compartir.:::.Asi se hace: COMO COLOCAR MUCHAS IMAGENES EN UNA SOLA – KRYON – CUÁN ANTIGUO ERES? | photos

Origen: compartir.:::.Asi se hace: COMO COLOCAR MUCHAS IMAGENES EN UNA SOLA – KRYON – CUÁN ANTIGUO ERES? | photos

 

Sep
23
 

compartir.:::.Asi se hace: COMO COLOCAR MUCHAS IMAGENES EN UNA SOLA – KRYON – CUÁN ANTIGUO ERES?

 * **
 
* * *
 
 
 
* * *
 
 
 
 
 
* * *
***
Translate   /traducir/ Vertaal /
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
* * *    * * *    * * *
Compartir:
 

Canalización de Kryon por Lee Carroll

en Bologna, Italia, el domingo 19 de abril de 2015

http://audio.kryon.com/en/Bologna-15-Sun-main.mp3

¿Cuán antiguo eres?? 


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Nuevamente, mi socio da un paso a un lado. Para él esto es un proceso. Después de tanto tiempo, pasa por el mismo proceso, porque dar un paso fuera de sí mismo a veces requiere un linealidad de unidad. Le requirió algún tiempo aprender cómo, pero en este proceso flota por encima, observa; podría entrar en cualquier momento, él puede fundirse con Kryon. Aprendió estas cosas. Pero en general tiene que salir de en medio, en esa pureza que durante estos años ha aumentado más y más a medida que comprendía que tenía que salirse completa y totalmente del camino. Solo menciono esto por lo que va a llegar en los próximos minutos.
Quiero darles una mayor perspectiva de la benevolencia del Creador. Mi socio ya oyó esto en su idioma, pero quiero exponerlo otra vez para los italianos, para honrar esta cultura y para que quienes oigan esto sepan un poco más sobre la grandeza de quiénes son ustedes. Para esto, deberán suspender su creencia por un corto período.
Este día tuvo que ver con la meditación, aumentando en este edificio la dulzura del espíritu. Quiero que vengan conmigo. Antes de venir a este planeta, igual estaban aquí, ustedes lo saben. Queridos, todos observaron cómo se formaba la Tierra. En una forma sin tiempo, estaban aquí; es hermoso. Si prestan atención, verán algo: un plan, un hermoso plan para su galaxia.
De modo que pensaremos en grande. Cuando se creó este Universo, había muchas, muchas galaxias; todavía las hay. Ustedes suelen usar las palabras “universo” y “galaxia” como equivalentes, pero no lo son. Casi todo lo que nos ocupa aquí con respecto a las vibraciones, es de su galaxia. Hay otras galaxias cercanas, muy cerca, y existe mucha vida allí también, pero es diferente, y es difícil explicarles esto a menos que sepan que hay un plan más grande.
Las galaxias tienen su propia vibración y existe mucha vida en todas ellas. Existen sistemas en todas, e involucran una gran cantidad de tiempo. Pero eso es entonces, esto es ahora. Y ahora queremos hablar de su galaxia. Cuando se estaba formando, había un plan respecto a cuáles planetas se podían sembrar y cuándo; cuáles podrían tener opción para tener almas colocadas allí, para que sucedieran las mismas clases de cosas que han sucedido aquí. Pero se requiere un plan para la vida, porque la galaxia tiene la misma edad, la mayoría de las estrellas se crearon al mismo tiempo, de modo que toma miles de millones de años crear una galaxia, y se crean estrellas y sistemas solares que son aproximadamente de la misma edad.
Pero esto no funcionó así con ustedes, porque se necesitaba que este proceso que han visto sucediera ahora y no en el comienzo. Se requiere una secuencia de sistemas solares y planetas que se van sembrando uno a otro una vez que han ascendido. Se requiere que demoremos la vida en ciertos sistemas solares y planetas. Verán, aquí hay una perspectiva más grande, hermosa. Porque tiene un significado para ustedes que les voy a decir en un momento. Nuevamente: esta información ya la hemos dado pero no en su idioma; quiero que vean algo mucho más grande que lo que esperaban.
La vida empezó en este planeta al mismo tiempo que en otros. Pero fue detenida. Y empezó de nuevo y se detuvo. Y empezó otra vez y se detuvo. Empezó por cuarta vez y se detuvo. Requirió cinco inicios para que la biología empezara con los microbios que dieron comienzo a todo. Se debe a que la vida es absolutamente natural; se forma por sí misma, en los procesos que están a su alrededor. Descubrirán que hay vida en su sistema solar. No es vida humana, pero hay vida. Algún día, cuando la analicen, descubrirán que también tiene ADN. Las piezas básicas que construyen la vida son las mismas a través de toda la galaxia. El proceso básico de la vida es el mismo, incluso ahora. Los científicos empiezan a estudiar las rocas, los asteroides a los que pueden llegar; miran y encuentran similitudes en todo, igual que en la Tierra. Lo que formó la Tierra hizo todo lo demás, de modo que pueden creer que ustedes son únicos, pero el proceso que inició la vida ha estado en todas partes; en su caso fue demasiado temprano y debió ser detenido. En tanto, había otras galaxias muy lejanas donde el escenario era distinto del suyo. Pero no voy a hablar de éstas; sólo de la suya.
El Universo tiene una edad similar; algunos creen que fue creado de la nada. No es ese el caso. La creación real de este universo va contra las reglas de la Física que ustedes comprenden. No fue una explosión ni un destello de luz. Todo apareció al mismo tiempo, creado a partir de un punto de cambio de dimensionalidad. Ahora bien: solo llegaré hasta allí en la explicación de la creación que tuvo lugar. No fue un Big Bang; de algún modo, existió siempre.
Pero la dimensionalidad que ustedes experimentan ahora tuvo que ser creada desde otra dimensionalidad, y de allí se inició su universo, de allí provino. No es la primera vez que esto sucede. Miran a su universo y es vasto; es todo lo que es; pero no es todo lo que es. Es uno de los muchos multiversos que existen fuera de su percepción, que asombrarían a cualquier ser humano que viera la verdad. Todos creados desde la Gran Fuente Central.
¿Cuán grande es Dios? Lo bastante grande para haber creado universos alrededor del suyo, y lo bastante pequeño para estar en sus corazones. Cuando la vida se detenía aquí, florecía en muchos otros sistemas solares. Mucho antes de los dinosaurios, existían civilizaciones avanzadas, con almas humanas, con aspecto muy parecido al suyo, pasando por sus propios procesos en sus propios mundos, con sus propias líneas de tiempo, sus dualidades, su propio conocimiento de la oscuridad y la luz, y ellos miraban al cosmos y se hacían la misma pregunta: ¿Habrá vida?
Y recién cuando pasaban el marcador, como hicieron ustedes, cuando empezaban a aumentar su evolución espiritual, descubrían la multidimensionalidad de su propia fuerza de vida, y sentían instantáneamente la vida en otros planetas y otras galaxias: intuitivamente sabían que no estaban solos. ¿Comprenden qué va a suceder aquí algún día?
Pero sigamos con la historia. Hubo una serie de sistemas solares muy parecidos a este; algunos tenían sistemas solares con estrellas dobles, a diferencia del suyo que tiene una, pero el acertijo era siempre el mismo: ¿Podrían encontrar a Dios dentro de sí? Estos sistemas solares también fueron demorados en una serie, de modo que la vida comenzara temprano en uno, y más tarde en otro, y luego en otro, de modo que cuando uno se graduara al estado ascendido ,pudiera apadrinar al siguiente plantando las semillas. En muchos existe una historia de la creación igual a la de ustedes.
En tanto, no había vida en la Tierra. Para entonces había empezado tres veces y se había detenido. No era difícil que se detuviera la vida en el planeta; todo lo que se necesitaba era que los volcanes hicieran erupción y cubrieran de cenizas el planeta durante cien o docientos años y la vida ya no existía. Tenía que empezar otra vez. ¡Y lo hacía!
De modo que mientras la Tierra todavía era una roca caliente, muchas civilizaciones estaban atravesando lo mismo que ustedes. Una llegaba al estado ascendido y entonces plantaba las semillas para otra. Eso es lo que sucedió; la historia de su creación suena parecida a la de aquí, y si podía pasar su marcador era posible llegar al estado ascendido y plantar las semillas de la siguiente.
