Compartir.:::. V.B. Anglada ~ Conceptos generales de esoterismo. I – II – III – IV | AGHARTAN

Compartir.:::. V.B. Anglada ~ Conceptos generales de esoterismo. I – II – III – IV | AGHARTAN.

* * *

Feb
19

Compartir.:::. V.B. Anglada ~ Conceptos generales de esoterismo. I – II – III – IV

***
Translate   /traducir/ Vertaal /  ♪ → → → ► → → →
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen / ♪ → → → ► → → →
переводити/Traduire/ переводить ♪ → → → → → → ►
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
***   * * *
Sharing:
 
V.B. Anglada ~ Conceptos generales de esoterismo. I

– Transcripción de audio…

Vicente.—…

…Por ejemplo, podemos encontrar de las razas prehistóricas algún ejemplar, como el hombre de Cromagnon, por ejemplo, pues podían resistir el peso del tiempo y más si existía algún estrato en el cual no había mucha humedad, porque se guardaban bien petrificados o se guardaban con agua o cualquier molusco, como tenemos en Montserrat, en las montañas. Bueno, pues entonces, todo esto no ha podido ser registrado, al menos por el ojo experimentado del clarividente esotérico, que puede ver más allá del tiempo, por lo tanto, ver el pasado es como ver el presente, porque es como si un proceso de introspección hiciera objetivo el tiempo que ha pasado; es la única manera que se puede tener una noción de lo que fueron las razas o el aspecto en el cual la raza dévica, o el reino dévico, y el reino humano estaban viviendo en armonía. El deva siempre ha sido el aspecto constructor de la naturaleza y el ser humano parece ser que es el que idea las cosas y, entre el hombre que idea y el deva que construye vemos todo esto y esto en su totalidad es Dios. Pero Dios sin el hombre y sin los devas no habría nada, porque no es un ser que tenga manos y pies, que esté haciendo un edificio, sino que da una impresión y esa impresión rasgando los éteres llega a ciertos elementos y estos hacen lo que deben hacer, porque todo eso está creado por la mano de un hombre, pero otro lo ha ideado, pero los elementos que constituyen esto que es la tierra, el agua, por ejemplo, el fuego que ha cocido todo esto, son los devas. Por lo tanto, siempre hay una construcción, y donde hay personas que piensan bien acostumbra a haber siempre otro tipo de vegetación y cada raza tiene un tipo de vegetación, igual que pasa con los continentes, hay sitios donde hay una serie de plantas diferentes de otros lugares, y aun no se ha estudiado, por más que dicen que son agentes atmosféricos Sí, bueno, pero, ya estamos, ¿qué es el agente atmosférico sino los devas en acción? Todo es vida, por lo tanto, si llegamos a esta conclusión, veremos que estamos tan cerca de los devas que, forzosamente, si queremos consumar, ya, definitivamente, lo que es la perfección de la raza, tendremos que contar con los devas, tendremos que establecer contacto y trabajar conjuntamente, en forma inteligente.

Sra.—… que está en desarmonía con el hombre, se dice que cuando Caín mató a Abel, que es el aspecto malo, que mató al bueno, entonces…

Vicente.— Sí, es como el mito de Adán y Eva. De hecho Adán y Eva no es más que la serpiente, esto lo vemos después reflejado, como dijimos el otro día. Claro, ahora en la intimidad se pueden resolver más pequeños problemas que hay en una persona que dice: “Lo que acaba de decir me parece es muy vago”, claro, es muy vago porque… ¿no es vago el mito de Adán y Eva? Es muy vago, pero cuando dices que Eva es la serpiente de la derecha de la columna vertebral, es el fuego serpentino, o Pingala, y que Ida es el hombre, es el aspecto hombre, están divididos y están recorriendo el Árbol del Edén, ¿eh?, están dando vueltas al otro lado y al final se deben encontrar un día. Y, cuando la serpiente ha cumplido su misión, el hombre ya no es hombre ni es mujer —o el ser humano—, se convierte en andrógino. Hay que esperar a que la 7ma Subraza de la 7ma Raza, ya vayamos a lo lejos, tiene que ser que en la columna vertebral saldrá el fuego de Kundalini directamente desde abajo hasta arriba sin pasar por la serpiente.

Leonor.— Pero lo que será interesante es pensar, a mi modo de ver, —yo siempre vivo más abajo— lo que será muy importante es ver qué clase de civilización existirá en el mundo cuando exista el andrógino, porque es que ahora casi todo se realiza,… se suceden las cosas buscándose el uno al otro, el hombre a la mujer, la mujer al hombre; aunque no sea.., por más que las personas… eso no quiere decir que las personas se tengan que encontrar en esta vida física, pero que la mayoría, por no decir la totalidad, pues, pasa mucho tiempo, el tiempo que tendría que emplear en el hacer ahora de creación, de lo que sea, lo pasa pues buscando esta otra parte de sí mismo, tanto si lo encuentra como si no lo encuentra. O, a lo mejor, si no piensa determinadamente en una mujer o determinadamente en un hombre, se encuentra un poco, digamos, aislado, o solo, o separado. En este caso habrá otra clase de civilización, porque todo este tiempo que la juventud —y hablo de la juventud—, está, digamos, perdiendo o empleando en estos menesteres, tendrá que ser empleado en otros, tendrán que existir otros incentivos. Otros incentivos, o sea, que la civilización no se parecerá en nada a la que vivimos, no tiene que parecerse en nada.

Vicente.— Pero no será nada por esto, porque habrá cambiado el ser humano, no pueden cambiar las circunstancias.

Interlocutor.— Yo creo que todo estará de acuerdo con la evolución del ser humano…

Vicente.— Sí. Pero fijaos bien en una cosa esencial, que todo el sistema de yoga se basa en destapar el Kundalini, sea el Hatha-yoga, o el Agni-yoga, pasando por todas las clases de yoga existentes conocidos, además de Agni-yoga, otro que es desconocido y otro que aparecerá en un próximo futuro, o en un lejano futuro; pero el hecho de que la civilización esté basada en la dualidad de sexos, en una competencia, se basa en el predominio de una serpiente, de una de las dos que actúan en la columna vertebral, porque lo primero que hace un iniciado es equilibrar la fuerza de la serpiente. No hay ningún iniciado siquiera que no sea andrógino.

Interlocutor.— El camino del Buda que decía Patanjali.

Vicente.— Sí.

Interlocutor.— ¿Tiene que ver con el proceso alquímico del andrógino?

Vicente.— Sí, sí, sí. De hecho, el hombre y la mujer cuando están equilibrados constituyen el andrógino. Cuando la serpiente Ida está predominando sobre Pingala, entonces, queda todo el aspecto hormonal, digamos, clasificado dentro de una diferente… o sexualidad diferente, en el hombre y en la mujer. Es decir, que todo el aspecto hormonal, todo cromosoma, que ahora está esto en la base de la genética, tal como se está estudiando, y que se llega, cuando se llega a las finales reducciones de la genética, se llega a la hormona final, en el cual se ve si es hombre o mujer, vemos o dos “XX” o “XY”; esto ya formado en el aspecto científico, entonces, el predominio del hombre o de la mujer, no lo hace el cromosoma sino que el aspecto evolutivo del hombre utiliza el cromosoma “XX” o “XY” para su evolución, lo cual significa que, cuando“XY” o “XX” se junten, formarán una cosa que desconocemos; por ejemplo, en un cromosoma de la séptima raza, tendrá que haber un equilibrio, entonces no habrá nada, no verás nada, verás, qué te diré yo… reflejará el cosmos, el cromosoma. Si cogemos el cuerpo de un Adepto, por un proceso alquímico, que no está a nuestro alcance naturalmente, puedes sacar del cuerpo de un Adepto un cromosoma y verás cómo no tiene matiz, porque es andrógino ¿comprendéis? Es decir, que él puede procrear por un acto de voluntad, no tiene que pasar por el proceso de la genética para transmitir ciertas herencias a la raza, lo cual hace el Manú cuando crea una raza. Es el único ser de la categoría de Cristo, o más allá, que tiene que encarnar y tener contacto con las hijas de los hombres, porque siempre encarna el aspecto masculino, el Manú, y crea lo que será la semilla de una raza. Hasta aquí lo ha ido haciendo el Señor Manú, el de nuestra raza actual ha sido lo mismo. Se ha plegado, se ha sometido a las leyes de la Naturaleza, porque forma parte de las leyes creativas de la Naturaleza a través de los devas, porque a través del Manú y de los devas se hacen los tipos raciales y, entonces, cada cual con el tipo racial que le corresponde y su tipo de inteligencia va creando las semillas del futuro. Y la genética, todo viene, digamos, diferenciado de la genética de la cuarta o de la tercera raza raíz, o de la primera raza y la segunda, de la cual no tenemos noción… al menos no hay… porque si, por ejemplo, la primera raza era una raza cuyo cuerpo era sutil, que tenía, qué te diré… el aspecto de una ameba gigantesca, al ponerse en contacto con el sol pues tenía que desaparecer, no tenía osamenta, por lo tanto, era un cuerpo como una cosa gelatinosa, por lo tanto, no puede quedar resquicios de esto. La primera razas no tienen…

Leonor.— Algo que me parece un caso, es una cosa… con todos los que estudiamos estas cosas que nos interesan; que al buscar diferentes sistemas de yoga, o diferentes clases de estudio, los que sean, porque en el campo esotérico hay muchas escuelas, entonces, creo que muchos buscan la forma, algunos, de obtener poderes para dominar ciertos problemas o circunstancias que se suceden en el mundo y que ellos tienen que vivir, o que tenemos que vivir. Otros, para poder llegar, buscan qué camino será el más idóneo para poder llegar a encarnar en sí mismos esta forma andrógina, para no tener que luchar ni sufrir por esas cosas que sufren y luchan otros. Por lo tanto, si fuéramos todos sinceros, buscaríamos solamente este aspecto, porque estudiar mucho el aspecto intelectual y luego en la vida diaria no poder o no saber desprendernos de ciertas tendencias, es cuando nos pasamos la vida buscando qué clase de teoría, qué clase de escuela, qué clase de asunto nos llevará más pronto a conseguir aquello que queremos. Claro, esto está en la mente de muchos que no lo preguntan y yo, precisamente pienso cómo deberían emplear las fuerzas interiores cada uno para poder dominar o suprimir, no,… ni dominar ni suprimir…

Vicente.—… equilibrar…

Leonor.—… equilibrar sí. Es decir, buscar esta armonía que les hiciera perder ciertos deseos, ciertas tendencias obsesivas, ciertas cosas que entonces les hacen obrar muy diferentemente de lo que saben ya, y de lo que están estudiando. Esto yo creo que tiene que ser una cosa muy personal. No pueden ser líneas generales.

Vicente.— En todo caso, no será marcharse de la sociedad que condicione los actos y buscar la liberación, será otro tipo de actividad. Por ejemplo, el hecho de que una persona… porque, mentalmente hay un ideal en todos nosotros, realmente nos señalan un ideal, el corazón asiente este ideal y tratan de equilibrarse el uno con el otro para llevar la conducta a aquel ideal. En tanto que el ideal no se ha formado conscientemente en la mente…

Leonor.—… no es demasiado fuerte…

Vicente.—… lo cual es la meditación constante e ininterrumpida. Yo veo, más bien, la observación de todas las cosas, que no observamos mucho, porque la mayor parte de las cosas vienen sin ilación porque no estamos atentos. Tenemos muchos lapsos, prácticamente no registramos nada.

Interlocutor.— Es a través de la manifestación de todas las cosas.

Vicente.— Exacto. Por ejemplo, qué te diré… un ideal, el ideal de belleza, es que si tenemos un ideal de belleza para constituir la semilla de lo que será nuestra actividad futura, hemos de estar pensando constantemente en el ideal. No pensando en el ideal por dentro de belleza, la belleza en todas las cosas, sino que la belleza tiene que ser de tipo emocional, controlando las emociones, porque una emoción violenta no es bella. Una emoción, digamos, de romanticismo, hasta cierto punto tampoco es buena.

Interlocutor.— O sea, quizás podríamos decir, un alineamiento de los tres cuerpos.

Vicente.— Justo, es la base, sí, sí, sí, estoy de acuerdo con el ideal siempre, porque el que persigue un ideal a través de la meditación, en el yoga o de cualquier otro sistema de entrenamiento espiritual, parte de un ideal y trata de encarnar aquel ideal en su conducta. Aquí viene el proceso más difícil; ya no es tener estructurado un ideal sino tratar de que toda la conducta que viene impregnada por una serie de elementos sociales que nos rodean, que nos impregnan para seguirlo. Es el campo, digamos, de los discípulos.

Interlocutor.— Lo que dices, sin duda está muy bien. Estamos polarizados, ¿no? Entonces, ¿cuál es la formula de esa polarización? Neutralizarla, porque claro hay dos polarizaciones, ¿no? Una arriba y una abajo y hay que equilibrarlas, pero entonces es cuando…

Leonor.— Y empezar por lo más sencillo, lo que nos parece que no vale la pena de hacerle caso.

Vicente.— Bien, ¿te acuerdas? En la búsqueda del equilibrio entre el ideal que presentimos o que queremos desarrollar y el reconocimiento de la ineptitud, o de la ineficacia, o de la falta de recursos actuales, es lo que crea la división, lo que crea el motivo de conflicto que existe en toda sociedad organizada y en todo ser humano. Cuando el hombre empieza a buscar el ideal, es cuando empieza a sufrir.

Interlocutor.— Cuando el hombre empieza a reconocer que es sabio, cuando… Es eso, porque mientras el hombre esté imbuido de aquel cuerpo y forma de pensamiento y sentimiento, es cuando suceden todas esas cosas, esta estructura social… todo esto. Cuando esto no suceda pues ya está, entonces habrá más identificación, más vinculación entre todos ¿no?

Vicente.— Haced un ideal, después sabes que el que busca un ideal… no es un ideal, por ejemplo, que es el ideal más común de buscar, el desarrollar un centro, porque le han dicho que actuando sobre un centro determinado y unas ciertas reglas de respiración y de concentración, puede aprender a soltarse del cuerpo y viajar por el espacio. Esto atrae mucho a la atención, ¿eh? Hay otra que dice: “yo quiero ver las cosas”, y entonces se dice “pues si actúas sobre este centro vas a tener el poder de ver a través de los objetos opacos. O si te gusta todo el campo de la clariaudiencia, tienes que desarrollar otro centro. Claro, la gente ve… ya no como un ideal más lejano sino el más próximo a su naturaleza pasional y competitiva, porque el que tiene un poder enseguida lo pone en competencia y dice: “Yo soy esto”. Fijaos bien que no hay ningún iniciado que blasone de ser iniciado, pero el que tiene un pequeño poder, es como la nuez vacía, que hay muy poca cosa dentro y hace mucho ruido. Entonces, en la regla espiritual, se niega la eficacia de desarrollar un centro, porque el centro no debe desarrollarse si antes el centro no está lleno de la eficacia del ideal. Entonces, el ideal ya no será buscar el desarrollo de aquel centro sino buscar el ideal en las pequeñas cosas de la vida, lo que decíamos: el ser un buen ciudadano, y le damos tan poca importancia a ser un buen ciudadano.

