, comprobando que el tal Valiant, fue real, al igual que el comando del que formaba parte.

¡Observad! 
-Reitero Esteban, señalando a la pantalla de televisión.

Una vieja película, en blanco y negro, reproducía un hongo atómico. 
 
Esto, no tenía nada de extraño, pero, al poco rato, sobre el hongo, se posó un ovni, que en pocos segundos, absorbió toda la nube radiactiva.

Aquello era insólito. 
Tuvimos que verla, aún dos veces más. 
Por la calidad de la película, debía haberse tomado, hacia los sesenta.

Luego, Esteban reprodujo una docena de fotos de ovnis, sobre explosiones atómicas. 
Luego dijo:

– Cuando mostramos esta película a Hans, su alegría fue tremenda, pues todo lo que estaba recordando, no se producía como fruto de su imaginación. Le mostramos también las fotos que ahora veréis donde aparecen símbolos semejantes al emblema que llevaba Theodor, y, otra serie de documentos gráficos, que os iré mostrando en los próximos días.

Estos documentos le dieron la fuerza para contaros su historia, que ya conocíamos en parte, pero, que, como bien ha dicho en estas últimas semanas, parece haberse revelado con más fuerza. Estuvimos rescatando documentos de los años cincuenta. 
 
Esa década fue prodigiosa. 
Hay información para hacer varias reuniones. 
Encontramos cientos de contactados que hablaron en los mismos términos que Hans. 
Quiero que veas la portada del libro de uno de los más famosos contactados de los cincuenta. 
Lo titula “Hijo del Sol”, incluso describe a seres que llevaban como emblema un círculo con un punto en su centro, que representa el Sol, 
y el átomo de hidrógeno. 
Los mismos argumentos que nos ha dado nuestro querido Hans.


Luego cerró el ordenador, apagó el televisor y en forma solemne, levantándose de la butaca, sentenció:

Ahora, resulta que todos somos Arianni; todos somos guerreros de Shambhala. 
Permitidme, por tanto, despedir esta jornada, con las palabras del lama Choegyal Rinpoché:

— Llegará una época en la que toda la vida sobre la Tierra, estará en peligro. 
En esa época, habrán aparecido, grandes potencias; potencias bárbaras. 
 
Aunque dilapidan su riqueza, en preparativos para aniquilarse entre sí, tienen mucho en común: armas de muerte, y destrucción inconcebibles, y, tecnologías que arrasarán el mundo. 
Y, es precisamente entonces, cuando todo el futuro, de todos los seres, penderá del más frágil de los hilos, cuando surgirá, el reino de Shambhala.

— No podemos ir allí, no es un lugar. Existe, en el corazón, y, la mente de los guerreros de Shambhala. 
 
En realidad, no podemos saber a simple vista, quién es un guerrero, o una guerrera, de Shambhala, porque no llevan uniformes, ni insignias, ni ondean banderas. 
 
No tienen barricadas a las que subir para amenazar al enemigo, o, tras las cuales, descansar, y reagruparse. Ni siquiera tienen tierra natal, pues deben moverse por siempre jamás, por el terreno de las potencias bárbaras.

— Este, es el momento, en el que los guerreros de Shambhala, necesitarán una gran valentía; valentía moral, y valentía física, porque van a ir al mismísimo corazón del poder bárbaro, para desmantelar sus armas. 
Armas, en todos los sentidos de la palabra: 
las bombas, y armamentos, fabricadas y desplegadas, y, los pasillos del poder, donde se toman las decisiones, para desmantelar las armas.

Los guerreros de Shambhala, saben, que estas armas, pueden desmantelarse, porque son manomaya, están hechas con la mente. 
 
Están hechas, por la mente humana, y, la mente humana puede desmantelarlas. 
 
Porque los desastres que nos amenazan, y se despliegan, no son causados por una fuerza extraterrestre, o alguna deidad satánica, o, ni siquiera por un destino inamovible. 
 
Surgen, de nuestras relaciones, y nuestras prioridades, y nuestros hábitos. 
Están hechos por la mente humana, y, la mente humana puede deshacerlos. Así pues, ha llegado el momento —dijo— 
de que los guerreros de Shambhala se entrenen.

El silencio que se creo era muy elocuente. 
De repente, aquellos jubilados, habían sido llamados a filas. 
Se habían convertido en jóvenes utópicos y fantasiosos. 
Por un momento, sentimos, que nuestras vidas tenían sentido, que éramos inmortales.

Henry, produjo un extraño sonido, desde la cuna, recordándonos que éramos mortales, que se había hecho de noche, y, que debíamos dejar de soñar, para retornar ordenadamente, y con prudencia, a nuestras respectivas casas.

María, y yo, tenemos la costumbre de leer, o escribir, en la cama. 
Ponemos dos grandes almohadones en la espalda, y, realizamos este hábito, cotidianamente, hasta que el sueño nos doblega. 
 
Aquella noche, pusimos la televisión en nuestro canal habitual, y, nos enganchó el título, que justo en este momento, iniciaba el documental. 
Se trataba de la historia real de Hirosima y Nagashaki.

A lo largo del mismo, fueron varias las veces que se me derramaron las lágrimas. 
 
Comprobamos, y comentamos, que el ser humano es un criminal sin valores. 
 
Los testimonios de los supervivientes eran estremecedores. 
 
La bomba, lanzada por los americanos, había producido una devastación tal, que, en forma directa, o, por las consecuencias de la radiación, murieron entre ambas ciudades, cerca de 250.000 personas. 
 
 
Las consecuencias de una explosión nuclear, son de tal naturaleza dolorosas, que, te desgarran el alma. 
 
Además, la actuación de las autoridades americanas, y, las propias japonesas, fueron de una impiedad absoluta. 
 
 
Realmente, hay que tener un temple especial, para soportar aquel documental.

María, con lágrimas en los ojos me comentó:

– Juan, tienes que escribir. 
Tienes que contarlo todo. 
Tienes que rendir un testimonio de heroísmo, a seres como Valiant, y, otros tantos, que se han puesto al servicio de la humanidad, para erradicar la energía atómica del planeta. 
Ciertamente, querido esposo, ahora más que nunca, me siento una Arianni.

Tomé su cabeza con mis manos, y, la besé con ternura. No solo estaba casado con la mejor mujer del mundo, sino que, desde el principio, había robado mi corazón, y, me había hecho esclavo de sus ojos, de su sonrisa y de su inteligencia.

– Yo también soy un Arianni, y, por supuesto que contaré la historia de Valiant, la de Hans, y, la de todos los seres buenos que han comprometido su vida, en la búsqueda del amor, y del conocimiento.

Extracto de COMANDO SOLAR

Autores: Tamara Pavón – Lice Moreno


ANTERIOR Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. IV


SIGUIENTE Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. VI


* * *
 
* * *

KRULIANs, share, Antártida, paraíso, bajo el hielo. IV

Origen: KRULIANs: share, Antártida, paraíso, bajo el hielo. IV

viernes, 27 de septiembre de 2019

share, Antártida, paraíso, bajo el hielo. IV

* * *

Antártida, 
paraíso 
bajo el hielo. 
IV

El almirante Byrd y otras tantas autoridades que fueron entrevistadas durante aquellos años, fueron guiadas y llevadas a bordo de los platillos volantes de los Arianni, por ese comando de servidores alemanes que se adentró en el valle sagrado, y juró fidelidad a la confederación de mundos, y al reino de Agartha. 
 
Es por eso que Byrd se sorprendió al ver que le hablaban con acento alemán.

Brandan, el marino, retirado de la armada irlandesa, irrumpió con su palabra:


– Cuando Hans nos contaba esta historia, tanto Esteban como yo empleamos muchas horas de investigación para poder ubicar sus declaraciones en los acontecimientos y la historia que siguió a la Segunda Guerra Mundial, y, encontramos un sinfín de respuestas que debéis de conocer, pues se trata de algo apasionante, de una conspiración, y, una mentira, perfectamente ocultada por los Servicios secretos de Estados Unidos y de las otras potencias nucleares, puesto que todos los gobiernos de estas naciones fueron visitados y contactados por los agarthianos y los Arianni en multitud de ocasiones.

Mientras Brandan hablaba, Esteban ya estaba poniendo en la televisión las primeras imágenes, luego fue el mismo a continuar con los argumentos del viejo soldado.

– Aunque ya conocéis la mayoría la historia debemos rememorar los hechos para que Norman y su familia se sitúen.

En 1947 el ejército americano puso en marcha la operación Highjump, con cerca de 5000 soldados y números barcos y aviones, con el objetivo de destruir la base 211, pero, los alemanes, con dos de sus prototipos ovni, que para entonces habían perfeccionado, contraatacaron con tanta fuerza, que el cuerpo del ejército enviado, tuvo que volver rápidamente, con el rabo entre las piernas, pues de haber continuado en la zona, habrían sido aniquilados. Fue entonces cuando el almirante Byrd fue recibido por los Arianni, y, se le dio el mensaje que conocéis de cesar en la escalada armamentista de la energía atómica.


Byrd entregó la información al Secretario de la Marina, James Forrestal, y este a su vez, informó al presidente Harry Truman. 
 
El gobierno americano se reunió debatiendo el asunto, pero, de ninguna manera podían aceptar la recomendación dictada por los Arianni, en primer lugar, porque debían acepar una de las mayores derrotas propiciada por los todavía vivos nazis de la Antártida, y, en segundo término, porque, renunciar a la bomba atómica, era facilitar la supremacía armamentista rusa, pues comenzaba por aquel entonces lo que se llamó la Guerra Fría.


Los Arianni, conectaron a su vez, por las autoridades soviéticas, pero, en igual medida, se negaron a aceptar el cese de sus investigaciones atómicas. 
 
No se fiaban de los americanos.


El gabinete del presidente, estaba dividido, pues Forrestal era partidario de contar la verdad al mundo, mientras que el resto de los generales aconsejaban mantener todo en secreto y preparar un plan más eficaz para desalojar a los nazis de la Antártida.


Truman decidió ocultar todo, y guardar silencio. 
 
A continuación, se puso en marcha la parte oscura que todo servicio secreto de cualquier nación utiliza para silenciar a los testigos, y, “misteriosamente”, Forrestal fue ingresado en el hospital de la Armada, y fue “suicidado”, al ser arrojado desde un sexto piso.

Matar a Byrd, que era un héroe nacional, era más complicado, pues tendría que darse explicaciones por lo que le silenciaron durante un periodo de diez años, con la excusa de estar enfermo.

Estaban, iba mostrando las imágenes que aludían a sus palabras. Las caras de Matt, Sami y Adele reflejaban estupor, pues, no podían entender como sus compatriotas habían podido fomentar tal mentira, y, tales asesinatos. Mientras que Norman, permanecía impasible; él sabía, que se trataba de un mal necesario, o de acciones colaterales que la Seguridad del Estado requería, o en todo caso, eso era lo que en la CIA le habían inculcado, hasta la médula.

Norman dirigió la mirada inconscientemente a la habitación contigua, donde se veía la cuna de su querido nieto, y, su cara dibujo un gesto de incomodidad, pues ahora que estaba jubilado, su visión de las cosas era distinta, y, aunque su deber como servidor del estado le había obligado durante su vida laboral ¿Cómo podría contarle mentiras a su nieto? 
¿Cómo podía hablar a Henry y a los niños de su generación que la mentira y el engaño debía de mantenerse a toda costa? 
¿Qué clase de política podía propiciar la mentira, el engaño, o la escalada armamentista, como sistema de vida?
 
 Norman reflexionaba sobre estas cuestiones. 
 
Por un momento, su mente se desconectó de la reunión, reflexionando sobre el hecho cierto, de que la política de la mentira, el espionaje, y la guerra fría, solo había traído una sociedad equivocada, sin valores, y, al borde de la autodestrucción, por el cambio climático, el agotamiento de recursos, y la superpoblación.

Norman, tenía que educar a su nieto en la aceptación sistemática de dicha mentira, y, en la locura de una raza capaz de autodestruirse con sus bombas atómicas, en tan solo dos horas. 
 
Y, aquel agente secreto de una marcialidad y temple frio, e inquebrantable, tuvo que ausentarse con la disculpa de ir al baño, y, secarse las lágrimas que furtivamente salían incontenibles de sus ojos. 
 
Él había sido un patriota sirviendo a su nación, pero, sin querer, ni desearlo, había traicionado a la Humanidad, a la verdad, que debe resplandecer siempre por encima de cualquier otro valor, y, sobre todo, había traicionado a su propio nieto, pues en él se encarnaba el futuro de una raza, que, inoculada del mal endémico de sus mayores.

Pero, esto es otra cuestión. 
El hecho es que la comida reclamaba a todos los convocados, y había que hacer una pausa.

El entrenamiento de todos estos años nos daba una capacidad extraordinaria para encajar cada persona, y cada cosa, en su sitio, sin planificar casi nada. 
Se abrían las tarteras y se distribuía la comida en platos, y cubiertos de plástico, de esa manera no había que lavar vajilla alguna. 
Tan solo el café o las tisanas se elaboraban en la cocina, pero casi todo se traía en frío. 
Los postres era algo especial y todos nos deleitábamos con los mismos.

Después de comer, se reposaba un poco, algunos se quedaban traspuestos, otros preferían salir a dar un paseo. 
Hacía las cinco de la tarde se retomaba la reunión. 
Esteban conectaba el ordenador a la televisión y se ponía en marcha el coloquio.

Matt era un científico joven, poco acostumbrado a la jerga del grupo, por lo que preguntó.

– Hans 
¿Qué es la Suprema Inteligencia? 
Te has referido antes a ella. 
Entiendo que estás hablando de Dios.

– No Matt, Dios es el concepto más prostituido del planeta. 
 
Cada persona, grupo o colectivo conciben a Dios a su manera. 
 
Para unos es vengador, para otro político, para estos, amoroso y pacífico, para aquellos justo e implacable. 
Por cada persona hay un Dios distinto. 
 
Todas las religiones pretenden tener al Dios verdadero y en torno a él se crean jerarquías, representantes y profetas que terminan enviando a los hombres a la guerra, a la tortura, o a la muerte, precisamente en nombre de ese Dios.

La Suprema Inteligencia no puede ser poseída ni instrumentalizada. 
 
Se puede manifestar caprichosamente, en un niño, o en un ateo. 
 
Puede inspirar al científico, o confundir al sabio. 
 
No tiene forma, pero, compenetra a todas ellas. 
 
Ella se manifiesta en el pasado, en el presente y en el futuro. 
 
Siempre estuvo, siempre está, siempre estará. 
 
Somos los seres vivos del universo que la percibimos, según sea nuestra habilidad, o destreza, para descifrarla. 
 
Es ella que relaciona, instruye y ordena las infinitas causas que precipitan los hechos que nuestra mente percibe. 
 
Lo que tu vayas a ser, lo que tu vayas a desear, Ella lo sabe ya. 
 
Todo se da conforme a una lógica absoluta. 
 
Todo encaja. 
 
Incluso el dolor, la muerte, o el sufrimiento, tiene su objetivo. 
 
La evolución de las razas, y de los seres vivos, se establece en función de la capacidad que tienen, de entender, y auto realizar, dicha Suprema Inteligencia en su existencia.

Todo lo que existe, no es, sino, una proyección de su mente. 
 
Somos el resultado de su idea, e indefectiblemente, seguimos el patrón que Ella, ha trazado para nosotros.
 
– Demasiado filosófico para mí, Hans. 
 
Pero, en la medida que estaban explicándolo, estabas haciendo referencia a ciertas leyes de la física cuántica.

– Pues Matt, seguro que en ese campo tu eres el maestro y yo el alumno.
,
Hans estaba inspirado, y, un halo de intensidad, parecía acompañarle.
 
– Cuando nos instalamos en Santiago, mi madre, como toda mujer práctica, que debe sacar su familia adelante, enterró su pasado, y, el valle de los Arianni, en lo más profundo de su mente. 
 
En casa, no se hablaba del pasado. 
 
Yo, como era propio de mi edad, enseguida me integré con mis nuevos amigos, y, en un ambiente feliz, y distendido, pero, mi padre no volvió a sonreír, nunca más. 
 
Aunque nunca hizo un reproche ante nosotros, cada día que pasaba, se metía más en sí mismo, pues, de una u otra manera, sobre él gravitaba una sensación de fracaso.
 
Su carácter se volvió aún más sombrío, cuando pudo acceder a las imágenes, y, comentarios, que en todo el mundo se estaban divulgando sobre el Holocausto Nazi. 
 
Él era un oficial formado en los valores de la honestidad, el valor y la lealtad. Era un hombre que admiraba los mismos valores en sus enemigos. 
 
Era esencialmente, un hombre de honor. No podía concebir, como los diligentes que les habían llevado a la guerra, habían cometido tales crímenes.
 