Algunos no lo lograron; nunca superaron la dualidad de la supervivencia; algunos se auto destruyeron por libre opción. Algunos todavía están en modo de supervivencia y nunca lograron avanzar. Están demasiado alejados para conocerse entre sí. Realmente. Excepto los ascendidos, porque su multidimensionalidad les permite ver toda la vida. Algún día les contaremos. ¿Sabían que si se vuelven multidimensionales como seres humanos, cuando su ADN comienza a operar en la vibración de un Maestro, se conectan con la Fuente Creadora? Eso les permite ver a las almas en todas partes. Les estoy dando información avanzada, por una sola razón: quiero que entiendan algo, en unos momentos conectaré los puntos.
En tanto, a la Tierra no se le permitía empezar el proceso de la vida. Aunque requiere cientos de millones de años, crecería para ser lo que es ahora. Ustedes debieron ser demorados; la vida no podía empezar aquí porque en el punto en que debían recibir las semillas ascendidas ustedes tenían que tener cierta edad: ser nuevos. ¡Y lo son!
La humanidad realmente no ha estado aquí mucho tiempo, y los humanos con la semilla creadora, muy poco. La programación tenía un propósito. Es complejo, para quienes preguntarían cuándo los humanos recibieron sus almas. Toda vida tiene un cierto tipo de alma, pero no un alma con un Yo Superior con la opción de la dualidad y la maestría. Con libre albedrío para vibrar en cualquier frecuencia que quieran. Ese es un acertijo que se restringe a un solo planeta por vez en la galaxia. Un planeta por vez: en este momento es este planeta. Pero ha habido muchos antes que éste, porque la galaxia es antigua.
Ahora comprenderán. Si estudian la vida en el planeta Tierra, su geología, verán un enigma que no tiene sentido. Cuánto tiempo ha requerido llegar a un punto en que se iniciaran ustedes, y de pronto hubo una aceleración en el desarrollo, que permitió el proceso que desarrolló la humanidad. Una evolución controlada.
Ahora bien: aquí están; les hemos contado todo sobre este marcador que superaron. ¿Tiene sentido para ustedes, al considerar la edad de su galaxia y de la Tierra, que la vida sea tan nueva y reciente aquí? (se ríe). Cuando los científicos apliquen la simulación con sus computadoras, verán que esto fue total y completamente diseñado, y que ustedes son, por lo tanto, el chico nuevo del barrio (se ríe).
Han pasado el marcador, se dirigen a la ascensión. El 2012 fue el marcador para la Tierra. El 2013 comenzó la recalibración. El 2014 ha sido el Año Uno. Están ahora en el Año Dos. ¿Qué saben sobre un niño de dos años? (se ríe). Apenas empiezan a aprender cómo es el proceso de la sabiduría, de salir del modo de supervivencia, de empezar con su ADN a acelerar la evolución espiritual paso a paso. Nuevos procesos de gobierno, nuevas formas de combinar los recursos, los inventos que les darán energía libre y agua, sabiduría para no matarse unos a otros, la belleza de la vida que pueden obtener, donde no hay enfermedades. Suena demasiado bien para ser verdad. Es lo que ustedes eligieron. Ya empiezan a experimentarlo.
Aquí mismo donde estoy ahora, ustedes han reunido a los enemigos del pasado. Todos ellos. Este país y los que lo rodean, todos conquistándose uno a otro cada tantos cientos de años. Un ciclo de muerte que se detuvo. Y han empezado a combinarse, están experimentando, ¿lo notaron? Con nueva consciencia, con nuevas ideas, ¡esto es nuevo! Nunca antes en la Tierra las civilizaciones se miraron entre sí y dijeron: “¿Cómo podemos armar estas cosas para que funcionen, sin competir por los recursos?” Llegará un día en que todos los recursos que usan hoy ya no se utilizarán, porque tendrán la Física que está llegando, multidimensional, que sólo puede darse a una raza acelerada que ha pasado el marcador.
Aquí viene la gran pregunta: cuando la Tierra estaba allí, con los volcanes en erupción, y todos esos otros planetas llegando a la ascensión y sembrando, ascendiendo y sembrando, ¿Dónde estaban ustedes? ¿Dónde creen que estaban? Algunos dirán: “Bueno, ¡estábamos esperando el momento correcto del planeta en que podíamos llegar como seres humanos!” Ya veo. ¿Y mientras esperaban, qué hacían? ¿En sillas mecedoras, tal vez? (se ríe). Jueguitos cósmicos, tal vez. Sólo esperando que la Tierra estuviera preparada. No es así. Les voy a revelar quiénes son ustedes.
Queridos, su alma es tan grande (se ríe)…. puede que no entiendan esto realmente. Todos los que están aquí en este planeta ahora, han participado en cada planeta de libre albedrío durante cinco mil millones de años (se ríe). Ustedes son tan viejos como la galaxia, y son parte de los primeros que recibieron las semillas, y se mudaron al segundo planeta, y al tercero, y al cuarto; acabo de definir qué es realmente una alma antigua. ¿Puede ser que seas tan grande? ¿Y tan viejo?
Ahora mismo, tu registro akáshico sólo contiene la parte de la Tierra; sin embargo algunos están despertando a una verdad más grande y más grandiosa de la vida en otros planetas en la que participaron, porque el akash se está volviendo multidimensional. Un akash encima de otro; vidas pasadas y, más allá, planetas pasados; algunos de ustedes saben de qué hablo porque ya está sucediendo aquí y no consiguen explicarlo. “¿Dónde estuve yo? ¿Qué estaba haciendo? ¿Por qué tengo aspecto diferente?” La ciencia ficción dice que los de otros planetas tienen aspecto extraño. Pues no es así. Se parecen a ustedes (se ríe). Porque el proceso de la vida en esta galaxia es similar en todos lados. Es el ADN; se desarrolla de cierta manera. Puede haber diferentes tamaños y colores, pero son humanoides.
Ahora bien; les acabo de decir qué estaban haciendo mientras la Tierra se enfriaba. Estaban ocupados, pasando por esto mismo en otros mundos. Ahora les pregunto: ¿creen que están preparados para esto o no? ¡Sí que lo están! ¡Ya han pasado por esto antes! Incluso ustedes son lo que llamarían sus padres espirituales – eso es la reencarnación estelar en una línea de tiempo de cinco mil millones de años.
Cuando los miro, sé quiénes han sido, muy lejos de la Tierra, y es asombroso, familia, cuán viejos son. Y eso solo implica esta galaxia. Antes que se creara este universo, estuvieron en otro, haciendo algo completamente diferente, y eran mi familia en ese entonces. Y ahora llego, en esta breve vida de mi socio y empiezo a darles la información que en realidad ya está dentro de ustedes, empezando a aparecer gradualmente.
Algún día esta Tierra puede pasar a lo que llamamos Ascensión. La dispensación de la ascensión; tendrán un akash completamente abierto y sabrán exactamente quiénes son. Es difícil describir cómo será eso, excepto que ya lo han experimentado.
Cierro con este pensamiento: en lo profundo de cada uno está el recuerdo de cómo es la maestría. En lo profundo, ¡están muy impacientes para llegar allí otra vez! ¡Tan impacientes! Miran los cielos y quieren que sucedan cosas. Intuitivamente conocen la Física grandiosa; están esperándola. ¿Por qué están aquí? Cuando ven la negatividad en el planeta, en algún nivel están esperando que se vaya como lo ha hecho en el pasado. Ven la energía negativa de quienes quieren hacerlos retroceder, que quieren que se maten entre sí, que sigan en el nivel básico de supervivencia, quieren ponerlos allí, y diseminan el miedo por donde pueden. En algún lugar, en lo hondo, ustedes están esperando impacientes que ellos se vayan. Porque saben que lo harán como lo hicieron antes.
Ya han visto esta batalla de la oscuridad y la luz, saben que es temporaria y quieren avanzar con ella. Han visto muchas veces un planeta ascendido, y una parte de ustedes lo sabe, ¡están tan impacientes! Les decimos: ¡Detengan eso! ¡Van a estar aquí de todos modos! ¿Por qué apresurarlo? Esto es lo que ustedes hacen. Van a estar aquí para verlo y participar como lo hicieron antes, y su akash despertará y recordará que lo hicieron. Realmente el despertar del akash les dará los inventos que quieren, porque los mismos físicos que los originaron en los otros planetas hoy son niños aquí. (se ríe). ¡Están aquí! Ustedes pueden sentirlo también. Por eso están tan impacientes.
Ustedes no son maestros en preparación: han sido maestros muchas veces. Sí, lo son. No les diría esto si no fuera verdad. ¿Qué gano dándoles esta información? Hay semillas de verdad en todas estas cosas, y ninguna es metafórica. La verdad es que ustedes son antiguos y su alma es eterna, y han estado haciendo esto por muy largo tiempo.
Entonces, queridos, es por eso que los amamos tanto. Ahora ya lo saben.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro
http://www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Publicado 30th April por Shanti Zohar

