Compartir.:::.▶ El Ser Uno III – Los Seramitas El Camino de Regreso – VIDEO 19 -El hombre. ¡El mayor enigma de la ciencia! – | El Ser UNO – A

Compartir.:::.▶ El Ser Uno III – Los Seramitas El Camino de Regreso – VIDEO 19 -El hombre. ¡El mayor enigma de la ciencia! – | El Ser UNO – A.

* * *

Nov
25

Compartir.:::.▶ El Ser Uno III – Los Seramitas El Camino de Regreso – VIDEO 19 -El hombre. ¡El mayor enigma de la ciencia! –

* * *
19
 
* * *

* * *
***
Translate   /traducir/ Vertaal /  ♪ → → → ► → → →
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen / ♪ → → → ► → → →
переводити/Traduire/ переводить ♪ → → → → → → ►
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
* * *    * * *   * * *
***   ***   *** 
* * * * * * 
* * * * 
* * *
* *

Sharing:

Sharing:

El hombre. ¡El mayor enigma de la ciencia! – I

A Dios no investigues; conócete a ti mismo;
El hombre… es de la humanidad el abismo.
Situado en un istmo intermedio,
Es un ser rudo y grande, medianamente sabio,
Con mucho saber para un escéptico,
Demasiado débil para ser un estoico.
Actuar o descansar, esa es su duda:
Ser como un dios, o como la bestia muda;
No sabe si preferir el cuerpo o la mente;
Nació para morir, piensa erradamente.
Solo juez de la verdad, su error es profundo;
Es… ¡la gloria, el escarnio y el enigma del mundo!

POPE: Ensayo sobre el Hombre

El filósofo se sienta en la galería del Teatro de la Vida, contemplando la obra que se representa en el distante escenario. Quizás sea esta posición exterior la que le permite dar juicios adecuados sobre todo. Aquellos que se sientan en las plateas del perecedero Show de Este mundo, tienen una más cercana visión que aquellos que están ubicados en las galerías; pero no por ello tienen una mejor visión del espectáculo.

El misterioso significado de la vida no tiene ningún sentido para nosotros. No permitimos que un problema tal penetre en nuestra conciencia. Queremos relegar tal investigación a los viejos y tontos filósofos, o a los viejos y crédulos oficiantes religiosos. La búsqueda de la verdad se ha convertido en algo aburrido. Aquello que nos daría un placer real es una ocupación de la que no debe hablarse y un imperdonable tema en una sociedad convencional.

Dios escribe su mensaje en el rostro de este redondo planeta. El hombre, enceguecido, es incapaz de leerlo. Unos cuantos que poseen vista lo interpretan para los otros. Pero la gran masa humana se burla de sus esfuerzos y sólo unos pocos intuitivos entre los cultos y los inteligentes, y los de simpleza infantil, entre los obreros y campesinos, reciben el mensaje y devuelven amor a los mensajeros. Es por eso que la última historia del hombre esté enrojecida con lágrimas y tragedia. Pero la historia completa de la humanidad no es una tragedia ni una comedia; no cae el telón ni hay final.

Sí, la humanidad parece castigada con la ceguera y la sordera espirituales. Incapaces de leer las místicas escrituras en las murallas de este mundo, no queriendo oír a los pocos visionarios que son capaces de hacerlo, recorremos los días tanteando y tropezando. ¿Advertencias y consejos sabios?… los rechazamos como los férvidos vapores de los arroyos, de la misma manera que los fanáticos rechazaron las agudas verdades de Cristo. Como resultado, el hombre vaga desesperadamente en el enloquecedor caos de hoy en día. Nos levantamos de la cuna donde hemos nacido y nos aferramos a la vida con manos apasionadas, para hundirnos bien pronto en la indiferencia de la tumba.

Nuestros mezquinos seres están todos absorbidos por la Importancia de nuestras luchas y aspiraciones, por nuestros triunfos y derrotas. Las brillantes posesiones que hemos ganado nos mantienen cautivos, y nos helamos o afiebramos por causa de ellas. No podemos evitarlo, porque somos humanos. Pero la Esfinge, que se levanta sobre las arenas egipcias, contempla a la raza de los hombres mortales y sonríe… sonríe. .. sonríe…

Sin embargo, el hombre es un ser racional e instintivamente reclama por una racional explicación de las cosas. Vive en una época predominantemente científica e intelectual. Toda su experiencia es interceptada por la luz de una razón puramente materialista. Pero la vida parece trazar una dura línea sobre el mapa de su propia naturaleza, dejando una vasta y desconocida zona donde parece que la razón no puede penetrar. Leyendo uno de los primeros ensayos de Bertrand Russell, su elocuente y pesimista confesión de fe, la considero como típica de la actitud estéril a la cual se ven forzados los hombres de ciencia, que rechazan toda esperanza de explorar alguna vez esa desconocida zona.