Interlocutor.— En parte le cuesta.

Vicente.— Por esto. El ideal máximo es éste, lo que pasa que, fijaos bien, hay personas —y esto los sé porque todos hemos tenido que pasar por lo mismo, los que tenemos una cierta experiencia de orden espiritual— de que establecerte en un sitio y ser algo más que los demás; si ocasionalmente en un momento de la meditación tienes algún dato, alguna información, alguna experiencia de tipo psíquico, confundes lo psíquico con lo espiritual y, a través de aquellas cosas psíquicas edificas un sistema de orientación que es falso; entonces es cuando vienen las aberraciones de tipo, digamos, psíquico; ya no me atrevo a decir espiritual, porque no existe espiritualidad donde existe psiquismo. El psiquismo viene cuando el hombre es espiritual. El ser psíquico sin ser espiritual es negativo, es una regresión, porque las razas del pasado fueron psíquicas por excelencia. La Lemur y la Atlántida tuvieron grandes poderes psíquicos, y ¿qué les pasó?, pues que la Atlántida está en el fondo del océano todavía, ¿por qué?, porque los poderes mal empleados como el de aprendiz de brujo, traen como consecuencia aquel poder que es el máximo, el cual dice: “Esto no puede ser” y no es, no puede ser, hay ciertas leyes que no pueden ser transgredidas por el hombre. En tanto que si el hombre se atreve a dar la nota clave de su vida, su ideal, empezando por enaltecer el corazón y la mente, entonces, los poderes vienen por sí solos; vienen porque su vida se ha purificado de tal manera que ha atraído de las entrañas del planeta el fuego, el poder creador del fuego y, entonces, han ido surgiendo a través de la base de la columna vertebral, de la columna de Mercurio…, ascendiendo a los centros que están purificados. Es decir, que si el centro Muladhara está purificado —el de a base de la columna vertebral está purificado—, automáticamente se llena de fuego, porque sabes que no harás mal; porque el aprendiz de brujo cuando desarrolla el aspecto este sin estar convenientemente purificado, entonces se convierte en algo que no debe ser; entonces viene toda la serie de aberraciones que existen en la naturaleza del principiante, que confunde el psíquico con lo espiritual, y esto no nos cansaremos nunca de repetirlo, porque lo primero que hay que buscar es que la mente se serene y el corazón casto, tal como se dice, busque el equilibrio de valores. Y esto no es decir que hay que hacer esto y hacer lo otro, surge un modo de vida diferente cuando los centros están purificados desde dentro y no se les imbuye con la imaginación desde fuera. Y ahora que estamos en una vida, digamos, comunitaria, que el sistema de relación es tan rápido, que casi el mundo está unificado, ahora mezclamos muchas culturas en un espacio muy reducido de tiempo y esto nos presiona hasta cierto punto, nos obliga a dar un salto más alto, por encima de nosotros mismos. Ver, por ejemplo, la televisión, veis un hecho que pasa ahora mismo a miles de kilómetros de distancia, eso sucede aquí, automáticamente, pero claro, una serie de informaciones en vistas a seguir un carácter, pero el choque que existe en el mundo psíquico es tremendo, porque es romper una rutina, un tipo de civilización marcado por una era determinada, y se ve que se abre la perspectiva de otro mundo. Por lo tanto, todo cuanto existe ahora de evolución técnica no es ni más ni menos que una evolución de la propia entidad solar, a través de nuestro planeta, considerando nuestro planeta como un centro, como un chakra que se está purificando dentro de su esquema; así que ya vamos de lo particular a lo universal, que es la línea esotérica, y siempre tienes que ver que hay la contraparte hermética de que lo mismo que ocurre aquí debe ocurrir dentro de esta entidad psicológica, primero, porque el árbol está contenido en la semilla y que Dios ha hecho al hombre a su imagen y semejanza para representar un papel definido dentro de su esquema planetario. Ya sabéis que hay varios esquemas planetarios El nuestro es uno de los más pequeños y el más orgulloso de todos.

Barcelona, el 22 de Junio de 1975
Digitalizada por el Grupo de Transcripción de Conferencias (G.T.C.) 28 de Abril de 2007

Pag. Anterior: V.B. Anglada – La Gran Fraternidad Blanca. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3588

Pag. Siguiente: V.B. Anglada – Conceptos generales de esoterismo. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3615

 
 

* * *

 V.B. Anglada ~ Conceptos generales de esoterismo. II

Vicente.— …Ya sabéis que hay varios esquemas planetarios El nuestro es uno de los más pequeños y el más orgulloso de todos.

Leonor.— No sabemos como son los otros, nadie nos lo ha dicho todavía.

Vicente.— Yo estoy hablando de un sistema, lo que quizá en otros planetas no dirán lo que decirnos aquí, que se cree el centro del universo, aún hay personas que están de acuerdo en que es el centro del universo. No son solamente Ptolomeo y los demás que vinieron, y Galileo, sino que dijo que se movía, pero nunca dijo que fuese la Tierra un elemento, digamos, que iba, sino que va, es decir, que siempre será más interesante desde el punto de vista actual reconocer la humildad del planeta Tierra, para reconocer la humildad, de tener un acto de humildad y de contrición de los hombres que se creen superiores cuando están en uno de los niveles más bajos del sistema solar. Así que, fijaos bien, si hay trabajo que hacer, y todo el sistema del yoga está tratando al hombre… el hombre que tiene un poco de ideal, de llegar a tocar alguna de sus octavas superiores, por su propia naturaleza, ya no de otra naturaleza solar. Yo hablo mucho del sistema solar e incluso del sistema cósmico, por ley de analogía, y más para dar información porque nadie puede probar esta información, porque si yo digo una cosa y no podéis probarlo ahí queda, bueno eso queda dentro del espacio de una duda inteligente, lo cual hace que el hombre tiene que estar percibiendo constantemente si aquello es verdad o es falso; pero al mismo tiempo da un estímulo, porque si se presenta la cosa según la ley hermética de analogía, que igual es abajo que arriba, igual es arriba que abajo, entonces no hay problema y todo el sistema religioso de ahora y de todos los tiempos, se basa en el ser humano como una contraparte perfecta de Dios o de su Creador y del Logos Solar. No tenemos más percepción que lo que vemos, las estrellas y todo, pero, si tuviéramos la visión de un Logos, veríamos que el Logos es una entidad psicológica como nosotros, con un cuerpo físico como el nuestro, con unas características de amplitud que escapa a la medida del entendimiento y con reacciones psicológicas muy similares aunque sean multidimensionales, porque no podemos llegar a esto, y que todo movimiento cósmico es el movimiento social de unos Logos y otros Logos.

Así que, fijaos bien, y cuando llegas a este punto de maravilla tienes que decir forzosamente, “bueno y ¿qué debo hacer entonces?” Pues, toda la regla está en dos palabras muy sencillas: ser humilde y ser una persona socialmente bien integrada en los valores sociales, del momento que sea, lo cual no puede hacerlo todo el mundo, porque luego siempre hay pequeñas cositas que hacen que estemos en un proceso de regresión y no de propulsión hacia el futuro. Esto ya es una de las condiciones por las cuales nos reunimos, a ver si podemos entre todos constituir un núcleo que nos proyecte hacia este futuro que presentimos, que adivinamos, o que intuimos, pero que sabemos que no podemos realizar de inmediato, y ahí está el sentido de humildad. Cuanto más humildes, más rápidamente avanzaremos. Mira lo que pasa con el pequeño aprendiz de brujo, que aprende que ha desarrollado un centro y ha aprendido a volar por el espacio y, a veces, no puede volver porque no tiene los canales bien estructurados, se queda a medio camino y, entonces, dicen:“mira, un fallo del corazón; sí, sí, ha tenido un ataque y se ha quedado”. Y todo el mundo dice: “tan buen hombre que era”, y estaba practicando la magia negra, y la magia negra quiere educar una cosa que no está a la altura su alcance. Todo está en el sistema, aplicándolo yo mismo, que me permite volar al espacio conscientemente, pero no tiene pasaje de vuelta. Así que lo que se hace allí es aparte; sin contar las formas que existen en esos espacios que desconocemos.

Leonor.— Dicen que hay muchas personas reunidas en diferentes lugares del planeta, aunque repiten las mismas cosas, en diferentes aspectos, diferentes palabras, que si se reúnen lo que espera, dale el nombre que quieras, no digo lo que sea, en fin, el caso es que en varios lugares del mundo aumente la cantidad de personas que se reúnen, dos tres, las que sean y hablan o no hablan. Si hablan de un tema que sea constructivo y luego un gran tiempo de silencio. Cuando en muchos lugares del planeta haya personas que puedan reunirse haciendo un silencio auténtico, que tampoco es muy fácil, porque la mente divaga, cuando se puede llegar a una hora de silencio absoluto, lo que se desprende de aquellos seres son puntos de luz en el planeta que ayudan a la marcha rápida de la civilización. Pero, no sabemos… por eso los grupos con nombre… no digo yo nada de nombre, grupo quiero decir una persona puede reunirse en su casa con dos amigos, con tres, con las que sean, con diez o con veinte o solamente con dos, pero el caso es que puedan llegar a hacer esos ejercicios de voluntad, que lleguen a poder dejar la mente completamente libre. Además de que el cuerpo encontrará una salud que no tenía antes de poder hacerlo, pues el resultado será este. No sabemos y si hubiera un momento antes de viéramos entonces la radiación que desprenden las personas que pueden estar en absoluto auténtico silencio una hora seguida, veríamos cómo hacen evolucionar. Si en una nación se juntaran varios grupos de estos, veríamos avanzar el progreso en aquella nación.

Joan.— Lo cual quiere decir que hay muy poca gente, porque para llegar a esto se debe tener casi la Tercera Iniciación, ¿no?

Leonor.— Sí, pero es que las iniciaciones pequeñas llevan a las mayores [Ya,ya] y a las pequeñas no les hacemos caso, pero nos bastan también para poder hacer esto. Claro, una de las primeras cosas para llegar al silencio es el cuerpo de deseos, que esté callado, el cuerpo… si uno termina de hacer un trabajo muy pesado tampoco puede hacerlo entonces, tiene que estar ya primero reposado el cuerpo, luego, el cuerpo de deseos o nuestro aspecto emotivo, digámoslo así para entenderlo mejor, tiene que estar callado, no desear ni sentir, no expresamente… que llegue espontáneamente; llegar al punto de decir “vamos a hacer silencio” y todas las células del cuerpo de las personas acostumbradas se callan solas…, no necesitan más. Al juntarse varias personas así y poder hacer esto en varios puntos de la nación o del planeta, veríamos cambiar las cosas. Estoy segura, es una cosa muy sencilla y muy difícil, y, además la misma persona al volver a actuar en su vida diaria lo haría de otra manera. Menos pasiones tumultuosas, menos, quizá, menos disgustos, menos desengaños, porque, claro, las ilusiones sólo son ilusiones, son una sensación de deseos de obrar o de crear, porque la propia naturaleza te pide hacer aquello que puedes hacer, pero no es de la forma que hacemos ahora que hay ilusión, o “qué desengaño, no me merezco esto”.

Todo esto está fuera de…. Esas iniciaciones pequeñas nos las damos nosotros mismos. Hemos creado a través de ciertas… teosofías, no digo de la teosofía, digo ciertas teosofías, a través de ciertas enseñanzas hemos llegado a imaginarnos siempre un hierofante que nos coge, nos hace esto, son también cosas de deseos en el fondo también de tipo emocional. Pero las pequeñas iniciaciones se van adquiriendo así, cuando uno ya va llegando, en el lugar donde haces la meditación, si pudieras hacer siempre en el mismo lugar, aunque fuera más anodino… porque si yo os dijera dónde empecé a hacer las mías… pues es para reírse, pero era para quedarme sola en un sitio donde no me molestara nadie, pues el caso es que para poder hacer esto, en el mismo lugar, al entrar en aquel lugar, ya te cogen las ganas de dejar todo, ya pilla la calma. Al principio te puedes dormir, cuando se han sosegado el cuerpo y las emociones, lo que te puede pasar en principio, en un largo principio, es quedarte dormido, es un relajamiento, que al cabo de mucho tiempo también es muy bueno. Eso podíamos decirlo como una pequeña fase de las iniciaciones, pero luego viene lo que.., lo ves todo pero no piensas en nada y, entonces, es cuando unos cuantos reunidos así, aguantaran un rato bastante largo, es un impacto tremendo en la naturaleza, pero claro, tampoco tenemos una… tampoco nos lo pagan este trabajo. Quiero decir que, a veces, aún esperamos algo, ver algo del resultado y hasta se ha de llegar a no querer ni ver nada de resultado, ni creer que existe resultado. Eso son las iniciaciones pequeñas que llevan a las grandes y no las vemos porque no tienen importancia, porque estamos acostumbrados, hasta en el esoterismo estamos acostumbrados a buscar sensaciones.

Interlocutor.—… a ver si pasa algo.

Leonor.— Sí, a ver si pasa algo, a ver si ahora eso tendrá este impacto y no pasa nada hasta que esperamos que no pase nada.

Sra.— Hemos de abandonar los deseos…

Interlocutor.— De todo nivel, porque hay personas que creen que los deseos sólo están a nivel de pasiones.

Vicente.— Hablad en castellano.

Leonor.— De todo nivel porque hay personas que creen que los deseos están sólo a nivel de pasiones.

Sra.— No, hay muchas clases de deseos.

Leonor.— Y, gradualmente, hay muchos… no solamente, claro, las edades hacen mucho, la edad física, pero hay muchos que primero les es más fácil dejar las pasiones humanas que las otras, a las otras les cuesta mucho más, porque todavía esperan recompensas, todavía esperan que se les haga caso, todavía esperan… en estos niveles hay otra lucha, si dejan esta lucha de aquí, empieza la de aquí, la de aquí, la de aquí… y no hacemos caso de estas pequeñas iniciaciones y además, entonces, al enseñar esta clase de yoga nadie te hace caso porque no encuentra nada. Aparentemente nadie encuentra ningún resultado, no tiene valor esto, o si encuentras alguien que sí que le da el valor auténtico, lo haces trabajar y lo dice. Yo, a alguna persona que conozco, ya puede llegar a encontrar… a entrar en el mismo lugar donde hace las meditaciones diarias, y cuando entran en aquel lugar, ya… no sabe a nada. Al cabo de un tiempo, aunque no le hayan cambiado las cosas, se las mira de otra manera, las mismas cosas no le molestan, esto es el éxito, no de que desaparezcan los problemas, las causas que causan los problemas quizá no desaparecen pero es que ya no sientes el problema, ya no lo consideras problema.

Interlocutor.— No te identificas con el problema.

Leonor.— Haces lo mismo sin que te canse, o haciéndolo todo, dejándolo todo, haciéndolo todo.

Interlocutor.—Es muy difícil esto.

Leonor.— Y tan difícil.