Durante los años sucesivos, en que estuvo de oficial de enlace con la base, solicitó el traslado, incluso pidió el licenciamiento, pero, no le fue concedido. Finalmente, próximo a su jubilación, se le licenció, pues la base 211 había firmado un acuerdo con los americanos, y, ya no había que encubrir ninguna acción o estrategia. 
 
La red que los nazis tenían establecida en Chile, y sus países limítrofes, se disolvió igualmente. Aquellos jóvenes entusiastas, que habían surcado los mares en sus submarinos, se habían convertido en personas mayores, abandonadas por sus mandos, en una tierra de nadie, y, con la imposición de un férreo código de silencio, impuesto por las nuevas directrices que venían de Estados Unidos.
 
Los científicos alemanes, que habían sido reclutados por los americanos, tuvieron la habilidad de escalar importantes puestos en la administración estatal, y, jugaron un papel decisivo para pactar con la base 211, en una coalición hermética, que ya no defendía los viejos ideales que les habían llevado a la guerra.
 
Yo estaba de lleno metido en la carrera. Luego emigré a Estados Unidos. Me casé, y, como sabéis, tengo dos hijos que siguen allí, y que añoro con toda mi alma. 
¡Qué suerte tenéis vosotros Adele, Bob y Norman, que podéis disfrutar de vuestra familia, y vuestro nieto! Creo que este verano vendrán mis hijos con sus familias, y podréis conocerlos.
 
Bob, que estaba a su lado le dio una pequeña palmada en la espalda, para paliar la añoranza del alemán.
 
– Mi padre murió relativamente joven. Su corazón se cansó de latir, y, se fue consumiendo sin dolor, mirando en la lejanía del mar. Mi madre, no quiso venir a vivir conmigo, pues aseguraba que terminaría siendo una carga para mí. Pero, tampoco resistió mucho más, pues un cáncer la fulminó, un año después de la marcha de mi padre. Yo sé muy bien que ambos se marcharon por la senda de los sentimientos que habían dejado en el valle de los Arianni.
 
Mi padre, murió en mis brazos. Con el último suspiro, en una voz apagada, y entrecortada, me dijo mirándome intensamente a los ojos, 
-Tu eres la clave hijo; 
tu eres la clave- 
Ni mi madre, ni yo, entendimos esas palabras.
 
Fue hace un mes, que, finalmente, entendí esa lacónica frase de mi adorado padre, al que ahora, al evocarle, me vuelve a romper el alma.
 
Hans, el hiperbóreo, el hombre sin patria, el ario puro, como así le llamábamos en broma sus amigos, estaba llorando. Y es que a cierta edad la lágrima es un resorte imprevisto e inevitable que nos hace retroceder a nuestros amores, fracasos y emociones que dejamos atrás. Con la voz entrecortada siguió y retomó la palabra.
 
– Fue también hace unas pocas semanas que recordé algo que estaba dormido, y, que, como digo ahora, tiene todo el sentido.

Era un día de fiesta. 
Rescatar a mi padre de su trabajo era imposible, pero, finalmente, mi madre había conseguido sacarle. Fuimos a pasar el fin de semana a la laguna de Cahuil, en la desembocadura del Nilahue. Por aquel entonces, era un sitio virgen, repleto de gaviotas, y, con una población de artesanos de mar, muy reducida.

Nos habíamos levantado, cuando el Sol estaba saliendo. Dejamos la destartalada casa que habíamos alquilado, y nos pusimos a mirar al mar.

Poco a poco, los rayos del Astro Rey, iluminaron nuestros rostros pálidos, cómo corresponde a los que hacen su vida en la ciudad. Seguramente yo ya tenía trece años, aunque no puedo precisarlo con exactitud. Mi madre sacó de la pequeña mochila sendos bocadillos, y el termo con agua. Nos disponíamos a desayunar, cuando oímos una voz detrás nuestro.

– ¿No me invitáis a mí?

– Nos volvimos. 
Nadia le había visto venir. 
La luz del sol iluminaba su rostro. 
A mí, me pareció un gigante, seguramente por la diferencia de estatura con el visitante, y, además porque estaba en una zona más alta. Mi padre pegó un enorme salto, y, casi derriba al intruso, del tremendo abrazo, en el que, por un largo rato se fundieron.

– ¿Cómo es que estás aquí Valiant?

– Mirad familia, este es mi camarada Valiant. Nos graduamos los dos al mismo tiempo, en la escuela de oficiales de la marina, e hicimos la guerra en el mismo submarino 
¿Qué haces tú aquí? 
¿No estabas en el valle? 
¿Cómo te han dejado salir? 
El entusiasmo de mi padre no daba cuartel al amigo para articular palabra.

– ¡Mirad allí!

– Señaló con su mano hacia la lejanía del mar, donde se veía una nave circular, que flotaba sobre las aguas. 
 
Los rayos de sol arrancaban destellos plateados que llegaban radiantes hasta nuestros ojos. 
Nuestra familia conocía aquella nave, pues habíamos visto otras tantas semejantes en la base 211, y en el valle Sagrado. 
Esta era muy grande y por su diseño era sin duda de los Arianni.

– Desde que te marchaste, se han dado grandes cambios en el valle. Te he echado de menos, viejo camarada.

El visitante venía con un buzo ajustado de color azul. Parecía una prenda de vuelo. Iba cubierto con una especie de chamarra amarilla muy ligera. Abrió la chaqueta y pudimos ver a la altura del corazón una insignia bordada que representaba un Sol y una “H”

He hecho cientos de bocetos intentado memorizar aquella insignia. Creo que era algo así.

Hans metió la mano en el bolsillo de su camisa, y desplegó un papel, donde aparecía un dibujo, que reproducía en forma tosca lo que había podido rescatar de aquel recuerdo. 
Luego prosiguió.

– Valiant estuvo con nosotros casi una hora. Han pasado casi setenta años, y, había olvidado totalmente aquella visita, pero, asombrosamente, desde hace un mes, he podido recrear las imágenes, y sus palabras, sin dificultad alguna. 
El visitante se sentó frente a nosotros y nos habló sin abandonar su sonrisa en ningún momento.

– No estoy aquí por casualidad, viejo amigo. De hecho, ha sido el maestro, quien nos ha dicho que viniéramos, expresamente, para estar con vosotros.

Casi toda nuestra vieja tripulación está ahora sirviendo en la flota de los Arianni. 
 
En la base se han quedado otros camaradas, pero, nosotros hemos aceptado voluntariamente, la oferta que nos han hecho nuestros hermanos del valle. 
 
Somos cerca de doscientos voluntarios, los que formamos esta misión. Este emblema que ves, es nuestro distintivo. Ya no somos nazis, ni servimos al Reich. 
 
Nuestra misión, es la de servir los valores universales, de un programa que nos llevará, dentro de muchos años, a salir a la superficie, para liderar un cambio donde el amor, y el progreso, permita vivir al hombre en armonía con las leyes universales.

En este programa, no solo están algunos de nuestros viejos camaradas, sino otros tantos reclutados, que han aceptado la oferta, provenientes de muchos países de la superficie. 
 
Ahora mismo, en el Valle Sagrado, hay científicos, médicos, maestros, familias enteras que han abandonado la vieja civilización humana, y, están sirviendo en este programa. 
 
Son seres que no regresarán jamás. 
 
Seguramente, descubriréis extrañas desapariciones de personajes claves, tanto de la ciencia, como humanistas, y artistas, que han decidido servir este programa Universal.

– Mi padre le preguntó por la insignia que lucía.

– Este programa no está diseñado por los Arianni, sino por todos los pueblos confederados de Agartha, y, por la Confederación de Mundos Habitados del Espacio. 
 
El Sol representa la unidad, el padre creador de cuanto se expresa en la materia. 
 
La “H”, tiene que ver con el hidrógeno, que es el principio de la vida. 
 
Hay unos cuantos mundos, y seres, venidos del espacio, y del interior de la Tierra, que se han confederado para el cambio que se avecina en nuestro planeta. Al parecer, ese cambio es irreversible, y necesario, y, se irá notando poco a poco en los próximos siglos.

Nuestra misión esencial, querido amigo, es intentar convencer a las autoridades de la Tierra, a dejar de fabricar artefactos atómicos, pues, las explosiones incontroladas, están afectando nuestras infraestructuras internas. 
 
Nuestra nave, la que veis sobre el agua, es una especie de escoba, pues patrullamos todas las latitudes del planeta, recogiendo el estroncio-90, y la radiación que se libera de las explosiones atómicas que están haciendo varias naciones. 
 
Esos productos causan la muerte, y, se ha liberado tal cantidad, que ahora mismo, millones de seres se verían afectados si no es por nuestra intervención.

Resulta curioso, querido camarada, que hasta hace pocos años teníamos como misión derribar con nuestros torpedos a nuestros enemigos, y, ahora mismo, sobre mi pecho, no luce la esvástica, y, tengo como misión, salvar vidas.

El maestro te transmite su afecto. 
 
Me ha dicho, que conoce tu deseo de regresar al Valle, pero, no es posible tu retorno. Me ha dicho, que la clave, está en tu hijo.

– La mirada del visitante se clavó en mis ojos 
¿Qué demonios quería decirnos? 
No entendí nada. 
Durante estos años, esta experiencia estaba oculta en las entrañas de mi mente. Ahora, queridos amigos he entendido. 
Ahora, entiendo.

Hans me miró intensamente, con una extraña expresión de júbilo, como si de un niño que descubre los juguetes de reyes se tratara.

– Eres tú Juan quien dará a conocer al mundo, este programa, a través de tus libros. 
Es ahora cuando comprendo lo rocambolesco de mi vida, que ha hecho que, tanto yo, como todos vosotros, hayamos caído extrañamente, y sin ningún sentido, en esta bendita isla.
 
Todos nos mirábamos asombrados. 
Si Hans tenía razón, todo iba tomando sentido. 
Ahora comenzaba a descubrir porque María, mi querida esposa y mis entrañables amigos me incitaban a escribir las maravillosas locuras que nuestros debates iban descubriendo.
 
– ¡Joder! 
Ahora resulta que, por esa lógica, todos estamos metidos en ese programa 
¿Quieres decir Hans que todos nosotros somos Arianni? 
¿Incluso mi nieto? 
¡No me fastidies! 
– Exclamó airado Bob-
 
– No lo sé Bob, querido amigo. 
Esto puede parecer una locura, pero ¿No te das cuenta que la información que Juan vertió en su libro anterior, incluso en el que seguramente hará a continuación tiene claves para entender los nuevos valores y lo que se ha ocultado al mundo? 
¿No te das cuenta que esa información sale de todos nosotros, de nuestras vivencias y recuerdos únicos? 
¿No os dais cuenta que vuestras vidas son distintas? 
¿No os dais cuenta que en cada uno de nosotros hay codificada una clave de conocimiento? 
Tengo la seguridad de que todo va tomando forma pues aquel viajero le decía a mi padre, que la clave estaba en mi 
¿Por qué en mí?

Extracto de 
COMANDO SOLAR

Autores: Tamara Pavón – Lice Moreno

ANTERIOR Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. III

SIGUIENTE Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. V

* * *
 
* * *

KRULIANs, share, 2,V, Antártida, paraíso bajo el hielo. III

Origen: KRULIANs: share, 2,V, Antártida, paraíso bajo el hielo. III

domingo, 15 de septiembre de 2019

share, 2,V, Antártida, paraíso bajo el hielo. III

* * *

Antártida, paraíso bajo el hielo. III

… …le habíamos hablado a Norman de las reuniones, las charlas y los temas que tratábamos en el grupo, y venía con una tremenda expectación, pero al encontrarse en el primer día con esta historia tenía cierta preocupación por el criterio que podía formarse en su interior sobre nosotros, el ambiente y la baja cultura que reinaba en el puerto.

Llegó por fin el domingo, María y yo habíamos ayudado a Sami y su familia a organizar la jornada. 
 
Habíamos puesto unos tableros en el jardín y habíamos improvisado una mesa grande para depositar la comida. En la entrada de la casa habíamos colocado un cartel de papel donde habíamos pintado en rojo la palabra “WELCOME” y habíamos puesto faroles de tela, barras de incienso y conectado varios altavoces al ordenador, con música ambiental.

Hacia las nueve y media el jardín de la casa de Matt estaba repleto de jubilados. Voces, asombro y golpes en la espalda, eran la tarjeta de presentación de cada uno. Finalmente, no sin cierto esfuerzo, pudimos sentarnos todos e imponer a base de reclamar la atención el deseado silencio.

– Gracias mis queridos amigo 
-Dijo Bob- 
por acudir a nuestra casa. Gracias por los regalos que habéis traído a mi nieto. Mis hijos Sami y Matt van a estar con nosotros los próximos cinco años. Tan solo os pido que les acojáis en igual medida que lo habéis hecho conmigo. Os aseguro que es fácil amarlos pues son extraordinarios. Además, quiero presentaros oficialmente, aunque sin duda ya los conocéis del otro día en el puerto, a mis consuegros, Adelle y Norman, que no están dispuestos a dejarnos disfrutar a solas de la isla y se han venido aquí para maleducar a nuestro nieto.

Sonaron unos sonoros aplausos, como era de rigor. Luego tomó la palabra Samantha.

– Gracias, queridos amigos. Ahora mismo Matt y yo nos hemos convertido en los más jóvenes del grupo, por tanto, los menos reflexivos, los más impetuosos y los menos experimentados, por lo que os pedimos seáis indulgentes con nosotros. Nuestra casa está abierta para todos en cualquier momento.

– Como podéis comprobar 
-Dijo Matt- 
Sobre la mesa tenéis “el néctar de los dioses” o la bebida alucinógena que ingerís y os hace más sabios; auténtico café de Colombia de un aroma y sabor únicos. Desde el día de la iniciación, siempre cumplí con el rito de la Logia de la Cabaña y levanté mi taza de café dirigiendo la mirada y mi pensamiento a esta maravillosa isla. 
 
Tal y como me iniciara Brandan, tengo la seguridad de que los maestros de San Borondón ha intercedido con el destino para estar aquí de nuevo. Y no solo los maestros de la ciudad sumergida, sino por la ayuda de mis padres que movieron los hilos para conseguir esta estancia.

De nuevo, aplausos, exclamaciones y risas irrumpieron en la mesa. Ya estábamos en nuestra salsa. Los miembros iniciados de “La cabaña” habían roto las ataduras de los achaques, de la edad, de las limitaciones y las canas y tal cual niños distendidos y juguetones se disponían a tomar la jornada por asalto. 
 
Luego todos me miraron esperando que yo dijera algo. Siempre me hacían la misma jugada y la verdad es que no me gustaba ser una especie de maestro de ceremonias para lo que nunca fui nombrado.

– Bien, queridos amigos. A partir de ahora retomamos la actividad del conocimiento. Tal y como me ha anunciado Brandan y Esteban, ambos tienen muchas historias que han investigado y que pretenden contarnos, pero he estado hablando con Norman y me ha pedido encarecidamente que desea plantearos una pregunta. No sabe cómo proceder y con cierta cautela me ha consultado, pues no sabe ni por asomo lo gamberros y sinvergüenzas que sois.

Todos se echaron a reír, dirigiendo la mirada a Norman.

– Bueno, en primer lugar, de parte de mi esposa Adelle y mía os queremos dar las gracias por el cariño que habéis profesado a nuestros hijos Matt y Sami y por la acogida que nos habéis dado al aceptarnos en vuestro grupo. 
 
No sé si hago bien en plantearos este tema, pero el otro día me quedé muy afectado con la problemática de Virginia y no hemos podido dormir en estos días pensando en la pobre chica y el panorama que tiene con su familia destrozada y con su hija de dos años, que hace sospechar, se quedará en breve sin madre. 
 
No la conocemos de nada, pero Adelle y yo hemos pensado si sería acertado ayudarla, pues tenemos un familiar en la prestigiosa clínica “MD Anderson” en Houston, que estaría dispuesto a diagnosticarla. Hemos pensado en pagarle el pasaje y la consulta pues como pude comprobar ella y su familia carecen de medios.

Las palabras de Norman nos habían pillado por sorpresa. No había comentado nada, ni siquiera a Bob. Pero repentinamente y sin ningún artilugio Norman y su esposa estaban mostrándonos a corazón abierto una enorme carga de humanismo y caridad.

En las caras de todos se dibujaba ahora una sonrisa de reconocimiento. Fue Ben el holandés el que rompió el silencio.

– Mira Norman en nuestro grupo tenemos un respeto sagrado por nuestra respectiva individualidad, pero no nos hace falta pactar ni expresar algo que nos identifica como seres humanos preocupados por la búsqueda del bienestar que aun sin ser de nuestro grupo, lo sentimos como nuestro. 
 