Russell escribió: “Que el hombre es el producto de causas que no preveían el fin que lograron; que su origen, su crecimiento, sus esperanzas y sus miedos, sus amores y sus creencias, son el producto de colocaciones accidentales de los átomos; que ni el fuego, ni el heroísmo, ni la intensidad del pensamiento o del sentimiento, pueden preservar al hombre más allá de la tumba; que todos los trabajos de todas las edades, toda la devoción, toda la inspiración, toda la claridad meridiana del genio humano, están destinados a extinguirse en la vasta profundidad del sistema solar… todas estas cosas, si no están ya más allá de toda discusión, están, sin embargo, tan cerca de la verdad, que ninguna filosofía que las rechace puede pretender una vida larga”.

Tales son los pensamientos pesimistas que encuentran hoy en día expresión entre los intelectuales de nuestra raza. Podemos ver los logros de los hombres de ciencia en todo el mundo que nos rodea; debemos admirar siempre el desarrollo de su intelecto; y, sin embargo, sólo pueden enseñarnos el ABC de la vida; todavía no conocen el XYZ. La mayoría de ellos tiene la franqueza de reconocer esto, de confesar su ignorancia de las causas primarias.

Aquellos que quieren hacernos regresar al sentido común en estas cosas desean hacernos caer en un lastimoso pantano. Olvidan que el sentido común, dentro de lo que es la opinión general ignorante, es a veces sinónimo de la ignorancia común.

¿Dónde podemos ir para aprender las primeras letras del alfabeto de la Vida? Debemos ir donde la humanidad ha ido siempre, al único lugar donde puede ir. Debemos acudir a los Videntes y a los Sabios. Mientras los hombres de ciencia han escudriñado el universo material en busca de nuevos hechos, los Videntes han buscado dentro de sí mismos, explorando sus propias mentes en procura de viejas verdades; porque ellos llegaron a la conclusión de que pueden recobrar la antigua sabiduría del hombre. Lo que el primer Vidente descubrió y registró hace miles de años, el último Vidente lo descubre y acepta hoy. Pero lo que el primer científico del siglo diecinueve lo descubrió y registró, el científico de hoy lo rechaza movido a risa. Los últimos resultados de la ciencia ya han colocado las frías especulaciones de los hombres de ciencia de mitad de la era victoriana en una tumba profunda.

Sin embargo, el hombre de ciencia es hoy tan venerado por nuestra raza que, a menos que dé su aprobación por separado a cada revelación del Vidente —proceso que se ha desarrollado bajo nuestros ojos en la última mitad de siglo—, la perla es arrojada al polvo, como falsa. Científicos que viven, a los cuales difícilmente se puede dar el nombre de soñadores, prestan ahora sus nombres a las ideas de los Videntes.

La doctrina principal del obispo Berkeley tenía un punto de vista similar al de los Absolutistas hindúes. Afirmó Berkeley que todo lo que conocemos del mundo es nuestra reacción ante él, la impresión que nos produce. Consideró a la mente como vara de medir la realidad en nuestro universo y, por lo tanto, consideró a la mente como la realidad primera y fundamental. Sir James Jeans. por medio de brillantes esfuerzos, ha demostrado cómo la ciencia física parte de la idea de que el mundo material es la realidad básica, se ha visto forzado sin embargo a considerar favorablemente la hipótesis de Berkeley. Las conclusiones de Einstein y de Whitehead, de un modo similar, han venido a confirmar la aserción del Obispo.

Jeans escribe en El Universo Misterioso: “Todos aquellos cuerpos que componen el poderoso marco del mundo no tienen ninguna substancia fuera de la mente”.

Esta conclusión berkeleyana es reforzada por Sir Arthur Eddington, el eminente físico, que también representa al universo como una idea en la mente de… ¡Dios! Hasta llega a negar la existencia de la realidad separada de la conciencia. Los trabajos de Sir Oliver Lodge en física, lo mismo que sus investigaciones espiritualistas, señalan también a la mente del hombre como la única realidad en un mundo de desvanecedora materia. Nuestros materialistas desdeñosos rechazan esta idea con un chasquido de dedos. Aquellos hombres de ciencia que aceptan la idea se convierten, en lenguaje usual, en charlatanes. Es de notar, sin embargo, que estos últimos ocupan las primeras filas de su profesión y han reconocido esta verdad sólo después de profundas y prolongadas investigaciones. Podemos hacer una pequeña profecía y declarar que todo el ejército de hombres de ciencia ha tomado, inconscientemente, por este camino.

Pero debemos liberarnos de la propia decepción al suponer de la personalidad posee una idea clara de la conciencia. Debemos primeramente crear dentro de nosotros mismos una verdadera humildad antes de que podamos conocer la verdad libertadora. Debemos entrar con Descartes, el inteligente francés, en el estado mental en el que comenzó una de sus obras:

“He creído que eran verdaderas muchas cosas que ahora reconozco como falsas; no tengo motivos para suponer que nada sea más cierto que esto Probablemente todo lo que he concebido y creído es falso. ¿Qué es, entonces, la verdad? ¿Qué es lo cierto?”

