REleer_ A+, Tú no eres tu problema.

Origen: REleer_ A+, Tú no eres tu problema.

REleer_ A+, Tú, no eres, tu problema.

* * *
Tú, no eres, tu problema.

¿Qué quieres decir con que la 3ra dimensión se está yendo?


Por que ahora es momento de soltar lo que no eres y recordar quién eres


¿Alguna vez saliste de muy buen humor a encontrarte con un amigo para tomar un café, y terminaste pasando una o dos horas miserables escuchando lo mal que andan sus finanzas/relaciones/trabajo, etc.? 

De pronto, ese delicioso día que habías esperado se disolvió en algo mucho menos disfrutable, y no importaba qué hicieras para cambiar tu atención y elevar tu ánimo, nunca te podías arreglar para volver tu energía al mismo nivel en que habías empezado el día. 

Todos hemos experimentado esta dinámica en nuestra vida, pero rara vez entendimos o prestamos atención a lo ocurrido. En una situación así, lo que sucede es que inconscientemente igualamos la energía de esa otra persona y luego permitimos que afecte todo nuestro día.

Ahora considera el siguiente intercambio. 

Los seis gerentes de una fábrica de jugos se reúnen mensualmente para ponerse al día entre sí respecto a la producción, el servicio al cliente, las ventas, etc. Las reuniones siempre han sido breves, productivas y divertidas. 

Hoy Sam, que trabaja en envíos, ha tenido un día frustrante, con empleados ausentes, máquinas rotas, y quejas de los clientes. Cuando llega su turno de informar a todos, se pone de pie, acelera su energía y empieza a quejarse fuertemente de lo mal que están las cosas, de cómo ningún otro departamento está cumpliendo con su trabajo, y cómo a nadie le están pagando bien. 
“¡Es horrible!” 
Sam dispara sus opiniones y su energía hacia el grupo, y en pocos minutos algunos de los participantes están asintiendo estridentemente a sus quejas. Lo que empezó como una reunión productiva se convirtió en una sesión de reproches condimentada con silencios densos e incómodos.

Lo que sucedió es que los participantes estaban igualando inconscientemente la fuerte energía cargada de Sam, lo que los sacó de su equilibrio personal a un desequilibrio. 

El resultado es que nadie lo pasó bien; la reunión fue dos veces más larga que lo habitual y se logró muy poco.

Desarrollar la habilidad de discernir.


Aquí reside una gran oportunidad para ayudar a tu amigo en el café, mejorar la reunión, y adquirir más maestría. 

La energía del problema en que la persona se concentra, y la energía de la persona, son dos cosas decididamente diferentes. 

El problema y la persona no son lo mismo. 
Cuando tú disciernes y te colocas como observador en la situación, consigues elegir cómo deseas implicarte en ello. 
No necesariamente tienes que estar de acuerdo con la energía del problema, pero no vas a saltar automáticamente para arreglarlo. 

Escuchas desde detrás de tu Rosa, dentro de tu Octaedro, y conservas un tono que sientes que está bien para ti. 
Feliz, bondadoso, consciente, y una sensación de tu propio bienestar.

Comprender la mecánica de estos intercambios puede ser sumamente útil. 

En el pasado, antes de tener estas herramientas, podrías haberte contagiado la energía del otro para poder entender su problema o situación. 
Como en los ejemplos dados, una vez que coincides con esa energía, puedes sentir física y emocionalmente la incomodidad pesada y pegajosa del problema de la otra persona. 

Sin embargo, existe otra opción. 
Al volverte más consciente y diestro, dispones de la valiosa habilidad del discernimiento. 
En lugar de entrar en esa energía caótica e intensa, implicarte en ella, revestirte con ella, simplemente puedes observarla, discernir si eso es problema tuyo, y luego elegir cómo intervenir, o si quieres implicarte.

Podrías decir 

“Caramba, oigo que estás en un lío, pero antes de hablar sobre eso, ¿cómo estuvo ayer la graduación de tu hijo?” 
En este caso lo estás ayudando a separar su energía y su atención, que están puestas en el problema, del problema mismo. 

Estás distinguiendo la diferencia entre la persona y su problema. 

Tu amigo y el problema nunca son lo mismo, a menos que se fusionen y él se vuelva uno con el problema. 