* * *

Guardar

sharing.:::.▶ Simple Booty Workout for SEXY Butt & Legs! – Astraea et Amora Into the Light – Messages From the Source | Equipoise

Origen: sharing.:::.▶ Simple Booty Workout for SEXY Butt & Legs! – Astraea et Amora Into the Light – Messages From the Source | Equipoise

 

Sep
23
 

sharing.:::.▶ Simple Booty Workout for SEXY Butt & Legs! – Astraea et Amora Into the Light – Messages From the Source

* * *
 
* * *
 
 
 
 
 
 
 
 
* * *
 
* * *
Translate   /traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen
переводити/Traduire/ переводить 
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  * * *
* * *   * * *   * * *
Sharing:
 
 
***
***+ + +* * *
Sharing:
 

 

Into the Light – Messages From the Source
Magnetism: The Nature of Your Reality – Message 7
Posted on December 9, 2015 by Astraea et Amora

 

Within the higher expressions of reality, All-That-Is moves light-energy along pathways of superconductive grids resembling geometrical latticework.

 However, within the lower frequency and slower vibrating realities such as your third dimension, the role of magnetism is front and centre.

 You live in a magnetic reality! 

The reality which you perceive visibly to be around you and within which you physically reside is a magnetic reality.

 In our last message http://astraeaetamora.org/2015/11/magnetism-polarity-and-superconductivity-as-the-basis-of-creation-message-6/ we explain how magnetism works within this expression of reality.

 This is the foundation of how form in matter begins, how it is expressed, and how it moves onward in its evolution.

 Every single action that takes place in your reality is based on magnetism, energy exchange/ interchange within a magnetic field.

We will even go so far as to say that all magnetic fields within your reality are actually forms of bio-magnetic fields.

 What is the bio-magnetic field? 

It is a compilation of energetic molecular reactions within every third dimensional organic expression, meaning from every kingdom including the plant, animal and mineral kingdoms, where every single expression has its own built-in magnetic field and whereby these bio-fields interface with all other bio-magnetic fields around them.

 All elements within your dimension contain magnetic structures within their makeup, similar to the already discovered magnetosome http://encyclopedia.thefreedictionary.com/magnetosome

 These magnetic particles are what creates the great inter-connection here of the human body/mind/spirit system to all other expressions, whether they are animal/human, vegetable or mineral.

You as a human, have the most finely tuned and ever-expanding bio-magnetic field that continually interfaces with your reality.

 Not only do you interface with other humans on this basis, you are constantly connecting to every organic object within your environment.

 How is this connection made?

 

 

There is a constant flow of energy through the subtle energy fields that make up your body/mind/spirit system.

 These subtle energy fields or Auras can been seen with the help of Kirlian Photography http://www.crystalinks.com/aura.html

 

These magnetic fields create the inseparable link to your reality and to the experience of your physical incarnation.

