KRULIANs: compartir2- Sobre el Creacionismo – – Sobre el Pecado – Blog de la Orden Rosacruz

Origen: KRULIANs: compartir2- Sobre el Creacionismo – – Sobre el Pecado – Blog de la Orden Rosacruz

miércoles, 11 de noviembre de 2015

compartir2- Sobre el Creacionismo – – Sobre el Pecado – Blog de la Orden Rosacruz

 
* * *
***
Translate/traducir/ Vertaal /
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen /
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
***
* * *
 
 
* * *

Compartiendo:

Sobre el Creacionismo – Blog de la Orden Rosacruz

https://obassi2011.files.wordpress.com/2017/06/creacionismo-blog-rosacruz-2.jpg?w=620

 


 
11 noviembre, 2015
 
 
 
¿Podemos dar veracidad, desde el punto de vista místico, al Creacionismo?

Como todos sabemos, la mayoría de las religiones atribuyen a Dios la creación del universo y todo lo que este contiene. Si tenemos en cuenta la narración el Antiguo Testamento, lo creó en seis días y el séptimo descansó para contemplar su obra: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día” (Gn. 1:1-5). “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo” (Gn. 2:1-2).

Aunque cualquier creencia sobre la concepción del universo es respetable, ya que no afecta a la persona o a la sociedad, y además es algo que corresponde al fuero interno de cada uno y que se enmarca en la libertad de conciencia individual, algo que los Rosacruces respetamos de forma enfática, debo decir que a nivel personal todavía me cuesta comprender cómo, en los albores del siglo XXI, puede alguien creer que el universo fue creado en seis días, según nos relata el Génesis. El sentido común debería ser suficiente para ver en esta historia una hermosa alegoría, y en ningún caso la descripción de un proceso cosmológico que ocurrió en realidad. También hace de Dios un Ser antropomórfico, un concepto que hoy en día creo que está cambiando y dejándose atrás. No obstante, todavía hay millones de personas que siguen pensando que Él diseñó y construyó la Creación, como un artesano diseña y construye un proyecto. En este sentido, el término tradicional de “Gran Arquitecto del Universo”, muy utilizado en la tradición martinista y en otras, es en sí mismo alegórico y no debe ser interpretado literalmente.

Hoy en día, es aceptado por la mayoría de los científicos que el universo surgió de una explosión cósmica gigantesca (el Big Bang) que se habría producido hace unos 15 millones de años. Tras esa gran explosión continuó expandiéndose y transformándose hasta contar en nuestros días con miles de millones de galaxias, soles y planetas. La Tierra, que apareció hace alrededor de 4,5 millones de años, es sólo uno de los innumerables planetas que lo componen. Además, ahora sabemos que las principales etapas de su evolución, desde el estado gaseoso que fue su origen hasta el aspecto tangible que actualmente conocemos, incluyeron a través del tiempo un único supercontinente (Pangea) y un gran océano (Panthalassan). Seguramente nada de esto fue creado en unos pocos días, y mucho menos como es ahora, con sus mares, sus océanos y continentes.

Los creacionistas más fundamentalistas no se limitan a creer que el universo fue creado en seis días. También creen que el hombre fue formado por Dios tal como es hoy. De nuevo, es difícil de entender que tal creencia todavía pueda prevalecer. De hecho, la ciencia ha demostrado que el homo sapiens, la especie a la que pertenecemos, es la culminación de un proceso evolutivo que ha visto sucederse e incluso a veces coexistir a varias especies de homínidos, y esto desde la aparición del primero de ellos, hace ya varios millones de años (homo habilis, homo erectus, hombre de Neanderthal, el hombre de Cro-Magnon, etc.). También está claro que el ser humano, en su estado actual, todavía puede evolucionar mucho, tanto física como mental y espiritualmente.