Interlocutor.—Llega un momento en que te encuentras sin nada, nada.
(se produce un corte de sonido)

Vicente.— Ruido, porque si algo altera el ruido, es el sonido mágico de la naturaleza… es el ruido humano. Naturalmente, que por la mañana y a ciertas horas de la noche… y el silencio tuyo, el silencio de la naturaleza… Aquí no, no tenemos todavía los sentidos para el silencio, hay que reconocerlo. El silencio, cuando llega, llega por, como decíamos, por los centros, por el impulso interior, lo cual, voluntariamente, los sonidos externos no puedan penetrar. Eres sordo y eres ciego de todo, excepto para una sola cosa, de todo para ti, para ti mismo, el ser superior, el trascendente. Y esto es una cosa que viene con la práctica, con el tiempo, con la evolución de la conciencia en cuanto puedes paralizar los sentidos, educar el sentimiento interno, solamente de paz y de silencio… en este mundo todavía, a menos que… el ruido y el silencio exterior si nos ayuda, veremos cómo hay una dificultad entre el silencio tuyo y el del ambiente, o entre una persona que actúa y que piensa de una manera y que las oscilaciones del pensamiento te están alterando. Así que el silencio es ya la fórmula final, la fórmula final de una serie de meditaciones y de una serie de acciones que está desarrollando el hombre. Es la contemplación final donde tú y la naturaleza formáis un sólo cuerpo con plena conciencia y, voluntariamente paralizáis todo cuanto ocurre a tu alrededor, si no, el silencio se convierte en una lucha, la lucha entre tu silencio y el que presientes —y que no has adquirido todavía— con el ruido ambiental. No solamente el ruido de las músicas y de todo lo que pasa fuera por aquí, sino el ruido de los pensamientos, el ruido de las emociones que están flotando, que están condicionándonos constantemente. Así que estamos inmersos en el Kurukshetra, en el campo de actividad de muchas fuerzas, a las cuales no las conocemos la mayoría, porque existe una naturaleza, una serie de expresiones en otra dimensión que no están a nuestro alcance y, por lo tanto, es un campo de visión que no nos pertenece todavía.

Si os dais cuenta este es un proceso místico natural, y siempre es cuando el sol se oculta, y en el momento hay un silencio que se puede aprovechar, para el silencio solamente no para meditación. Hay un silencio místico por la mañana cuando sale el sol, no te invita a hablar ni a pensar, te invita a estar en silencio, son los períodos cumbres de la naturaleza, los que con el tiempo serán los que condicionarán las respiraciones. El verdadero pranayama será éste, cuando exista precisamente un cuidado de los intervalos: el intervalo de la aurora y el intervalo del crepúsculo, pero aplicados a la respiración, a la doble función de la meditación, de la respiración, que es la misma cosa en esencia, desde el intervalo que existe entre una inhalación y una exhalación, el rato que queda en silencio es que estás paladeando la sustancia misteriosa que constituye la alquimia de la naturaleza humana. Paladeamos los alimentos, masticamos los alimentos, pero no paladeamos el alma, estamos siempre… y se separa de cuanto se sigue en los intervalos; y a medida que los intervalos quizá vendrán con el tiempo en el ser humano de los pensamientos y sus emociones sea más extenso, más extensa será la pausa entre dos inhalaciones, entre dos tipos de respiración, entre una inhalación y otra, hasta llegar al estado de samadhi en el que prácticamente no se respira, porque está unificada toda la naturaleza y la naturaleza respira por ti. El corazón queda completamente parado, y entonces todas las funciones son contemplativas. Llega a nosotros un ruido menos, digamos, con intermitencias de silencio y, claro, naturalmente estos silencios, si hay luz, será solamente un intervalo muy prolongado de silencio, pero realmente vivido, no el tiempo de silencio, porque tratad de poneros en silencio buscando el guía interior, os daréis cuenta cómo estamos condicionados por tantas cosas que ya la mente, que nos obliga, se dispersa como una ardillita dentro de la mente, buscando direcciones, tratando de huir y cuanto más tú buscas el silencio, enseguida aprieta el sentido del pensamiento y las imágenes.

Hay yogas, muchos tipos de yoga, pero más que nada yo digo que la única manera directa y social de llegar al silencio es estando muy atento a todo cuanto ocurre, porque, en tanto tú estás atento a una cosa dejas de pensar en ti, que es la base y el secreto del ruido interior. Entonces, cuando una persona está muy atenta a lo que pasa se olvida de sí misma, se “ensimisma”… y al propio tiempo se auto-ensimisma en ese aspecto, y entonces llega este estado contemplativo al que parece ser llegaron místicos del pasado, muchas personas del presente pueden llegar. Hay mucho ruido exterior, pero hacemos pequeños intervalos de ruidos y el silencio de samadhi es el silencio ininterrumpido ya, en un estado de contemplación tan profundo que el corazón ha dejado de registrar los hechos cósmicos y ha dejado de sentir, por ejemplo, la presión de los nervios, de la sangre, de todo el proceso digestivo, todo desaparece, entonces queda aquello como una estatua y el Ego está en su propio nivel actuando, entonces no hay ruido que altere porque realmente está muerto, porque no hay aire, solamente hay un sitio divino, el sutratma que une el corazón del que está en samadhi con el Ángel Solar. Entonces hay vida, pero el cuerpo no registra otra cosa que sensación de silencio de los altos lugares. Así se puede hablar, lo demás son intermitencias funcionando entre ruidos, es como una música disonante. Se trata de buscar un equilibrio de valores pero no existe realmente, y habrá música significando como una melodía, un sonido entre dos notas, un silencio entre dos notas. El sonido es un intervalo que constituye la música, lo que crea la melodía es la actividad de las notas y la mayor apertura de los sonidos, de vacío, porque casi es imperceptible, pero todos los músicos han tenido que captar la música de un lugar donde existe silencio. Solamente cuando llega a su mente y lo registra en su corazón es cuando tiene que salir la música como cosa objetiva, auditiva para nuestros oídos. En esto nadie puede imitar la perfección del viento cuando azota las ramas de un árbol o el canto de un pájaro, que es la voz de los devas, porque la persona que accede al mundo dévico sabe exactamente dónde hay un deva y cómo se registra la… (corte de sonido)… porque tiene temor a enfrentarse consigo mismo… Por lo tanto, es muy difícil el silencio. Aparentemente es muy fácil, es lo más difícil de la creación, pues una persona que está años y años y años meditando y todavía encuentra que le falta la última succión del ser interno que se le lleva ya con todo tu equipo y, entonces, llegas al estado de samadhi.

Interlocutor.—Así es que durante años y años de actuación de la mente, acuden ideas, ideas, ideas, pues que se deja la mente hasta que se agote ¿se logra algo?

Vicente.— Yo creo que sí, es un proceso.

Sra.—La verdad es que, en meditación me han venido ideas, pero me han dejado, las he alejado y luego me he quedado dormida. Me ha pasado muchas veces esto, como has dicho tú Leonor.

Leonor.— Son estadios, estos estadios se pasan.

Interlocutor.—Yo, a veces, ha habido algunas veces, pocas, que estando meditando, e intentando hacer silencio, pues he oído mi cuerpo mental, estaba consciente en mi cuerpo mental, voces, comentarios.

Sra.—Luego, otra cosa, y esto también te lo quería decir, he notado cuando hago la meditación de los triángulos, sobre todo el de las diez de la noche, ahora me pasa desde hace unos pocos días, que al hacer la meditación, como la hago siempre en el mismo sitio, noto el aura y como un fluido y luego, cuando he terminado, noto aquí (señala) como un cosquilleo, la glándula pineal debe ser, ¿no? Un cosquilleo, una cosa como unas cosquillas, como si se moviera algo… no sé, no sé decirlo, pero noto un cosquilleo como si hubiera algo, ¿eh?

Vicente.—Sí, sí

Sra.—Como si se despertara algo que está dormido, como si comenzara a despertarse, una cosa como un hormigueo.

Vicente.— Sí, seguramente es eso, es el registro, digamos, del ser interior.

Sra.—No hace mucho que lo he sentido esto, ¿eh?

Vicente.—Y todo el mundo que está en meditación, claro que en la meditación no estás en silencio sino que es tratar de indagar sobre una cosa, por ejemplo, hay tres estadios y cada cual pertenece a un estadio, el estadio de concentración, en el cual se ve la cosa objetiva, un árbol, por ejemplo, o una silla… como el campo de observación, vas observando la silla hasta que hayas agotado toda la perspectiva y te que cansa ya de observar aquello, pero, mientras observas la silla en tu campo de percepción no piensas en otra cosa, entonces, cuando ya aquello lo tienes fijado, viene la segunda etapa que es la fase de la meditación, en la cual empiezas a mirar las cualidades que adornan aquello que estás observando. Por ejemplo, un árbol, primero es una forma física, pero después puedes calcular las cualidades del árbol, el cerezo, por ejemplo, tiene ciertas cualidades que no son las propias de un manzano o de un limonero. Es una cosa, pues, completamente diferente, entonces, casi, casi, por lógica, vas a buscar el fruto y, automáticamente viene la sustancia, el gusto, porque todo el mundo ha comido una cereza; entonces, te da la sensación de gusto de la cereza; forma parte de las cualidades del árbol y, si añadís a las cualidades del árbol el aire que le está moviendo, que forma parte de la naturaleza, iréis penetrando en el sentido más amplio, sentido universal y cósmico, por lo cual, el viento, la lluvia y todo lo que existe, ha ayudado a crear este cuerpo que están observando, que tiene alma como todas las cosas tienen y que es sagrado, para llegar finalmente al estadio en el cual te pones en contacto con el alma del árbol, es la contemplación.

El hombre que está contemplando, está poniéndose en contacto con el alma de las cosas. El alma de la silla, porque todas las cosas tienen una sustancia que las aglutina, un centro de gravedad que está en cualquier parte donde existe algo que mantiene en unión todo el conglomerado atómico de esto, y que tiene una cierta conciencia y una misión a cumplir, porque el hombre ha creado la silla para que se sienten, luego cumple una misión social, pero esta misión social puede ser el propósito de esta silla, desde el momento en que ha quedado aquí, inmersa aquí… (Vicente lo explica de forma expresiva)

Ricardo.—Yo he pasado por ese trance, pero, lógicamente, yo pasé por ahí y no me enteraba de nada y, precisamente ahora, viene la confusión. Las personas están dormidas despiertas y están despiertas dormidas, y no me enteraba de nada absolutamente, hasta que rebasé aquel período, estar consciente despierto, no dormido, y entonces, me recreaba viendo lo interno, no lo externo, y cuando pasaba la mente, que no se puede, es imposible la mente trasladarla a ningún sitio, ni paralizarla, mejor dicho, paralizarla sí, pero a su forma: ella, no poner nosotros ningún trabajo de pararla, no. Yo, en todo esto me he preguntado, ¿eh? lo digo porque yo no he leído nada de esto, sino que me ha pasado, yo me he dado cuenta, en un recipiente de agua, si no tiene movimiento el recipiente, el agua está completamente nivelada y quieta; yo he buscado ahí, la lógica mía ha sido buscar ese nivel de ese recipiente. El agua ha sido para mí la energía mental y yo he tratado de poder… ese recipiente, que no se perturbe y, así, conseguir estar despierto en ese profundo silencio. Llegué la primera vez que esto lo hice, vamos que fui consciente, no se puede explicar, porque ya lo que se pone para explicarlo ya es mental, ¿eh? , pero ya no se puede explicar. No sé si me explico bien.

Interlocutores.—Sí, sí.

Ricardo.—Todo lo que se explique ya es mental, ya no se puede… exactamente. Es un estado que se tiene que vivir, he tenido la suerte de… pero he tenido que pasar por ahí, es que se pasa, veréis, si es que vais experimentándolo lo comprenderéis y lo pasaréis igual que yo y hablaréis igual vosotros que yo estoy hablando ahora, igual. Es fácil. Ese ruido este que tenemos ahora aquí, pues hay varios de nosotros que no oyen el ruido. Pero para llegar a ese estado [se aísla], ¡claro que se aísla!, es más el ruido interno que se produce, más que el que pueda existir externo, ¡fíjate! Esto no es nada, un cohete, una música, esto no es nada; es el interno. Y si llegarais a oír el interno, es de pánico. Ni una fábrica, ni una fábrica; ahora, a ver, hacedlo vosotros eso y veréis… ya llegaréis, ya. Ni una fábrica, ¡oye! ¿Es posible?… ¿habéis estado en una fábrica de tejidos? [Sí, bueno, ya sé, más o menos] calderas… pum, pum,… con todo el ruido del fuego, cuando el fuego… trabaja toda la sala, pues todo eso lo tenemos nosotros,… ¡todo!, ¡todo! Es todo como trabaja, trabajo y el ruido que produce eso y cómo te altera los nervios. Oye, yo no estoy hablando por nada ¿eh?, comprobadlo y lo veréis.

Vicente.— ¿Tú crees que se puede llegar a comprobar el silencio interior?

Ricardo.—Esto viene sin que uno se dé cuenta…

Vicente.— Claro.

Ricardo.— Yo no buscaba nada y en un momento determinado desapareció todo, el que sabe hacer el arroz tiene que saber para hacerlo todos los días y ser especialista, no cabe duda, pues todo igual. Es cuestión de esto, de hacer aquello que estás haciendo, que están explicando aquí y tú, y venga y duro y llegarás, ya lo creo que llegarás, no cabe duda de que llegarás. Y todo es igual. El que sabe tocar la guitarra tiene que ejercitar mucho, venga, hasta que hasta que te salga bien, pues todo es igual. Yo me quedaba roncando… ya lo ha dicho Juan, me quedaba roncando.

Sra.—Eso también me pasaba a mí, yo roncar no, pero me he sentido la respiración, la he sentido. Me he fijado y me he dicho: fíjate, estoy dormida y siento la respiración.

Juan.—Ahora, yo pregunto, ¿cómo se conoce perfectamente bien un contacto con el Alma?

Vicente.—Se registra siempre por el silencio, con paz, paz e integridad.

Sra.—¿Se ve la luz?

Vicente.— Sí, claro.

Sra.—¿Por encima, ¿verdad?

Vicente.— Bueno, la luz se ve por dentro

Ricardo.—Una luz blanca, blanca, como plateada. Mucha luz.

Juan.—Eso me parece a mí que es bastante psíquico. Ya no es mental.

Ricardo.—Es lo que dijo aquí, traducirlo en palabras es muy difícil, porque como parece que eso trasciende ya, por ejemplo, pensamientos y palabras, porque claro, al expresarnos nos expresamos de una forma física, de una forma mental; si suponiendo que se trascienda la mente es otra forma de expresión, que ya no puede ser física, luego las palabras no pueden significar nada, pero vamos, vamos a tratar de poderlo expresar con palabras: Yo he experimentado dos veces como caer en un abismo, desde luego no caigo, lo que estás es estático, quieto, eso por supuesto, pero da la impresión de que caigo en un abismo, en una profunda oscuridad, donde no existe nada, nada, absolutamente nada, no hay relación con nada, allí es un vacío por completo. Aunque yo diga esas palabras… vacío, todas estas cosas, no hay nada, nada, nada, nada, solamente hay una cosa, que yo sé que yo estoy allí. Es muy difícil de expresar esto, ¡es muy difícil!, yo no tengo conciencia de nada, yo no sé… es una oscuridad por completo, no hay ninguna relación con el exterior de nada, absolutamente de nada. Tengo que decirlo así porque tengo que expresarlo con palabras, porque no es lo que yo experimento, y ahí hay una cosa, no hay nada, absolutamente nada, pero hay una cosa: que estoy yo. Esto me ha sucedido dos veces.