 In the human body there is a free-streaming of energetic particles within its magnetic field as it interfaces with every other magnetic field. As you study the above diagram you will see that the ends of the poles are “open” and it is through these open ends that connections are supported.

 It is this free-streaming of energy that connects the body/mind/spirit of one individual with another.

 There are measurable connections between the bodies of two people once they have physically touched; there are telepathic connections as a result of mental body connections between two or more people; and each one of you is able to experience the highly refined emotional/spiritual connection to your own Soul, depending upon your own belief system and your openness to learning about a new way of understanding the world.

How does the human interpret his spiritual connection to this world? As an adult, you have likely learned to feel fear of this connection to your natural world and to your Soul, whether you realize this fact or not. You may simply reject this discussion based on prejudice of any insight that may be offered to you with regard to your Soul. This interpretation is a learned event because there is no interpretation in the child. The child knows that he is a part of his world, that indeed, he is a part of the very nature that surrounds him. Young children are open to the power of the natural world and this openness allows the body/mind/spirit system to immediately enter into sacred flow with the creation of All-That-Is. This is the natural connection where, as children, you feel the rhythms of joy, an easiness, a playfulness, and a freedom in the knowing that you are OF the universe and not just IN it. However, the fear-based socialization of your children creates increasingly rigid minds and leaves them believing they are individuals who are separate and apart from their own world. This teaching leaves children increasingly alienated from their own reality as they grow older, losing their sense of joy and most importantly, their sense of safety and freedom in the connection to All-That-Is through the energy of being at One with the entire universe.

In the final analysis it remains true that whether one recognizes his magnetic connection to the array of fields around him or not, he will always remain connected to his reality. When one opens to this knowledge, one opens to the experience and beauty of embracing All-That-Is and life will take on a whole new meaning. Messages From the Source

* * *

 

Magnetosome 

 
 
 

Also found in: Medical. Magnetosome
Magnetosome chains are membranous prokaryotic structures present in magnetotactic bacteria. They contain 15 to 20 magnetite crystals that together act like a compass needle to orient magnetotactic bacteria in geomagnetic fields, thereby simplifying their search for their preferred microaerophilic environments. Each magnetite crystal within a magnetosome is surrounded by a lipid bilayer, and specific soluble and transmembrane proteins are sorted to the membrane. Recent research has shown that magnetosomes are invaginations of the inner membrane and not freestanding vesicles.[1] Magnetite-bearing magnetosomes have also been found in eukaryotic magnetotactic algae, with each cell containing several thousand crystals.

Overall, magnetosome crystals have high chemical purity, narrow size ranges, species-specific crystal morphologies and exhibit specific arrangements within the cell. These features indicate that the formation of magnetosomes is under precise biological control and is mediated biomineralization.

Magnetotactic bacteria usually mineralize either iron oxide magnetosomes, which contain crystals of magnetite (Fe3O4), or iron sulfide magnetosomes, which contain crystals of greigite (Fe3S4). Several other iron sulfide minerals have also been identified in iron sulfide magnetosomes — including mackinawite (tetragonal FeS) and a cubic FeS — which are thought to be precursors of Fe3S4. One type of magnetotactic bacterium present at the oxic-anoxic transition zone (OATZ) of the southern basin of the Pettaquamscutt River Estuary, Narragansett, Rhode Island, USA is known to produce both iron oxide and iron sulfide magnetosomes.[2][3]

The particle morphology of magnetosome crystals varies, but is consistent within cells of a single magnetotactic bacterial species or strain. Three general crystal morphologies have been reported in magnetotactic bacteria on the basis: roughly cuboidal, elongated prismatic (roughly rectangular), and tooth-, bullet- or arrowhead-shaped.

Magnetosome crystals are typically 35–120 nm long, which makes them single-domain. Single-domain crystals have the maximum possible magnetic moment per unit volume for a given composition. Smaller crystals are superparamagnetic–that is, not permanently magnetic at ambient temperature, and domain walls would form in larger crystals. In most magnetotactic bacteria, the magnetosomes are arranged in one or more chains. Magnetic interactions between the magnetosome crystals in a chain cause their magnetic dipole moments to orientate parallel to each other along the length of the chain. The magnetic dipole moment of the cell is usually large enough such that its interaction with Earth’s magnetic field overcomes thermal forces that tend to randomize the orientation of the cell in its aqueous surroundings. Magnetotactic bacteria also use aerotaxis, a response to changes in oxygen concentration that favors swimming toward a zone of optimal oxygen concentration. In lakes or oceans the oxygen concentration is commonly dependent on depth. As long as the Earth’s magnetic field has a significant downward slant, the orientation along field lines aids the search for the optimal concentration. This process is called magneto-aerotaxis.

While a single magnetosome chain would appear to be ideal for magneto-aerotaxis, a number of magnetotactic bacteria have magnetosomes or magnetosome arrangements that depart from the ideal.[4] One reported example includes large (up to 200 nm) magnetosomes found in coccoid cells in Brazil. These cells have enough magnetosomes so that the calculated magnetic dipole moment of the cell is about 250 times larger than that of a typical cell of Magnetospirillum magnetotacticum. There are also examples of magnetotactic bacteria that contain hundreds of magnetosomes, many more than required for orientation. One large, rod-shaped organism, Magnetobacterium bavaricum, contains up to 1000 bulletshaped magnetosomes arranged in several chains traversing the cell. Some bacteria have magnetosomes that are not arranged in chains, but are clustered on one side of the cell. In such an arrangement, the shape anisotropy of each crystal provides the stability against remagnetization, rather than the overall shape anisotropy in the magnetosome chain arrangement. These non-ideal arrangements may be pointing to additional, currently unknown functions of magnetosomes, possibly related to metabolism.

*      *     * 

* * *

Guardar

compartir.:::.Seth ~ Potenciales del alma. I – II . | AGHARTAN

Origen: compartir.:::.Seth ~ Potenciales del alma. I – II . | AGHARTAN

 

Jan
7
 

compartir.:::.Seth ~ Potenciales del alma. I – II .

*   *   *
*  *  *
Translate/traducir/ Vertaal /  
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen /
переводити/Traduire/ переводить 
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*    *    *
*     *     *

*       *       *

Compartiendo:
 



Seth ~ Potenciales del alma. I





21.19 MIÉRCOLES

Buenas noches.

(–Buenas noches, Seth.)

Bien. Retomamos el dictado. Estamos comenzando el capítulo ocho. (Nota: esto parece ser un error de pronunciación.)

Vosotros creéis que sólo tenéis una forma, la física que percibís, y ninguna otra. También creéis que vuestra forma sólo puede estar en un lugar a la vez. Os aseguro que tenéis otras formas que no percibís, y también creáis varias clases de formas para distintos propósitos, aunque éstas tampoco las percibís físicamente.