De ninguna manera vamos a aceptar que cargues tú con el coste de la ayuda a Virginia. Ayer mismo, Brandan, Hans, Marina y Annette estuvimos esbozando la idea de ayudar a Virginia y tu propuesta nos ha dado la respuesta. Creo hablar por todos al afirmar que estamos dispuestos todos a ayudar económicamente o como sea necesario.

Un murmullo de afirmaciones respaldó la contrapropuesta de Ben. Y como era previsible todas las miradas se volvieron hacia mí para concretar con Virginia dicha propuesta canalizando la ayuda, los billetes y los costes que gustosamente asumíamos todos.

Pero lo más importante era comprobar que aquel hombre, un antiguo agente del temido Servicio Nacional de Inteligencia, tenía un corazón que no le entraba en el pecho. María me echo un guiño para decirme que sentía lo mismo que yo.

– Mi propuesta -Dijo el animal de Bob- Es que después de ayudar a Virginia, destinemos una pequeña cantidad a contratar un par de matones para darle una paliza al cabronazo que le ha diagnosticado y engañado.

– ¡Que bruto eres Bob! Ya sé que no lo dices en serio, aunque de buena gana yo mismo le daría la paliza -Dijo Hans-


– Creo, queridos amigos, que todavía por muchos lustros asistiremos a las mismas prácticas de, iluminados, ilusos y engañadores y es que no hay más atrevimiento que el que proporciona la ignorancia. Todavía seguiremos comprobando como los problemas de salud, de higiene o de conocimiento se pretenden curar con oraciones, invocaciones o intervenciones de sinvergüenzas que creen estar más cerca de Dios o de la máxima sabiduría. 
 
Seres que de la noche a la mañana pasan de fogoneros a maestros cósmicos o de simplistas que leen tal o cual panfleto sensacionalista y pretenden tener superpoderes al estilo Superman ignorando el estudio, el método, la reflexión, el análisis y la ciencia. Nos guste, o no -Concluí yo- El mundo está dirigido por las mismas o parecidas castas de iluminados
 ¡Así nos va como nos va!

Como era habitual, tomamos el desayuno y salimos a dar un paseo por la zona. La casa de Matt está a las afueras de Puntagorda y pasear por la pequeña carretera es muy saludable, además a esas horas todo el mundo duerme, después de la juerga del sábado.

Pasada una hora, volvimos a la casa. 
 
Tocaba charla hasta la hora de la comida. Matt conocía perfectamente cómo hacemos nuestras reuniones del periodo vacacional que paso con nosotros por lo que había dispuesto en el salón un montón de cojines en el suelo, pues el diván y las sillas que contenía la decoración del mismo no eran suficientes para tanto tropel de gente. Afortunadamente la televisión era de más de sesenta pulgadas y estaba en el centro de la estancia. Matt había seguido las instrucciones que le diera Bob y había conectado el ordenador a la televisión. Ese puesto era sagrado y estaba reservado por ley para Esteban, nuestro erudito o “biblioteca con patas” Luego sobre las mesas y en el suelo Sami había puesto pequeñas botellas de agua y algún que otro refresco de zumo.

Todos nos sentamos a la vez que Brandan tomó la palabra,

– Amigos. Durante este tiempo que habéis estado acomodando a Sami y su familia, en “La cabaña” en el puerto e incluso en el barco, hemos estado investigando mucho y ahora mismo tenemos un montón de historias que contaros. Pero creo que debe ser Hans quien comience a hablar.

Hans “el hombre si patria” que así le llamábamos en forma cariñosa tenía una figura aristocrática de un alemán alto, fuerte y con ojos claros. El clásico prototipo ario promocionado por el movimiento nazi. Sin moverse del sitio ya emergía sobre el resto del grupo. Tan solo tomó entonó con su voz sosegada las nuevas claves de su increíble historia.

– Es muy difícil retornar a los diez años para buscar en el baúl de los recuerdos, pero al conoceros mi cerebro entró en una especie de catarsis, desmemorizando mi vida a la vez que se avivaban los recuerdos de la infancia. 
 
Han sido muchas las noches en las que he evocado y traído a mi mente actual las conversaciones con mi padre y las imágenes de la base y del valle sagrado de los Arianni. 
 
He establecido una cronología más o menos lógica, pero también es posible que haya mezcla de vivencias con deseos o con ensoñaciones de mi espíritu.

Los Arianni no habían previsto la llegada del contingente nazi a la base 211 de la Antártida.
 
 Durante miles de años ellos, al igual que otras tantas tribus o razas, permanecían en el interior de la Tierra. 
 
Una catástrofe global, propiciada por una sucesión de tormentas solares, precedidas de la llegada de un cometa, había obligado a millones de seres, que vivían pacíficamente en la superficie, a buscar refugio en el interior del planeta, a salvo de la penetración de la radiación, el calor, y los rayos gamma, que les hubiese aniquilado si se hubiesen quedado sobre la superficie.

Las entradas naturales de ambos polos, fueron las puertas de acceso de muchas razas. Ellos, los Arianni, habían elegido el polo Sur, puesto que su pueblo había vivido durante miles de años en la región que ahora conocemos como 
La Patagonia.

Sus sabios supieron con mucha antelación, que la llegada de aquel intruso impactaría en el Sol, y se producirían enormes explosiones de masa coronal.

En la misma medida, otras razas que habitaban lo que conocemos ahora como Tibet, y el desierto de Gobi, se introdujeron en el interior de la Tierra. 
Algún grupo estableció colonias en el interior de los océanos que aún hoy están perfectamente operativas.

Antes del exilio, casi todas las razas evolucionadas del planeta se juntaron en asamblea. 
El lugar escogido para esas reuniones fue el Tibet. 
En dicha reunión se estableció un pacto de mutua ayuda y colaboración. 
Se estableció asimismo un Gobierno Oculto, dirigido por sabios, con la obligación de permanecer en contacto.

Se practicaron cientos de miles de kilómetros de túneles que comunicaban las distintas comunidades subterráneas. 
 
La tecnología de aquellos seres era prodigiosa, puesto que sus tuneladoras no eran sino haces laser de una altísima potencia que cristalizaban la tierra, y los materiales, ionizando las partículas casi cristalinas de las paredes por donde circulaba luz ambiental.

Hans, entornó los ojos hacia arriba, como buscando en el baúl de los recuerdos,

– Mi padre me hablaba de cifras, que aún hoy, desde el punto de vista de la ingeniería que yo he estudiado resulta inverosímil. 
 
Si no recuerdo mal las máquinas que practicaban los túneles, avanzaban, perforando, a ochenta kilómetros por hora. 
 
Recuerdo muy bien este dato, puesto que en la universidad nos enseñaban que en forma prodigiosa las nuevas tecnologías podrían hacer hasta 40 o 50 metros por día. 
Mientras que los Arianni conseguían cerca de 1.000 km diarios.

Matt, que no perdía ni una sílaba replicó:

– ¿Has dicho 1.000, Hans?

– Si amigo mío, ya sé que suena grotesco, pero tengo ese dato perfectamente memorizado pues contrastaba con las enseñanzas de la física mecánica que me enseñaron en la Facultad.

María y yo mirábamos de reojo a Norman y Adelle, pues era la primera vez que asistían a una de nuestras locas reuniones y quizás se podrían escandalizar, pero sus rostros no reflejaban ninguna emoción. Norman esbozaba una sonrisa y Adelle tenía los ojos abiertos con una ligera expresión de asombro.

Me gustaría ver su cara 
¡Si la suya! 
La del 
lector 
que está adentrándose en estas revelaciones. 
Resulta imposible aceptar que en esta isla donde se refugian jubilados de muchas partes del mundo, donde la monotonía de la siesta o el vaivén de las olas adormecen los sentidos, una veintena de personas maduras y sensatas, se reúnen periódicamente para hablar de esoterismo, de alienígenas o de física cuántica. 
 
Lo normal sería estar viendo al Real Madrid, o la carrera de motos frente a una cerveza en la taberna. Pero, tan solo cuento lo que vivimos día a día, pudiendo afirmar categóricamente que no existe mejor combinación a experimentar que la unión de la amistad y el conocimiento.

– Antes de que llegara el gran día de la catástrofe, millones de seres ingresaron ordenadamente en el mundo interior de la Tierra. 
 
Las ciudades y los refugios se comunicaron entre sí. 
 
Cada raza siguió con su evolución y su experimentación. 
 
No se rompieron los vínculos con la Confederación de Mundos que gobierna la Galaxia y comenzó una nueva andadura.

En ese tiempo, el homo sapiens estaba en una fase muy primitiva de la evolución, pues las mejoras genéticas que se le había implantado requerían de tiempo. 
 
El gen, al igual que una computadora, adquiere memoria, mediante la experimentación, y, no se puede aceleran. 
 
El neo córtex debe construirse capa a capa, neurona a neurona, con millones de experiencias, emociones, y aprendizajes.

Se optó por dejarles en las cavidades de la superficie, a la espera de la catástrofe, pues no podían venir al mundo Arianni, debido al choque evolutivo. 
 
Este es el periodo que el arte paleolítico de todas las cuevas del mundo, representa los animales que entonces pastaban en la superficie, y la presencia de lo que ellos consideraban dioses, que eran sus creadores genéticos como los Arianni, y, otros tantas, y dioses, que recogen las tradiciones egipcia, india o sumeria.


Después de la catástrofe, y de la desaparición de muchas especies de animales y plantas, se optó por permanecer en los refugios interiores, puesto que en el futuro, estaban previstas nuevas catástrofes, diluvios, y glaciaciones, y, no era operativo, salir y entrar, como si de un juego se tratara.

Se pactó hacer un seguimiento de los supervivientes de la superficie que quedaron, para ayudarles indirectamente, con enviados, profetas y estímulos culturales graduales, en función de su marcha evolutiva. 
Pero, se separaron los mundos, pues el contraste evolutivo de los de dentro, con los de fuera, era abismal.

Os sorprenderá lo que ahora os voy a decir, pero, recuerdo perfectamente, que una de las fechas que mi padre reiteraba, era el 2012 
-Yo no lo veré, hijo mío, pero tú serás casi abuelo cuando llegue. Ese es el comienzo de un nuevo tiempo- 
 
-Así me decía- 
Y yo no lo entendía muy bien. 
 
Desconocía la tradición Maya que habla de esta fecha como el comienzo de un nuevo periodo para la Humanidad, que desembocará en un proceso extraordinario de paz, amor y felicidad para todos los habitantes del planeta. 
 
Según se nos decía en la escuela de la base.
 
 A partir de ese momento, en diversos períodos, y, en forma gradual, los habitantes del mundo interno, saldrían al exterior para dirigir el mundo con sabiduría. 
 
Pero, también es cierto que se anunciaban atrocidades, dolor y sufrimiento por la dificultad de romper los viejos hábitos para adentrarnos en ese nuevo período. Como podéis ver, queridos amigos, tal y como está ahora el mundo debemos estar todavía en los comienzos de ese deseado cambio.

Como decía en un principio, la llegada de los nazis a las bases de la Antártida no estaba previsto por los Arianni. 
 
Este evento suscitó una controversia enorme, pues, aunque podían permanecer ocultos, la proximidad de la base, y los prototipos aéreos anti gravitatorios que habían desarrollado los alemanes, podían acceder, en cualquier momento a las rutas electromagnéticas que esa tecnología emplea. 
 
Al parecer, según que contaba mi padre, al igual que aquí hablamos de “pasillos aéreos”, los ovnis, o trazadores electromagnéticos se ven arrastrados o frecuentan los pasillos magnéticos que se establecen en forma natural debido a la polaridad y el magnetismo terrestre.

Los Arianni estaban preocupados, y, solicitaron la reunión del Consejo de los reinos interiores y de la Confederación Galáctica.

Por aquel entonces, la Segunda Guerra Mundial estaba tocando a su fin, y, el resultado era inapelable, pues los alemanes iban a perder la guerra irremediablemente, por lo que no tenía sentido que miles de soldados, mujeres y niños, estuvieran en la Antártida próximos a los accesos del reino de los Arianni.

En aquella reunión, se debatió largamente sobre la conveniencia o no, de desalojarlos de la base 211, pero era una injerencia grave en el proceso de una guerra que no era la suya. 
 
Además, si no se les ayudaba, las condiciones ambientales del frio polar acabaría con las mujeres y los niños que comenzaban a nacer y ellos no tenían la culpa de las cuestiones de sus mayores. 
 
Pero, se trataba de soldados, no de monjas de la caridad, y, todo soldado, tiene como objetivo la guerra, por lo que el dilema enfrentaba a unos y otros, en un debate que empleó casi un año.

Las bombas de Hiroshima y Nagasaki precipitaron los acontecimientos, dejando el problema de la base 211 como algo secundario, al enfrentarse el mundo interno a algo mucho más peligroso.
 
 La energía atómica, y las explosiones experimentales que se estaban realizando en el planeta, ponían en grave peligro los reinos interiores, puesto que la conformación del planeta, y su estructura geológica, y magnética, propiciaba, que una pequeña explosión en una latitud del planeta, produzca, a miles de kilómetros, un corrimiento de las fallas geológicas, con consecuencias terribles en las cavidades donde vivían los reinos de Agharta, además de terremotos, hundimientos, y destrucción de una magnitud incontrolable. 
 
El interior de la Tierra, está repleto de cavidades inmensas, que, en muchos casos, se sustentan de una manera precaria. 
 
Basta con una ligera explosión, para que la onda expansiva viaje, y, se multiplique en forma abismal, produciendo un daño incontrolable.

Aquellas primeras explosiones, y las que siguieron a continuación, dañaron parte de las estructuras de túneles que Agartha tenía como elemento de comunicación. 
 
Había que parar aquella locura. 
 
Los reinos interiores habían permanecido ocultos, miles de años, a los humanos y ahora estaban siendo amenazados, por otra parte, no se podía salir todavía a la superficie, por lo que urgía tomar decisiones.

– ¡Perdona Hans! 
No termino de entender, como, cientos de miles, o quizás millones de kilómetros de túneles, pueden permanecer iluminados 
-Comentó Bob- 
Se requiere de un conglomerado de centrales eléctricas impresionantes y generar esa electricidad requiere de un complejo industrial aún más grande que los propios conductos subterráneos.

– No Bob, los Arianni, además de los otros reinos, habían conseguido manipular los fotones de la luz de superficie emitida por el Sol, y amplificar su frecuencia e intensidad con una tecnología simple. 
 
Las tuneladoras creaban una capa cristalina de una dureza parecida al acero, y estaban fuertemente ionizadas, de tal manera que transmitían sin cables, la electricidad, en toda la inmensa infraestructura. 
Esa carga eléctrica facilitaba que circularan vehículos con carga electromagnética dentro de los mismos a altísima velocidad.

La ciudad de los Arianni, permanecía iluminada todo el día, mientras que el valle sagrado donde viví los primeros diez años de mi vida, tenía períodos diarios más largos de iluminación, y más pequeños, oscuros. 
 
Creo recordar que estos seres atrapan la luz de superficie, la conducen, y, la amplifican a voluntad, además, pueden almacenarla en condensadores de un material parecido al cristal de cuarzo, pudiendo usarla en cualquier momento, como nosotros podemos utilizar una linterna.

Norman, irrumpió con su potente voz en la asamblea

– Pues yo tengo un amigo retirado de la Armada, que me habló en forma confidencial, que en algún momento de su carrera pudieron acceder con el submarino que pilotaba a unas cavidades que arrancaban en cuevas submarinas en la costa de California, y se adentraban miles de kilómetros bajo la superficie. 
 
El me aseguró que desembocaron en una enorme gruta que tenía una perfecta iluminación. 
 
Me aseguró que la luz parecía salir de las paredes, pues no vieron bombilla alguna. Cuando regresaron a la superficie, esta información fue censurada, y, se les obligó a mantener silencio.

Tanto Bob y su familia, como María y yo, sabíamos que ese supuesto amigo no existía, sino que eran informes confidenciales, a los que sin duda tuvo acceso, a lo largo de su estancia en la CIA, pero, el grupo no debía saber nada.

– En una de esas reuniones dentro de Sambhalla, la ciudad de Agartha, se consiguió llegar a esclarecer cuanto había sucedido. Fue uno de los más sabios de sus habitantes quien lo comentó. Era un ser anciano que por su capacidad espiritual permanecía conectado a la Suprema Inteligencia.

Al parecer, el hecho de que los alemanes hubiesen llegado a la base Antártida, no fue un hecho fortuito, sino que habían sido guiados por él, y otros psíquicos, siguiendo el dictado de dicha Inteligencia, empleando al grupo de mujeres que constituía la Sociedad Vril. 
 
Fue María Orsic y sus compañeras, las que recibieron los dibujos y los mensajes telepáticos, que estos maestros emitieron en sus cerebros. 
 
Luego la “SS” hizo el resto, llevando a dicha base todo el contingente militar y humano.