Vicente.— ¿Cómo un sueño, digamos?

Ricardo.— No, no, no, no es un sueño, yo estoy completamente en vigilia.

Vicente.— Consciente.

Ricardo.—Yo estoy consciente, lúcido a más no poder, pero es que no hay nada allí, solamente hay una cosa, no yo como persona, como forma, como cuerpo, como pensamiento ni como sentimiento, es una sensación de que soy yo, pero, no sé, no se puede explicar.

Vicente.—Cuando más se penetra en el sentido de las cosas, más difícil se hace interpretarlas.

Ricardo.—No se puede, pero es que sabes que eres tú, pero que eres algo más que tú, no sé. En este mundo es algo más, algo que…

Barcelona, el 22 de Junio de 1975
Digitalizada por el Grupo de Transcripción de Conferencias (G.T.C.) 28 de Abril de 2007

Pag. Anterior: V.B. Anglada – Conceptos generales de esoterismo. I
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3614

Pag. Siguiente: V.B. Anglada – Conceptos generales de esoterismo. III
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3616



* * * 

Sharing:

 


V.B. Anglada ~ Conceptos generales de esoterismo. III

Vicente.—… habitualmente, ¿eh?, cuando entramos en contacto con el Yo Trascendente o con el Alma, es un aspecto superior y ya perdemos la conciencia, pero claro, guardamos la conciencia y el cerebro —si está bien establecido el Antakarana— registra todas las impresiones de la conciencia, lo manda al cerebro y dice: “Soy yo éste”, realmente el yo ha desaparecido pero existe el consciente que registra el cerebro, porque la meditación es que el cerebro registra las impresiones que están en otro plano dimensional superior, y claro, no podemos hablar del plano de la Mónada o del Espíritu porque no hay palabras, porque esto ya la mente no está preparada todavía para poder registrar los hechos monádicos o espirituales de trascendencia. Registramos hechos actuales que están a nivel de nuestra conciencia actual en evolución, el lugar que ocupamos en la escalera de Jacob, digamos, de la Jerarquía; allí tenemos nosotros un punto de conciencia iluminada y es la luz que podemos ver, no podemos pasar de ahí. Y cada cual ve su propia luz, no ve la luz de otro ni nada, ve su propia luz, y registra la luz que está en aquel nivel en el cual tiene un sentido de percepción que puede ser registrado por el cerebro, y al mismo tiempo cualificar una emoción suave, y tiene que ser siempre una sensación de integridad; de integridad y de conciencia, date cuenta que estás en el… que eres tú.

Ricardo.— Lo que registra allá es conciencia… no es algo allá que es el yo,… no, no, hay una conciencia

Vicente.— Es conciencia.
(Comentarios sobre cómo está sentada alguna de las asistentes, por alguna incomodidad. No se entiende claramente).

Ricardo.— Es muy importante. Oye, cómo te llamas.

Espectador.—Paco.

Ricardo.—Es muy importante que hayas visto estas cosas, que hayas experimentado estas sensaciones, tuyas, y te ha contestado bien… (sonido defectuoso)… pero yo quería decir una cosa, que, quizás, tú mismo la puedas también experimentar y todos los que estamos aquí, fíjate bien, lo que has dicho… es muy importante el colorido que forma la luz que ves, entonces, por el colorido tu deduces el estado en que tú te encuentras en aquel momento.

Sr.— Pero es que yo… los colores pasan a montones

Ricardo.— No, deja los colores. Si es correctamente cuando se produce la luz, ten presente que el colorido va de abajo a arriba, siempre, toda la vida, todos los colores, de lo más pesado a lo más sutil, ¿comprendes? ¿está bien dicho esto?

Vicente.— Sí, sí, sí.

Ricardo.— Cada vez el color se va haciendo más claro, más tenue, más claro, como un sol que deslumbra, yo al menos de esta forma lo he experimentado. O sea, que cuanto más abajo estés más sucio será el color, y cuando vas subiendo, elevando, cada vez es más brillante, más fulgente.

Sr.— Y de otro color.

Ricardo.— Y de otro color, sí, sí. Por regla general, y tú lo comprobarás, aparece, lo primero que aparece es un verdoso, como amarillento, después se transforma en gris, sucio, y se va aclarando. Después de estos colores se mete el negro, va apareciendo entre esas dos mezclas. He dicho verde, gris, y el negro, y algo se mezcla el rojo un poco, ya, hasta que sale eso mismo que tú has dicho: el amarillo, pero no amarillo fuerte…no, no, no, es un amarillo apagado, no tiene brillo, va subiendo y aparece entonces claro, hasta que remontas, si se puede decir así, hasta el electrónico, y en esa forma es cuando puedes deducir el estado en que tú estás, que no siempre lo verás igual, ¿eh? ¿Has comprendido ahora? A veces sí, otras… Pero no hagas caso de esto, no te sirve para nada.

Interlocutor.— Ah!, no, yo lo que trato es de fusionarme dentro de eso, porque parece que esto me venga para mí y entonces me da la impresión de dejarme ir, de dejarme dentro, en un agujerito…

Ricardo.— Aunque te bañes en toda la luz que quieras, acuérdate de esto: no te sirve para nada.

Interlocutor.— Yo digo lo que me pasa, yo no sé nada.

Ricardo.— Yo te he dicho lo que me ha pasado a mí ¿eh?

Interlocutor.— Vale, vale.

Vicente.— Tienes piel de gallina…, ¿quieres mi americana?

Srta.— Yo no tengo frío y usted tendrá frío ahora.

Interlocutor.— Prosigue, prosigue, todo esto no sirve para nada.

Ricardo.— Te digo que no sirve para nada porque hay que vivirlo al momento. El pasado ya no sirve, ¿me has comprendido? Si de momento te ha servido esta medicina por un impacto que pueda hacer a la mente, te ha servido para algo, pero ya, para que lo recuerdes después, no te sirve para nada, fíjate bien cómo te hablo. Y por esto, ciertas cosas haciéndolas conscientes, no dormida ni roncando, puedes sacar muchos provechos de estas cosas.

Leonor.— Estando alerta.

Ricardo.— Estando alerta, sí, y vivir siempre el momento, el presente, el pasado ya no te interesa, ni el futuro.

Interlocutor.— No, no, si es un eterno presente.

Ricardo.— No, si es que hay muchas personas: “yo veo luz” y bueno, y qué. Esto es verdad, las cosas como sean… no sirve para nada. Ni más inteligente, ni más humilde, ni nada, no te sirve para nada. Hay que estar alerta siempre para que te sirva para algo. Es lo único que interesa, ser consciente. Y si has pecado, que has pecado una chispita, algún desliz que tenemos, corrige al momento preciso eso para no volver a sacar otra vez lo mismo, para sacar provecho de algo; pero si no es así, aunque seamos santos en aquel momento, no sirve para nada. Estas son las conclusiones que yo he sacado para mí, ¿eh?, eso no quiere decir que para otra persona no saque las mismas. Puede sacar los mismos conceptos, pero como todo está generalizado.

Leonor.— Ahora que esto es la verdad, lo que hoy pasa ya no te tiene que importar mañana. Lo pasado, pasado.

Ricardo.— Exactamente, en la vida… entonces si tú quieres vivir la vida tienes que estar atento a cada instante que sucede, porque si no, no vivirás la vida. Claro, si no… (Comentarios sobre la sesión, se hace tarde)… yo fui, yo dejé de ser, yo hice… Una consecuencia que es muy importante, para todos ¿eh?, es la predisposición. Eso es importantísimo, que muchas veces hablamos, decimos, queremos, anhelamos, deseamos proyectarnos, pero no hay interiormente la predisposición para eso.

Vicente.— Cuando una persona está en un cierto nivel, se le presenta la opción a decidir entre los pares de opuestos. Los pares de opuestos es el mundo de los hombres y el mundo de Dios. No se puede pactar a un mismo tiempo con Dios y con el César; es decir, que con el bien y con el mal no se puede pactar, pero la mayoría tienen miedo porque no saben que hay la solución real, que es la más natural, que es el camino del centro. Es decir, que cuando estás en el peligro de la decisión estás fluctuando entre el bien y el mal, porque cuando llegas al bien, el bien te ofrece solamente una perspectiva desconocida y la muerte causa la misma sensación de una perspectiva indefinible, que por no poder ser definida se transforma en temor. El hombre tiene temor a todo aquello que no puede descubrir de inmediato; ya, desde los tiempos prehistóricos, el temor a los elementos ha condicionado la vida de los pueblos, cuando existe un pavor social como el que estamos viviendo, existe el temor al mañana, porque todo el mundo estamos inmersos en el temor de lo que pasará mañana, lo que pasará pasado mañana, porque tal y como están las cosas tiene que pasar algo y el hombre teme lo que va a pasar, y no estamos en el centro del equilibrio, y todo lo que pasa es en bien del ser humano, sea lo que sea. Entonces, cuando estás en el conflicto de decidir entre el par de opuestos, el de la luz y las tinieblas, y las tinieblas siempre son el símbolo de la atracción de ciertas cosas del mundo, como estamos creados con la sustancia del mundo participamos del mundo, y como tenemos sustancia de Dios participamos así mismo de la esencia de Dios y cuando el alma llega a registrar que forma parte del mundo y al propio tiempo tiene la aspiración de Dios, es cuando surge el conflicto, y entonces el conflicto se traduce en sensación de miedo, de soledad, de angustia, hasta de desesperación, porque nadie externo te da la clave, e interiormente el cielo aparece como algo espantoso. Tampoco te da una solución, entonces, el silencio tampoco te dice nada porque tampoco lo registras.

En este caso, y lo que hay que hacer siempre es tratar de afrontar la realidad del hecho, atención a lo más inmediato, a todo cuanto ocurre a tu alrededor le prestas una atención formidable, tienes que escaparte del ruido de ti mismo que es el que te impide dar la solución a tu problema. Si estás en un lugar y tú estás enfocado en el problema que estás considerando y no el problema propio, entonces, tiene que haber algún tipo de solución, porque la atención siempre marca el punto exacto en donde estás situado, te demuestra toda la formulación psicológica de la vida a través de ti, lo cual es un símbolo de solución y, si estás proyectado hacia cuanto ocurre a tu alrededor, y esto es el yoga más difícil, te das cuenta que la sensación de angustia se va desvaneciendo, la estás triturando, estás, digamos, desalojando de tu ser, ¿por qué?, porque tu ser está en lo inmediato y no en el valor del pasado trascendido que es el que te está atrayendo, ¿te das cuenta? Y entonces también viene, por otra parte, que a medida que vas intuyendo la realidad a través de estos momentos de atención hacia lo que está delante de ti, inmediato, te das cuenta cómo una voz de dentro te está llamando, porque realmente como hemos pasado toda nuestra vida en forma inatenta, no hemos considerado los hechos psicológicos que ocurren a nuestro alrededor.

¿Nos hemos autoconsiderado psicológicamente nosotros? Aquí hay que ver todo el proceso. Si hubiéramos estado atentos al proceso que desenvuelve la naturaleza, con todos sus estratos, o la sociedad con todos sus estamentos, y hubiéramos tratado de inquirir la finalidad de todo cuanto nos rodea, entonces, en nuestra mente y en nuestro corazón no tendría lugar la duda, no puede existir la duda donde hay atención formidable. Es decir, que prueba tú de tener atención y no me digáis que esto se va a convertir en rutina, porque de la misma manera que estáis aprendiendo algo y al principio hay un esfuerzo tremendo de atención, hasta que se convierte en automático, la atención hacia los hechos, hacia la observación serena de cuanto existe a vuestro alrededor, en circunstancias, en hechos, en personas, en estados de conciencia, se va desvaneciendo la duda, el temor desaparece, ¿por qué?, porque estás enfrentando constantemente los hechos y, como que el hecho que estás considerando forma parte de tu problema, al resolver el hecho inmediato estás quitando parte del problema psicológico, lo estás desvaneciendo, estás casi, casi, evaporándote, hasta que llega un momento en que viene el paso decisivo que te conduce a la luz.

Pero, fijaos bien, que la mayoría de personas cuando se encuentran en un conflicto dual de valores, buscan siempre quitarse algo. Es como el enfermo; el enfermo no tiene que hacer más que equilibrar su cuerpo, no tratar de luchar contra la enfermedad, porque la enfermedad es parte de ti mismo, y si tu estás en paz contigo mismo no puede haber enfermedad. En psicología hay la enfermedad psicológica, hay la duda, el temor, la angustia, la desesperación, el trauma, el complejo, todo cuanto está ahora a la orden del día forma parte de lo que estás viendo constantemente, pero tú estás enfocado allí; naturalmente, como aquello forma parte de tu pasado, porque no estás orientado hacia el presente, aquello se asienta delante de ti, como un recuerdo vivo de lo que tienes que hacer. De la misma manera que la fiebre registra un estado de angustia del cuerpo, si no existiese la fiebre, ¿cómo sabéis que funciona? Hay estados que parece que estás bien y hay la fiebre. Pues la duda, el miedo, la desesperación, el temor, el odio, indican la fiebre que pasa por tu ser psicológico.

Y aquí está ya la decisión, que es de estar atento; así que no es difícil, difícil es orientarte constantemente hacia lo que pasa, aquí es fácil tener un poco de atención, digamos, ¿por qué?, porque es algo que te gusta, algo que te atrae a tu ser, y ves algo de solución para tu problema, pero saldrás después de aquí y llegarás a ver otras personas que a lo mejor no tienen la atención… Primero, porque al dar atención a una cosa, y la atención llega a ser muy profunda, tú y aquella cosa, ya, dejáis de estar antagónicas. Hay personas que no las comprendemos porque nos son antipáticas, pero si tratamos de ser amables con ellas veremos que no son antipáticas aquellas personas, sino que ha sido una figuración de nuestra mente. Pienso: “aquella no persona me gusta”, ¿por qué?, porque es una impresión de aquel momento y te ha dicho que esa persona no me gusta, y has hecho un juicio y este juicio te ha condenado, ¿por qué?, porque cuando tú vas en un proceso de atención tratando de comprender al propio tiempo el problema de tu ser inmediato, el prójimo, en la familia, en el trabajo, en la comunidad, te das cuenta del valor que tiene la efectividad que tiene esta atención.

Por ejemplo, tratad de resolver el problema de un ser humano cualquiera, y resuelve el tuyo, porque tú y él formáis parte de un contexto mundial de problemas que existen, pero nunca tratamos de tratar de salir en busca del problema del otro, sino que estamos tan prendidos del propio problema que, realmente, estamos creando un vórtice de energía, un cáncer dentro de la psicología, que tarde o temprano nos impide buscar una recta solución, y esto si no crea un trauma dentro de nosotros que nos marque para siempre. Ahora bien, en el caso místico, la gran mística nos ofrece el símbolo de la persona que debe decidir algo profundo, algo que ya no pertenece al mundo psicológico corriente, sino que pertenece a niveles o estratos del alma. Cuando el alma ve que el vehículo que utiliza para manifestarse está en ciertas condiciones para recibir su paz, su integridad, su luz, su inteligencia, su amor infinito, entonces es cuando empieza a mortificarle con su influencia; mortificarle en un sentido desde abajo, se siente mortificado porque estando prendido de la ley que impera en los miembros, como dice San Pablo, ve que aquél le habla de otra cosa para la cual no está preparado y, claro, entonces viene la lucha. O bien te orientas definidamente hacia allí, a ver lo que pasa, o bien cedes a aquello.