Vuestro principal sentido de identidad está basado en vuestro cuerpo físico, y por eso es tan difícil para vosotros, por ejemplo, el imaginaros sin él, o fuera de él, o desconectados de él de alguna manera. La forma es el resultado de la energía concentrada, y su patrón es consecuencia de las ideas de imágenes psíquicas o emocionales dirigidas vívidamente. La intensidad es de suma importancia. Si tuvierais, por ejemplo, un deseo muy vívido de estar en algún otro lugar, entonces, sin daros cuenta conscientemente, una forma pseudofísica idéntica a la vuestra podría aparecer en ese lugar. El deseo acarreará la impresión de vuestra personalidad e imagen, aún cuando no seáis conscientes de esa imagen o de su aparición en ese otro lugar.

Aunque, “generalmente”, esta imagen–pensamiento no puede ser vista por otras personas, es bastante probable que en el futuro haya instrumentos científicos capaces de percibirla. Tal y como están las cosas ahora, esa imagen sólo puede ser percibida por aquellos que han desarrollado el uso de sus sentidos internos. Cualquier acto mental intenso –emoción o pensamiento– no sólo se traduce de alguna manera física o pseudofísica, sino que también acarreará hasta cierto punto la impronta de la personalidad que la concibió originalmente.

(21.30.) Existen muchas de esas formas latentes o incipientes. Para ayudaros a imaginar lo que os estoy explicando, podéis concebirlas como imágenes fantasmas, o imágenes de sombras, aunque esto no es más que una analogía; son las formas que están justo detrás, las que aún no han emergido completamente a la realidad física que vosotros conocéis, pero que, sin embargo, son lo suficientemente vívidas para conformarse. La verdad es que, si pudierais verlas, pensaríais que son bastantes reales.

En realidad cada individuo envía frecuentemente esas imágenes–réplica de sí mismo, aunque el grado de materialización puede variar; algunas formas, por ejemplo, son más indefinidas que otras. No obstante, esas formas no son meras proyecciones o imágenes «planas». Tienen un efecto definido sobre el ambiente. Se «hacen sitio» a sí mismas de una manera que es bastante difícil de explicar, aunque a veces pueden coexistir con formas u objetos físicos, e incluso se les pueden superponer, en cuyo caso hay una clara interacción, un intercambio que –de nuevo– está más allá de la percepción física.

Vosotros podríais, por ejemplo, desear fervientemente estar en una playa conocida, lejana y muy querida. Este deseo intenso actuaría inmediatamente como un núcleo de energía proyectada hacia afuera desde vuestra propia mente y tendría una forma: la vuestra. El lugar que habíais visualizado atraería entonces la forma, e inmediatamente ella estaría allí. Esto pasa con gran frecuencia.

Esa forma no podría ser vista en circunstancias normales. Por otro lado, si el deseo fuese aún más intenso, el núcleo de energía sería mayor, y una parte de vuestro propio flujo de energía se uniría a la forma, de tal manera que durante un momento en vuestra habitación podría sentirse repentinamente el olor del aire salado, o percibir de alguna otra manera el entorno en el que está esa pseudoimagen.

(21.44.) El alcance de la percepción variará enormemente. Para empezar, vuestra forma física es resultado de vuestro enfoque emocional. La maravillosa energía de vuestra psique no sólo ha creado vuestro cuerpo físico, sino que también lo mantiene.

El cuerpo no es algo continuo, aunque a vosotros os parece bastante permanente mientras dura. Está en constante estado de pulsación y, debido a la naturaleza de la energía y de su constitución, el cuerpo en realidad se enciende y se apaga.

Esto resulta difícil de explicar, y no es estrictamente necesario para nuestro propósito actual que comprendáis la razón de esta pulsación; pero, incluso físicamente, estáis «no aquí» casi tan a menudo como estáis aquí. Además de vuestro cuerpo físico, vuestra intensidad y enfoque emocionales crean otras formas, cuya duración y grado dependen de la intensidad del origen emocional.

Así pues, vuestro espacio está lleno de formas incipientes, bastante vívidas, que se encuentran bajo la estructura normal de la materia que percibís vosotros.

(Jane, como Seth, se inclinó hacia la mesita que había entre nosotros para coger mi vaso de cerveza, que estaba medio lleno. Hago esta nota debido a lo que sigue.)

Ruburt te lo agradece. No es necesario que anotes esto. Ahora iremos más despacio de vez en cuando, para poder escoger la palabra adecuada, pues algunas partes de este material son algo difíciles.

(–Muy interesante.– Ya había notado las variaciones casi regulares en el ritmo de transmisión de Jane poco después de comenzar la sesión. Algunos segmentos eran muy rápidos, otros lentos, y algunos párrafos a ritmo normal. Ese efecto era más evidente esa noche que otras.)

Bien. Estas proyecciones realmente se emiten constantemente. Unos instrumentos científicos más sofisticados que los que tenéis ahora podrían mostrar no sólo la existencia de estas formas, sino también las vibraciones de las cambiantes ondas de intensidad que rodean a esos objetos físicos que vosotros percibís.

(21.57.) Para aclarar este punto, mirad la mesa que está en la habitación. Es un objeto físico, sólido y podéis percibirlo fácilmente. Ahora, para esta analogía, imaginad que tras la mesa hay otra mesa exactamente igual, pero no tan sólida, y tras esa otra, y otra detrás de aquélla, cada una más difícil de percibir que la anterior, diluyéndose en la invisibilidad. Y delante de la mesa hay una exactamente igual, sólo que con una apariencia un poco menos física que la mesa «real», y que también tendrá otra sucesión de mesas cada vez menos físicas que se extiende hacia adelante. Y lo mismo ocurre a cada lado de la mesa.

Bien. Todo lo que aparece en un nivel físico, existe también en otros niveles que vosotros no percibís. Vosotros sólo podéis percibir las realidades cuando alcanzan un cierto «punto», cuando parece que se incorporan a la materia. Pero realmente también existen en otros niveles y con bastante validez.

Ahora podríais tomaros un descanso y relajaros en otro nivel.

(De 22.02 a 22.20.) También hay realidades (pausa) que son «relativamente más válidas» que la vuestra, en las que, siguiendo con la analogía, vuestra mesa física parecería una sombra, como aquellas otras mesas más indefinidas que hemos imaginado; tendríais, pues, una especie de «supermesa». El vuestro, sin embargo, no es un sistema de realidad que esté formado por la concentración de energía más intensa: es simplemente aquel con el que estáis sintonizados y del que sois parte. Y es simplemente por esa razón por la que lo percibís.