De este modo la vieja concepción mecánica de la vida, que fue establecida por los fundadores de la ciencia moderna a partir del siglo diecisiete, ha empezado a morir en los laboratorios y en las aulas. Los mismos físicos —que una vez apoyaron el evangelio de la materia— se sienten ahora incómodamente inseguros de los fenómenos físicos. La ampliación de las investigaciones les ha demostrado que, lo que una vez llamaron materia inanimada, puede desarrollar ciertas propiedades que los libros de texto habían dejado hasta ahora de lado por considerarlas exclusivas del mundo orgánico. Esta es la tragedia del tiempo… él pone a prueba todas las cosas e ideas, y prueba una y otra vez la falsedad de las corrientes concepciones del momento.

Extracto de PAUL BRUNTON – EL SENDERO SECRETO
Una Técnica para el Descubrimiento del Yo Espiritual en el Mundo Moderno

Pag. Siguiente: Varios/Otros – El hombre. ¡El mayor enigma de la ciencia! – II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3563

 
 
* * *

 


El hombre. ¡El mayor enigma de la ciencia! – II

Cuando el barco de la ciencia tomó los vientos del siglo diecisiete con la brújula cuidadosamente preparada de Bacon, la tripulación se habría sorprendido si se le hubiera dicho en qué extrañas aguas estaría navegando a mitad del siglo veinte. Porque el barco se aproxima al puerto de aquellos primeros filósofos que declararon que el tiempo apenas tiene existencia propia, fuera de la mente humana; y la materia es la que tiene unidos a las miradas de partículas infinitesimales que flotan en el éter.

La ciencia del siglo diecinueve sustentó la teoría de que la vida es producto de la materia. El siglo veinte está efectuando una rápida volteface y contempla cómo la materia se disuelve en electrones, en una mera colección de partículas electrificadas, que eluden la vista y el tacto. El paso desde esta etapa a la inmaterialidad del mundo de más allá no está tan distante… intelectualmente.

La filosofía, que fuera una vez la despreciada Cenicienta, está recobrando un primer puesto. Brillantes científicos como Jeans y Eddington han demostrado la incapacidad de la ciencia física para llegar a la naturaleza de las cosas sin su ayuda.

Si analizamos el curso del pensamiento científico y filosófico desde el año 1859, cuando Darwin publicó su magistral Origen da las Especies, podemos seguir una línea que se hunde profundamente en el materialismo del siglo diecinueve, para subir luego hacia una más espiritual interpretación del universo durante el presente siglo.

Los materialistas que hablaban un lenguaje medio Victoriano con los acentos darwinianos, se vuelven ininteligibles para las generaciones más brillantes de hoy en día, que han seguido a la ciencia hasta los extraños descubrimientos de Jeans, Einstein y Lodge.

Cuando Einstein demostró la curiosa curva que siguen los rayos del sol antes de llegar a nuestro planeta, las luces científicas que nos guiaban se obscurecieron de pronto, y los hombres tuvieron miedo de precipitarse a conclusiones obvias. Así, igualmente, la psicología de hace cincuenta años nos parece un poco penosa. Los estudios de psicología anormal, por ejemplo, han dado por tierra con las explicaciones aparentemente correctas de aquellos tiempos.

El nuevo orden de investigadores científicos, que se preocupan ahora de problemas de tiempo y de causalidad, especialmente los físicos matemáticos, han abierto ante nosotros perspectivas enteramente nuevas.

Einstein nos ha enseñado también a considerar el tiempo como otra dimensión, aunque apenas hemos comprendido toda la importancia de esta idea revolucionaria. Y, si sus últimos trabajos lo llevan a alguna parte, lo llevan a considerar la mente como la última realidad.

Vivimos en una época de ciencia aplicada: el conocimiento viene primero; la creencia es secundaria. Enfrentamos todos los hechos o acontecimientos del mundo con un inquisitivo: “¿Por qué?” Existe una causa para cada efecto visible. Los viejos tiempos en que un suceso desconcertante se explicaba refiriéndose a la Voluntad de Dios, o a la intervención de un ángel, han desaparecido, y han desaparecido para siempre. La verdad espiritual, por lo tanto, debe apoyarse en una base científica; no debe temer jamás ninguna pregunta, y no se debe rechazar al investigador honesto llamándolo irreligioso o ateo porque busca la prueba antes de creer.

En las últimas décadas del siglo dieciocho y en las primeras del diecinueve, apareció en el cielo europeo una constelación de luminarias científicas y literarias que señalaron e inauguraron la Edad de la Razón. Dios fue destronado y la Razón se convirtió en la entronizada soberana de la filosofía. Ahora la ciencia recibe nuestra adoración máxima. El hombre de ciencia es el Papa actual y se sienta en el Vaticano de la autoridad mundial. Recibimos sus sabias revelaciones con un espíritu de temor religioso. Confiamos en sus afirmaciones pontificales de la misma manera que una vez casi toda Europa confió en los credos y los dogmas de la Iglesia.