Aquel maestro agarthiano dijo:

– El contacto de nuestros pueblos con la superficie es imposible, pues el estado evolutivo del ser humano es todavía inmaduro y violento. 
 
Se necesita advertir a los gobiernos de la Tierra de la necesidad de renunciar a la práctica de la energía atómica, pues ponen en peligro nuestras ciudades. 
 
Es por eso que dejamos entrar a los nazis en la base de la Antártida. 
 
De esas gentes, y de otras tantas voluntarias de la superficie, debe surgir un comando, o una delegación, que conecte con las naciones que utilizan energía atómica, para que cesen la producción de bombas, y de pruebas nucleares, bajo el subsuelo.

– Las recomendaciones del maestro, fueron puestas en marcha inmediatamente. 
 
Fue por eso, que los Arianni establecieron contacto con la base 211, ofertando a los voluntarios, entrar en el valle sagrado, pero con la condición “del no retorno” a la superficie, y, la renuncia total a la violencia. 
 
Fue por eso, que se dejó entrar al Almirante Byrd, pues, al ser una persona respetada como héroe, su mensaje tendría más fuerza.

Como ya os he contado, mi madre y otras tantas mujeres y niños nos asentamos en el valle sagrado de los Arianni, y, junto con nosotros, una buena dotación de soldados se quitó los uniformes, y las insignias nazis, para abrazar la misión, y los emblemas del reino de Agharta, de soldados se habían convertido en servidores del reino interior, con la misión de concienciar al ser humano, y, de prepararse, generación tras generación, para el retorno a la superficie, una vez que el hombre consiguiera encontrar la senda de la paz y del conocimiento. 
 
Pero, los voluntarios no fueron muchos. La mayoría se quedó en la base, pues entendían que abrazar la causa de los Arianni era traicionar a Alemania.

A partir de ese momento, solo una familia salió del valle de los Arianni; es decir, la mía, pues mi padre fue destinado como oficial de enlace a Santiago de Chile, y, mi madre derramó lágrimas de dolor, cuando dejó aquel paraíso, para adentrarse en el mundo de la superficie.

Extracto de COMANDO SOLAR

Autores: Tamara Pavón – Lice Moreno

ANTERIOR Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. II

SIGUIENTE Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. IV

* *
* * *
Bonus

* Video ~ Samadhi Parte 2. No es lo que piensas.

Samadhi Parte 2 (No es lo que piensas) es la segunda entrega de la serie de películas explorando Samadhi. Puedes adquirir tu copia en alta definición: http://www.innerworldsmovie.com/

Narración en Español: Santiago Rafael Pascual – Comunicador Ontológico. Master en Registros Akáshicos.

Click en el link para VER EL VIDEO https://youtu.be/tsIBQc9ueSQ







Puedes contactarlo para aportes, encuentros y charlas sobre Samadhi y el Akasha.




Contacto: FB: Santiago Rafael – IG: @shantiloveart –Mail: contacto@lafam.org




Canal: LAFAM: Educación Transformacional https://www.youtube.com/c/LAFAMEducac…




En él puedes ver la entrevista con el director: Daniel Schmidt.




Traducción: Pablo Casas y Santiago Rafael Pascual




Edición Sonido Español:




En Akasha Estudio – IG: @akashaestudio por el Nano




Si tienes preguntas en inglés puedes contactarte con: info@innerworldsmovie.com




Hay nuevas películas, retiros e iniciativas del despertar en camino y nos encantaría compartirlas contigo. Puedes suscribirte al canal para recibir cuando las publicamos.

Hay aspectos en esta película que cuentan con el entendimiento de conceptos como la espiral primordial, el logos, akasha, kundalini los que pueden encontrarse en la película: “Mundos internos, Mundos externos”. En este mismo canal.




Realmente motivamos a compartir el link de esta película, citarla y esparcirla a voluntad, mientras no la editen, enuncien como propia y/o moneticen en su propio canal de Youtube. Gracias.




Ha sido valiosa esta película? Puedes considerar apoyarnos con tu aporte en http://www.patreon.com/awakentheworld. O hace una donación en http://www.paypal.me/samadhicenter. Nos ayuda a poder seguir haciéndolo gratuito.

ANTERIOR * Video – Samadhi Parte 1. Maya, la ilusión del yo.

SIGUIENTE * Video – Anemia. ¿Por qué nuestra sangre enferma?.


* * *
 
* * *

Sigue leyendo

KRULIANs, share, Antártida, paraíso, bajo el hielo, II,

Origen: KRULIANs: share, Antártida, paraíso, bajo el hielo, II,

domingo, 7 de julio de 2019

share, Antártida, paraíso, bajo el hielo, II,

* * *
 
Antártida, paraíso bajo el hielo. II
 
En los años ochenta, la KGB, desclasificó una serie de documentos, entre los que figuraban los mapas que os he mostrado, y, que muestran las entradas secretas a Nueva Suabia. Estos documentos, fueron capturados al final de la Segunda Guerra Mundial. 
Veamos uno de ellos:


ALMIRANTE BYRD

“Debo escribir este diario en secreto, y oscuridad. Se refiere a mi vuelo Ártico del día diecinueve del mes de febrero, del año de mil novecientos cuarenta y siete.

¡Llega un momento, en que la racionalidad de los hombres, debe desvanecerse en la insignificancia, y uno debe aceptar la inevitabilidad de la Verdad!

Yo no estoy en libertad de divulgar la documentación siguiente en este escrito… tal vez nunca verá la luz del escrutinio público, pero, debo cumplir con mi deber y grabar aquí, para que todos puedan leerlo algún día.

En un mundo de codicia, y explotación de algunos de la humanidad, ya no se puede reprimir lo que es verdad.


REGISTRO DE VUELO 
– BASE CAMPO ÁRTICO – 
02/19/1947

06:00 Horas – Todos los preparativos están completos para nuestro vuelo hacia el norte, y, estamos en el aire con tanques de combustible llenos, a las 0610 Horas.

06:20 Horas 
– La mezcla de combustible en el motor de estribor, parece demasiado rica, se ha realizado el ajuste, y los Pratt Whittney están funcionando sin problemas.

07:30 Horas 
– Chequeo por radio con el campamento base. Todo está bien y la recepción de radio es normal.

07:40 Horas 
– Leve fuga de petróleo en estribor del motor, sin embargo, el indicador de la presión de aceite parece normal.

08:00 Horas 
– Leve turbulencia observada en dirección Este, a una altura de 2,321 metros, corrección, a 1700 pies, ninguna turbulencia adicional, pero, la cola del viento se incrementa, ligero ajuste en los controles del acelerador, las aeronaves funcionando muy bien ahora.

08:15 Horas 
– Chequeo por Radio, con el campamento base, situación normal.

08:30 Horas 
– Turbulencia encontrada otra vez, altitud aumentada a 2900 pies, condiciones suaves de vuelo nuevamente.

09:10 Horas 
– Vasto hielo, y nieve, abajo, se observa coloración amarillenta de la naturaleza, y se dispersa en un patrón lineal. Alterando el curso para examinar mejor de este patrón de color más abajo, se observa color rojizo, o morado, también. Circulando esta área en dos vueltas completas, volviendo a dirección asignada por la brújula.

Comprobación de posición nuevamente, con el campamento base, y, transmitiendo información sobre coloraciones en el hielo, y la nieve de abajo.

09:10 horas 
– Ambos compases, magnético y giroscópico, comenzando a girar y tambalearse, somos incapaces de mantener nuestro rumbo con la instrumentación. 
Tomamos orientación con brújula solar, sin embargo, todo parece estar bien. 
¡Los controles están bastante lentos en responder y tienen una mala calidad, pero, no hay ninguna indicación de formación de hielo!

09:15 horas 
– En la distancia, hay, lo que parecen ser montañas.

09:49 Horas 
– 29 minutos transcurridos, tiempo de vuelo desde el primer avistamiento de las montañas, no es una ilusión. ¡Son montañas, consistiendo en una pequeña cordillera nunca antes vista!

09:55 Horas 
– Cambio de altitud a 2950 pies, encontrando fuerte turbulencia otra vez.

10:00 horas 
– Estamos cruzando sobre una pequeña cordillera, y, procedemos hacia el Norte, lo mejor que podemos comprobar. Más allá de la sierra hay lo que parece ser un valle con un pequeño río, o arroyo, que corre por la parte central.
 ¡No debería haber un valle verde aquí abajo! 
¡Algo está definitivamente mal, y anormal aquí! 
¡Deberíamos estar sobre hielo y nieve! 
Por el lado de babor, grandes bosques crecen en las laderas de las montañas.
 ¡Nuestros instrumentos de navegación siguen girando, el giroscopio oscila hacia atrás y adelante!

10:05 Horas 
– Alteré la altitud a 1400 pies, y, ejecuté una vuelta cerrada a la izquierda, para examinar mejor el valle de abajo. 
 
Es verde, con musgo, o bien un tipo de hierba muy unida. La luz aquí parece diferente. Ya no puedo ver el sol. Hacemos otro giro a la izquierda, y, detectamos lo que parece ser un gran animal de alguna especie por debajo de nosotros. 
¡Parece ser un elefante! 
¡NO!
 ¡Se parece más a un mamut!
 ¡Esto es increíble! 
Sin embargo, 
¡ahí está! 
Disminuyo la altitud a 1000 pies, y tomo los prismáticos para examinar mejor al animal. 
¡Se confirma – es definitivamente un animal gigantesco, parecido a un mamut! 
Reporto esto al campamento base.

10:30 Horas 
– Encontrando más colinas verdes ahora. 
¡El indicador de temperatura externo lee 74 grados Fahrenheit! 
 
Continuando nuestro rumbo ahora. 
 
Los instrumentos de navegación parecen normales ahora. Estoy perplejo por sus acciones. Intenté ponerme en contacto con el campamento base. 
¡La radio no está funcionando!

11:30 Horas 
– El campo abajo es más llano, y normal (si se me permite usar esa palabra). 
¡Más adelante detectamos lo que pareciera ser una ciudad!! 
¡Esto es imposible! 
El avión parece extrañamente ligero y boyante. 
¡Los controles se niegan a responder! ¡Mi Dios! 
Fuera de nuestro puerto, y el tablero de estrellas del ala, está un extraño tipo de aeronave. 
¡Están cerrando rápidamente a lo largo! 
Tienen forma de disco, y radiantes. 
 
Están lo suficientemente cerca como para ver las marcas en ellos. 
¡Es un tipo de Swástica! 
Esto es fantástico.
 ¿Dónde estamos? 
Qué es lo que ha ocurrido. Yo tiro de nuevo de los controles. 
¡No van a responder!
 ¡Estamos atrapados en un férreo control invisible de algún tipo!

11:35 Horas 
– Nuestra radio cruje, y, se escucha una voz en inglés, con lo que tal vez es un ligero acento nórdico, o germánico! 
El mensaje es: 
‘Bienvenido, Almirante, a nuestro dominio.
 ¡Vamos a hacerlo aterrizar en exactamente siete minutos! 
Relájese, Almirante, está en buenas manos.’

¡Observo que los motores de nuestro avión han dejado de funcionar! 
 
El avión está bajo cierto extraño control, y ,ahora se está dando vuelta por sí solo. 
Los controles son inútiles.

11:40 Horas 
– Otro mensaje de radio recibido. 
 
¡Comenzamos el proceso de aterrizaje ahora, y en momentos, el avión se estremece ligeramente, y comienza un descenso como si estuviéramos atrapados en algún gran ascensor invisible! 
¡El movimiento hacia abajo es insignificante, y aterrizamos con sólo una sacudida leve!

11:45 Horas 
– Estoy haciendo una entrada precipitada, por última vez en el registro de vuelo. Varios hombres se acercan, a pie, hacia nuestro avión. Son altos, con el pelo rubio. A lo lejos, hay una gran ciudad reluciente, que vibra con los colores del arco iris. No sé qué va a pasar ahora, pero, no veo ninguna señal de armas en los que se acercan. Oigo una voz ahora, ordenándome por mi nombre, abrir la puerta de carga. 
Cumplo.

FIN DEL REGISTRO


A partir de este punto, escribo todos los siguientes eventos, aquí, de memoria. Es un desafío a la imaginación, y, pareciera casi una locura, si no hubiera sucedido.

El operador de radio, y yo, somos tomados de la aeronave, y somos recibidos de la manera más cordial. ¡Luego nos subieron en una pequeña plataforma, como medio de transporte sin ruedas! Nos llevó hacia la brillante ciudad con gran rapidez. A medida que nos acercamos, la ciudad parecía estar hecha de un material de cristal.

Pronto, llegamos a un gran edificio, que es de un tipo que nunca he visto antes. ¡Parece ser sacada de la placa de diseño de Frank Lloyd Wright, o quizás más correctamente, de un Buck Rogers! Se nos ha dado algún tipo de bebida caliente, que sabía cómo nada que haya saboreado antes. 
Era delicioso.

Después de unos diez minutos, dos de nuestros maravillosos anfitriones, vinieron a nuestros aposentos, y anunciaron que debía acompañarlos. No tengo más remedio que cumplir. Dejo atrás a mi operador de radio, y, caminamos una corta distancia, y, entramos en lo que parecía ser un ascensor.

¡Descendemos, hacia abajo, durante unos momentos, la máquina se detiene, y la puerta se levanta silenciosamente, hacia arriba! ¡Nosotros seguimos, a pie, por un largo pasillo iluminado por una luz de color rosa, que parecía emanar de las mismas paredes! Uno de los seres nos hizo un movimiento para que nos detuviéramos ante una puerta grande.

Sobre la puerta, había una inscripción que no pude leer. La gran puerta se desliza silenciosamente al abrirse y se me hizo una seña para entrar.

Uno de mis anfitriones habló.

‘No tenga miedo, Almirante, usted tendrá una audiencia con el Maestro…’

Entro, y mis ojos se adaptan a la hermosa coloración que parece estar llenando por completo la habitación.

Entonces, empiezo a ver lo que me rodea. Lo que vieron mis ojos, es la más hermosa vista de toda mi existencia. De hecho, es demasiado hermosa y maravillosa para describirla. Es exquisita y delicada. ¡No creo que exista un término humano que pueda describirla en detalle con justicia!

Mis pensamientos son interrumpidos de manera cordial por una voz cálida de melódica calidad,

‘Te doy la bienvenida a nuestro dominio, Almirante.

Veo a un hombre de facciones delicadas, y, con el grabado de los años en su rostro. Él está sentado en una larga mesa. Me hace un gesto, que me sentara en una de las sillas. Después de sentarme, él junta sus dedos, y sonríe.

Habla en voz baja otra vez, y transmite lo siguiente:

“Te hemos dejado entrar aquí, porque eres de carácter noble, y bien conocido en el mundo de la superficie, Almirante”.

¡El mundo de la superficie, medio grité en voz baja!

‘Sí’, responde el Maestro con una sonrisa, ‘estás en el dominio de los Arianni, el Mundo Interno de la Tierra. No demoraremos tu misión, y serás escoltado con seguridad de regreso a la superficie y hasta una distancia más allá.

Pero ahora, Almirante, te diré por qué has sido convocado aquí. Nuestro interés, comienza, justo después de que tu raza explotó las primeras bombas atómicas, sobre Hiroshima, y Nagasaki, Japón. Fue en ese alarmante momento, que enviamos nuestras máquinas voladoras, las “Flugelrads” a tu mundo de la superficie, para investigar lo que tu raza había hecho.

Esto es, por supuesto, historia pasada, mi querido Almirante, pero, debo continuar. Ya ves, nunca hemos interferido antes, ni en las guerras, ni en la barbarie de tu raza, pero, ahora debemos hacerlo, porque habéis aprendido a manipular un cierto poder, que no es para el hombre, es decir, el de la energía atómica.

Nuestros emisarios ya han entregado mensajes a las potencias de vuestro mundo, y, sin embargo no hacen caso. Ahora, tú has sido elegido para ser testigo de que nuestro mundo existe.

Ya ves, nuestra cultura, y ciencia, está miles de años más allá de tu raza, Almirante.

Le interrumpí,

‘Pero ¿qué tiene esto que ver conmigo, señor?’

Los ojos del Maestro parecían penetrar profundamente en mi mente, y, después de estudiarme unos instantes, respondió:

‘Tu raza, ha llegado a un punto, de no retorno, porque hay algunos entre vosotros que destruirían su propio mundo, en lugar de renunciar a su poder, como ellos lo conocen…’

Asentí con la cabeza, y el Maestro continuó:

‘En 1945, y después, tratamos de contactar a tu raza, pero nuestros esfuerzos fueron recibidos con hostilidad, nuestros Flugelrads recibieron disparos. Sí, incluso fuimos maliciosamente perseguidos, con animosidad, por vuestros aviones cazas.