No obstante, hay otras partes vuestras que no conocéis conscientemente que moran en lo que vosotros llamaríais un supersistema de realidad en el que la consciencia aprende a manipular y percibir concentraciones de energía más fuertes, y a elaborar «formas» de naturaleza verdaderamente distinta.

Vuestro concepto del espacio resulta sumamente distorsionado, ya que para vosotros el espacio es sencillamente aquel lugar en el que no se percibe nada. Es evidente que está lleno de todo tipo de fenómenos (pausa) que no hacen impresión alguna en vuestros mecanismos de percepción. En algunas ocasiones conseguís sintonizar con esas otras realidades hasta cierto punto, y lo hacéis de modo intermitente, aunque en algunos casos la experiencia se pierde porque no se la registra físicamente.

(Pausa a las 22.30.) Volved a pensar en aquella forma que enviasteis al mar. Aunque no estaba equipada con vuestros sentidos físicos, era en sí misma capaz de percibir, hasta cierto punto. Vosotros la proyectasteis sin saberlo, pero siguiendo leyes bastante naturales. Era una forma elaborada a partir de un intenso deseo emocional. (Pausa.) Esa imagen sigue entonces las leyes de su propia realidad y, hasta cierto punto –y en grado menor que vosotros–, tiene su propia consciencia. (Pausa.)

Volviendo a usar una analogía, vosotros habéis sido enviados fuera por un superyó que deseó fuertemente la existencia en forma física. Pero no sois un títere de ese superyó; seguís vuestra propia línea de desarrollo y, con unos medios demasiado complicados para explicarlos aquí, añadís experiencia al superyó y ampliáis la naturaleza de su realidad. También aseguráis vuestro propio desarrollo, y podéis beneficiaros de la experiencia del superser.

Tampoco seréis nunca tragados por el “yo” que, así explicado, parece tan superior. Debido a que existís, enviáis fuera proyecciones vuestras, como hemos dicho antes. En la realidad de la consciencia no hay límites, ni tampoco en sus medios de materialización. Y tampoco existe límite alguno en los posibles desarrollos de cada identidad.

Bien. Quería empezar este capítulo esta noche para que pudiéramos tener un buen comienzo. Sin embargo, tendremos una sesión fácil y cómoda.

(–Estoy bien.)

Has bostezado bastante a menudo.

(–Eso no importa. Ahora me siento muy bien.)

Tomaos un pequeño descanso y luego continuaremos.

(22.43. El trance de Jane había sido bueno, y el ritmo regular. Volvemos con más lentitud a las 22.54.)

Dejadme que lo aclare de nuevo: vuestra personalidad actual, como la concebís vosotros, es verdaderamente «indeleble» y después de la muerte continúa creciendo y desarrollándose.

Lo vuelvo a mencionar para que no os sintáis perdidos, negados o insignificantes. Obviamente existe un número infinito de gradaciones en los tipos y clases de formas de las que hemos estado hablando. Esa energía que proyecta nuestro «superyó», esa chispa de intensa identidad que desencadenó vuestro nacimiento físico, ese ímpetu único, en cierto sentido tiene muchas similitudes con el viejo concepto del alma, excepto que sólo contiene una parte de la historia.

(Larga pausa a las 23.01. Jane hacía ahora pausas muy marcadas entre frases, mientras transmitía el material.)

Mientras continuáis existiendo y desarrollándoos como individuos, vuestro ser total, o alma, tiene un potencial tal que nunca puede expresarse totalmente a través de una sola personalidad, como ya expliqué someramente en un capítulo anterior.

Vosotros podéis crear una forma a través de un enfoque emocional intenso y proyectarla a otra persona, que puede entonces percibirla. Esto se puede hacer consciente e inconscientemente, y es bastante importante. Aquí no incluimos a la llamada forma astral, que es algo totalmente diferente. El cuerpo físico es la materialización de la forma astral.

(23.05.) Sin embargo, ella no abandona el cuerpo en ningún momento, y no es ella la que se proyecta en casos como los de la analogía de la orilla del mar que usamos anteriormente. En el presente no sólo estáis enfocados en el cuerpo físico, sino, también, en una frecuencia de acontecimientos que interpretáis como tiempo. Simultáneamente existen otros períodos históricos igualmente válidos, y otros “yoes” reencarnados, pero no estáis sintonizados con esas frecuencias.

Podéis saber lo que sucedió en el pasado y tener historia, ya que, de acuerdo con las reglas del juego que habéis aceptado, creéis que podéis percibir el pasado, pero no el futuro. Podríais tener la historia del futuro en el presente, si las reglas del juego fueran diferentes. ¿Me sigues?

(–Sí.)

(Larga pausa a las 23.11.) En otros niveles de realidad, las reglas del juego cambian. Después de la muerte –hablando en vuestros términos– estáis bastante abiertos a la percepción, y el futuro os parece tan claro como el pasado. Sin embargo, incluso esto es muy complicado, pues no hay un solo pasado. Vosotros aceptáis como reales sólo cierta clase de acontecimientos, y desdeñáis otros. No obstante, hay también pasados probables que existen más o menos fuera de vuestra comprensión. Escogéis un grupo particular de esos acontecimientos y os aferráis a ellos como si fuesen los únicos posibles, sin daros cuenta de que habéis seleccionado de una variedad infinita de acontecimientos pasados.

Obviamente, también existen futuros probables y presentes probables. Estoy intentando explicar esto en vuestros términos, ya que, básicamente, las palabras «pasado», «presente» y «futuro» carecen de significado en lo que se refiere a la verdadera experiencia, tanto como las palabras «ego», «consciente» o «inconsciente».

Terminaré ahora el dictado por esta noche. (Risueño:) En esta noche probable elijo esta alternativa probable. Mis mejores deseos para vosotros dos.

(23.20. A continuación Seth nos transmitió dos páginas de material muy interesante, relativo a un psíquico–escritor y a su mujer, que fueron testigos de la suprimida sesión 529, del pasado lunes 18 de mayo. La sesión de esta noche terminó realmente a las 23.35.)


SESIÓN 530, 20 DE MAYO DE 1970
Extracto de LA ETERNA VALIDEZ DEL ALMA – HABLA SETH por JANE ROBERTS





Pag. Anterior: Seth – El alma y la naturaleza de su percepción. III
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3783

Pag. Siguiente: Seth – Potenciales del alma. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3785





* * *




Seth ~ Potenciales del alma. II





21.22 LUNES

Buenas noches.

(–Buenas noches, Seth.)

Bien. Retomemos el dictado.