No puede, como decía san Juan, no pueden haber hombres tibios: o frío o caliente. La frialdad no es para los hombres espirituales, o la cosa tibia, esta cosa amorfa, ¿eh?, esta persona que no es ni una cosa ni otra. No es ni frío completamente ni es completamente ardiente, en el sentido de la palabra en términos espirituales, no es ni del mundo, ni es tampoco de la parte de Dios, y aquí debe realizar la alquimia que debe convertir al hombre en un ser que sea capaz de vivir en el mundo sin ser del mundo, aquí está la problemática de todos los tiempos, más cuando estamos buscando a Dios, que es la parte más importante de nuestra naturaleza.

Barcelona, el 22 de Junio de 1975
Digitalizada por el Grupo de Transcripción de Conferencias (G.T.C.) 28 de Abril de 2007

Pag. Anterior: V.B. Anglada – Conceptos generales de esoterismo. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3615

Pag. Siguiente: V.B. Anglada – Conceptos generales de esoterismo. IV
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3617

* * *

V.B. Anglada ~ Conceptos generales de esoterismo. IV

La atención acompañada de ejercicios, por ejemplo, de respiración, de dejar la mente en silencio, ayuda también a soportar ese estado, pero lo principal es la conducta diaria; lo que digo siempre, porque la meditación ocupa diez minutos, veinte minutos, en nuestros momentos, nos quitan, nos roban, tenemos que robarlo de actividades sociales que nos obliga la vida, la vida que nos rodea, y tenemos que decir, diez minutos, veinte, lo que podamos, pero aquello es solamente un anticipo de la gran verdad que se está completamente analizando, desde el momento en que tienes que estar enfrentando un hecho y el hecho es lo que te desafía la circunstancia. Debes presentarte ante cualquier persona, debes realizar un trabajo para el cual tú te sientes incapacitado y te ejerce temor, y para el cual no estás mentalizado, también es un momento de angustia, y estos momentos de angustia los hemos pasado todos porque todos hemos tenido que enfrentar un hecho para el cual nos hemos creído incapacitados. No estamos mentalizados para la vida espiritual, como tampoco hemos estado mentalizados para una vida social correcta, porque, al fin y al cabo, lo mismo es una cosa que otra porque una persona que obre correctamente en sociedad tiene que buscar valores espirituales profundos.

Entonces, para mí, yo siempre digo, la persona que se encuentra en conflicto es que está en un momento de evolución muy bueno, porque si no, no se presenta la lucha. El caso de la tentación; lo que decimos tentación en religión es la persona que está escapándose del demonio, esto es simbólico ¿eh?, yo no creo en el demonio, ya lo he dicho muchas veces, pero hablamos en sentido metafórico. La persona que se escapa del demonio es la que es tentada, la que está de acuerdo con el demonio no tiene tentación alguna, entonces el que tiene tentaciones es que está en buen camino, porque la peor tentación es no tener tentaciones, ¿os dais cuenta? Luego, si tu registras un estado de angustia es que estás en el buen camino… (Corte de sonido)… en seres auténticamente sociales. Sed buenos ciudadanos, ya no ser buenos esotéricos, ni místicos, sino simplemente personas que tratan de reconocerse, de quererse, de amarse, de sacrificarse los unos por los otros. Ya estamos interpretando la octava sinfonía esta del culto de la naturaleza, porque estamos viviendo de acuerdo con la ley y no de acuerdo con las propias satisfacciones, porque todos tenemos satisfacciones, inmediatas, producidas por el pasado, por un estado de ánimo —y esto, primero, para nosotros, esto es antes que el Reino de Dios— y por eso se dicen las palabras sacramentales: “Buscad primero el Reino de Dios y, después, vendrá lo demás por añadidura”.

Y eso se aplica a todo el sistema de yoga, porque primero buscamos un sistema de yoga y después buscamos a Dios, en tanto que si buscamos a Dios a través de la conducta, Él, hablando siempre en sentido muy universal, nos dice: “este es el yoga que te pertenece”. O cuando hablamos de pranayama, de respiración, estamos educando un sistema de respiración para llegar más fácilmente a Dios, pero, ¿sabemos si aquella respiración es la nuestra?, ¿sabemos si debemos escoger un hábito, por ejemplo, de respiración, normal, planetario, o solar o lunar o, digamos, zodiacal, que nos corresponde? No sabemos nada. Él, Dios, sí que lo sabe, por lo tanto, en vez de buscar una respiración para llegar a Dios, buscar a Dios y que Él elija nuestra respiración. Así que, si un día respiráis de una manera, es que Dios respira a través de ti, no te preocupes, pero nos levantamos tratando de buscar unas reglas respiratorias determinadas, y ¿por qué?, porque nuestra sociedad está mecanizada, simplemente, y hemos llegado a un estado en el cual queremos que Dios nos diga: tú debes respirar esto, de esta manera y con este ritmo.

No es que te lo diga con palabras, lo sientes por dentro, ¿eh? No es que lo sientas, es que estás respirando de una manera distinta; también estamos condicionados por ciertos tipos de rayo. Y, ¿qué pasa con la alimentación? Ahora todo el mundo quiere ser naturista, y cuando este te diga: hay que empezar por aquí, empieza por aquí, pero ¿qué es empezar con el naturismo si nos es desconocido y serás un pelele de la sociedad? Si solamente pensarás en el estómago… y qué le voy a dar. Te encontrarás mejor físicamente, pero ausente completamente de aquello. ¿Os dais cuenta cómo la matemática celeste es la que debe regir nuestros pasos? Y, claro, leemos la Biblia, leemos el contexto de los libros sagrados y olvidamos lo más importante, aquél que dice, por ejemplo, “buscad primero aquello y lo demás vendrá por añadidura”, por añadidura a la búsqueda, porque hay muchos iniciados que no llevan una vida naturista y son plenamente iniciados y trabajan por la Jerarquía. Hay quien respira de una manera… “oh! este respira de una manera”… está respirando de acuerdo con el sonido que le ha dado la Jerarquía, está hablando de acuerdo con la Jerarquía, está haciendo todo de acuerdo con la Jerarquía y no podemos juzgar al Iniciado como juzgamos al común de los hombres, porque se escapa a todas las leyes conocidas, está por encima de los astros, está por encima de todo; por lo tanto, es como tratar de diseñar el vuelo de un pájaro, es imposible, o el aire, a ver qué pasa con el aire, sentimos pero ¿podemos coger el aire y clasificarlo? O, clasificad un color de la naturaleza, a ver si podéis definirlo, como decía Ricardo.

No se pueden definir ciertos estados, pero podemos sentir la impresión de algo que debemos hacer y eso todo el mundo lo sabe, pero no lo hacemos. Todo el mundo siente la voz de Dios constantemente, pero… hoy, sí, a ver mañana, mañana, a ver, sí, mañana, y se va aplazando el tiempo y, cuando estamos cansados decimos, bueno, bueno, a la otra reencarnación. Entonces, ya posponemos y ya no es el aquí y vamos a la otra vida y así proyectamos toda nuestra insuficiencia, la indiferencia con los demás y todo el sistema caduco de valores para dentro de mil años, dos mil años, sí, sí, porque después reencarnaremos y lo arreglaremos, es la confesión que hacemos.

Interlocutor.—…con el pranayama equivocado se han cometido muchos disparates…

Vicente.— ¡Ah! sí, ahora mismo,… lo estoy viendo, hay personas que dicen: educa esta especie de respiración y vas a ver cómo tú te vas a ir al plano astral, dando al plano astral una significación como si todo el mundo estuviese capacitado para ir al plano astral y ser consciente o autoconsciente en el plano astral. Dejar que la naturaleza cumpla su misión, tú entrégate y lo que venga pues acéptalo y nada más.

Ricardo.— La gente quiere poderes, poderes.

Vicente.— Sí, sí. La mayoría de cartas que recibo es para que enseñe a descubrir poderes. Créame, que lo diga Leonor, o que le cure una enfermedad, pero nunca me piden ¿qué puedo hacer para los demás?…

Barcelona, el 22 de Junio de 1975
Digitalizada por el Grupo de Transcripción de Conferencias (G.T.C.) 28 de Abril de 2007

Pag. Anterior: V.B. Anglada – Conceptos generales de esoterismo. III
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3616

Pag. Siguiente: V.B. Anglada – La Sensibilidad. I
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3627

* * *
 


* * *

* * *

Compartir.::: V.B. Anglada ~ Atención y Continuidad de Conciencia.:::. KRYON – EL ALMA HUMANA REVELADA – parte I | AGHARTAN

Compartir.::: V.B. Anglada ~ Atención y Continuidad de Conciencia.:::. KRYON – EL ALMA HUMANA REVELADA – parte I | AGHARTAN.

* * *

Dec
21

Compartir.::: V.B. Anglada ~ Atención y Continuidad de Conciencia.:::. KRYON – EL ALMA HUMANA REVELADA – parte I

***
Translate   /traducir/ Vertaal /  ♪ → → → ► → → →
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen / ♪ → → → ► → → →
переводити/Traduire/ переводить ♪ → → → → → → ►
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
***   * * *
Sharing: 
V.B. Anglada ~ Atención y Continuidad de Conciencia.
 

Vicente.-… en la subconciencia, luego hay un carácter de vida normal de una conciencia de vigilia, que es lo inmediato, que es donde hay que ir siempre; y luego hay el tercer nivel superconsciente, el que pertenece a la Divinidad en ti, vamos a llamar Yo trascendente porque la ciencia como no es esotérica, es psicología, te habla de valores que puedes reconocer y te divide la mente en tres estratos: la superconciencia, la conciencia y la subconciencia.

En la subconciencia está todo aquello que has hecho, que has pensado y que has sentido. Aquí es lo que estás haciendo, pensando y sintiendo en este momento, y aquello, es aquello que está más arriba de cuanto puedas hacer, de cuanto puedes pensar y de cuanto puedes decir, está limpio, es un estado de pureza excepcional. Por lo tanto, todo el campo gravitatorio de la conciencia del hombre actual es estar tan atento en el devenir de los hechos que, en cada hecho, se libere parte de su contenido subconsciente.

¿Os dais cuenta el por qué voy a esta atención inmediata? Porque tiene una doble finalidad, una doble vertiente, porque desde el momento en que estoy muy atento en un hecho, aquel hecho hace como una especie de succión de aquello que está en ti, que está en relación con aquel hecho que estás realizando, porque en una vida normal hay muchos hechos repetidos; pero, ¿qué pasará cuando existen miles de existencias repetidas o millones de hechos repetidos? Entonces, habrá siempre en el contenido subconsciente una parte que liberar que está en contacto o está en relación con aquello que estás enfrentando. Puede ser que en otras vidas hayas sentido esas cosas, por eso te gustan tanto, estás liberando el contenido a través de lo que estás escuchando ahora. Entonces, todo cuanto quieras desarrollar, digamos, en liberación, dentro de ti, ha de ser en función de la atención que prestes porque siempre hay algo del demonio aquí que puedes liberarte a través de aquello. Si tú en un acto de caridad te solidarizas, la parte de egoísmo que corresponde a aquel estado se libera, y el acto repetido, altruista, libera del egoísmo que existe en la subconciencia, o en la parte, digamos, reprimida del ángel del umbral. Os dais cuenta cómo a través de un acto sencillo de conciencia y atención tratando de ser un buen ciudadano, -que mira que siempre estoy hablando de lo mismo: no trates de ser un excelente esotérico sino un buen ciudadano–, ¿para qué quieres saber muchas cosas de Dios si no sabes hacer una obra en favor de los hombres? Porque aquí hay otro karma, digamos, saber mucho y emplear poco es un karma tremendo, así que todo cuanto estamos diciendo no sólo tiene que tener un valor esotérico, porque lo tiene fundamental, sino que tiene que ser prácticamente realizable en la vida social, si no ya podemos dejar el esoterismo como un libro en una estantería que se cubra de polvo porque no tiene eficacia. Si tiene algo de valor el esoterismo es porque te da una expresión de aquello a lo que tú puedes aspirar, te abre un estímulo de vida. Yo no hago otra cosa que estimularos en ciertos estados, y cuando me dicen muchas personas “esto me ha estimulado”, yo estoy contento porque he cumplido una función social, y si aquella persona cumple con el favor de su estímulo en otros hechos que puedan ayudar a otras personas, entonces todavía mejor, porque está cumpliendo una función social a través de un estímulo que puede convertirse en algo permanente. Y toda la problemática de la sociedad, la sociedad caduca de valores profanos y la sociedad que busca el Reino de Dios, está solamente en un mágico equilibrio de valores ahora, en este momento en que utilizamos lo que está en nuestro nivel inmediato que es la conciencia de vigilia. La conciencia normal es ésta, es la que debe orientarnos como un faro luminoso, porque en la medida que este faro luminoso de la conciencia habitual, instantánea o inmediata, sea correcta, habrá una liberación de los actos de la subconciencia o del ángel del umbral a través de la conciencia y se convertirá en aspecto creativo, en la superconciencia. Entonces, hay tres cosas que realizamos: Primero, la función de estar atentos; segundo, la succión de lo que está en los niveles o estratos, digamos, trascendidos, o del Guardián del Umbral; tercero, el contacto con el Reino de Dios. Así que todo está en el centro, y el equilibrio, el Suchumna, —llegamos a lo mismo— el Suchumna, Ida y Pingala es lo mismo, es la conciencia, la subconciencia y la superconciencia en el centro, que es el fuego creador, lo que pasa que cada cual lo explica a su manera, pero hay que buscar siempre la relación de la analogía para poder explicar un hecho, no solamente en forma esotérica sino en forma racional; si no, no tiene importancia. ¿Tú querías preguntar algo?, ¿querías decir algo?

Interlocutor.- Sí, a mí lo que más me impulsa hoy día es la conciencia de eficacia, en el momento en que me siento eficaz me siento útil, tengo una necesidad vital…

Vicente.-… eficacia, la conciencia de eficacia…

Interlocutor.-… de sentirme bueno. En el momento en que me siento mal, lo paso fatal, y todo es precisamente por valorar el minuto, el segundo, el día.