Así pues, ahora, te digo, hijo mío, hay una gran tormenta gestándose en tu mundo, una furia negra, que no pasará en sí por muchos años. No habrá respuesta en vuestros brazos, no habrá seguridad en vuestra ciencia. Pudiera asolar hasta que cada flor de vuestra cultura, sea pisoteada, y todas las cosas humanas, estén en un caos enorme.

Vuestra reciente guerra, fue sólo un preludio de lo que está por venir para tu raza. Nosotros aquí lo vemos más claramente con cada hora… ¿dices que estoy equivocado?’

‘No’ contesté, ‘ya sucedió una vez antes, la edad oscura vino, y se prolongó durante más de quinientos años.’

‘Sí, hijo mío’ respondió el Maestro ‘las edades oscuras que vendrán ahora, para tu raza, cubrirán la tierra, como un paño mortuorio, pero creo que parte de tu raza sobrevivirá después de la tormenta, más allá de eso, no puedo decir. Vemos a una gran distancia un mundo nuevo, saliendo de las ruinas de tu raza, buscando sus legendarios tesoros perdidos, y estarán aquí, hijo mío, a salvo, en nuestra custodia.

Cuando ese tiempo llegue, saldremos de nuevo hacia delante, para ayudar a revivir tu cultura, y tu raza. Tal vez, para entonces, habréis aprendido la futilidad de la guerra, y de su lucha… y, después de ese tiempo, seguros que vuestra cultura y vuestra ciencia serán devueltos a tu raza para comenzar de nuevo.

Tú, hijo mío, vas a regresar a la superficie del mundo con este mensaje…’

Con estas últimas palabras, nuestro encuentro parecía haber llegado a su fin.

Me quedé un momento como en un sueño …pero, sin embargo, yo sabía que esto era realidad, y por alguna extraña razón, me incliné un poco, ya sea por respeto o humildad, no sé cuál.

De repente, me encontré de nuevo consciente de que las dos hermosas anfitrionas que me habían traído aquí, estaban otra vez a mi lado.

‘Por aquí, Almirante,’ indicó una.

Me volví una vez más, antes de salir, y mirar hacia el Maestro. Una suave sonrisa se dibujaba en su delicado y antiguo rostro.

‘Adiós, hijo mío’ habló él, entonces él hizo un gesto con la hermosa y esbelta mano, un gesto de paz, y nuestra reunión realmente había terminado.

Rápidamente, caminamos de regreso por la puerta grande de la cámara del Maestro, y, una vez más entramos en el ascensor.

La puerta se deslizó silenciosamente hacia abajo y al mismo tiempo íbamos hacia arriba. Uno de mis anfitriones habló de nuevo:

‘Ahora, tenemos que darnos prisa, Almirante, ya que el Maestro no desea retrasarlo más en su horario previsto, y, debe regresar con su mensaje a su raza.’

No dije nada.

Todo esto era casi increíble, y, una vez más, mis pensamientos se vieron interrumpidos cuando nos detuvimos. Entré en la habitación, y estaba nuevamente con mi operador de radio.

Tenía una expresión preocupada en su rostro. Al acercarme, yo le dije:

‘Está bien, Howie, todo está bien’.

Los dos seres nos hicieron un gesto hacia el transporte que nos estaba esperando, nos embarcamos, y pronto regresamos a la aeronave. Los motores estaban calentándose, y nos embarcamos inmediatamente.

Todo el ambiente parecía cargado ahora con un cierto aire de urgencia. Cuando la puerta de carga del avión se cerró, el avión fue inmediatamente levantado por esa fuerza invisible, hasta que llegamos a una altitud de 2,700 pies.

Dos de los aviones estaban a la par, a una cierta distancia, guiándonos en nuestro camino de regreso. Debo decir aquí, el indicador de velocidad no registraba lectura, sin embargo, nos estábamos moviendo a un ritmo muy rápido.

2:15 horas 
– Un mensaje de radio es transmitido.

“Los estamos dejando ahora, Almirante, los controles están libres. Auf Wiedersehen!

Nos miró por un momento, mientras los Flugelrads desaparecían en el cielo azul pálido.

El avión, repentinamente, se sintió como si hubiera sido atrapado en una fuerte corriente descendente, por un momento. Rápidamente, recuperó el control. No hablamos durante algún tiempo, cada hombre tenía sus propios pensamientos…

CONTINÚA ENTRADA EN EL REGISTRO DE VUELO

2:20 horas 
– Estamos otra vez en vastas zonas de hielo y nieve, y, aproximadamente, a 27 minutos del campamento base. Les hablamos por radio, ellos responden. Se presentan todas las condiciones normales… normal. El campamento base expresa su alivio por nuestro re-establecido contacto.

3:00 horas 
– Aterrizamos suavemente en el campo base. Tengo una misión….

FINAL DEL REGISTRO DE ENTRADAS


11 de marzo de 1947

Acabo de asistir a una reunión de personal en el Pentágono.

He declarado completamente mi descubrimiento, y, el mensaje del Maestro. Todo está debidamente registrado. El presidente ha sido informado. Ahora estoy detenido durante varias horas (seis horas, treinta y nueve minutos para ser exactos.)

Fui entrevistado con intención por las Fuerzas de Seguridad Top, y, un equipo médico. 
¡Fue una terrible experiencia!! 
Estoy sometido a un estricto control, a través de las disposiciones de seguridad nacional de los Estados Unidos de América.


¡FUI ORDENADO DE PERMANECER EN SILENCIO EN RELACIÓN CON TODO LO QUE APRENDÍ, EN EL NOMBRE DE LA HUMANIDAD!!!
 ¡Increíble!

Esto me recuerda que soy un militar, y, que debo obedecer órdenes.

30/12/56 
– ENTRADA FINAL

Estos últimos años transcurridos desde 1947, no han sido amables… ahora hago mi última entrada en este singular diario.

Para terminar, debo decir que he guardado fielmente este asunto en secreto todos estos años, según las indicaciones. Ha sido completamente en contra de mis valores de derecho moral. Ahora, me parece sentir que la noche se aproxima, y, este secreto no morirá conmigo, pero como toda verdad triunfará, y así lo haré.

Esto puede ser la única esperanza para la humanidad. 
¡He visto la verdad, y, esto ha acelerado mi espíritu, y me ha liberado! 
He cumplido con mi deber, hacia el monstruoso complejo industrial militar. Ahora, la larga noche comienza a aproximarse, pero no tendrá fin.

Así como la larga noche de los extremos del Ártico, el sol brillante de la verdad vendrá otra vez… y aquellos que son de la oscuridad caerá en su Luz… PORQUE YO HE VISTO ESA TIERRA MÁS ALLÁ DEL POLO, ESE CENTRO DEL GRAN DESCONOCIDO.


Almirante, Richard E. Byrd de la
marina de Estados Unidos
24 de diciembre 1956”



El 5 de marzo 1947 el “El Mercurio” de Santiago, Chile, publica un artículo de portada “El Consejo de Monte Olimpo en alta mar “, que citó a Byrd en una entrevista con Lee Van Atta.

* “El almirante Byrd declaró hoy que es imperativo para Estados Unidos iniciar de inmediato, medidas de defensa, frente a las regiones hostiles. Además, Byrd dijo que “no quería asustar a nadie sin razón”, sino que se trataba de “una amarga realidad en el caso de una nueva guerra continental Estados Unidos sería atacado por objetos voladores que podían volar de polo a polo a velocidades increíbles”

Esta información, le costó la vida, ni más ni menos, que al
Secretario de Defensa James Forrestal, que se propuso hablar sobre el informe de Byrd, y, sobre la operación secreta “Highjump” de la que luego os hablaré. Este hombre valiente, que quería contar la verdad al mundo, fue internado en el Hospital Naval de Bethesda, alegando que estaba desequilibrado. 
 
Se le aisló completamente, impidiendo las visitas, tanto de su esposa, como de su hermano, para después arrojarlo por la ventana del sexto piso. El informe posterior que salió a la prensa, hablaba que debido a su trastorno mental el Secretario de Defensa se había suicidado.

Lo que se muestra en el libro del que extraemos estos textos es un interesante documento que ha surgido recientemente, obtenido por Joe Watson de Talkeetna, Alaska.

El Sr. Watson afirma que es una copia de una carta escrita el 2 de marzo de 1985, en el idioma alemán, desde un tripulante submarino alemán, que iba a bordo. En ella se da ciertas coordenadas de su misión, que al parecer era viajar al centro de la tierra.

Su submarino, fue llamado U-209 al mando del capitán Heinrich Brodda. La imagen de abajo es una copia de la carta escrita a mano, original de Karl Unger, miembro de la tripulación del submarino alemán U-209, así como una traducción al inglés. Seguramente podéis leerla directamente, pero para los que tenemos presbicia la carta dice:


“Querido viejo camarada,
Este mensaje será una sorpresa para usted. 
¡El submarino U-209 lo ha hecho, la Tierra es HUECA! 
El Dr. Haushofer y Hess tenían razón.
 
 Todo el equipo lo está haciendo bien, pero no podemos regresar. 
 
No somos prisioneros.
 
 Estoy seguro de que este mensaje te llegará, es el último contacto con la U-209. 
Nos encontraremos de nuevo camarada. Me preocupa la gente que tiene que vivir en la superficie, ya que el Führer se ha ido.
Dios bendiga siempre a nuestra Alemania.
Con saludos cordiales,
Karl Unger”
los servicios secretos de los aliados, en los años posteriores a la contienda hicieron un trabajo concienzudo para borrar todo vestigio relacionado con la base Nueva Suabia. 
 
Pero a pesar de tanto celo autores valientes investigaron y llegaron a las mismas conclusiones que nosotros. Como veréis a continuación voy a mostraros imágenes de hemeroteca. Se trata de un artículo de George Glidden publicado en 1988 en el “National Examiner” Espero que Geny nos lo traduzca directamente.

La solución al misterio OVNI ha sido finalmente resuelta. Los extraterrestres son realmente Nazis que quieren construir un Cuarto Reich. Y los gobiernos del mundo saben sobre este tema, pero están aterrados, dice un investigador. 
 
La Alemania Nazi ya ha construido en el año 1940 una pequeña flota de OVNIS dice Christof Friedrich, autor de OVNIS: ¿Armas secretas nazis? (Samizdat Toronto Canadá). Friedrich afirma que los científicos OVNI alemanes habían huido de la zona de guerra, mientras que los aliados estaban llegando. Friedrich: “Los aliados se dieron cuenta que faltaban algunos científicos, y aunque algunas de las instalaciones se localizaron, el personal y sus máquinas y prototipos se habían ido. Incluso se habían ido los pilotos de prueba. 
 
“Y Friedrich afirma que Hitler y su esposa Eva Braun, habrían engañado el mundo haciéndoles creer que se habían suicidado en un búnker en Berlín durante los últimos días de la Segunda Guerra Mundial.

Friedrich presenta las siguientes pruebas que Hitler estaba vivo: Los cuerpos de Hitler y Braun nunca fueron confirmados. 
 
Los artículos introducidos como evidencia sólo es evidencia circunstancial, dos de los sombreros de Hitler, un par de pantalones con las iniciales EB, y un par de huesos. 
 
Las manchas de sangre encontradas en los muebles de cuartos de Hitler no eran de su tipo de sangre. 
 
Los testigos más importantes y los hombres más cercanos a que Hitler nunca fueron encontrados.
 
 Hay también muchos informes de avistamientos, testimonios de testigos, e incluso evidencia de que el escenario de suicidio fue un acto brillante, de puesta de escena. 
 
El investigador dice que Hitler y Braun fueron trasladados a Noruega en uno de los primeros aviones a reacción del mundo. La pareja entró en un barco de U y se dirigió a una base secreta en América del Sur.

Friedrich afirma que el barco U de Hitler se enfrentó a un convoy en una batalla feroz con la Marina británica y los alemanes destruyeron un bloqueo británico con armas secretas de alta tecnología (cañón potente de haz KSK n. Del traductor). Friedrich: “Parece que las armas milagrosas de las que había hablado Goebbels en tales tonos brillantes sólo unos pocos días antes, por primera vez se utilizaron en una situación de combate real. 
 
El resultado: Un único superviviente de un destructor británico y él, el capitán, las palabras que dijeron: En caso de que Dios me ayude, nunca debería volver a encontrarse con una de esas fuerzas. 
 
El informe de esta declaración se produjo al diario chileno “El Mercurio”. “Friedrich sostiene que los agentes secretos de Hitler usaron falsos dólares estadounidenses y libras esterlinas que se utilizan para las bases militares secretas en América del Sur y los lugares para establecer bases de OVNI en el Ártico. “Hitler había planeado con bastante antelación y tomado medidas.”

Dice Friedrich. “Obviamente, sobre la posible ocupación, y la pérdida de la propia Alemania, que ha estado buscando por tierra para una posible colonización, y la encontró en la Antártica. ¿Dónde está la apertura al mundo interior de Agharta? Era en el tiempo el único país que aún no había sido reclamado. 
 
El agregado Friedrich ha añadido: “La fuerza de la expedición secreta Nazi fue encabezada por el capitán Ritscher y tuvo lugar en 1937-38. La fuerza aterrizó cerca de Queen Maud Land, y, estableció allí bases. 
 
Alrededor de 11.000 fotos fueron tomadas por fines cartográficos” Increíblemente, el investigador dice que las bases de los gobiernos de Estados Unidos y la Unión Soviética conocen el secreto de los Nazis desde hace 40 años, pero no saben cómo manejar la situación, y, por lo tanto han suprimido la verdad. 
 
Friedrich afirma que las naves espaciales Nazis se han vuelto tan sofisticadas, con la ayuda de extraterrestres, que se hicieron amigos con los nazis, porque estaban allí en la Antártica.

Escribe el investigador: “¿Los científicos de Hitler lo hicieron por sí mismo, sin fuerzas alienígenas? ¿O tal vez los extraterrestres les hayan ayudado en el desarrollo tecnológico? ¿Tal vez la gente de otra galaxia? Los extraterrestres ayudaron a los alemanes probablemente porque estaban en un cierto nivel tecnológico de desarrollo. ¿Tal vez hablaban el lenguaje tecnológicamente similar? Friedrich se cree que el último batallón de Hitler se va a poner en acción cuando el mundo esté inmerso en una crisis económica, entonces las naves Nazis van a ocupar puntos estratégicos del mundo, y gobernar el mundo.

George Glidden”

En 1945, varios meses después de terminada la guerra, llegaron hasta las costas argentinas, de Mar del Plata, un par de submarinos alemanes, de última generación, capaces de permanecer hasta seis meses sumergidos, y, cargados de más hombres de los que necesitaría cualquier misión usual. 
 
Transportaban una curiosa carga de cigarrillos, a pesar de que ninguno de ellos fumaba (como es tradicional entre los austeros oficiales de este tipo de naves). Los submarinos llevaban mucho tiempo en el mar, lo que es más extraño aún. La tripulación no pudo explicar satisfactoriamente su presencia en estas aguas australes.

Los norteamericanos enviaron en tiempo récord una enorme dotación de oficiales, que apresaron a los alemanes, y se los llevaron a Estados Unidos. Fueron sometidos a durísimos interrogatorios. 
 
Actuaron con tal intriga y rapidez que, prácticamente, nadie supo lo que sucedió. Fue instantáneo. Sin embargo, inmediatamente después, comenzaron los aliados sus “expediciones” a la Antártida, siendo la mayor de ellas, la del almirante Byrd, quien volvió convencido de que los jerarcas alemanes, que no estaban en Nuremberg, yacían en un secreto refugio antártico.

La Operación Highjump fue un amplio despliegue científico-militar organizado por el Almirante Richard Byrd, de la Armada de los Estados Unidos.

Las órdenes parten de Washington, con la firma del Almirante D.C. Ramsey hacia las flotas del Atlántico (Norfolk, Virginia) y del Pacífico Sur (San Diego, California). El secretario de la Marina, James Forrestal y el presidente Harry Truman aprueban la Operación.

Para justificar públicamente un no del todo claro gasto militar como ese, en un momento en que los Estados Unidos estaban exhaustos económicamente, tras la guerra, se buscó a un personaje de excelente reputación y proyección pública, y, aceptado como un «gran héroe americano» al nivel del legendario aviador Charles Lindbergh: el almirante antártico Richard Evelyn Byrd.

Byrd fue nombrado Comandante Científico de la Operación.

Se dijo a la prensa, que se trataba, solamente de una misión científica, que incluía la circunnavegación costera de 25.750 Kms de la Antártida, para hacer nuevos mapas. En resumen, los objetivos científicos declarados eran:

1) Entrenar al personal y probar material en condiciones de frío extremo.

2) Consolidar y extender la soberanía estadounidense sobre la mayor área posible del Continente Antártico.