No sólo sois parte de otros “yoes” independientes, cada uno de los cuales está enfocado en su propia realidad, sino que existe también una interrelación. Debido a ella, vuestra experiencia no necesita, por ejemplo, estar limitada por los mecanismos físicos de percepción. Podéis tener acceso al conocimiento que pertenece a esos otros “yoes” independientes. Podéis aprender a enfocar vuestra atención fuera de la realidad física, para aprender nuevos métodos de percepción que os permitan ampliar vuestro concepto de la realidad y expandir enormemente vuestra experiencia.

(21.28. La transmisión de Jane comenzó a acelerar su ritmo.)

Pero, como creéis que la existencia física es la única válida, no se os ocurre mirar a otras realidades. Cosas tales como la clarividencia y la telepatía os pueden dar pruebas de otros tipos de percepción, pero también estáis involucrados en experiencias bastante definidas, tanto cuando estáis en el estado normal despierto como cuando dormís.

El llamado flujo de consciencia es simplemente eso: un pequeño flujo de pensamientos, imágenes e impresiones, que forma parte de un río más profundo de consciencia que representa vuestra propia existencia y consciencia principales. Vosotros perdéis todo vuestro tiempo examinando este pequeño flujo, de manera que quedáis hipnotizados por su fluir y hechizados por su movimiento. Simultáneamente esos otros flujos de percepción y consciencia pasan por vuestro lado sin que os deis cuenta, y, sin embargo, ellos son una parte vuestra muy importante y representan aspectos, acontecimientos, acciones y emociones bastante válidos, con los que también estáis comprometidos en otros niveles de realidad.

(21.35.) Estáis implicados tan vívida y activamente en estas realidades como lo estáis en esa otra en la que ahora tenéis enfocada vuestra atención principal. Como por lo general sólo estáis interesados en vuestro ser y vuestro cuerpo físicos, fijáis la atención en el flujo de consciencia que os parece que está relacionado con ellos. Esos otros flujos de consciencia, no obstante, están conectados con otras formas del “yo” que no percibís. En otras palabras, el cuerpo es simplemente una manifestación de lo que sois en una realidad, pero también tenéis formas en esas otras realidades.

«Vosotros» no estáis separados de esos otros flujos de consciencia en manera alguna; lo que ocurre es que el enfoque de vuestra consciencia os cierra a ellos, y también a los acontecimientos que les conciernen. Pero, si imagináis que vuestro flujo de consciencia es transparente, podréis aprender a mirar a través de él y bajo él a otros que están en otros planos de realidad. También podéis aprender a saliros de vuestro flujo de consciencia presente y percibir otros que –siguiendo con la analogía– corren paralelos a él. El hecho es que estaréis limitados por el “yo” que conocéis, si pensáis que sólo sois eso y no os dais cuenta de que ese “yo” es una ínfima parte de vuestra identidad total.

A menudo sintonizáis con esos otros flujos de consciencia sin advertir que lo habéis hecho, pues, repito, son parte del mismo río de vuestra identidad, por el cual todos están conectados.

Todo trabajo creativo os implica en un proceso cooperativo por el que aprendéis a profundizar en esos otros flujos de consciencia, para conseguir una percepción que tiene muchas más dimensiones que la que hay en ese flujo de consciencia normal y estrecho que conocéis. Por esta razón, la gran creatividad es multidimensional. Su origen no tiene lugar en una sola dimensión, sino en muchas, y tiene el matiz de la multiplicidad de ese origen.

(21.49.) La gran creatividad siempre parece mayor que su dimensión y realidad puramente físicas. En contraste con lo llamado normal, parece casi una intrusión. Corta la respiración. Una creatividad tal automáticamente recuerda a todo hombre su propia realidad multidimensional. Por tanto, la máxima «conócete a ti mismo» tiene mucho más significado del que mucha gente podría suponer.

En momentos de soledad podéis conocer alguno de esos otros flujos de consciencia. A veces podéis oír palabras o ver imágenes que aparecen fuera de contexto en vuestros pensamientos. De acuerdo con vuestra educación, creencias y formación, podéis interpretarlas de múltiples maneras; a ese respecto, incluso podrían originarse en fuentes distintas. Sin embargo, en muchas ocasiones habéis sintonizado inadvertidamente con uno de esos flujos de consciencia, y habéis abierto momentáneamente un canal a esos otros niveles de realidad en que habitan otras partes vuestras.

Algunos de esos flujos pueden incluir pensamientos de lo que vosotros llamaríais un “yo” reencarnado, enfocado en otro período de la historia, según la conocéis vosotros. También podríais «pescar» un acontecimiento en el que estuviese involucrado un “yo” probable, de acuerdo con vuestra inclinación, vuestra flexibilidad psíquica, vuestra curiosidad y vuestro deseo de conocimiento. En otras palabras, podéis ser conscientes de una realidad mucho mayor que la que conocéis, usar capacidades que no sabéis que poseéis, conocer más allá de toda duda que vuestra consciencia e identidad propias son independientes del mundo en el que enfocáis ahora vuestra atención principal. Si todo esto no fuera verdad, yo no estaría escribiendo este libro y vosotros no lo estaríais leyendo.

(Con sentido del humor:) Ahora vosotros podéis tomaros un descanso.

(–Gracias.– De las 22.01 a las 22.10.)

Ahora bien: esas otras existencias vuestras siguen alegremente su curso aunque estéis despiertos o dormidos, aunque normalmente las bloqueáis cuando estáis despiertos. En estado de sueño sois mucho más conscientes de ellas, si bien hay un proceso final en el sueño que frecuentemente enmascara las experiencias psicológicas y psíquicas intensas y, desafortunadamente, lo que soléis recordar es la versión onírica final.

En esa versión final convertís la experiencia principal en algo que sea lo más parecido posible a los términos físicos; por tanto, llega distorsionada. Aún así, los niveles más profundos del ser no hacen ese proceso final de arreglo, sino que es algo mucho más cercano a un proceso consciente de lo que creéis.

Una pequeña aclaración podría explicar lo que quiero decir aquí. Si no queréis recordar un sueño en particular, vosotros mismos censuráis la memoria en unos niveles bastante cercanos a la consciencia. A menudo incluso podéis sorprenderos en el acto de suprimir deliberadamente el recuerdo de un sueño. El proceso de arreglo ocurre casi en el mismo nivel, aunque no del todo.

Aquí se disfraza apresuradamente a la experiencia principal con ropas lo más parecidas posible a las físicas. Eso no lo hacéis porque queráis entender la experiencia, sino porque rehusáis aceptar que sea esencialmente no física. No todos los sueños son de esa naturaleza; algunos tienen lugar en áreas psíquicas o mentales conectadas con vuestra actividad diaria, en cuyo caso el proceso del disfraz no es necesario. Pero en niveles muy profundos de la experiencia del sueño –aquellos que, casualmente, aún no han sido investigados por los científicos en los llamados laboratorios de sueños– entráis en comunicación con otras partes de vuestra propia identidad, y con las otras realidades en las que existen.