Cuando tú cambias el enfoque y empiezas a crear espacio para ver el problema de una manera diferente y menos involucrada, tu amigo también lo hará. Pronto, el asunto tan cargado que tenía un momento atrás ya no es tan importante ni tan desesperado. Tú y él empiezan a discernir la diferencia entre ser el problema y observar el problema.

Todos vivimos nuestros problemas demasiado a menudo. 

¿Cuántas veces tú, igual que tu amigo, te quejaste de no tener suficiente dinero, de estar harto, deprimido, triste, o no estar bien? 
La verdad es que nunca has estado mal. 
Es imposible no estar bien. 
Sin embargo, la mayoría nunca ha considerado esta idea. Puedes tener un resfrío, o sentirte deprimido, o tener problemas de dinero, pero siempre estás bien.

Cuando empiezas a discernir y reconocer la diferencia entre “estoy bien” y “sucede que tengo un problema de dinero, o estoy triste, o enfermo” entonces tienes el poder de cambiar y reacomodar tus circunstancias. 

Cuando te identificas y te envuelves en el problema, le das cuerda, te preocupas y le permites correr por dentro de tu cuerpo, tú y el problema están en el mismo espacio incómodo. 

Nunca puedes resolver el problema si estás en el medio de él. 
No tienes el poder para adaptar tu circunstancia si estás acelerado, sumido y abrumado por él. 
Una vez que entiendes que no puedes no estar bien, ya no eres una víctima de la situación.
 Desde esta nueva percepción conciente, tu problema se vuelve una circunstancia, y ahora tienes el espacio necesario para considerar nuevas soluciones potenciales distintas. Estás bien, Y estás rodeado por un lío.
 Tú no eres el lío.

Cuando te encuentres en un drama de alta intensidad, es hora de felicitarte, no de castigarte a ti mismo. 

La mayoría de las personas van por la vida sin notar jamás cómo su ruido y su drama las afecta a ellas, a su entorno, y a otros. 

Notar el propio ruido es un paso fundamental para volverse consciente de estar inconsciente. 

Esto es gran cosa, y es un momento para que aproveches y observes tanto tu reacción como tu energía. Muy pocos de nosotros podemos salir fácilmente de un estado cargado emocionalmente cuando estamos atascados en él. Pero ahora que estás volviéndote consciente de los pensamientos, los hábitos y emociones anclados en tu inconsciencia, el cambio desde estar inconsciente a volverte consciente sucede mucho más rápido. Aquí van algunas acciones que tienes disponibles si descubres que realmente estás en medio de una situación abrumadora que está atravesando tu espacio.

– Desentiéndete. 

Date un respiro, toma una siesta, una caminata. 
Quítate físicamente de la situación hasta que recuperes tu equilibrio y tu alineación. 
Si no es conveniente que te vayas de donde estás, puedes recuperar tu equilibrio simplemente yendo al lugar de sanitarios de la compañía y sentándote allí. 
O aleja tu sillón del escritorio y gíralo de modo que puedas tomar un poco de distancia entre la situación y tú.

– Cierra los ojos. Comprueba tu cordón de arraigo, o conexión a tierra. Córtalo e instala uno nuevo. Dale la orden de atraer magnéticamente cualquier energía fuera de equilibrio, o cualquier actitud que estés experimentando ahora.


– Nota las emociones y sensaciones que pulsan en tu mente y en tu cuerpo. Con tu mano imaginaria, toma algo de lo que te está recorriendo y arrójalo hacia abajo por el cordón de arraigo.


– Usa la herramienta de la Rosa para hacer separaciones con respecto a los otros involucrados.


– Piensa intencionalmente, o recuerda, algo que te haga sentir mejor. Elige algo que no tenga absolutamente nada que ver con la situación actual. Cuando cambias tu pensamiento, también cambian tu humor, tu energía y las experiencias resultantes.


– Recuérdate que estás siempre bien, aun si tienes algún tropiezo de vez en cuando. 

Tú no eres este problema.

– Una vez recuperado tu equilibrio, puedes usar la habilidad del discernimiento para identificar con qué parte de este problema puedes hacer algo, y qué parte no es tuya y no te corresponde.


Con las herramientas que se te han dado, tienes no solo la capacidad de reacomodar tus circunstancias, sino también recordar, empoderarte y alinearte. Puedes experimentar este cambio dinámico que te llevará a una conciencia de quinta dimensión con facilidad y de manera divertida.