Vicente.- Bueno, me hace el efecto que haces esto pero pensando todavía en ti, porque registras un hecho en ti, y se trata, si es posible, hay que hacer un yoga especial, si tu puedes salir de ti mismo mirando a los demás, no es que tú tengas que hacer contacto con el mundo externo sino que toda nuestra programación de sentidos y de inteligencia es hacia lo externo, por lo tanto, el mundo esencial es el inmediato, es donde podemos autorreconocernos y donde reconocer, donde podemos comprendernos y ver todo el contexto de lo que nos rodea, es donde podemos servir, donde poder ser eficaces. Desde el momento en que no somos eficaces y registra nuestra mente que no somos eficaces, es que no has estado atento; ya estamos en lo mismo. Por lo tanto, es una cosa que durará mucho tiempo, puede ser un año, dos, yo qué sé, pero fíjate bien que el que resuelve el problema de la atención y llega a realizar ese estado de unión entre el objeto y el sujeto, que puede realizar la función de todo cuanto le rodea y se hace un buen ciudadano, se da cuenta de que está realizando el misterio del Reino de Dios, sin pasar por ningún aspecto, digamos, esotérico. El esoterismo te explica hechos, pero te dice que tienes que hacerlo tú, no te lo hace el esoterismo, no. Si tú comprendes tienes que hacer el esfuerzo, si no, no hagas como el aprendiz de brujo, que emplea mal los poderes por esto, porque no ha comprendido el fundamento esotérico. La persona cuando llega a cierto conocimiento, o bien cae en la tentación de creerse superior a los demás —lo cual es un pecado desde el punto de vista esotérico—, o bien quiere empezar a practicar como lo hacen los grandes seres, y como no está preparado está cayendo del pedestal enseguida, y hay una desilusión tan tremenda que se convierte en una persona que va contra el esoterismo. En cambio, la persona que llega a un cierto nivel esotérico, que te diré, que llega a comprender de forma racional la ley de reencarnación y la ley de karma —y no pasemos ya a otra cosa—, sabe que tiene un deber con la sociedad, que tiene un deber para consigo mismo y que tiene un deber para con Dios. Esos tres deberes que están cualificados por el intelecto, que es la conciencia de todo cuanto te rodea y llegar a formar parte de tu mente; la conciencia de tu hermano que te da el aspecto del amor de Dios o la cualidad que tienen todas las cosas, tienen sus cualidades como la cualidad de este árbol es la dulzura que tienen sus cerezas, o bien cuando estás contemplando la voluntad de Dios que eres tú mismo. Así, que moviéndote socialmente en estos tres valores constantemente, tratando de ser eficaz, y tú me has dado la palabra justa, tratando de ser eficaz, lo cual quiere significar que tienes que estar muy atento al desarrollo de un hecho, tratar de escudriñar su significado y hacer que toda tu mente tenga un sentido de continuidad que te lleve a un silencio constante, y no estos vacíos que te desguarnecen, que te incapacitan para llegar a un aspecto creador; porque la creación en la mente del ser humano solamente se realiza cuando en su mente no hay ya discontinuidad, que todo es un proceso de continuidad de conciencia. Esto quiere significar también que el Guardián del Umbral y el Ángel de la Presencia se han dado la mano y juntos están recorriendo el camino que falta para llegar a Dios; es el estado de samadhi también si lo queréis, o el estado de satori del zen. Es lo mismo, pero en todo caso, ¿qué es lo que va a darte el estado de distensión o de continuidad de conciencia sino la atención permanente? ¿Te das cuenta del sentido de los hechos? Lo estamos explicando en forma psicológica para que sea mejor comprendido, y no hay que rebuscar mucho en los arcanos del cosmos para comprender un hecho inmediato, sino que hay un aspecto de voluntad que se manifiesta a través de esta serie de hechos que la vida que sabe te presenta en cada caso, y este hecho puede ser de mil maneras y mil circunstancias: el hecho de buscar un empleo, por ejemplo, o tener que recurrir a una persona para que te ayude, o realizar un acto de servicio, pertenecen al equipo de lo inmediato; y si vas con temor hacia una persona estás creando una discontinuidad, si vas atentamente a enfrentar un hecho la mitad del éxito ya lo tienes asegurado. Primero, porque el hábito de estar continuamente en distensión, no en tensión sino formulando siempre la pregunta de lo inmediato, entonces viene una conciencia de voluntad tremenda. Viene a nosotros un dinamismo creador, que desconocemos porque no puede penetrar el dinamismo de Dios porque hay discontinuidad, y su fuerza no puede seguir el impulso vital de su vida sino que encuentra vacíos y se pierde por el vacío que hay en la conciencia.

Por ejemplo, entre un pensamiento y otro hay una discontinuidad, si la mente puede estar programando constantemente sin discontinuidad sería el demonio que estaría llevando todo el proceso, si hay una completa continuidad es que es Dios quien lleva el hecho; y la continuidad perfecta conduce al silencio que es donde está el samadhi. El estado de samadhi es precisamente cuando la persona ya no tiene discontinuidad dentro de la conciencia, ya no es este y ahora es el otro, es lo que decíamos el otro día cuando la persona se ha liberado del conflicto de tener que decidir entre dos cosas. ¿Por qué tenemos el conflicto de decidir entre si hago esto o hago lo otro, o si esto está bien o está mal sino cuando hay una discontinuidad? Porque nos falta un asidero para apoyar la conciencia, y cuando la persona está siempre atenta, cuando tiene que formular un juicio es inmediato y sin conflicto de decisión, no tiene que elegir el concepto, ya lo tiene, porque vive apercibido constantemente incluidos los hechos, y en este apercibimiento que es paz está la seguridad de toda la existencia. Y la paz… al hablar de paz, tenemos que hacer un énfasis especial, aquí no puede existir paz en el sentido espiritual si no te has sumergido dentro de los valores inmortales. Y este valor inmortal está en la flor, en el árbol, en la persona, está en todas estas cosas, pero claro, esperamos que la paz debe venir por un agente misterioso cósmico, a través quizá, de un ave especial que nos dé su bendición. Esto no puede ser, la bendición viene de Dios, del Dios interior, y cuando te está bendiciendo desde dentro todo es paz, todo es canto, todo es armonía a tu alrededor. Esto es lo que hay que buscar fundamentalmente, esta tranquilidad interior que te libre de la angustia de tener que decidir, de la angustia, del temor de afrontar un hecho. Es la audacia, ¿eh?, es la osadía perfecta del hombre que enfrenta un hecho, directamente, porque el demonio -hasta que no enfrentes directamente- tiene miedo de ti, porque en ti está el ángel. Tú eres el valor permanente, el ángel es el verdadero ser que existe en ti; el demonio se ha formado con el tiempo, tiene que desaparecer, por eso toma la espada siempre, si no puedes llegar a la atención utiliza la espada del entendimiento y de la resolución, y cuando veas que te vas a acostar —y eso va para todos—, emplear la fórmulas mantrámicas de: “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu”. Cada vez que vayáis a dormir ir pensando aquí, emplear esta fórmula, os liberaréis del demonio que actúa en el sueño.

Interlocutor.- Yo empleo “Hágase tu voluntad”. Yo nada más digo esto.

Vicente.- Es lo mismo, es lo mismo. Precisamente, el Cristo cuando se sumerge en el cosmos dice: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”, al traducirlo del hebreo puede ser eso, un pasito de voluntad. El caso es que te sitúas aquí y entonces sabes que estás resguardado porque has hecho una invocación, esa invocación es del Ángel Solar que hay en ti, del Dios que hay en ti, que está en contacto con el Dios del Universo, porque son de la misma substancia.

Interlocutor.- O sea, que tú si quieres ir a tu casa esta noche sabes ir a tu casa, tú lo sabes, o sea, tú sólo, ahora te voy a poner un ejemplo, sabes sí o no, si tienes que andar, pero si no lo supieras, ¿qué tendrías que hacer? Buscar a un taxista que te llevara, pero puedes caer en un error, que el taxista no sepa la calle ni el número, ¿qué pasa entonces? En ti está el trabajo de buscar el taxista que te guíe para que puedas ir a tu casa, si no tú pierdes, y cuando vayas a pagar el taxista estará dando vueltas y tú tendrás que pagar. Fíjate si te lo he puesto claro el asunto. ¿Me has entendido, tú, ahora? Búscate un taxista que te guíe, si no estás listo.

Vicente.- No me mires a mí, que yo no soy taxista. Me estás mirando a mí.

(Risas e intercambio informal de comentarios)

Vicente.- Vamos a hacer la meditación. Haremos un poco de silencio y haremos un mántram, y solamente recordar un hecho…, quitar esto de aquí porque os daréis las manos después, haremos un poco de invocación en grupo. Bueno, vamos a centrarnos ya porque hemos discutido mucho pero creo que a todos les queda claro, esto se puede decir de muchas maneras, otro día lo enfocaremos de otra manera. ¿Os dais cuenta de cómo es esto? Que el asunto se puede programar de muchas maneras. Se presentará y lo vamos a analizar, digamos, en forma mística, en forma esotérica, en forma racional, en forma lógica, en forma científica también se puede demostrar por la afinidad atómica, pero, hoy se ha presentado de esta manera y hay que acatarlo de esta manera, y ha salido una cosa que creo que ha quedado bastante clara y se puede aprovechar de inmediato. Recordad también que la meditación tiene por objeto canalizar ciertas energías cósmicas que están operando en el planeta en forma consciente, están actuando siempre pero hay que adquirir la capacidad de interpretarlas y canalizarlas a través de nosotros, primero, porque nos facilitarán a nosotros la comprensión del mundo interior, y segundo, que crearemos un aura de armonía, expulsaremos de cada uno de los cuerpos substancia kármica, substancia del Guardián del Umbral, por eso siempre aconsejo las meditaciones, porque la única manera de desmembrar la fuerza del Guardián del Umbral es la meditación esotérica, y a ser posible en grupo, porque aquí hay una fuerza tremenda que no sólo es la fuerza de nuestras mentes unificadas sino que hay la fuerza de los devas, de los ángeles que están constantemente vigilando, tratando de ayudar al hombre, y luego hay unas fuerzas cósmicas llevadas por el propio Dios o la Jerarquía, como queráis. Entonces ya tenemos esto dicho.

Hoy se da la coincidencia de que no solamente estamos bordeando la luna llena de Cáncer, que lleva la fuerza de Géminis por ser los últimos días del mes, hay una fuerza tremenda de ambos aspectos, de Cáncer, signo de agua, y hay también un signo de aire que es Géminis. También se da la coincidencia de que entramos en el solsticio de verano. Cuando se cambia del equinoccio de invierno al solsticio de verano hay también lo que llamamos la brújula celeste…

Interlocutor.- … el equinoccio de primavera.

Vicente.- No, estamos en verano, bueno, es que el equinoccio pertenece al invierno y a la primavera, hay dos equinoccios y dos solsticios, solsticio de verano y solsticio de invierno y equinoccio de primavera y equinoccio de otoño.

Interlocutor.- Los signos cardinales.

Vicente.- Sí, bueno, el caso es que esto es más o menos, pero cuando se pasa de un ritmo respiratorio a otro hay una interpretación solar de otra modulación. Por ejemplo, la potestad planetaria que rige el solsticio de verano es de otra naturaleza que la que ha regido hasta aquí el equinoccio de primavera, por lo tanto, vamos a tener un aspecto ahora consubstancial y vamos a tratar de recoger todas esas energías con muy poco espacio, porque la regla esotérica de la meditación es brevedad y dinamismo. No hay que estar mucho rato en meditación sino tratar de ser consciente de la meditación, atentamente seguirla y lo demás se disuelve, hay más fuerza, hay más integridad y hay más efectos secundarios después. Así que haré tres OM para los cuerpos, para el físico, el emocional y el mental, una invocación al Ángel Solar y después una invocación buscando ya la unificación de la conciencia, y finalmente los tres mantras solares que presidirán unos momentos que nos daremos las manos, y que vamos a deshacer parte del contenido del Guardián del Umbral de cada uno, y todos estaremos un poco mejor. Y perdonar mi voz porque estoy muy ronco…

Una invocación a los devas del plano físico para que nos ayuden en el proceso de reestructuración de la forma: OM…

Una invocación a los devas del equilibrio para que nos ayuden en el proceso de reestructuración del cuerpo emocional: OM…

Una invocación a los devas del mundo mental para que nos ayuden en las prácticas creadoras del silencio: OM…

Imaginemos como un hilo de luz dorado que partiendo del entrecejo trata de establecer contacto con el centro de la cúspide de la cabeza. En este punto está constantemente depositada la Atención del Ángel Solar. OM…

Desde el punto de Luz en la mente de Dios,
Que afluya luz a las mentes de los hombres;
Que la Luz descienda a la Tierra.
Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya amor a los corazones de los hombres;
Que Cristo retorne a la Tierra.
Desde el centro en donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres,
El propósito que los Maestros conocen y sirven.
Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,
Que se cumpla el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde mora el mal.
Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan sobre la Tierra.

OM OM OM

Conversaciones inéditas de VBA
Conferencia de Vicente Beltrán Anglada
En Barcelona, 30 de Julio de 1974
Digitalizada por el Grupo de Transcripción de Conferencias (G.T.C.) 25 de Noviembre de 2006

Pag. Anterior: V.B. Anglada – El Trabajo de los Señores de la Llama. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3403

Pag. Siguiente: V.B. Anglada – La Gran Fraternidad Blanca. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3588

* * *

  KRYON – EL ALMA HUMANA REVELADA – parte I

El Alma Humana Revelada – Parte 1 – Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
en San Rafael, California, el 13 de Diciembre de 2014

http://audio.kryon.com/en/S.RAPAEL.14.MINI.mp3
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Edición y Difusión: www.escuelaclaridad.com.ar

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Tal vez algunos de ustedes no han visto esto antes. Hasta aquí, ¿qué les parece? (se ríe)

Queridos, en este lugar hay un cambio de energía que es profundo. Mi socio se hace a un lado y lo hace en un instante. Estas cosas solían llevarle mucho tiempo. Hacer este cambio tan rápido, abrir este portal, quitar los filtros y permitir el paso de lo que llega. Y por este portal ingresa una energía que no pueden describir, porque ustedes no tienen un idioma, no tienen un concepto; si yo les dijera que el salón está lleno de seres de energía multidimensional, ¡vaya! El intelecto diría: ¡Muéstrame! ¡Yo no siento nada!

Quienes leen y sienten, están abrumados, porque sus portales están abiertos y ellos están preparados. Esto representa el proceso del ser humano que por libre opción reconoce, o no, las cosas no vistas del planeta, porque ustedes van a ver mucho más.

La misma Naturaleza se va a abrir. Ustedes van a sentir las formas de vida que moran en los árboles, van a sentir los abrazos de felicitación que les devuelven cuando ustedes abrazan un árbol. ¡Por primera vez se van a abrir a regiones multidimensionales que ni siquiera saben que existen! Y en este salón está sucediendo.

Déjenme presentarles un concepto. Un autor tiene consciencia y escribe un libro. Ya sea una novela, o un libro de investigación, el autor tiene una consciencia que es energía que se vuelca en el proyecto llamado “el libro.”

La consciencia forma una conciencia sensible de comunicación (N.T. en inglés, “sentience”, conciencia capaz de sentir, no de pensar): las palabras en la página. Cuando las lees, es la consciencia del autor. Si crees en estas cosas esotéricas, una energía que tal vez no has identificado pero sabes que está allí. ¿Qué crees que te rodea en este momento? Todas las consciencias de los libros en estos estantes frente a ti. Comienza a leer algunos títulos. Ayuda espiritual. Vidas que despliegan historias de redención, de sanación, de belleza, de amor, de maestría. ¿Quién los escribió? La consciencia de los individuos, en las paredes, allí están todavía. Ahora bien, ese concepto va muy lejos (se ríe). Sin embargo éstas son las cosas que te estamos contando: no sabes lo que no sabes.