3) Determinar la viabilidad de establecer y mantener bases en la Antártida, e investigar posibles ubicaciones para las mismas.

4) Desarrollar técnicas para establecer y mantener bases en la Antártida.

5) Ampliar conocimientos en hidrografía, geografía, geología, meteorología y electromagnetismo en la zona.

Sin embargo, Estados Unidos desplegó el destacamento de Fuerzas Operativas «Task Force 68», que sumaban 13 navíos (incluyendo tres portaaviones, un destructor y un submarino), y 4.700 hombres, bajo las órdenes de Richard Creuzen como Comandante Militar, y Richard Byrd como Comandante Científico.

Sin embargo, pese a la cobertura científica de la expedición, los Aliados llegaron a sufrir cerca de 1.500 bajas, en cuanto a hombres, aviones de combate, y material aéreo de alta tecnología, además de serias abolladuras en el casco del Submarino Sennet.

Aunque disponía de 8 meses, y de fondos económicos ilimitados, la Operación Highjump se interrumpió abruptamente, a los dos meses de haberse iniciado.

Fue entonces, cuando el almirante manifestó a la prensa la advertencia de que Estados Unidos podía ser atacada por fuerzas insuperables desde los polos, que os he citado anteriormente.

A su regreso, fue hospitalizado, y, según se dice, se le prohibió dar conferencias de prensa por el resto de su vida.

Ante la creciente suspicacia del público, se dijo que todas las bajas se debieron, únicamente, a «accidentes», y que en la Antártida no hay más que pingüinos. Por eso se conoce también a la Operación Highjump con el irónico nombre de «La Guerra de los Pingüinos».

Hoy, casi 70 años después, todos los archivos relacionados con la Operación Highjump siguen clasificados. Algo incomprensible, si tenemos en cuenta que la Versión Oficial, dice que no sucedió nada extraño durante la misma. Igualmente sigue clasificado el informe obtenido de las declaraciones de los submarinistas de Mar de Plata.

En el documental ruso «Tercer Reich: Operación OVNI», se expone el supuesto testimonio de un miembro de la expedición, un experimentado piloto llamado John Sireson, que describe una supuesta batalla ocurrida el 25 de febrero de 1947, de la siguiente manera:

“Salió con mucha fuerza del agua, volando verticalmente. Se deslizaba entre los mástiles de los barcos, con tal velocidad, que la corriente de aire arrastró, y partió, la antena de radio. No me dio tiempo ni para parpadear. Los dos soldados del Casablanca fueron destruidos por algún tipo de misterioso rayo, disparado desde la nariz del Platillo Volador. Luego, eso se sumergió en el agua, próxima a los barcos.

En ese momento, yo estaba en la cubierta del Casablanca, y lo vi como usted me está viendo a mí. No pude entenderlo: Aquel objeto era silencioso, como si flotara entre los barcos; como una bestia satánica escupiendo fuego mortífero. En ese momento, vi al destructor Murdoch, el cual estaba a unos 120 pies. Estalló en llamas y se empezó a hundir.


* A pesar del riesgo, rescaté equipos, y botes salvavidas, que lancé inmediatamente desde el lugar del desastre, hasta otros barcos. La pesadilla se alargó unos 20 minutos. Cuando los Platillos otra vez se hundieron bajo el agua, evaluamos los daños. 
Fue terrorífico”


Se ha especulado hasta la saciedad sobre el tema de los ovnis y el ataque sufrido. Se ha dicho que los documentos rusos sobre esta cuestión podrían ser falsos, y, otras tantas hipótesis, a cuál más complejas. Pero, lo que resulta evidente, es que esa expedición existió, y que el secretismo de la misma, hace pensar que, efectivamente, los americanos no iban a cazar pingüinos.

Los americanos, seriamente preocupados por la cuestión de la base Nueva Suabia, por el aumento millonario de su población, y, sobre todo, por las armas de las que disponían, volvieron a atacar a la base con armas atómicas, diez años después, aunque esta cuestión ha sido puesta en tela de juicio, pese a que Rusia insiste en afirmarlo, presentando varios documentos gráficos y audiovisuales.

Existe un informe real de un submarino alemán, interceptando a un ballenero islandés, llamado Juliana, en aguas de la Antártida, en 1947, insistiendo su capitán, llamado Hekla, vender o entregar los suministros disponibles a la tripulación del submarino. 
 
A cambio de los suministros (que fueron pagados en dólares de los EE.UU., junto con un bono de diez dólares a cada miembro de la tripulación del Juliana …) el comandante del submarino, indicó al ballenero acerca de la ubicación de un gran banco de ballenas. Hekla y su equipo más tarde encontró a las ballenas en la posición exacta citada por el comandante del submarino.

En el libro “Unternehmen Aldebarán”, el autor afirma haber tenido una entrevista con un alemán del Reich que le habría asegurado haber nacido en Neuschwabenland, y ser miembro de la organización “Schwarze Sonne” (una de las organizaciones de élite de la SS). Según sus revelaciones, los alemanes del Reich tendrían bases “por todo el mundo” (por ejemplo, una base gigantesca en el Himalaya), y él viviría en Neuschwabenland en una ciudad habitada por tres millones de alemanes (en 1994). 
 
Y, curiosamente, este testigo afirmó que, a pesar de su enorme armamento, solo tenían permiso para defenderse, nunca para atacar ¿Quién les había dado esa orden? Fueron los Arianni los que establecieron tal protocolo, una vez tomaron contacto con los nazis de Nueva Suabia.

El almirante Doenitz en 1943 declaraba:

“La flota de submarinos habrá amarrado en algún punto del Polo, en algún lugar paradisíaco”, y, en el propio juicio de Nuremberg, al final de la guerra, se jactó de “una fortaleza invulnerable, un oasis paradisíaco en medio del hielo eterno.” No habló solo de una fortaleza, sino nítidamente de un lugar paradisiaco en medio del hielo.

¿Qué pasó con el Dr. Schuman?

El Dr. Schuman fue llevado a América, al amparo de la Operación Paperclip y trabajó en la base de la fuerza aérea de Wright-Patterson en Ohio, regresando en los últimos años a Alemania donde falleció.

Parece, por tanto, razonable que, si él fue la máxima autoridad en la realización de los platillos volantes del III Reich, esa misma tecnología la entregó a los Estados Unidos. Y sí trabajó en la base Wright-Patterson, en el estado de Ohio, este lugar es mítico en la cuestión OVNI. Allí se encuentra la ATIC (Advanced Technologies Investigation Center) y esta base creo el famoso proyecto “Libro Azul”, de la década de los “60”, En otras palabras. Schumann estuvo en la base precisa para fabricar las mismas naves que hiciese en Alemania. 
 
Si han pasado más de setenta años, ¿Os imagináis hasta donde habrán llegado en sus investigaciones? Otra de las cuestiones que parece obvia es que los americanos deberían tener la misma tecnología que los residentes en Nueva Suabia, por lo tanto, tendrían la posibilidad de aniquilar dicha base pues sus medios son equiparables.

Los americanos, además de tener la misma tecnología que los nazis de la Antártida, tienen varios pactos secretos con varias civilizaciones extraterrestres, con bases en nuestro planeta, con tecnología equiparable, o incluso superior a la de los Arianni.

, Extracto de COMANDO SOLAR
Autores: Tamara Pavón – Lice Moreno

* * *
 
* * *

KRULIANs, share, Antártida, paraíso, bajo el hielo. I

Origen: KRULIANs: share, Antártida, paraíso, bajo el hielo. I

domingo, 7 de julio de 2019

share, Antártida, paraíso, bajo el hielo. I

* * *


Antártida, paraíso bajo el hielo. I

He aquí un resumen del libro que coincide con el título de éste texto.

El capitán Alfred Ritscher, al mando del “Neuschwabenland” dejó el puerto de Hamburgo, el 17 de diciembre de 1938, dirigiéndose a la Antártida. 

La expedición, realizó varios vuelos, donde se tomaron cerca de 11.000 fotografías. Las aeronaves Nazis recorrieron cerca de 600.000 kilómetros, depositando en los hielos, miles de banderas, con la esvástica, delimitando el territorio que reclamaron para Alemania. 
Hasta esa fecha, no se habían realizado casi ningún vuelo sobre la zona. Fue desde la altura que descubrieron pequeñas zonas desprovistas de hielo con pequeños lagos que albergaban vegetación. 
Durante la Segunda Guerra Mundial, los lobos de mar, al mando del almirante Dönitz sabían de la existencia de las grutas antárticas, de gran tamaño, y oquedades inmensas bajo el hielo, donde se podía esconder sin temor a ser descubiertos. 
Los submarinos alemanes descubrieron varias entradas bajo la capa de hielo, a cavidades inmensas, donde establecieron sus bases operativas.
,
¿Cómo es posible, que en un continente tan grande, como todo Europa los alemanes encontraron por arte de magia unas entradas misteriosas? 
El explorar los miles de kilómetros de costa les habría llevado años. Tanto Ritscher como el Almirante Dönitz no fueron a ciegas, pues tenían mapas e indicaciones precisas donde dirigirse. 
Ya en los años treinta, las expediciones al Tíbet no se hicieron por afán aventurero. Los dirigentes nazis buscaban información precisa relacionada con los Hiperbóreos; es decir, sus antepasados. Los monjes tibetanos les hablaron de Agartha, y de bases subterráneas en el planeta, habitadas por seres superiores, descendientes de los antiguos padres creadores. 
Los nazis trajeron del Tíbet documentación precisa de antiguos mapas, en los que se veía la Antártida desde el aire, y, lugares donde habitaban los maestros. Este hecho en si, ya es extraordinario, puesto que no existía mapa alguno de este continente helado, tan solo mapas de pequeñas porciones de costa.
,
Los mapas entregados por los monjes tuvieron que hacerlos seres que disponían de aparatos voladores.
,
Pero no solo fueron estos mapas los que establecieron los puntos precisos donde tenían que buscar. Tanto la sociedad Thule como la sociedad Vril, ratificaron dichas latitudes mediante métodos psíquicos. 
Afortunadamente, se han desclasificado miles de documentos, sobre todo en la antigua Unión Soviética, que demuestran, que todos, y cada uno de los dirigentes nazis, pertenecían a las Ordenes esotéricas citadas por Hans. 
Fue el propio Himmler, jefe supremo de las SS, el que dirigió este sondeo. Luego se pidió a María Orsitsch, la líder de la Sociedad Vril, que indagara sobre el asunto. Y este grupo de mujeres con capacidades excepcionales consiguió, no solo localizar el lugar donde buscar, sino establecer contacto mediúmnico, y telepático, con unos seres altamente evolucionados que habitaban en la Antártida, y que se hacían llamar los Arianni.
,
Estos seres descendían de los hiperbóreos, y estos a su vez, de otros viajeros del espacio, llamados Aldebaranes, provenientes de la Constelación de Tauro, donde se encuentra la estrella Aldebarán, a más de setenta años-luz de nuestro planeta. 
María Orsitsch era para los nazis una heroína extraordinaria, y, la mejor médium del mundo. Fue el propio Almirante Dönitz, que estaba al mando de la flota de submarinos del Tercer Reich, quien declaró durante la guerra lleno de orgullo: “La flota alemana de submarinos está orgullosa de haber construido para el Führer, en otra parte del mundo, un Shangri-La, una fortaleza inexpugnable”. 
Aquella información puso en alerta a los servicios secretos de los aliados, que no sabían cómo digerir aquella frase. 
Y mucho más enigmático, resultaba el empleo de la palabra “Shangri-La”, pues este vocablo, hace alusión directa a un mundo subterráneo paradisíaco, dentro de la cultura oriental tibetana.
,
Y, este desconcierto aliado fue aún mayor, cuando El almirante Doenitz en 1943 declaraba: “La flota de submarinos habrá amarrado en algún punto del Polo, en algún lugar paradisíaco”. 
A partir de 1940 el Reich Alemán comenzó a trasladar un ingente número de maquinaria al Polo Sur, con el objeto de construir en un continente desconocido, una estación secreta, un nuevo Berchtesgaden para el Führer. 
Ingenieros, mano de obra, tuneladoras, y, alta tecnología, fueron trasladadas en secreto por los submarinos alemanes a la base 211 de Nueva Suabia. 
Los años sucesivos hasta el final de la contienda mundial, fueron miles las personas que llegaron a aquel destino. 
Los submarinos encontraron en la localización establecida por los psíquicos, y por los tibetanos, una enorme gruta, que se ramificaba con otras más pequeñas, y, a las que se podía acceder por el mar, siguiendo unos canales de agua dulce, más caliente, que había horadado el hielo polar, y, que procedía de un centro telúrico, en el interior de dicha gruta.
,
Por encima de la gran cueva, se acumulaba una capa de hielo, que alcanzaba una altura de dos kilómetros. 
Esa enorme cavidad, tenía en una de sus caras, una pared rocosa, que no acumulaba tanto hielo. 
Los ingenieros alemanes perimetraron la zona, elaboraron un gráfico preciso de la cueva, y, establecieron las distancias hasta la superficie. 
Luego idearon un plan ingenioso capaz de perforar el hielo polar, usando la misma técnica que los sondeos petrolíferos, pero, lubricando la broca taladradora con agua caliente. 
Cada cien metros, introducían por la abertura, cargas explosivas, con la onda expansiva dirigida hacia la caverna. Finalmente consiguieron llegar a la cueva, en varios puntos. 
Las perforaciones conseguidas, se entubaron, con diámetros más grandes, rodeados de un serpentín, por donde circulaba el agua termal del interior de la base, a gran presión.
 De esta manera, consiguieron que los tubos, no se helaran. Luego, en la superficie instalaron unos cristales, a modo de lupas, que trasladaban la luz hacia el interior.
,
La luz de los tubos la dirigieron a un espejo central, que, a su vez, irradiaba a otros tantos en el techo de la cavidad, iluminando la enorme estancia con luz natural. 
Las zonas oscuras de la base, se iluminaban con luz eléctrica, producida por los generadores que aprovechaban el flujo de agua telúrica, que emanaba del fondo de la cueva, donde se instalaron enormes generadores eléctricos. 
La base 211 era enorme. 
Dentro de la misma, se crearon enormes complejos industriales con una tecnología moderna, donde se fabricaba armamento moderno. 
Aparatos de vuelo, y alta tecnología aplicada a la supervivencia. Se crearon estancias para los trabajadores, los científicos y los militares, y, en su interior, se albergaron diques, y puertos, para el centenar de submarinos asignados a la base. 
Hasta el año 1943, se emplearon todos los recursos en la construcción de la base. Los víveres traídos desde Alemania, Chile y Argentina llegaban por vía submarina.
,
Se organizaban viajes, y estancias, a la superficie a zonas sin hielo donde la temperatura era agradable, y donde se sembraron hortalizas en invernaderos. 
Pero, en el 26 de marzo de 1943, a las 10:45 de la mañana, ocurrió un milagro, que dio un giro inesperado a todo el programa. Antes de hablar de este evento, es necesario hacer una referencia a las sociedades secretas que dirigieron e inspiraron a los nazis.
,
La sociedad Thule fue creada hacia el 1917 por una serie de personas expertas en ocultismo pertenecientes a su vez a distintas sociedades secretas. Algunos de sus fundadores claves fueron el ocultista barón Rudolf von Sebottendorf, Karl Haushofer y la excepcional médium María Orsitsch. Sebottendorf y Haushofer eran expertos en filosofías y misticismo oriental, además de frecuentes viajeros al Tíbet y la India. Conocían además el movimiento teosófico que por aquel entonces estaba en pleno auge.
,
La sociedad de Thule incluía entre sus filas como iniciados de alto rango a personajes como Adolf Hitler, Führer, canciller del Reich y jefe supremo de las SS; Rudolf Hess, adjunto al Führer; Hermann Göring, mariscal del Reich y jefe supremo de las SS; Heinrich Himmler, jefe de la SS del Reich y ministro del Reich; Alfred Rosemberg, ministro del Reich y dirigente de los nacionalsocialistas; Rudolf Steiner, fundador de la doctrina antroposófica; W. O. Schumann, doctor y maestro de la Facultad de Ciencias de Múnich; y otros tantos personajes claves y relevantes de la industria, las finanzas y el poder.

Thule
esta ciudad había sido la capital del primer continente colonizado por los arios que se llamaba Hiperbórea y habría sido más antiguo que Lemuria y la Atlántida. Existe en Escandinavia una leyenda con respecto a “Última Thule” un país maravilloso en el Gran Norte donde el sol no se pone jamás, y donde vivirían los ancestros de la raza aria.