Por Jim Self y Roxanne Burnett

Capítulo 21 del libro ¿Qué quieres decir con que la 3ra dimensión se está yendo? de Jim Self y Roxane Burnett
El mayor cumplido que puedes hacernos es compartir esta página con los amigos que disfruten de leerla.
Por favor nótese: Aquí está autorizado el Derecho de Autor Universal©. Puedes distribuir libremente, en tanto cites el sitio web de origen http://www.masteringalchemy.com y distribuyas esta información sin cargo y en base no comercial.
Traducción: M. Cristina Cáffaro
http://www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Pag. Anterior: Varios/Otros – Arrojar energía.

http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4832

* * *

* * *

share_YO SOY LA LUZ DE QUAN YIN, ~ Vengo a escoltarlos hacia la compasión y las bendiciones.

Origen: share_YO SOY LA LUZ DE QUAN YIN, ~ Vengo a escoltarlos hacia la compasión y las bendiciones.

share_YO SOY LA LUZ DE QUAN YIN, ~ Vengo a escoltarlos hacia la compasión y las bendiciones.

* * *
Kwan Yin 
~ Vengo a escoltarlos hacia la compasión y las bendiciones.

YO SOY LA LUZ,

 DE QUAN YIN

Yo soy la luz de Quan Yin. 

Hoy vengo a escoltarlos hacia la compasión y las bendiciones, porque ustedes son realmente una bendición para mí. 
Se expanden y dedican a andar por la senda de la iluminación, que tantas veces está sembrada de peligros terrenales y dolores físicos. Ustedes son tal bendición para mí porque tratan arduamente de volar por encima del sufrimiento terrenal hacia un lugar donde puedan ver con los ojos de su alma y brindar sanación desde ahí. 
Son bendiciones para mí porque siguen rezando pese a todo.Ustedes son mis bendiciones y vengo a ayudarlos a recordar el contrato sagrado que hicieron con su cuerpo, con su mente y con su espíritu. 

Porque la trinidad de ustedes es sumamente sagrada. 

Ustedes albergan al Universo mismo en su cuerpo físico. Este Wesak les brinda puertas de entrada hacia el Vacío.

En el tiempo de Wesak, cuando el Buda y el Cristo se reúnan, no separarán sus dispensaciones y regalos sino que se volverán Uno, fusionándose y transfigurándose y transmigrando y mezclándose con el rostro femenino de Dios. 

A medida que ustedes se fusionen con ellos vibratoriamente, se volverán como el agua que ha estado en un frasco demasiado tiempo y busca el océano, volviéndose fluidos en su futuro al permitir que los viertan en estructuras que se expanden más allá de cualquier limitación previa.

Este es un tiempo para que toda la humanidad prescinda de limitaciones y contracciones, para prescindir del miedo, y la ira. 

Tanto el Buda como el Cristo vienen y les piden que prescindan de todo lo que es tóxico y negativo, libérenlo. 

Estas dispensaciones de Wesak vienen a ustedes como burbujas limpiadoras. Desháganse de lo que los mantiene disminuidos. Prescindan de lo que les impida amarse unos a otros. 

Desháganse de lo que impide que otro los quiera. Dejen de usar las excusas de su pasado para mantenerse inmovilizados en el presente. La vibración de lo que es la “madre de la luz” brilla por debajo de la superficie emocional de las lágrimas. Soy Quan Yin y ustedes son mi bendición.

Quan Yin, una bella expresión de la Madre Divina, una Gran Diosa y Madre de Compasión y Misericordia. Ella es amada y reverenciada a través del mundo. Misericordia significa que hay más ayuda brindada a través del amor que ganada por mérito. Quan Yin está asociada con la tierra, la fertilidad, el nacimiento y la sanación. 

Ella ha traído las energías del Magnified Healing. Quan Yin, la Diosa de la Compasión, a menudo es representada montando un dragón. Es la contraparte oriental de María. Ella trabaja para equilibrar las energías femeninas. Es uno de los Señores del Karma, representando el sexto rayo. Isis portaba la misma “energía de la madre” en Egipto.

Quan Yin es considerada como la Diosa de la Misericordia. Una de las varias historias que rodean a Quan Yin es que ella fue una budista que a través de gran amor y sacrificio durante su vida real en la Tierra se ganó el derecho a entrar al Nirvana después de su muerte. Mientras se hallaba ante las puertas del Paraíso, escuchó un grito de sufrimiento desde la Tierra. Regresando de nuevo a la Tierra, renunció a su recompensa de beatitud eterna y encontró la inmortalidad en los corazones terrenales.