Algunas veces, muchos de ustedes vienen a un lugar como esta tienda en la que ahora están sentados, y miran los libros sin saber si allí hay algo para ustedes hoy, y alguno literalmente le cae en las manos, o brilla de manera que lo ven y lo sacan del estante y dicen, “Éste es para mí.” Eso es la consciencia del autor en sincronicidad con tu Yo Superior, dándote lo que viniste a buscar. Ahora bien, ¿cómo se llama esa energía? ¿Y cómo pruebas que existe, excepto porque tal vez te ha sucedido una y otra vez?

Esto de que hablamos es una sincronicidad. Lo llamas de otra manera: eso es crear tu propia realidad. Es real, literalmente interviene la Física, ¡allí hay energía involucrada! Eso es lo que se avecina.

Esta noche les daré una conferencia en mi canalización, con información que nunca di antes. Voy a llamarla Resumen del Alma. Por qué estás aquí. Qué es lo que empieza ahora, qué es realmente. El alma: ¿en qué es diferente? ¿Cómo recuerda? ¿Dónde has estado?

Voy a abrir regiones de pensamiento que van más allá de lo que podrías pensar. Algunos van a pensar que es el mensaje más extraño que jamás han oído de Kryon. Pero ya es hora. Es hora de empezar a entregarles los potenciales de por qué vinieron, qué les espera, tal vez, y la intervención de la parte de Dios dentro de ustedes. No su akash, no su Innato, no su ADN celular, ¡sino su alma! Qué significa eso verdaderamente.

Ahora asusté a mi socio; todo el día va a estar preocupado por esto (se ríe). Va a estar en ascuas.

Queridos, el amor de Dios está aquí. ¡Está aquí! Pueden llamarlo con el nombre que quieran. Los Maestros lo conocían. ¡Los Maestros lo conocían! Y es una libre opción para cada uno de ustedes transitar el camino tan rápido o tan lento como quieran.

Una cosa interesante de la humanidad es que, cuando despiertan y empiezan a ver la verdad de algunas de estas energías, ¡se vuelven muy impacientes! (se ríe) Quieren más. Ven los procesos, y quieren que sean más rápidos de lo que son. Este es un atributo del disfrute. Les gusta lo que ven. Lo que quiero es darles esperanza, queridos; les va a gustar lo que van a ver. Sucede lentamente; esperen a descubrir literalmente quiénes podrían ser. Quiero contarles esta noche, si no lo sabían ya, lo que podría ser el sistema que los trae aquí. Yo sé quién está aquí. Conozco los diversos grados de interés que tienen por lo que están viendo. Conozco quiénes no están interesados: benditos sean, por amar tanto a alguien a su lado como para venir y soportar algo como esto. Y no lo creen. Libre opción, querido, todos en este salón la tienen, y no se juzga. ¿No es hermoso? ¿No es hermoso que Dios no los obligue a nada? En lugar de eso, cubre las calles con regalos; si quieren verlos, allí están. Si no quieren, no tienen que trabajar con ellos. ¡Hermoso! Y en este asunto, quiero que estén cómodos. Lo mismo el que cree que el que no cree, que tal vez no sólo están aquí, sino escuchando el mensaje; quiero que comprendan plenamente que Dios no juzga lo que ustedes eligen o no eligen.

Esta es la temporada de las Fiestas. ¡Yo sé lo que es! Queridos, los conozco. (se ríe) Conozco las culturas de todo el planeta, de cualquiera que esté escuchando esto. Sé de dónde vino su temporada de Fiestas, y ustedes se cuidan de usar la palabra correcta para no ofender a otros. (se ríe) ¿Qué piensan del sistema que la creó? La cristiandad. Tal vez no es para ustedes, o tal vez sí. Quiero decirles algo, por si no lo han oído antes. El Maestro que caminó por la Tierra, llamado Cristo, fue real. Las cosas que hizo, las cosas que se informó que él hizo, fueron reales. Todo eso sucedió.

Una cosa que él dijo: “Yo soy el hijo de Dios y ustedes también.” Fue un ejemplo a seguir, un ser humano compasivo, operando al 90%. Su consciencia prevalecía sobre la Física todo el tiempo. Tenía poder sobre la vida y la muerte.

Voy a hablar más sobre eso esta noche, de maneras que tú no esperas. Y podrás decir: “Bueno, está bien, pero no necesariamente voy a ir a la iglesia.” Pon el nombre de cuál. Podrás decir: “Allí hay creencias con las que he terminado.” Querido, te presento un desafío que examinará tu nivel de tolerancia. Te desafío a ir a esa iglesia a la que no quieres ir. Quiero que te sientes allí y disfrutes del amor de Dios que está allí. Puede que no celebres, ni cantes las canciones, puede que no te arrodilles, que no hagas ninguna de las cosas de la doctrina de esa organización en particular. Puede que no creas en algunas cosas en que ellos creen, pero déjame decirte algo que no esperas: Allí ocurren sanaciones, el amor de Dios está allí, el amor de Dios está en cualquier parte donde cualquiera lo pida. ¿Sabías eso? Para cualquiera.
Si vas a la sinagoga encontrarás lo mismo; el amor de Dios está allí y ha habido sanaciones allí; ¡la mezquita es lo mismo! ¡Es verdad que hay un Dios y toda la humanidad lo sabe! Llegará un día, no cuando todo esté sincronizado y armonizado, sino “tolerancizado” (se ríe de la palabra recién inventada), en que no se juzguen unos a otros y esté bien cualquier manera en que quieran decir: ¡Creo en la Fuente Creadora, y está dentro de mí!

La temporada de las Fiestas tiene que ver con la tolerancia, ¿no es verdad? Tolerancia con la familia, que tal vez no cree en lo que tú crees. Tolerancia de toda clase de cosas, cuando se reúne una vez al año en formas en que no lo hace normalmente (se ríe). ¿Cuál es tu regalo para el planeta? Comienza a practicarlo ahora; te lo digo: puedes mostrar tu maestría donde quiera que estés, en cualquier situación, incluso las difíciles, aquellas en las que no crees, puedes aún ser paciente y saber que tú eres Dios.
Este es el mensaje. El descubrimiento de la Maestría. Es el comienzo de la evolución espiritual. ¡Oh, tengo tanto más que contarles! ¡Esto se va a poner raro! (se ríe).

Y así es.
Kryon.

El Alma Humana Revelada – Parte 2 – Kryon
Canalización de Kryon por Lee Carrroll
en San Rafael, California, el 13 de diciembre de 2014
http://audio.kryon.com/en/S.RAPAEL.14.MAIN.mp3
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Edición y Difusión: www.escuelaclaridad.com.ar
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Queremos hacer un momento de pausa para que ingrese el entorno, y para que lo sientan quienes son sensitivos aquí. Es muy difícil darles información que está más allá de lo que esperan. Incluso después de entregarla, no se sabe qué permanece. Algo de la información es avanzada. Esta es la última canalización del año. Las dos últimas veces que me senté frente a ustedes les día resúmenes. Esta no es realmente un resumen en absoluto; es el próximo paso. La voy a llamar: La Terminación de la Historia del Alma.

Empieza a explicar realmente algo que es inexplicable, pero tenemos que unificarlo, y queremos hacerlo en este año. Hemos descripto los próximos tres años como de conclusión, de cumplimiento; tres años – un número catalítico en términos numerológicos, para describir un nueve: dos más tres más cuatro, que representan el segundo, tercero y cuarto año de esta nueva energía. Si suman 2015, 2016 y 2017, todos esos números crean también un nueve. Algo esotérico va a completarse en estos tres años próximos, y comenzaré el proceso esta noche, dándoles un poquito de información un poco más avanzada que la que he dado antes.

Queridos, esto es difícil. La dificultad reside mayormente en mi socio. El es un traductor. Con tantos años como ha estado haciendo esto, si le doy información que está más allá de su comprensión, no es capaz de traducirla. Su comprensión se parece mucho a la de ustedes, de modo que recurrimos a las metáforas. Recurrimos a las cosas que sabemos que están dentro de su comprensión, y el entorno pinta el resto para ustedes en el salón. El tercer lenguaje debe jugar un papel importante en esto. El tercer lenguaje representa un lenguaje intuitivo que mi voz literalmente difunde a cualquiera que desee escuchar. Da información amorosa, benevolente, informativa que va más allá de la palabra hablada que reciben los que escuchan, mientras haya oyentes. Comenzaré con un ejemplo de lo que estamos tratando de hacer. Les voy a hablar sobre el alma.

Quiero contárselo en términos que nunca usé antes, pero no puedo. Ustedes no poseen las palabras. ¡No tienen la experiencia, no tienen la energía, ni tienen concepto de adónde van! No realmente. ¡Y es tan hermoso!

Por un momento supongamos – supongan conmigo, sólo hagan de cuenta – que aterriza una nave de otro planeta. Es amistosa, y de ella sale una pareja humanoide y te dice sus nombres y de dónde vienen, y hablan tu idioma. Cuando los miras, sabes muy bien que ellos no tienen la semilla de Dios que tú tienes dentro de ti. No es parte de su situación, pero sí tienen inteligencia y están interesados en los humanos.

Digamos y supongamos por un momento que son seguros, que están en una misión de exploración, y tú eres el único humano capaz de hablar con ellos. Supongamos. Todo lo que ellos consigan saber de la humanidad será a partir de ti.

¿Y qué te preguntarían? Supongámoslo. No te van a preguntar sobre historia, no te van a preguntar sobre cosas; te van a preguntar sobre lo que ellos no tienen. Te mirarán y dirán: Llevamos tiempo mirándolos y observando a la humanidad, y hay una cosa que no hemos comprendido. Por favor, háblanos del amor (se ríe).

¿Por dónde empiezas? ¿Qué clase de amor? ¿Les vas a contar sobre el amor que tienes por tu planeta? ¿Por tu pareja? ¿Por los animales que están en tu vida? ¿Por tus antepasados? ¿Por tu madre, por tu padre? ¿Por aquellos que has perdido? ¿Y cómo vas a empezar? ¿Cuántas clases de amor hay; cuáles son las diferencias?

Y cuando comienzas, incluso si te dicen “Disponemos de bastante tiempo” (se ríe) ¿por dónde empiezas? Y cuando al fin lo haces, ¿cómo les describirías el campo emocional del amor? Podrías decir lo que quisieras, ellos entenderían tu idioma, ¡pero tú y yo sabemos que el amor es mucho más que lenguaje! Cuando te enamoras, ¡hay un espesor del Espíritu, hay algo que se puede paladear! Miras a los ojos de tu recién nacido, ¡eso no es sólo emoción! Hay comunicación. El amor tiene a su alrededor un campo que es hermoso, y vibra. Dos humanos juntos enamorados forman un lazo, realmente hay una tercera energía que se forma a partir de las dos que ellos tienen uno por el otro; aun a gran distancia cada uno piensa en el otro. ¡Eso es más que lenguaje! ¿Cómo vas a describirles eso?

Supongamos que se sientan allí y te escuchan. Mientras tú hablas, todo el tiempo toman notas. (se ríe) Cuando es tiempo de partir, te agradecen, estrechan tu mano, son sinceros. Han hecho su investigación y se van volando. Ya puedes imaginar lo que estarán diciéndose uno a otro. (se ríe) ¡No están mucho más cerca de saber qué es el amor que lo que estaban antes! Porque todo lo que dijiste no lo pueden discernir, ¡Porque ellos no lo tienen!

Éste es el enigma de esta noche; todo lo que tenemos es lo que puedas absorber. De modo que recurrimos al tercer lenguaje: queremos que veas de qué hablamos, queremos que comprendas tanto como puedas.

Repasemos lo que hemos dicho sobre el alma humana. El alma no es parte de lo que es corpóreo; sin embargo reside en ti a nivel corporal, aunque no lo es. No es química; no es sinapsis; no es intuición. No es nada de lo que estudiaste. Es algo que no puedes comprender. Es una parte del Creador. La Fuente Creadora, que ha creado todo lo que es, hace mucho tiempo creó un hermoso sistema benévolo y necesitaba un universo para llevarlo a cabo, y galaxias, y planetas, y vida. Todo eso fue reunido y cumplido en forma correcta, adecuada y no por accidente. La Fuente Creadora que hizo los planetas a tu alrededor, la galaxia en la que giras, está dentro de ti – y se esconde. Se esconde porque es parte de esta prueba del planeta que, por libre opción, tú descubres si está allí. Para esconderlo aún más, hay un cierto porcentaje que puedes manejar, de modo que no estés consciente de ello. No estás consciente de su grandeza ni de qué es realmente, pero sí estás consciente intuitivamente: la humanidad conoce a Dios. Desde tan lejos como retrocedas en tu historia, ser humano, viniste al planeta y buscas al creador. Porque está adentro.

Y entonces algo sucedió: vinieron los pleyadianos. Te contaré sobre ellos de una forma que nunca jamás lo hice. El alma humana penetra todo en ti. No es localizable. Es una energía multidimensional pura, sagrada, y está más allá de lo que puedas jamás llegar a medir. No está en una escala que hayas visto nunca, no tienes una palabra para ella, no tienes colores, está demasiado lejos por arriba de cualquier sentido que el humano llegue a tener. Y te ama, porque eres familia. La cosa más cercana es el amor. Y eso es lo que tú sientes. No puedes explicarlo, no puedes explicar tu alma, no puedes explicar el Creador, pero sabes que está allí. No tiene género; es genérico y hermoso, lleno de esplendor, está dentro de cada uno. ¡Querido, está dentro de mí! Yo no soy un humano; está dentro de mí.

Yo les hablo desde una posición de honor y gratitud. Yo nunca he sido humano. No puedo creer lo que tú enfrentas. Para mí es extraordinario que te hayas anotado para esto. Y el alma está allí. ¿El alma es parte del ADN? Si, por supuesto. Ya he identificado en qué capas reside. Pero eso no es todo: está en cada sustancia química de tu cuerpo, reside en la energía de tu consciencia de formas que no conoces. Es accesible, en formas que no conoces. Y te ama sin medida.

No puedo decirte qué es, porque no tienes los conceptos para comprenderlo. Pero si pudieras pensar por un momento en los colores más hermosos que jamás hayas visto, eso sería. La fuerza más benévola que hayas sentido: eso sería. El mayor amor que hayas sentido por alguien o de alguien, eso sería. Sobrepasa cualquier cosa que hayas experimentado en el planeta, eso sería. Y los pleyadianos te la dieron, hace mucho tiempo. Quiero contarte sobre ellos, después de hablarte sobre ti.

Querido, esto es difícil; esto es un repaso de algo que hemos discutido y vamos a avanzar más que esto. Para muchos lo que yo entregue hoy sonará extravagante, más allá de lo raro y lo extraño. Estamos preparados para eso, pero muchos de ustedes deben saberlo. Estoy hablando a las almas antiguas, tanto los que escuchan como los que están aquí en persona. No todos, pero la mayoría. Quiero contarles quiénes son; si no les he dado antes esta información de esta manera, necesitan oírla ahora.

Cuando la humanidad estaba lista para ser sembrada por los pleyadianos, ustedes eran simplemente parte de los animales del planeta, diseñados para estar en la etapa evolutiva en que estaban, ya habían pasado los hombres de las cavernas, estaban listos. Tenían el aspecto de ahora, actuaban como ahora, y estaban preparados; no fue hace tanto tiempo.