El continente hiperbóreo habría estado situado en el Mar del Norte, y habría desaparecido en las aguas, con ocasión de una era glacial. 
Se supone que sus habitantes habían venido antaño del sistema solar de Aldebarán, que es el astro principal de la constelación de Tauro, y, que medían cerca de cuatro metros de alto, tenían la piel blanca, y, eran rubios, con los ojos azules. 
No conocían las guerras, y, eran vegetarianos. Según los supuestos textos de Thule, los hiperbóreos tenían una tecnología muy avanzada, y habrían utilizado los Vril-ya, ingenios voladores que conocemos hoy en día con el nombre de Ovnis.
,
Cuando el continente hiperbóreo empezó a sumergirse, sus habitantes empezaron a perforar gigantescos túneles en la corteza terrestre, con grandes máquinas, estableciéndose bajo la región del Himalaya.
,
Este reino subterráneo, recibe el nombre de Agartha, o Agarthi, y su capital se denomina Shambhala. 
Los persas denominaron a ese reino subterráneo “Aria” o “Arianni”, el país de origen de los arios. La insignia de Thule habría sido la esvástica, con los brazos girados, a la izquierda. Toda esta filosofía había establecido un programa y un objetivo en los fundadores del partido Nazi. 
Hitler, Hess y Himmler, al igual que el resto de la cúpula nazi, y de las SS, estaban absolutamente convencidos que encontrarían las entradas al reino subterráneo, para fundirse con sus antepasados en el sagrado programa de liberar al mundo de los judeo-masones. 
Los dirigentes nazis creían firmemente en la teoría de la “Tierra Hueca” y en sus accesos por los polos al reino de Agartha. Creían que dentro de la Tierra existían un Sol que iluminaba todo este reino, y, ese Sol alumbraba permanentemente el lugar. Por eso, en la Biblia se dice, que “el paraíso es un lugar donde la noche es día y el día es esplendor”
,
Según el explorador de los polos Olaf Jausen, y otros exploradores, el agua en el interior sería agua dulce, lo que explicaría por qué el hielo del Ártico, y del Antártico, no está constituido de agua salada, sino de agua dulce. 
Esta tesis sobre la constitución de nuestra tierra, estaría apoyada por los testimonios de exploradores de los polos Cook, Peary, Amundsen, Nansen, Kane y también por el almirante E. Byrd. Todos ellos tuvieron las mismas extrañas experiencias que no concordaban con las teorías científicas establecidas.
,
Todos ellos, habrían verificado que el viento se calentaba, por encima de los 76º de latitud, que las aves volaban por encima del hielo, en dirección al Norte, y que otros animales, como los zorros, se dirigían en la misma dirección.
,
Encontraron nieve coloreada, y gris, que, al derretirse, liberaba un polen de flores multicolores, o cenizas volcánicas. Se impone la pregunta: ¿De dónde procede el polen de las flores encontrado en el polo Norte? ¿De dónde el polvo volcánico, ya que en las cartas geográficas oficiales de que disponemos no figura registrado ningún volcán?
,
Además, algunos investigadores se habían encontrado a veces, sobre un mar de agua dulce, y, todos relataron haber percibido en un momento del viaje, dos soles.
,
También, habían encontrado mamuts con la carne aún fresca, cuyos estómagos, algunas veces, contenían hierba también fresca.
,
Adolf Hitler asumió literalmente el programa, y la ideología de la sociedad Thule, y todos sus actos, programas y movimientos estaban dirigidos a la búsqueda de la raza hiperbórea que habitaba en el interior del planeta.
,
Dentro de las SS, se encontraba otra sociedad secreta, la elite, el círculo más íntimo de las SS: la SS “Sol Negro”. La Sociedad Thule y aquéllos que más tarde se convertirían en las “SS Sol Negro” trabajaron en estrecha colaboración, no sólo con la colonia tibetana de Berlín, sino también, con una orden de magia negra tibetana. Hitler, estaba en contacto permanente, con un monje tibetano, con guantes verdes, que era designado como el “guardián de la llave” y que habría sabido dónde se encontraba la entrada de Agartha.
,
El 25 de abril de 1945, los rusos descubrieron en un sótano berlinés, los cadáveres de seis tibetanos dispuestos en círculo, en cuyo centro se encontraba el hombre de los guantes verdes. Se dice que fue un suicidio colectivo.
,
El 14 de marzo de 1946, Karl Haushofer, tras haber fracasado en su “misión”, asesinó primero a su mujer, antes de hacerse el Harakiri.
,
La Sociedad Vril es una filial, o nació desde el seno de la Sociedad Thule. A nuestro entender, esta agrupación esotérica, fue la más sorprendente, e importante, que yo haya investigado. Fue tal su importancia, que los servicios secretos de las potencias ganadoras, borraron todo rastro de la misma.
,
Karl Haushofer había fundado la orden esotérica “Hermanos de la Luz”, que luego pasó a llamarse Sociedad Vril, y a él también se le atribuye la creación de las ordenes “Los maestros de la piedra negra”, y la de “Los caballeros del Sol negro”, de una u otra manera, todas ellas tenían una base común, pero la Sociedad Vril se dedicaba a las cuestiones metafísicas, y a la práctica de los poderes paranormales.
,
Tal y como cita Helsing, en diciembre de 1919, fue alquilada una casa forestal en Ramsau, cerca de Berchtesgaden, donde se reunieron algunos miembros de las Sociedades Thule, El Sol negro y Vril.
,
Entre ellos, las mediums, Maria Orsitsch y Sigrun. María había recibido por mediumnidad, en escritura automática, información en caracteres sumerios, de como fabricar una astronave. Los informes habrían venido desde el Sistema Solar de Aldebaran, seres estos que habrían venido a la Tierra, hace millones de años, y, que habrían dado origen a los hiperbóreos. Este sistema esta situado a 68 millones de años luz de nuestro planeta.
,
Según estos mensajes telepáticos, los seres de Aldebaran habrían tenido problemas en su Sistema Solar, y, habrían tenido que colonizar otros planetas, entre ellos, el nuestro, donde habrían venido en diversas ocasiones, siendo la última en la antigua Sumer.
,
Fue necesario localizar traductores que puedieran conocer el idioma sumerio, pues Orsitsch lo desconocía totalmente.

Cuando os he citado antes el caso de Maria Orsitsch, es el de más importancia de todos los tiempos del mundo de los contactados, estoy hablando de una persona, que, no solo recibió información directa, sino que lo hizo en forma segura; es decir, no con mentalismos, como nos tienen acostumbrados los que aseguran tener contacto con la otra dimensión, sino en un idioma para ella imposible de inventar o de aprender.
,
Asi, en el mundo de los contactados, o, como antes se llamaban de los antiguos profetas, o enviados, y, en prácticamente todos los casos, estas personas reciben mensajes morales, o historias que jamás pueden ser comprobadas. 
Todos pretenden ser los únicos, y, por tanto los elegidos por Dios, o por los seres superiores del espacio. 
La verdad, es que, casi siempre, son sujetos con muy poca cultura, que emplean esa habilidad para enriquecerse, para subir la autoestima, por medio del sometimiento, y la admiración del grupo que dirigen, o, para sexo, y otras prácticas poco éticas.
,
En el caso de Orsitsch, la información fue tan absoluta, tan única y exclusiva, que simplemente dejaron a un lado las cuestiones morales, y la parafernalia de elegidos, o sectarios, para dibujar en forma precisa e inaudita, los planos de un ovni, de una máquina que superaba toda concepción hasta entonces conocida por la ciencia de aquel momento. 
Pero, no solo fue Orsitsch, sino las otras cuatro o cinco mediums del grupo, que establecieron un fluido contacto con estas entidades ancestrales, o divinidades, como jamás se ha dado en la historia. Una de las características de ese grupo, es que todas eran mujeres, y, que se dejaban el pelo larguísimo, hasta las rodillas, pues aseguraban que el pelo, era una especie de antena, que facilitaba el contacto con entidades superiores.
,
Realmente aquellas mediums con María a la cabeza eran jóvenes y muy bellas.
,
Seguramente María, además de guapa era inteligente, eficaz, y sobre todo, según los pocos testimonios que se tienen fue ejemplar. Era vegetariana, amaba a los animales, y, pasó desapercibida en la medida que pudo, siendo la pieza clave de aquella tecnología, y, de otras tantas claves que fundamentaron el futuro del que pretendo hablar. 
El día de su marcha, tan solo llevaba lo puesto, y, una paloma en su mano.
,
Con la información recibida, se estableció contacto con el Doctor W.O. Schuman, autoridad científica de la Universidad de Munich, que era a su vez miembro de la Sociedad Thule. Cuando Schuman leyó todo lo que María había recibido, simplemente, dijo: “Se puede hacer” Los fondos vinieron de los miembros de la sociedad que eran ricos empresarios, nobles y banqueros.

Paralelamente, a etas investigaciones, otro prominente científico, Victor Schauberger trabajaba en un proyecto análogo.
,
Pero, aquellos prototipos, no solo consiguieron aparatos voladores con velocidades impensables, sino que, descubrieron la forma de acceder a puertas dimensionales, y, traspasar el espacio-tiempo. 
Cerca de la Navidad de 1943, se celebró una importante reunión de la Sociedad Vril en Kolberg, estación balnearia del Mar del Norte, a la que asistieron los médiums María y Sigrum. El principal asunto a tratar era la “Iniciativa Aldebarán”. Los médiums habían recibido informaciones detalladas sobre los planetas habitados en la órbita del Sol de Aldebarán, y se programó un viaje para ir hasta ellos. En 2 de enero de 1944 Hitler, Himmler, Künkel y Schumann se reunieron para hablar del Proyecto Vril.

Con ayuda de una gran astronave, el Vril 7, querían dirigirse a Aldebarán, a través de un canal dimensional. 
Según Ratthofer, la primera prueba de vuelo, en un canal dimensional, había tenido lugar en invierno de 1944. 
El aparato, se había salvado del desastre, por los pelos. Según las fotos del Vril 7, tomadas a su regreso, se diría 
“que había estado viajando, durante un siglo”. 
El revestimiento exterior de la cabina, parecía muy usado, y, estaba estropeado en muchos lugares.

Tan pronto como ocuparon Alemania, a principios de 1945, británicos y americanos, descubrieron en los archivos secretos de las SS, entre otras cosas, fotos del Haunebu II, y del Vril I, así como también del Andrómeda. 
En marzo de 1946, el presidente Truman ordenó que el comité de la flota de guerra estadounidense, autorizase la recogida del material alemán, para poder experimentar con aquella alta tecnología. 
En el marco de la operación Paperclip, se enviaron a EEUU científicos alemanes, para que trabajasen de incógnito. Formaban parte de ese grupo Victor Schauberger y Werner von Braun.
,
Todos estos prototipos, no se fabricaron en serie, primero, porque los resultados satisfactorios, y la introducción de armas en los mismos, se consiguió en los primeros meses del año 1945. 
En esas fechas, todas las infraestructuras industriales de Alemania habían sido destruidas por los bombardeos aliados. No había fábricas donde construirlos. Sencillamente llegaron tarde. De hecho, fue en 1945 cuando Hitler y Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi, anunciaron que el régimen nazi, contaba con nuevas armas, poderosas, que les harían variar el curso de la guerra.
,
El general Hans Kammler, era quien estaba a cargo de todo el programa de las investigaciones nazis, y, desapareció misteriosamente, con una valiosa información, pocas semanas antes del final de la guerra. 
Este general, pactó con los americanos, su inmunidad, a cambio de dichas investigaciones. Por tanto, los americanos, estaban al corriente de todo esto, y, seguramente copiaron dicha tecnología. Es probable que muchos de los avistamientos de ovnis que se creen extraterrestres, son de los nazis o americanos.
,
Como antes dijimos, la base 211 en la Antártida, o Nueva Suabia, fue localizada sin esfuerzo, porque se tenia información precisa de los lamas tibetanos, se había completado esta información por la Orden de los caballeros del Sol Negro, o, para no liaros, por el grupo de psíquicos del cuartel general de la SS, y, sobre todo, y en forma decisiva, porque Maria Orsitsch, y, el grupo de las medium Vril que ella dirigía, tenían clasificadas, y dibujadas, las entradas y los accesos, no solo a la Antártida, sino a otros lugares de la Tierra.
,
En los primeros meses de 1943, los mensajes emitidos por los aldebaranes, cambiaron drásticamente. 
Maria, y, el resto del grupo Vril, reciben la recomendación de distanciarse de las SS, y de la Orden Thule, puesto que la tecnología recibida por vía telepática, iba a ser empleada para la guerra. 
Los aldebaranes, les dicen, que solo enviarían información precisa a ella, y su grupo, para ultimar los “prototipos vril”, destinados a viajes espaciales. María habla entonces con el Dr. Schumann, y, trabajan en forma especial en dos prototipos, que esconden en un hangar de Munich.
,
La Gestapo, o servicio secreto de la SS, se da cuenta, que la información entregada por María ha cambiado, pues, en vez de contener recomendaciones técnicas, ahora parecen hablar de paz, de espiritualidad, y otras vanalidades, que, lógicamente hacen pensar que el grupo Vril, estaba produciendo fallos, u ocultando, información.
,
El 26 de Marzo del 1943. 
¡Pues bien! 
fue ese día, cuando los aldebaranes, le revelan que los mensajes que recibe ella, y su grupo, no venían de la Constelación de Tauro, sino de los Arianni, una civilización descendiente de los antiguos dioses-blancos, o aldebaranes, y que tienen su base en la Antártida. 
El mensaje precisaba instrucciones para un encuentro formal de la autoridad de la base Nueva Suabia con esta civilización.

El mensaje, fue entregado al propio Himmler, jefe supremo de las SS, y, éste a su vez, informó a Hitler del citado encuentro. Posteriormente, el mensaje cifrado fue llevado a la propia base, y, entregado al general responsable del destacamento. Este reunió a su Estado Mayor, y, dispuso una salida a las coordenadas indicadas en el mismo. La orden establecía claramente que no se portara arma alguna.
,
Una gran nave circular, apareció sobre sus cabezas, luego aterrizó sobre el valle, donde se programó el encuentro, y, el Estado Mayor de la base, acompañado de varios científicos, accedió al interior de la misma. 
Dos hombres altos, rubios, y de ojos azules, vestidos con trajes ajustados, les saludaron en correcto alemán, y le dieron acceso a la sala central de la espaciosa nave. En el centro de la mesa circular que presidía el salón, estaba sentado un hombre de cierta edad, de rasgos puros, que irradiaba beatitud. Todos los visitantes tomaron asiento, y, escucharon la voz del maestro. Conozco las palabras de memoria, pues nos las repetían en la escuela de la base, como una letanía. Aquel hombre sabio, vestido con una túnica blanca dijo:
,
* Uds, van a perder la guerra. 
Pero, les hemos permitido llegar aquí, mediante nuestros mensajeros en Tíbet, y, a través de María, porque su destino, es formar parte de una nueva sociedad ,con nuevos valores, que se incorporará al mundo, en el momento preciso. Pasarán varias generaciones, antes que retornen a la superficie. 
Para entonces, el planeta habrá sufrido un cambio traumático, por las guerras, el clima y la superpoblación.
,
Nuestra oferta, es concederles el asentamiento de todos los que lo deseen, en una tierra fértil, con clima templado, donde podrán seguir con su evolución científica, cultural y social. 
Nosotros, no les impondremos nada, y nadie les molestará. Pero, les brindamos nuestra ayuda. Si aceptan, tendrán que desterrar el uso de la violencia, solo podrán utilizar sus armas, para defenderse, pero nunca para atacar. Para Uds. la guerra ha terminado.