Quan Yin es una forma abreviada de un nombre que significa La Que Ve y Escucha el Llanto del Mundo Humano. Su título chino significa: La que siempre observa o presta atención a los sonidos, la que escucha las plegarias. Venerada especialmente por las mujeres, esta diosa conforta a los afligidos, los enfermos, los perdidos, los seniles y los desafortunados. También se la considera la protectora de los marineros, agricultores y viajeros. Quan Yin es representada como una graciosa mujer descalza, vestida en blancas y hermosas túnicas vaporosas, con una capucha blanca graciosamente colocada sobre la parte superior de la cabeza y portando un pequeño jarrón volcado de rocío sagrado. Ella se yergue esbelta, una figura de gracias infinita, sus facciones levemente serenas expresando abnegación y compasión.




YO SOY ELLA, LA QUE VIENE DE LAS ESTRELLAS


Yo soy ELLA, la que anuncia desde las estrellas, desde el hogar que mora en su corazón. Los hilos de mi túnica de gasa de luz son constelaciones entretejidas que laten por ustedes. Yo soy ELLA, a la que le piden en el cielo nocturno mientras elevan la mirada y ven mi estrella de luz pulsando hacia ustedes. Soy la Mujer Estrella y vivo dentro de ustedes así como ustedes viven dentro de mí.


Cuando eran muy pequeños, ponderaban lo que había arriba en el cielo. Sabían en lo más íntimo que era un lugar especial, un lugar lleno de asombro y secretos. Miraban al cielo en busca de señales. Buscaban la magia que tanto necesitaban en su vida. Buscaba a alguien que los amase más de lo que incluso se habían amado a sí mismos, alguien que les enseñase acerca del verdadero amor.


Cuando eran muy pequeños, pedían un deseo a través de mí y yo hacía lo posible para hacer que todos sus deseos se hiciesen realidad. Venía en el reflejo de las estrellas y enjugaba las lágrimas de sus ojos, lágrimas de confusión respecto a su mundo. Yo los contemplaba y los amaba con todo mi corazón. Yo era su hada madrina, era la Mujer Estrella entonces y ahora.


Dentro de mí hay agujeros negros, agujeros blancos, cuásares y quarks. En mi interior hay universos que implosionan y explotan. Ustedes no son minúsculos en corazón, en amor, en luz o en obras. Ustedes son una gran galaxia que elige recordarse a través de la forma humana. Ustedes sostienen la estructura misma del tiempo en su ser. Buscan en su mundo las respuestas que solo se puede encontrar dentro de la conformación de su propio ADN. Se siente como si los hubieran mantenido lejos de lo que supieron alguna vez que era el hogar. Todo parece estar hablando en un idioma que no les resulta familiar y su corazón parece estar latiendo fuera de compás. Su corazón latirá más fuerte y más rápido cuando encuentren una pieza del rompecabezas que les dé un punto de referencia. Sienten como si una gran aspiradora hubiese succionado todos los milagros en su mundo. Un gran vacío ha llegado y cubierto la tierra.


Su consciencia es vasta y amplia, grandiosa y elevada. Su amor llena océanos y mundos sobre mundos, pero aún no es suficiente para cambiar el resultado. A medida que respiran en un lugar de luz y conocimientos más profundos, surgen desde un lugar que trae perlas de sabiduría creadas de las ostras de muchas elecciones libres.


Pasen de su posición de gorrión a su posición de Águila, volando por encima de las circunstancias imaginarias de la Tierra, por encima del espejismo de la agitación, hacia un lugar donde solo reside el amor. Se hacen una injusticia al tratar de cambiar lo que está destinado a ser, eso utiliza una gran cantidad de fuerza vital para tratar de cambiar el destino y el resultado de otra persona. Ustedes han llegado al final del pasaje de un futuro predispuesto. Su lugar sigue aquí, pero en este plano no existe lugar donde encontrar esa paz. Manténgase alerta en la cima de su plataforma espiritual. Estos vientos de cambio han desordenado sus alas, pero aún pueden navegar incluso en la oscuridad. Soy la Mujer Estrella.


por Gillian MacBeth-Louthan

PO Box 217
Dandridge, Tennessee
37725-0217
http://www.thequantumawakening.com
thequantumawakening@gmail.com
Traducción: Susana Peralta

Pag. Anterior: Kwan Yin – Dejen que sus sueños respiren.

http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3368 

* * *

* * *