No está en el espíritu de estos pensamientos atacar a la ciencia, despreciar la amplia estructura de esos hechos pacientemente adquiridos. Poseo un profundo respeto por la capacidad intelectual y el carácter paciente de los hombres de ciencia. Creo que su trabajo tiene un lugar justo y útil en la Vida. Pero no creo que dicho lugar sea el más alto.

No debe desdeñarse la utilidad práctica del método científico. Sólo un tonto podría burlarse de las maravillas que la ciencia ha dado al hombre, aunque haríamos bien en detenernos a recordar la frase de Disraeli: “Los europeos hablan de progreso porque, con la ayuda de unos cuantos descubrimientos científicos, han establecido una sociedad que toma a la comodidad por civilización”.

El hecho de que el hombre de ciencia haya confiado su atención al mundo objetivo, no reduce el valor de sus descubrimientos. Lo único que debe hacer es volver hacia dentro su atención, usar para el mundo subjetivo los mismos métodos de experimentación y deducción, volver la luz de su linterna de investigación hacia el centro de su propia mente, y entonces penetrará en la esfera de lo espiritual.

La ciencia ha dado pasos de gigante, pero todos sus pasos van en una sola dirección… hacia afuera, siempre hacia afuera. Y así debía ser. Pero ahora ha llegado el momento de profundizar sus descubrimientos, de dar alma a las formas que ella ha creado.

¿Es el alma un concepto meramente académico, un juego intelectual que los profesores deben aceptar o negar? ¿Es sólo algo sobre lo cual los teólogos apoyan victoriosamente sus tesis, y a lo que los racionalistas lanzan sus bombas verbales? Por el momento, los hombres de ciencia no han encontrado huellas químicas del alma; no han podido registrarlas con ninguno de sus instrumentos, como pueden registrar, por ejemplo, la gasolina. Pero si las reacciones químicas y mecánicas no pueden obtenerse, no debe dejarse de lado las investigaciones. Existe otro camino. Tal vez no sea un camino convencional, pero conduce al mismo objetivo: el descubrimiento del alma. Si el hombre de ciencia ama la verdad más que los convencionalismos, si aprecia el conocimiento de la vida humana más que aprecia el conocimiento de un trozo de roca, investigará de ese modo. El método que me propongo exponer es antiquísimo y retrocede tanto en la historia del hombre que su origen se pierde en la confusa niebla de los tiempos. Pero no dejemos que este hecho se vuelva contra nosotros. Porque los antiguos eran gigantes en el entendimiento de las verdades espirituales, aunque fueran niños en el estudio de la ciencia física: los modernos son maestros en el desarrollo de la ciencia física, pero novicios en la comprensión de los misterios espirituales.

El gran filósofo alemán, Kant, decía que había dos maravillas notables en la creación de Dios. Esas dos cosas eran los estrellados cielos en lo alto, y la mente del hombre abajo. Grandes como son las hazañas de la ciencia en el mundo exterior, descubrimientos más grandes podemos esperar En este siglo en el dominio de la psicología. El hombre retrocederá sorprendido cuando entienda los misterios que tienen lugar dentro del recipiente de hueso invertido que llamamos cráneo. La psicología, la ciencia de la mente y el estudio de la conciencia, ofrece las más valiosas recompensas a la verdadera investigación científica. Ningún otro tema es tan poco entendido y ninguno significa tanto, porque contiene la llave de la profunda felicidad del hombre.

El tiempo, necesariamente, sacará la idea del alma fuera del limbo de las descartadas nociones teológicas para colocarla en el grupo de las proposiciones científicamente probadas. Pero la ciencia de ese día estará quizás dispuesta a utilizar la mente como un instrumento de experiencia, del mismo modo que hoy en día se utiliza el microscopio. Lo que se considera hoy como las tontas ilusiones de los místicos será verdad verificada por la ciencia de la parapsicología, para ser públicamente proclamada y sin reservas.

Que el siglo veinte develará de alguna manera este misterio, es algo sobre lo cual no pueden dudar los que hayan seguido los pasos de la ciencia. Ya en la primera década, el penetrante cerebro del sabio francés Bergson, lanzó este profético mensaje:

“Explorar las profundidades más secretas del inconsciente, trabajar en el subsuelo de la conciencia: ésa será la tarea principal de la psicología en el siglo que comienza. No dudo que nos esperan maravillosos descubrimientos en ese terreno.”

Un destacado científico como Eddington nos dice que el universo físico es una abstracción si no está unido a la conciencia. La mente no puede considerarse ya como un mero producto desarrollado por la materia. El paso inmediato y obvio .es investigar el fenómeno de la conciencia, investigación que fue ridiculizada hace medio siglo por Huxiey, porque consideraba tales fenómenos como meras sombras dependientes del fenómeno verdadero.