¿Quieren pintar el cuadro de estos 200.000 años? Requirió cien mil de ellos para que ustedes llegaran a ser una sola especie de humanos, en lugar de catorce o quince como todos los otros animales. Ahora bien: aquí va una pregunta: Cuando fue hora de construir Lemuria y se llevó a cabo la siembra, como se hizo, ¿quién creen que estaba aquí para recibir la semilla? ¿Sólo humanos comunes que habían venido por el proceso evolutivo como cualquier otro animal? La respuesta es NO. Eran ustedes. Y vinieron de las Pléyades.

Quiero contarles algo: en lo que se refiere a la reencarnación, no se limita a este planeta; ¿ya se dieron cuenta de eso, verdad? Ustedes tienen que venir de algún lado. Cuando la población de la humanidad crece en forma exponencial, ¿de dónde creen que vienen? De otros lugares.
Entonces, la vida no surge de la nada. ¿Qué tal si les digo que hay una cantidad fija de entidades y grupos de almas que se encarnan, y que ha estado sucediendo por millones de años? De otros lugares, de mucho antes. Hace 200.000 años. Ustedes vinieron de las Pléyades. Acordaron abandonar aquello hacia lo que habían evolucionado y venir dentro de una forma que era básica, y recibieron las semillas porque ustedes tenían que tener una cierta clase de preparación química. El recuerdo álmico, todas las cosas sobre las que nunca han oído, tenían que ser las correctas para que las semillas se afincaran. Para la fusión en el ADN, para que se movieran los cromosomas, porque tenían que convertirse en quienes son. Esto es la historia de la Creación, de modo que pongámoslo en términos sencillos: ¡Adán y Eva fueron especiales! ¡Fueron ustedes! Vinieron nuevitos de otro lugar, listos para recibir el conocimiento de la luz y la oscuridad. No fue al azar; eso es quiénes son ustedes. No son sólo almas antiguas; son almas antiguas muy especiales. Han venido de las Pléyades, un sistema que no podrían creer.
Vinieron desde casi todo a casi nada; lo hicieron porque vieron el potencial de hoy. ¿Cuántas vidas han vivido en el último par de cientos de milenios? ¿Eh? ¿Qué han atravesado para llegar hasta hoy?

Quiero contarles adónde va esto, y el potencial de adónde puede llegar, y quiero darles algunos marcos de tiempo para ustedes, y no quiero asustarlos diciendo cuánto tiempo va a requerir. Pero quiero mostrarles los potenciales de lo que puede ser y aquí es donde esto se pone raro.

Cuando yo digo “pleyadiano”, ¿en quién piensan ustedes? ¿Qué imaginan? Formas humanoides que tal vez son más altas y muy sabias, que vendrían aquí no necesariamente en vehículos, pero vienen y llegan en forma instantánea. ¿Qué les dice eso sobre lo que ellos tienen y ustedes no?

De modo que ahora quiero darles una idea. Las Pléyades: las Siete Hermanas, compuestas por nueve soles. Tres planetas habitables, todos habitables, eventualmente por pleyadianos. Ellos han sido durante dos millones de años una sociedad de humanoides iluminados. Ustedes tienen doscientos mil años, cien mil de ellos realmente transcurren hasta Lemuria; cincuenta mil años es cuando realmente empezó. Casi todo el resto se requirió para la preparación. Y recién les dije que los pleyadianos habían estado en eso por dos millones de años. Una sociedad que tiene ocho veces más años que ustedes; ¡ocho veces! Pasaron por las mismas cosas que ustedes casi al detalle. Crecieron y maduraron como lo hicieron ustedes. ¡Ellos también tenían un marco de tiempo! Llegaron al estado de graduación como ustedes ahora, y todo cambió para ellos. Dos millones de años. Una porción de eso, casi diez mil años, lo pasaron matándose unos a otros. ¿Les suena familiar? ¡Matándose unos a otros! Estaban en el patio de juegos de la maduración, tirándose piedras, insultándose, sin madurez alguna, en la oscuridad; los mismos problemas que ustedes tienen, ellos los tenían.

Ellos pasaron el marcador y comenzaron a recibir información: ya llegaré a eso. Créanme; esta noche les contaré. Pero quiero hablarles sobre ellos. Su ADN es como el de ustedes; tal vez ya lo sabían, lo descubrirán en toda la galaxia, el ADN es el ADN. Y los principios que lo originaron aquí, lo han creado en todas partes, es el componente básico para la vida. ¡Punto! Y lo verán, algún día, cuando encuentren vida en otros lugares de este sistema solar, tendrá ADN. Van a comenzar a entender que es un proceso que ocurre naturalmente en la vida en todas partes.

Dos millones de años. Su ADN comenzó a ser más viable, como el de ustedes. 44%, 54, 55, 66, 77, 88%. Les diremos qué sucede a los 88%. (se ríe). ¡Empiezan a fundirse con el alma! Están diseñados para ser divinos, ¿sabían eso? Quiero decirles algo: ¡están diseñados para vivir por siempre! Renovables. ¡Cada célula! Sigue y sigue, especialmente lo divino en ustedes que empieza a equilibrar las estructuras celulares, crea nuevas, se refiere al diseño original, nunca envejece. ¡Nunca se envejece!

“Kryon, ¿qué vamos a hacer con la superpoblación cuando no envejezcamos?” Les doy una pista: los pleyadianos tienen tres planetas. ¿Eso les dice algo? Aprenderán a moverse, aprenderán sobre el universo, eso no es problema, ¡es hermoso! Un pleyadiano es la cosa más parecida a un ángel que hayan visto en su vida. Están funcionando a 88%. Tienen control sobre la Física, pueden entrelazarse con lo que quieran ser. El alma humana es Física en su máximo: tiene control sobre toda cosa; el Creador está en el alma. El Creador es eso, el Físico Maestro del universo. Si uno está en 88% de eso, ¡tiene control sobre todo! Esa es la semilla que ustedes tienen adentro.

Ustedes podrían preguntar: ¿Cómo es su sociedad? No hay sociedad (se ríe); ellos ya dejaron eso atrás. Sólo está la unidad del amor. Lo más parecido a un ángel que puedan ver. 88% de la Fuente Creadora por más de dos millones de años.

Los pleyadianos fueron sembrados por otros. Hemos hablado de Orión, de Arcturus, ellos son sus abuelos. Hay uno anterior del cual ustedes ni siquiera se enteraron. Les llevó un millón de años o más. Comprenden, ¿verdad? que para un planeta que tiene cuatro mil millones de años, ustedes son el chico nuevo del barrio. ¡Son realmente nuevos!

Imaginen qué estaba sucediendo en su galaxia. ¿Tiene idea de cuánto es mil millones de años? (se ríe) Imaginen qué sucedía. En este momento, éste es el único planeta de libre albedrío en la galaxia, queridos, son ustedes. Y acaban de pasar el marcador ¡y toda la vida que tiene ADN divino en esta galaxia sabe sobre ustedes! Se envió una señal. Quiero contarles qué produce: celebración, esperanza, visitantes (se ríe) y ayuda. Comienza el sistema. Toda esta charla sobre el alma, he aquí por qué.

Quiero hablarles sobre el sistema. Mi socio pasó el día hablándoles sobre la evolución. La evolución espiritual dentro de la estructura celular de sus cuerpos crea una relación simbiótica con su ADN, su akash, su intuición, todas esas cosas, y él nunca habló realmente sobre el alma, porque no le hemos dado esto aún. El sistema de la evolución espiritual viene a través del alma. Punto.

No viene a través de la pineal; la pineal percibe al Yo Superior. La intuición percibe al Yo Superior, pero es el alma la que entrega la información; el alma está conectada con las rejillas. Tu alma humana es el catalizador, siempre lo ha sido, para la energía de graduación que estás ahora listo para recibir. No viene a través de la porción humana; no puede. Se están abriendo las cápsulas de tiempo que armaron los pleyadianos, si se permite usar esa palabra. Armadas, literalmente, listas para disparar en tu dirección para darte información que va directamente a la parte álmica de ti, y esa parte álmica de ti sólo está conectable cuando te acercas al 44%.

La evolución espiritual va a aumentar la consciencia del alma. Ahora bien; aquí hay algo de lo que nunca hablamos y que ustedes empiezan a sentir. Lo llamaremos así, lo llamaremos recordación del alma. ¡Su akash sólo es de la Tierra! Déjenme contarles algo de eso. Les dimos información hace mucho sobre lo que sucede con su recuerdo akáshico cuando pasan a través del velo. Se queda aquí. Está en la cueva de la Creación, en una sustancia cristalina, podríamos decir, que recuerda todo. Es como tener tu propio cristal que se queda en el planeta y cuando tu alma regresa, recoge la información, lo coloca en tu ADN, y allí vas. Se queda aquí. Entonces te pregunto: ¿por qué algunos de ustedes están recordando quiénes eran en otro planeta? Yo sé quién está aquí, ¿lo ven? (se ríe). Algunos están recordando a los pleyadianos. Algunos recuerdan haber pasado por esto antes, les da esperanza, porque saben adónde fue. Obtuvieron ese 88%. Y es por eso que están aquí, por la posibilidad de que eso suceda aquí, y no se lo van a perder. ¿Quién sabe cuánto tardará? No importa, porque van a estar aquí todo el tiempo. ¡88%!

La recordación del alma es lo que llamaríamos akash álmico. Recuerda más allá de la Tierra; esto empieza a suceder. Con el proceso evolutivo de lo que está teniendo lugar en este planeta con las almas antiguas, viene la recordación del alma, van a recordar que son eternos. ¿Quién eras cinco millones de años atrás? No eras pleyadiano. (se ríe). También te va a ocurrir a ti.
¿Quieres saber? ¿Realmente quieres saber de dónde están viniendo las almas? De todos los planetas de libre albedrío que ya se graduaron; no están viniendo del cielo de algún manantial de la Fuente Creadora. Están viniendo de otros lugares que ya han transitado por esto, queridos. Eso es quién tú eres.

Pero los que están en el salón y los que escuchan no estarían aquí, ni escuchando, a menos que tuvieran un cierto atributo de recordación álmica que ya está funcionando; no de lo que han hecho en el planeta, sino de lo que hicieron en las Pléyades. En las Siete Hermanas ustedes atravesaron esto, se graduaron. Pasaron largo tiempo en esa dirección, acercándose más y más a la Fuente Divina. ¡Queridos, es tan atractivo! Llegar a un lugar donde se es uno con Dios. Han estado allí. Han hecho eso. Fueron los primeros en el planeta en recibir la semilla. Ahora despiertan y recuerdan un poquito de cómo era, sólo un poquito.

Lucharon con los conflictos de ser humanos, sabiendo también adónde podían llegar o qué podían hacer. Frustración; a veces desequilibrio químico. En los últimos dos años muchos han muerto. Tal vez han sido amigos suyos, no estaban listos para eso, tal vez parejas. Quiero decirles algo, por si no lo oyeron antes: ellos están de vuelta (se ríe); no pueden estar tanto tiempo lejos. Tuvieron que irse entonces, para preparar el camino para el retorno de ustedes, queridos, a causa de lo sucedido en 2012. Programados para irse temprano y preparar el camino para el regreso de ustedes. Hay un sistema aquí que está más allá de la benevolencia. Hay aquí un sistema que emite el más grande amor de la Fuente Creadora que puedan imaginar. Chorrea amor, esperando que cada uno se vuelva uno con Dios.
Este salón está lleno de cuadros de hombres y mujeres santos. Muchos de ellos en otros continentes; encontraron la conexión que los trajo a una integridad en la que pudieron mantenerse vivos por largo tiempo, ser unos con el planeta, fundirse en consciencia con la naturaleza y todo lo que es. En la energía vieja esto siempre fue posible, pero requería disciplina y cambiar sus vidas para siempre. Algunos no podían comer lo que solían comer, muchos se volvieron célibes, todo eso para poder crear esa preciosa energía que por un momento les diera el solaz de sentir al Creador. Quiero decirles, queridos, que ellos fueron los adelantados de lo que se avecina.

Este es su futuro. Con su libre albedrío, pueden darlo vuelta si lo desean, pero no lo van a hacer (se ríe). Pueden ir tan lento como quieran, pero no lo van a hacer, y yo lo sé a causa de lo que ha sucedido en el pasado. Verán: la paz es adictiva. El amor es adictivo. La benevolencia del espíritu y la compasión son adictivas. ¿Saben cómo lo sé? Hablemos del Maestro de esta temporada de Fiestas, hoy.

Tal vez hayan visto imágenes del Cristo y habrán visto a los animales reunidos a sus pies. Eso fue así (se ríe). Los animales veían el 88 a 90% en él. Los atraía, es adictivo, ¿lo ven? Las personas venían de todas partes sólo para sentarse a sus pies, y verlo brillar. Porque era adictivo. El entorno que lo rodeaba era sabroso. Te podías sentir en los brazos de Dios mientras te sentabas frente a él, y en esos momentos todo estaba bien para ti. Y si pasabas un tiempo un poco más largo, él podía alimentarte mientras te quedabas. Todo eso fue real. La celebración de una energía adictiva de amor, de compasión; hacia allí se dirigen ustedes. Pero más allá de eso, a medida que aumenta el porcentaje de eficiencia de su ADN, su alma trae más de la energía creadora de la Fuente. Eso es la evolución del espíritu humano. Mucho más allá de la biología. Mucho más allá de la consciencia. Estrechan la mano de la Fuente que ha creado el universo.

Completo la historia del alma. Hacia allí se dirige. Por eso la enseñamos. Ahora ustedes ya saben. Podrían querer volver a la pregunta: ¿cuánto tiempo requerirá? Demasiado tiempo (se ríe). Esto es sólo el comienzo. Queridos, están en el año dos. ¡En el año dos! (se ríe). ¡Y hay tanta celebración porque ustedes llegaron!

Empezarán a ver que los humanos maduran en espíritu. Lo dijimos una y otra vez: las cosas que en la humanidad están hoy tan desequilibradas, comenzarán a equilibrarse y madurar. Lo verán en todas partes, en cada aspecto que se les ocurra. ¡Incluso en la política! (se ríe) Equilibrio. Compasión. Sabiduría. Empezarán a verlo.

Cuando regreses la próxima vez, comenzarás a recordar quién eres; eso es mi promesa. Vas a seguir a partir de donde interrumpiste; vas a ser un sabio niño viejo , más allá de cualquier niño que conozcas hoy, alma antigua, y no vas a cometer los errores que hiciste esta vez, ¡ninguno de ellos! Eso viene contigo: más que el akash, es la recordación del alma lo que te mantendrá seguro. Tus niños llevarán lo que tú llevas. Así es como va a funcionar, y va a impulsar hacia adelante, más allá de la paz en la Tierra, hacia la graduación en la energía del alma.

¿Demasiado esotérico para ti? Está bien. ¡Puedo esperar! Búscame, dentro de algo así como un millón de años.

Y así es.
Kryon

Deep Sky Colors
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español
www.facebook.com/DeepSkyColors

Publicado 5 hours ago por LUZ ZOHAR

* * *

* * *