(22.20.) En ese estado os dedicáis a trabajos y labores que pueden estar conectados o no a vuestros intereses, tal y como los conocéis. Aprendéis, estudiáis, jugáis; hacéis cualquier cosa excepto dormir (sonrisa), según la idea que tenéis del término. Estáis muy activos. (Con sentido del humor.) Estáis inmersos en el trabajo de fondo, en el verdadero núcleo de la existencia.

Permitidme señalar aquí que lo que ocurre sencillamente es que no estáis inconscientes. Sólo lo parece, ya que por regla general no recordáis nada de esto por la mañana. Sin embargo, hay personas que son parcialmente conscientes de estas actividades, y existen métodos que os permitirán recordarlos hasta cierto punto.

No quiero minimizar la importancia de vuestro estado de consciencia, como, por ejemplo, el que tenéis cuando estáis leyendo este libro. Presumiblemente estáis despiertos; pero, en gran parte, cuando estáis despiertos descansáis mucho más de lo que lo hacéis en el llamado estado inconsciente nocturno. En él conocéis mucho más ampliamente vuestra propia realidad, y sois libres para usar esas capacidades que desdeñáis o negáis durante el día.

(22.26.) Por ejemplo, a un nivel muy simple, vuestra consciencia abandona a menudo vuestro cuerpo en estado de sueño. Os comunicáis con personas que habéis conocido y que están en otros niveles de realidad, y, lo que es más, mantenéis y revitalizáis creativamente vuestra imagen física. Procesáis la experiencia diaria, la proyectáis en lo que vosotros pensáis como futuro, escogéis entre un infinito número de acontecimientos probables que vais a hacer físicos, y comenzáis los procesos psíquicos y mentales que los traerán al mundo de la sustancia.

Y, al mismo tiempo, hacéis que esta información esté disponible para todas esas otras partes de vuestra identidad que habitan en realidades totalmente diferentes, a la vez que recibís de ellas información recíproca. No perdéis el contacto con vuestro “yo” ordinario despierto: sencillamente no estáis enfocados en él, sino que centráis la atención en otra parte. Durante el día simplemente invertís el proceso. Si mirarais vuestro ser normal diario desde el otro punto de vista, encontraríais a vuestro ser físico despierto tan extraño como encontráis al ser dormido. En realidad, esta analogía no es cierta porque vuestro ser dormido tiene mucho más conocimiento que vuestro ser despierto, por muy orgullosos que estéis de éste.

(22.35.) La aparente división no es arbitrarla, ni tampoco se os impone. Está causada sencillamente por vuestro estado actual de desarrollo, y es cambiante. Muchas personas hacen excursiones a otras realidades; nadan, por así decirlo, por otros flujos de consciencia, y esto forma parte de sus vidas normales en estado de vigilia. ¡A veces pululan extraños peces por esas aguas!

Evidentemente yo soy ahora uno de ellos –hablando en vuestros términos–, que nada a través de otras dimensiones de la realidad y observa una dimensión de existencia que es vuestra y no mía. Existen, por tanto, canales entre todos esos flujos de consciencia, entre todos esos ríos simbólicos de la experiencia psíquica y psicológica, y se pueden hacer viajes tanto desde de vuestra dimensión como desde la mía.

Bien. Inicialmente Ruburt, Joseph y yo formábamos parte de la misma entidad o identidad total, así que, simbólicamente hablando, hay corrientes psíquicas que nos unen. Todo esto confluye en lo que se ha comparado a menudo con un océano de consciencia, un pozo del que brota toda realidad. Empezad por cualquier consciencia y, teóricamente, encontraréis a todas las otras.

(Pausa a las 22.43.) Bien. A menudo el ego actúa como si fuese una presa, para mantener alejadas otras percepciones; no porque fuese ése su objetivo, o porque esté en su naturaleza comportarse de esa manera, ni siquiera porque ésa sea la función principal de un ego, sino sencillamente porque se os ha enseñado que el objetivo de un ego es restrictivo en lugar de expansivo. Vosotros creéis realmente que el ego es una parte muy débil del “yo”, que debe defenderse de otras partes del “yo” que son mucho más fuertes y persuasivas e incluso más peligrosas; así que lo habéis entrenado para que lleve anteojeras y se comporte en contra de sus inclinaciones naturales.

La verdad es que el ego quiere entender e interpretar la realidad física, y relacionarse con ella. Quiere ayudaros a sobrevivir en la existencia física; pero, al ponerle anteojeras, impedís su percepción y su flexibilidad originales. Y, una vez vuelto inflexible, decís que ésa es la función y la característica del ego.

Éste no puede relacionarse con una realidad que vosotros le impedís percibir, y mal podrá ayudaros a sobrevivir si no le permitís usar sus capacidades para descubrir las verdaderas condiciones en que debe operar. Vosotros le ponéis las anteojeras, y luego decís que no puede ver.

Podéis tomaros un descanso.

(22.49. Jane había estado desligada. «Esta noche he estado fuera, en verdad te lo digo…» Su ritmo había sido bueno, con pausas cortas de vez en cuando. Continuamos a las 23.02.)

Ése era el final del dictado. Ahora dadnos un momento.

(Siguiendo su patrón de los últimos días, Seth acabó la sesión con un par de páginas de otro material. Esta vez trataban sobre los motivos que había habido para los años que pasó Jane entrenándose escribiendo poesía y obras de ficción. Pensé que era muy ingenioso. Seth nos explicó cómo la poesía de Jane había sido siempre «un producto creativo de su deseo de entender la naturaleza de la existencia y de la realidad, su manera de probar psíquicamente […] otros reinos […] un método de investigación y un método de explorar los resultados.»)

(Sus obras de ficción, añadió Seth, eran «su manera de probar otras probabilidades y de tratar de entender a otras personas. Toda su [obra] forma parte de su vida creativa, pero ahora ella está investigando mucho más directamente la naturaleza de la realidad […] Hay una gran unidad entre los intereses principales de la personalidad. Nada se queda atrás. El “yo” creativo está trabajando, ¿comprendéis?, yendo exactamente a donde quiere ir».)

(Las experiencias psíquicas de Jane, dijo Seth, iniciarían por sí mismas otras tareas creativas que la llevarían a ahondar en aguas aún más profundas de la creatividad universal, literalmente sin fin…)

(Fin a las 23.21.)


SESIÓN 531, 25 DE MAYO DE 1970
Extracto de LA ETERNA VALIDEZ DEL ALMA – HABLA SETH por JANE ROBERTS





Pag. Anterior: Seth – Potenciales del alma. I
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3784

Pag. Siguiente: Seth – El dormir, los sueños y la consciencia. I
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3799




* * *

Guardar