Esta exploración interna es digna de destacarse por el momento. Porque hay algo en la mente de los hombres o de los animales, algo que no es ni intelecto ni sentimiento, sino más Profundo que estas concepciones, algo a lo que puede darse el nombre apropiado de intuición. Cuando la ciencia pueda explicar realmente por qué un caballo lleva a un jinete o a un cochero borracho varios kilómetros en la oscuridad hasta encontrar el camino de regreso a casa; por qué los topos cierran sus cuevas antes de la llegada del frío; por qué las ovejas buscan la protección de la ladera de una montaña antes de la llegada de la tormenta; cuando puedan decirnos qué advierte a la tortuga la proximidad de la tormenta para que se refugie en un agujero; y cuando se pueda explicar realmente qué instinto guía al ave carnicera que se encuentra a muchos kilómetros de distancia de un animal próximo a morir, entonces, sólo entonces podremos entender por qué la intuición es mejor guía que el intelecto. La ciencia ha arrancado del seno de la naturaleza muchos secretos sorprendentes, pero no ha descubierto aún la fuente de la intuición. El intelecto, que es capaz de proponer una cantidad de enigmas concernientes al hombre, al destino y a la muerte, es incapaz de resolverlos. Cuando la ciencia haya conquistado el mundo y haya muerto el último resplandor del último misterio, todavía estaremos frente al mayor de los problemas:

“Hombre, ¿te entiendes a ti mismo?”

Me hubiera gustado vivir en Atenas, por el tiempo cuando se podía vagar por los mercados y oír a un hombre de nariz respingada y de gran tenacidad, un tal Sócrates, interrogar a los hombres de la ciudad y repetirles una y otra vez su pregunta favorita. Un hombre como Sócrates no muere y su carácter sublime sobrevive a la tumba.

Cuando todas las últimas literaturas hayan sido examinadas y los más antiguos papiros hayan sido exhumados, no encontraremos un precepto más sabio que el mandato del Oráculo de Delfos: “¡Conócete a ti mismo!”, y el consejo del rishi hindú: “Busca en tu interior”. Estas palabras, aunque sean más antiguas que las momias del Museo Británico, podrían haber salido de la máquina de escribir de un pensador moderno. Los siglos no pueden matar una verdad, y el primer hombre que la expresó encontrará su eco corriendo a través de las centurias.

Extracto de PAUL BRUNTON – EL SENDERO SECRETO
Una Técnica para el Descubrimiento del Yo Espiritual en el Mundo Moderno

Pag. Anterior: Varios/Otros – El hombre. ¡El mayor enigma de la ciencia! – I
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3562

Pag. Siguiente: Varios/Otros – El hombre. ¡El mayor enigma de la ciencia! – III
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3564

 
 
* * *
sharing:
 
El hombre. ¡El mayor enigma de la ciencia! – III

Vivimos en un globo que gira en el espacio, posicionado de alguna manera en el gran firmamento entre la estrella de Venus y la estrella de Marte. Hay algo en esto que induce al hombre a pensar y que también lo promueve a risa. Ha medido, con innegable precisión, la distancia entre su planeta y estos dos astros, aunque las distancia son tan tremendas que sobrepasan a la imaginación; y, sin embargo, es incapaz de medir el alcance de su propia mente. El hombre es un misterio para sí mismo, un misterio que continúa sin descubrirse cuando las amargas aguas de la muerte besan sus pies.

¿No es irónico que el alma del hombre esté menos abierta a la investigación que la tierra en la cual habita? ¿No es demasiado extraño que se haya ocupado tanto del mundo exterior y que sólo haya pensado en el mundo interior hace en verdad muy poco tiempo?

¿Por qué ha de preocuparse tanto acerca de la marcha del universo? No es de su incumbencia el manejarlo. En cambio, debe gobernarse a sí mismo.

El sistema solar se mueve sin tu discurso. ¡Vive, -muere!… El universo impasible seguirá su curso.

Así lo dijo el inteligente pensador, Zankwili. Ningún hombre, sin embargo, es capaz de apreciar esta tajante verdad.

Sabe más el hombre sobre el manejo de su automóvil que sobre los movimientos internos de su ser. Sin embargo, los antiguos enseñaron —y algunos de nosotros hemos confirmado sus enseñanzas— que en un estrato de la conciencia esta la veta más rica… una veta de oro puro. ¿No debiera hacer él de esto su objetivo principal?

Comparado con sus otros resultados, la ciencia moderna ha descubierto muy poco sobre la naturaleza del hombre, incluso aunque haya descubierto cómo endurecer los metales, cómo lanzar un proyectil de media tonelada en una ciudad vecina y mil otras cosas más. En los últimos tres siglos, el conocimiento que tiene el hombre del mundo físico ha aumentado con sorprendente aceleración; pero el conocimiento de sí mismo ha quedado rezagado.

Podemos construir puentes gigantescos para cruzar ríos de monstruosa anchura, pero no podemos resolver el simple problema: “¿Quién soy?”