Nuestro general respondió:

– Le agradecemos su ayuda, pero somos militares, y, hemos hecho un juramento, de defender Alemania, y no podemos desertar.
,
– Como les he dicho, no les impondremos nada, pero, Ud., tiene poder sobre su ejército, no puede enviar a la guerra a los niños, y las mujeres, que viven en la base. Esas madres, desean la paz, y el progreso para sus hijos, ninguna quiere la guerra.
,
Sus dirigentes, han viajado por todo el mundo, para encontrar a sus antepasados, a los antiguos padres ¡Pues bien! 
¡Aquí nos tiene! 
Fueron nuestros antepasados, los que les crearon. Nosotros, somos los que fundamos Thule, y la Hiperbórea. Es por eso, que tenemos la autoridad moral, para aconsejarles. Si desean quedarse, no podrán volver a su patria. Su Führer ha dicho, que el III Reich durará mil años, y así puede ser, si aceptan nuestra oferta.
,
La reunión, se dio por terminada. 
La expedición nazi, observó como la enorme astronave ascendía suavemente en la altura, y se desmaterializaba ante sus ojos.
,
El comandante de la base, debatió con su plana mayor, el mensaje recibido, y, envió un informe detallado al Führer. Hitler convocó a los miembros de la Sociedad Thule, y a la Orden del Sol Negro de la SS, y les puso al corriente de aquel excepcional encuentro. 
Finalmente, habían conseguido conectar con sus antepasados, pero, no en la forma que habían previsto, puesto que los Arianni, no iban a tomar parte en la guerra, ni les iban a ayudar en su contienda. 
Los éxitos, y las victorias conseguidos por el ejército alemán, les impedían valorar, que perderían la guerra. 
Pero, aquel grupo, eran seres disciplinados en las formas y modos de las Ordenes ocultistas, y, desde esa lógica, era obligada la obediencia a sus maestros, a sus padres, o antepasados. Si bien es verdad, que, como soldados, o, como políticos, podían actuar con plena libertad para decidir, en el ámbito de la lógica de la Orden, su actuación, y sus sagrados protocolos, les obligaban a otro comportamiento.
,
Hitler era muy inteligente, y, después de un largo debate, consideró que Nueva Suabia podía ser el refugio perfecto, en el hipotético, y, por entonces improbable supuesto, de que perdieran la guerra, y, podría ser igualmente, el punto de partida de una nueva estrategia o un nuevo frente.
,
Las nuevas armas que tenían en desarrollo, necesitaban más tiempo, por lo que se cursaron órdenes al Almirante Karl Dönitz para que se transportara la tecnología, y todos los medios necesarios, con el máximo secreto. Se trataba de tener “un as en la manga”, una Segunda Alemania. La base era inexpugnable, y la guerra se desarrollaba en Europa. Aquel lugar les brindaba dos elementos fundamentales, el tiempo y el escondite perfecto.
,
Fue a los pocos meses, que nos asentamos en el valle de los Arianni. En la base, bajo el hielo, se quedaron las fuerzas militares, pero, la población civil, y los científicos, se trasladaron a un nuevo paraíso. Donde se comenzó una nueva vida de prosperidad y desarrollo. Teníamos la ayuda, y, el consejo de los Arianni, y, por primera vez, los seres humanos vivieron en paz.

A partir de 1944, la llegada de submarinos, con más personal, tecnología, y medios, fue frenética. 
Se consiguió perfeccionar la tecnología vril, y sus prototipos, haciéndolos operativos, e invencibles, pero, el pacto establecido con los Arianni, prohibía enviar dicha tecnología a Alemania. 
,
Si estas naves hubiesen salido de la base 211, hacia Alemania, se hubiese ganado la guerra en pocas semanas, pero, se respetaron los pactos, y, se quedaron en Nueva Suabia.

Cuando acabó la guerra, en mayo de 1945, los aliados comprobaron que un centenar de submarinos, miles de personas, científicos, y la tecnología de élite, había desaparecido misteriosamente. 
El general traidor, Hans Kammler, informó al servicio secreto americano, de la existencia de la base, y de la alta tecnología que albergaba, pero, él nunca había estado en la base, por lo que el ejército americano, comenzó a elaborar planes para destruirla, y conseguir apropiarse de los logros conseguidos por los científicos alemanes.
,
Acabada la guerra, el aire militar de la base se relajó. La población que ahora vivía en el valle, tuvo que organizarse. La idea era crear la réplica de Alemania, fuera de Europa. 
Se estableció un gobierno provisional, y, el ejército, licenció a muchos de los residentes en la base. 
Se aceleró, y perfeccionó, las naves interplanetarias, que habían llegado allí en prototipo, y, se descartó fabricar aviones convencionales, puesto que eran poco operativos en un ambiente de hielo tan agresivo. Se instalaron en los platillos volantes, nuevas armas, de un nivel extraordinario de destrucción, y, se planificaron nuevas estrategias a largo plazo.
,
Los Arianni, jamás se inmiscuyeron en la evolución de los residentes alemanes, pero, cedieron asesores, y ayuda, en el campo médico, en la agricultura, y, en el aspecto tecnológico. 
Nunca en el militar. 
Se crearon poco a poco complejos industriales, y, se fue extendiendo el poblado, progresivamente, alcanzando una calidad de vida excelente. 
Las madres, impusieron sus criterios, pues los niños eran la esperanza de todos los exiliados.

Los Arianni, permitieron que varias patrullas de nuestros militares, prestaran servicio en su flota espacial.
,
La tecnología de estos seres, era sencillamente omnipotente.
 Ninguna nación de la Tierra, podría enfrentarse a ellos. 
Nuestras naves, eran juguetes, comparados con su nivel tecnológico y científico.
,
Les dejaron evolucionar, de acuerdo a nuestro desarrollo evolutivo, y mental, pero, tampoco permitieron que nuestros científicos, investigaran su ciencia. 
Ellos, siempre decían, que la clave del progreso científico, estaba ligado inexorablemente, a los valores éticos, y universales, y, ese progreso, nos podía llevar años o milenios, dependía en todo caso de nosotros.

Los Arriani habían pactado su ayuda, en caso de sufrir alguna agresión exterior, pero, siempre que nosotros no rompiéramos los protocolos establecidos, de preservar la paz, y la no agresión, por encima de cualquier espíritu de revancha o de agresividad.

La media de edad de la base 211, era muy joven, pero según iba pasando el tiempo, todos maduraron hacia una nueva conciencia. 
Los Arianni, les habían dotado de una nueva personalidad. El objetivo ya no era combatir a los aliados. Todos asumieron que eran un pueblo elegido con un objetivo a largo plazo, incluso la plana mayor del ejército, que había obedecido ciegamente al Fürer, se identificada con la vieja profecía de Shambhala. Todos los niños repetíamos en la escuela las palabras del viejo lama Choegyal Rinponché:
,,
“Llegará una época, en la que toda la vida sobre la Tierra, estará en peligro. 
En esa época, habrán aparecido grandes potencias; potencias bárbaras. 
Aunque dilapidan su riqueza en preparativos para aniquilarse entre sí, tienen mucho en común: armas de muerte, y destrucción inconcebibles, y, tecnologías que arrasarán el mundo. Y, es precisamente entonces, cuando todo el futuro de todos los seres, penderá del más frágil de los hilos, cuando surgirá el reino de Shambhala”
,
Ya no eran alemanes en el exilio, sino servidores del reino de Shambhala. Los Arianni les habían subido la autoestima, y, todos asumíamos ese protagonismo con orgullo, pero sin violencia. 
Fue un tiempo maravilloso.
,
En el valle, en la ciudad, que llamaron Nueva Berlín, la tecnología que emplearon era electromagnética. 
Los Arianni, prohibieron utilizar cualquier sistema que pudiese producir contaminación. 
En la base, todavía se empleaba alguna de las tecnologías convencionales, pero, poco a poco, se estaban cambiando. Con los años, nada quedaba de los viejos submarinos. 
Todos fueron reconvertidos, para reforzar la base y sus accesos.
,
Ahora mismo, el número de seres que todavía viven en el valle, bien pueden alcanzar la cifra de tres millones de personas.
,
Os preguntaréis, sobre el destino final de los platillos volantes, que los nazis habían desarrollado. Una de las fuentes más fiables, es la de Norbert Jünge-Ratthofer quien aseguró que, a partir de mayo de 1945, los artefactos espaciales Haunebu I, II y III, e, incluso los discos voladores espaciales Vril, desaparecieron de repente, sin dejar pistas. 
En ese contexto, es extremadamente interesante, saber que el Haunebu III del Reich alemán, tras su prueba de vuelo nº 19, habría puesto rumbo a Marte, en una expedición espacial, el 20 de abril de 1945, despegando de Neuschwabenland.

,
Se ignora lo que pasó. 
Un año más tarde, en 1946, numerosos objetos luminosos, de origen desconocido, pero indudablemente fabricados de forma artificial, se avistaron sobre Escandinavia, provocando una gran conmoción tanto en los aliados orientales como occidentales.
,
Un año más tarde, en 1947, y, durante los años 50, los objetos voladores luminosos fueron apareciendo en Norteamérica, en número cada vez mayor. 
Ciertamente, estaban pilotados por seres inteligentes, y, con frecuencia, eran redondos, en forma de disco o de campana. A veces, también eran objetos voladores no identificados, en forma de cigarro, a los que denominamos como Ovnis.
,
Existen autores, que, dicen que, por lo general, estos Ovnis no se asemejaban a los fabricados por el Reich alemán. Pero el material fotográfico bien documentado, demuestra, que, desde 1945, y en especial la versión Haunebu II, fue avistada con mucha frecuencia. 
Incluso, se dan avistamientos, y contactos, en los que los testigos aseguran haber visto, y entrevistado, a pilotos altos de aspecto nórdico, con un marcado acento alemán. 
Si queréis entreteneros, veréis que los platillos volantes de los famosos casos de Adamski, en 1952, Cedric Allingham, en 1954, y el de Howard Menger, en 1956, son absolutamente iguales a los modelos nazis.
,
¿De dónde obtuvieron los conocimientos indispensables para la construcción de esos ingenios voladores las sociedades secretas alemanas Thule y Vril? Y ¿De dónde procedía el saber concerniente a la genética, terreno en el cual los alemanes estaban igualmente muy avanzados con relación a otras naciones?
,
Según otros investigadores, no sólo fueron auxiliados por los contactos telepáticos con los extraterrestres, que les suministraron los planos de construcción, sino también por el estudio de la propulsión de una nave no terrestre, que habría caído intacta en la Selva Negra en 1936. Pero, prácticamente no existe prueba alguna de este acontecimiento, ni testigos oculares aún vivos.
,
Sin embargo, estas pruebas existen en EEUU, e incluso en gran número. Por la misma época, los americanos, registraron una serie de objetos que impactaron contra el suelo, cosa que no pudieron mantener totalmente oculta.
,
María Orsitsch fue una figura extraordinaria, intencionadamente olvidada y repudiada, al igual que Nicola Tesla; otro personaje que también se interesó por la cuestión extraterrestre, y, la tecnología para contactar con ellos. Tesla y Orsitsch estuvieron en contacto epistolarmente durante toda su vida.
,
Si, efectivamente, por ella se consiguió esa tecnología, que aún hoy no la tenemos, e incluso pudo acceder a alguna puerta dimensional, o “agujero de gusano”, estamos ante un personaje de la dimensión de Einstein, Tesla o Edison
,

Efectivamente, María fue decisiva, no solo porque fue el vehículo para conseguir una tecnología absoluta, sino que nos facilitó el contacto y el traslado de miles de personas a un paraíso terrenal junto con nuestros maestros los Arianni.
,
María, no solo era telépata, sino una excelente médium, pues a finales de noviembre de 1924, María visitó a Rudolf Hess en su apartamento de Múnich, junto con Rudolf von Sebottendorf, el fundador de la Sociedad Thule. 
Sebottendorf quería contactar con Dietrich Eckart, que había fallecido el año anterior. Eckart había traducido las obras teatrales de Ibsen al alemán, y, había publicado la revista “Auf gut Deutsch”; también fue miembro de la Sociedad Thule. Con el objetivo de contactar con Eckart, Sebottendorf, María, Rudolf Hess y otros miembros de Thule juntaron sus manos entorno a una mesa cubierta de tela negra.

Hess comenzó a sentirse incomodo, al tener que ver como María entraba en trance, y, las orbitas de sus ojos, se desplazaban hacia atrás, dejando ver solo el blanco de estos, y, tener que soportar verla consumirse en espasmos, sentada en la silla, con una mueca desagradable en la boca. 
En cambio, Sebottendorf se sintió satisfecho, al poder comprobar, como la voz de Eckart comenzaba a surgir de los labios de la médium. Pero, algo inesperado sucedió. Eckart anunció que estaba siendo obligado por alguien, o algo, a dejar un hueco a otra voz, para manifestarse, a través de la médium, con un importante mensaje. 
La voz de Eckart desapareció, para dar lugar a una inquietante, y desagradable voz, que se auto identifico como “los Sumi, habitantes de un mundo lejano, que orbita alrededor de la estrella Aldebarán, en la constelación, que
vosotros llamáis Tauro, el Toro”. 
Ninguno pudo evitar mirar a los demás compañeros, con los ojos como platos, debido a lo sorprendente de lo que estaba sucediendo. 
Supuestamente, según la extraña voz, los Sumi eran una raza humanoide, que habría colonizado la tierra 500 millones de años atrás. 
Las ruinas de Larsa, Shurrupak y Nippur en Iraq, habrían sido construidas por ellos. 
Aquellos, que sobrevivieron a la gran inundación de Ut-napishtim, se habrían convertido en los ancestros de la raza aria. Sebottendorf, escéptico ante dicha información, reclamó pruebas. Mientras María seguía en trance, garabateó una serie de líneas en las que podían verse algunos caracteres sumerios.

Además, Orsitsch estaba asistida por otras tantas videntes, que, ratificaban, o complementaban, las informaciones recibidas.

Esta maravillosa mujer, tenía un aura, y, una personalidad de grandeza, que interpretaba con una humildad extraordinaria. Podía haber tenido a sus pies a toda la plana mayor Nazi, incluso después de la guerra, a todos los aliados, pero se mantuvo en absoluto silencio, sirviendo unos ideales, y, sobre todo, y, como antes dije, transmitiendo practicidad, ciencia y aplicaciones tecnológicas excepcionales, en vez de parafernalia, mesianismo y demagogia propios de los llamados profetas o contactados.

María, era Austriaca, de padre croata, al igual que Tesla. Fue bailarina, y, realmente bella. Ella no consideraba excepcionales sus facultades, pues convivía con ellos desde niña; es más, como toda buena vidente, le hubiese gustado no tenerlos. Fue su padre el que se acercó al científico Schumann, entregándole los bocetos que ella recibía en telepatía. 
María, al igual que casi todos los jóvenes de su tiempo, se vio impregnada de la ilusión nacional-socialista que transmitía Hitler. Fue Schumann como miembro de la Sociedad Thule el que la apadrinó para entrar en la Orden. 
Se sabe que tuvo una pareja a lo largo de toda su vida, que era soldado. 
No tuvo hijos. 
Sus hábitos, y costumbres, estaban impregnados de sencillez, y limpieza. Era vegetariana, pues eso facilitaba su capacidad telepática. Se sabe que era amante de los animales.
,
Las crónicas difundidas por distintos investigadores de misterios, afirma que, con los fondos obtenidos de millonarios alemanes, en marzo de 1922 se culminó el primer prototipo de Jenseitsflugmaschine, o máquina volante, en forma de platillo. Pero, la primera prueba de vuelo fue un fracaso total: una parte de la nave se desintegró y la otra explotó.

No obstante, y tres días después del incidente, María volvió con nueva información, la cual fue estudiada, y, aprobada por el Dr. Otto Schumann, a cargo del proyecto. Finalmente, en diciembre de 1923, debutó el segundo platillo volador, y, lo hizo en forma exitosa: Voló 55 minutos, y, alcanzó los 300.000 kilómetros por hora. De ahí en adelante, continuaron con la fabricación de nuevos modelos.
,
En 1944, creció el interés, para usar su último prototipo, como instrumento de guerra, pero, María se negó. Temiendo que las SS y Hitler se apoderaran de la nave, se dijo que necesitaba mejoras, y, lo escondió en un hangar de Múnich, y los vuelos de prueba cesaron. 
Dos pequeños modelos, de ocho metros de diámetro, se comenzaron a construir, por si la aeronave era robada. El Dr. Schumann contrató a cuatro ingenieros para desarrollar y construir los platillos de María. De acuerdo a los datos recogidos por diversos organismos de inteligencia (incluida la CIA), estos dos pequeños modelos fueron elaborados.
,
En marzo de 1945, María Orsitsch habría recibido comunicación de sus mensajeros, prediciendo la derrota nazi, antes del fin de ese año. Dio cuenta de ello a varios amigos, algunos de ellos como los hermanos Horten, salieron de Alemania y escaparon a Argentina.
,
El jueves 15 de marzo de 1945, María Orsitsch se reunió con el Dr. Schumann, por la última vez, éste le entregó un paquete con todos los documentos, y planos, de los ovnis alemanes, y se despidieron.
,
Tres días después, María, y su grupo Vril, fueron a los hangares de Múnich, para tomar posesión de uno de los platillos, y, salieron con rumbo desconocido. 
Nunca fueron encontrados. 
Esa misma noche, varios soldados americanos vieron sobre el cielo nocturno de Múnich, un platillo volante, que irradiaba una luz plateada, y, que salió despedido a una velocidad absoluta.
,
Cuatro días después, se vio otro platillo. 
Nadie sabe quién pilotaba este segundo platillo, incluso se dice que el propio Hitler había escapado en él, pero este dato no deja de ser una especulación.
,
Pocos días después de la marcha de María, los miembros de la Sociedad Vril recibieron una carta de despedida de
Orsitsch con una extraña frase que decía:
“Aquí no hay nadie”.

Extracto de COMANDO SOLAR

Autores: Tamara Pavón – Lice Moreno


SIGUIENTE Varios/Otros – Antártida, paraíso bajo el hielo. II


* * *

* * *