Como se puede apreciar, los Rosacruces no son creacionistas; son básicamente evolucionistas. En otras palabras, creen que el universo, la Tierra y los seres humanos son el resultado de una larga y lenta evolución a través del tiempo. En general admiten la existencia de Dios, aunque no en el sentido religioso del término. Como ya he tenido ocasión de explicar, prefieren ver en Él, no a un ser antropomórfico, sino a una Inteligencia absoluta e impersonal que se manifiesta en la creación a través de leyes naturales, como la sucesión de las estaciones o la alternancia de las mareas; universales, como la gravitación universal o la propagación de la luz; y espirituales, como el karma, la reencarnación y otras. De esta forma, el misticismo rosacruz tiene como objetivo, entre otros, estudiar estas leyes y aprender a vivir en armonía con ellas, condición necesaria para alcanzar la felicidad.

Imagen: Adán y Eva, en la pintura de la fachada de la iglesia de San Vicente de Paúl, París.
* * *
る 

***
* * *
 
 
* * *
 


 
 
De Hugo Casas
3 noviembre, 2015
 
 
¿Existe el pecado desde el punto de vista rosacruz?
 
 
 

Como todos probablemente sabréis, la mayoría de las religiones hablan en sus enseñanzas o dogmas sobre el concepto de “pecado”, que por lo general definen como un acto contrario a su credo, y por extensión, algo que está en contra de la Voluntad Divina. En general, podemos distinguir dos tipos de pecados: los veniales, que no son graves y son fácilmente perdonables; y los pecados mortales, suficientemente graves como para causar posiblemente la condenación eterna de los pecadores. De ellos, siete son considerados capitales en el cristianismo: la codicia, la ira, la envidia, la gula, la lujuria, el orgullo y la pereza.

Teniendo en cuenta que los pecados son una ofensa a Dios, que degradan el alma del ser humano y ponen en peligro su acceso al cielo después de la muerte, las religiones en general desalientan a sus seguidores a cometerlos, cuando no se comprometen a confesarse ante un miembro del clero. Después de esta confesión, hecha bajo el sello del secreto, el pecador es generalmente absuelto, no sin haber hecho un acto de contrición a través de algunas oraciones y prometiendo no volver a pecar.

Si bien respeto mucho a los que creen en el concepto del pecado, no me identifico en absoluto con él, como creo que les ocurre a muchos Rosacruces. De hecho, este concepto se basa en que las religiones están preocupadas no sólo por lo que es bueno o malo en el comportamiento humano, algo que en principio pertenece al terreno de la ética, sino también en lo que agrada o desagrada a Dios a través de este comportamiento. Desde cualquier punto de vista, debemos admitir que es algo subjetivo y arbitrario. Nótese también que lo que se considera un pecado en un credo en concreto, no lo es en otro, lo que demuestra que este concepto no se basa en una ontología universal, sino en una teología específica, dependiendo de la religión en particular.

No obstante, creo que hay ciertas conductas que pueden definirse como básicamente buenas, y otras como fundamentalmente equivocadas. Pero, ¿podemos poner en el mismo nivel el ser codicioso, por ejemplo, que en realidad sólo le compromete a uno mismo, y el asesinato, que es una infracción muy grave (seguramente la peor) contra la integridad de los demás? Por otra parte, creo que cualquier persona que peca, incluso de forma muy grave, no puede ser condenada por Dios, ya sea temporalmente o para toda la eternidad.

Desde el punto de vista Rosacruz, los seres humanos no cometemos pecados, sino solo errores o fallos más o menos graves. Como sucede con todos nuestros actos, siempre actúa la ley kármica, que tarde o temprano dará lugar a pruebas más o menos difíciles, generadas para hacernos comprender lo que es perjudicial para nosotros mismos o para los demás. En este sentido no hay castigo ni condena, pues el karma tiene como único propósito ayudarnos a realizar una toma de consciencia. También estoy convencido de que ninguna persona ajena a nosotros, ya sea un sacerdote o un miembro destacado de una religión en concreto, puede borrar nuestras faltas o absolvernos. Tal poder sería contrario a nuestra evolución espiritual, que se basa en la necesidad de que cada uno asuma el karma negativo que se crea para sí mismo por la aplicación indebida de su libre albedrío.

Derecho de autor imagen: Andrea Danti

 
 
 
https://obassi2011.files.wordpress.com/2017/06/pecado-blog-rosacruz.jpg?w=620
 
 
 
* * *

 * * *

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s