Las máquinas de nuestros ferrocarriles atravesarán los continentes con facilidad; pero nuestras mentes no logran atravesar el misterio del yo. El astrónomo tiene a la vista, en su observatorio, la estrella más lejana, pero bajará la cabeza avergonzado si le preguntamos si ha logrado dominar sus pasiones. Estamos llenos de curiosidad en relación a nuestro planeta, pero sentimos indiferencia cuando nos hablan de nuestro propio ser interior.

Hemos logrado informaciones detalladas de casi todas las cosas debajo del sol; conocemos la actuación, las cualidades y las propiedades de casi todos los objetos y fenómenos de esta tierra.

Pero no nos conocemos a nosotros mismos. Las personas que han estudiado todas las ciencias no han estudiado todavía la ciencia del “yo”; los mismos hombres que han descubierto el porqué y el dónde de las vidas de muchos insectos, no conocen el porqué ni el dónde de sus propias vidas. Conocemos el valor de todo, pero no conocemos nuestro propio y maravilloso valor.

Hemos llenado las enciclopedias de cientos de páginas referentes a centenares de cosas, pero ¿quién puede escribir una enciclopedia sobre el misterio de sí mismo?

¿Y por qué razón lo que interesa más a cada hombre es…. él mismo?

Porque el “yo” es la única realidad de la cual estamos seguros. Todos los hechos en el mundo que nos rodea, y todos los pensamientos en el mundo interno, existen para nosotros sólo cuando nuestro yo lo percibe. El yo veo la tierra, y la tierra existe. El yo consciente de una idea, y la idea existe. Berkeley, mediante un agudo proceso mental, llegó a la misma conclusión. Demostró que el mundo material no existiría si no hubiera una mente para percibirlo.

Entonces, ¿qué es el yo?

No existe secreto en el misterioso libro de la naturaleza que, con tiempo y paciencia, no pueda ser leído. No existe ningún candado que no tenga su llave correspondiente, y podemos juzgar la habilidad de la naturaleza por la habilidad del hombre.

El estudio del yo probará un día ser la llave maestra de todas las puertas filosóficas, de todos los dilemas científicos, de todos los problemas que la vida ha cerrado. El yo es la cosa ultérrima… y es lo primero que conocemos siendo niños en pañales; será también lo último que llegaremos a conocer cuando seamos sabios.

La mayor certidumbre del conocimiento llega únicamente dentro de la esfera del yo. Podemos conocer el mundo y sus objetos únicamente por medio de instrumentos y de nuestros sentidos; pero quien interpreta esos instrumentos y usa esos sentidos es el yo. Por lo tanto, finalmente, debemos reconocer que el estudio del yo es el estudio más importante al que un pensador pueda entregar su mente.

Un sofista se acercó a uno de los sabios de la antigua Grecia y pensó que podía confundirlo con las más intrigantes preguntas. Pero el sabio de Mileto estuvo a la altura de la prueba, porque las respondió a todas, sin la menor vacilación y no obstante con la máxima exactitud.

1. ¿Cuál es la más antigua de todas las cosas?
r. Dios, porque siempre ha existido.

2. ¿Cuál es la más hermosa de todas las cosas?
r. El universo, porque es la obra de Dios.

3. ¿Cuál es la más grande de todas las cosas?
r. El espacio, porque contiene todo lo que ha sido creado.

4. ¿Cuál es la más constante?
r. La esperanza, porque se queda con el hombre después que él ha perdido todo lo demás.

5. ¿Cuál es la mejor de todas las cosas?
r. La virtud, porque sin ella no existe nada bueno.

6. ¿Cuál es la más rápida de todas las cosas?
r. El pensamiento, porque en menos de un instante puede volar hasta el final del universo.

7. ¿Cuál es la más fuerte?
r. La necesidad, que obliga al hombre a enfrentar todos los peligros de la vida.

8. ¿Cuál es la más fácil de todas las cosas?
r. El dar consejos.
Pero cuando se llegó a la novena pregunta, nuestro sabio dio una paradoja como respuesta. Estoy seguro que fue una respuesta jamás comprendida por el interrogador, y a la cual la mayoría de la gente sólo atribuye un significado superficial.
La pregunta fue:

9. ¿Cuál es la más difícil de todas las cosas?
r. ¡Conócete a tí mismo!

Este fue el mensaje de los antiguos sabios al hombre ignorante y lo sigue siendo.

Extracto de PAUL BRUNTON – EL SENDERO SECRETO
Una Técnica para el Descubrimiento del Yo Espiritual en el Mundo Moderno

Pag. Anterior: Varios/Otros – El hombre. ¡El mayor enigma de la ciencia! – II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3563

Pag. Siguiente: Varios/Otros – El misterioso Yo Superior. I
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3566

 
 
* * *

* * *

Sharing.:::.Test reveals how bad the brain is at distinguishing different hues .:::.TRIP TO THE MOTHERSHIP PART XII | psycho

Sharing.:::.Test reveals how bad the brain is at distinguishing different hues .:::.TRIP TO THE MOTHERSHIP PART XII | psycho.

* * *

Jun
3

Sharing.:::.Test reveals how bad the brain is at distinguishing different hues .:::.TRIP TO THE MOTHERSHIP PART XII

* * *

 
 
* * *

***
Translate   /traducir/ Vertaal /  ♪ → → → ► → → →
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen / ♪ → → → ► → → →
переводити/Traduire/ переводить ♪ → → → → → → ►
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
***   * * *
Sharing:


Nov
22

JOURNEY TO THE MOTHERSHIP – part XII – MYTRE AND KEPIER 5

11-20-12

TRIP TO THE MOTHERSHIP PART XII 



MYTRE AND KEPIER 5


FINDING THE WAY HOME


States of Consciousness and Adherence to Reality

Just after the Arcturians spoke, the meeting ended for the day. A daywas determined by planet Earth’s 24-hour cycle to which the Mothership was adjusted. This adjustment was made to accommodate the many Earth Beings on board the Ship. Kepier and I had had enough adventure and information and were ready to go to our quarters to get some sleep.

We both chose to eat alone in our quarters, as we needed to integrate what the Arcturian had said. After I ate the food I had prepared in the replicator, I took a sonic shower and went to bed. To my surprise, I instantly fell asleep. However, it did not feel like a normal sleep, as I immediately went into a vivid dream in which the Arcturian was standing before me.

“I have come to you in your dream state, as it will be easier for you to understand my message while in that consciousness,” Said the Arcturian.

When I was about to respond, I found that I could only communicate telepathically. I felt as though my vocal cords would not work. In fact, my every thought was projected telepathically, even if that had not been my intention.

The Arcturian smiled. “While you are in your dream body your astral consciousness is much stronger than your physical intention. It is for this reason that I am communicating with you in your dream state. I wish to connect with you in the imagistic fashion of higher dimensional communications. In this manner, many concepts can be explored within the same moment of the NOW.”

I understood what the Arcturian was saying, so I was quiet and waited to see what he was about to communicate.

“Mytre, I want to tell you about states of consciousness and adherence to reality. Your state of consciousness will adhere you to a reality of a correlate frequency of operation. Every reality is multidimensional, and certain frequencies are best for habitation by intelligent beings. As you become more conscious of your inter-dimensional travels, you will realize this fact.

“Of course, you have been traveling inter-dimensionally since your Oversoul created your specific Spark of Creation. Your Spark of Creation occurs when you take your first form. YOU, that is the multidimensional essence of YOU, is much more expansive than you could imagine. Your first forms were of Lightbody, in which you traveled the Multiverse seeking experience.

“Experience is defined as movement through myriad varieties of interactions. When your Beingness is in its higher frequency form, you can simultaneously observe countless expressions of reality. Of course, you never leave this Higher Essence of SELF. Therefore, when you travel inter-dimensionally, you are actually expanding your range of consciousness to encompass the lower frequencies of reality.

“In this manner, you can directly experience that which you are observing from the perspective of your Spark of Creation, as well as from the perspective of that frequencies of Beingness. Your highest expression of ‘observer SELF’ is infinite and a component of the NOW of the ONE.


“A visual image, which can be correlated to what we are saying, is the image of a huge cloud. This cloud releases rain. The rain touches the ground and directly interacts with it. Some of this rain falls into water, some falls onto rock, and some falls into the earth etc. etc. All of the rainthat originates from the same cloud is related via the same heritage.


“Some of the rain will fall into the lowest depths of the planet, such as the desert, and other rain will fall onto the peaks of the highest mountains, as well as everywhere in between. As each raindrop falls into a different area, it gathers many different experiences. All of these experiences are simultaneously perceivable within the NOW of your ‘Cloud.’


“Hence, your Cloud sends down raindrops so that it can intimately experience myriad lower dimensional realities via its raindrops. Some of these experiences are very enjoyable and some are not, but all of them are educational. From the perspective of your Spark of Creation, YOU are infinitely alive within the comfort of the ONE and are virtually visiting myriad dimensions of reality.


“On the other hand, each raindrop takes on it own Life Spark, which initiates its own timeline for existence and inter-dimensional travel. All the Life Sparks that originate from the same Cloud are related. Furthermore, every Cloud is related, as they are all representatives of the ONE Creator Cloud.


“Thus, all of you who are inter-dimensionally traveling the Multiverse are related because all Clouds are related. However, you are most intimately linked to those who fell from the same Cloud. But, since all the Clouds are related, every raindrop/Life Spark is connected.


“We use the metaphor of Clouds and Life Sparks because they create an image. If we were to say Elohim, Oversouls and Multidimensional Life Streams, your mind would become engaged, but you might miss the heart feeling. We speak in an imagistic manner so that you can better LIVE the message. When a message is lived rather than understood or remembered, it is stored in your Heart/Mind, as well as your brain.


“We are training you to commune in this manner, as this is how the Galactics communicate with each other. Also, this imagistic mode of communication allows you to talk to Beings of many different realities, because you are living an image rather than communicating with separate words and sentences. Therefore, please relax while we take you on a inter-dimensional journey.”


Relaxing was good for me, as I was supposedly sleeping. However, since the Arcturian needs no sleep I guess it didn’t understand how important sleep was for me.


“On the contrary,” the Arcturian was responding to my thoughts, “you always go on journeys when you sleep. However, your third dimensional thinking tells you that life makes you tired, and you need to turn off your mind by sleeping. However, physical life in the lower dimensions makes you tired because you have been trained to believe that concept. Life, also, makes you tired because your lower frequency life appears separate from your higher expressions of SELF.


“When you sleep, you are actually re-connecting with your higher expressions. These expressions are never tired because no time passes and no work is done to cause fatigue. Your higher expressions of SELF do not experience polarities, separation or conflict. Furthermore, they do not experience fear, which is one of the main causes of fatigue. Fear fills your body with chemicals, which make your body race out of synchronization with your breath and heartbeat. Then you feel tired because your body is operating at a different rate than your thoughts and emotions.


“We ask that you relax into the image being a Cloud. Your Cloud form shifts and changes as you interact with atmospheric conditions. Sometimes the atmosphere seems darker and in transition. This condition is caused because the Clouds/Oversoul are full and seem to hang low in the atmosphere. The Clouds are lower because they are ready to empty their raindrops/Sparks of Creation, into the lower frequencies.


“Hence, these Clouds are resonating to a slightly lower frequency because their soul families are seeking to leave their Cloud/Oversoul in order to interact with lower realities. On the other hand, sometimes the skies seem clear, and the Clouds are further away and difficult to perceive. However, there are many wispy clouds that seem to creating pathways into the higher realms. This condition occurs when the Oversoul is free of rain/Life Sparks, but it realized that many Life Sparks are ready to begin their long return back to their Cloud/Oversoul.


“There is a very special occurrence on the planet Earth now, in that the entire planet is ready to commence its return to Oversoul. Hence, many Clouds/Oversouls are sending down wispy passages to guide their Life Sparks home. This visual message is informing all the related planets, solar systems and galaxies that myriad beings, including a planetary being, are seeking support They are calling for assistance because they are preparing to return to their higher expressions.


“We, the members of the Galactic Federation, have received this message and are here to assist. This particular planet of is great interest to all of us because it has long been an open Mystery School that developing civilizations could visit to learn about states of consciousness and adherence to reality.


“Within the Mystery School Earth, there are myriad realities that exist layered in a multidimensional manner, much like clouds in the sky. Differing states of consciousness will adhere you to different frequencies of reality. To enter this Mystery School, a being and/or group of beings had to petition with their Oversoul to enter this multidimensional reality based on polarities. They usually choose to enter Mystery School Earth because they wanted to learn about individuality.


“The fine print of the entry contracts read that they would forget everything once they entered this School. Therefore, many Beings became trapped in the Earth School because they forgot who they were and why they went there. The Mystery School Earth is now closing, but it has more students there than ever. Hence, all the graduates of this School have come to assist the ascending members of Earth to return home to their Oversoul.


“Many members of Mystery School Earth are fully aware that the lower dimensions of Earth’s Mystery School is closing and are totally prepared to begin their return to Oversoul. However, they are not prepared to make the leap from a third/fourth dimensional reality directly into their seventh dimensional Oversoul. Instead, they will return to their Oversoul dimension by dimension.

“The first reality that they will return to is the fifth dimension, then the sixth dimension and, eventually, the seventh dimensional Oversoul. Every being who has taken a form on third/fourth dimensional Earth has experienced many Life Streams during their long journey into the polarized realities of Mystery School Earth.

“We will, now, return to our metaphor of the Oversoul being a Cloud and the Life Sparks being the rain. Just as the rain first touches the highest peaks to become snow and eventually finds it way to the Ocean, Life Sparks must go through many transitions in order to find your way down into the third/fourth dimensions of planet Earth.

“The Oceans create great expanses of water, so that the rain can be pulled back into the clouds. Many Life Sparks on Earth hear the call of their Oversoul and are ready to begin their long journey home. In fact, the Planetary Being known as Earth is, also, ready to return to Her higher expressions. If the Life Sparks and the planet can join together as an ocean of Planetary, Unity Consciousness their call for assistance will be greatly amplified.

“Earth will begin Her long journey back to Oversoul by being Her fifth dimensional expression of New Earth, and many of Her Life Sparks will join Her there. Many of us who have become members of the Galactic Federation, including you, Mytre, have taken many incarnations on Gaia’s body of Earth. Hence, we have returned in answer to Her call for assistance. Do you understand what we are saying Mytre?”

I was a bit taken back by the Arcturian’s question, as I simultaneously realized that I was now awake. I understood that this question was an invitation, as well as a challenge. Then, I remembered that this journey began with my trying to assist my Homeworld to ascend.

I also remembered that Kepier said that I would need to assist Gaia to ascend in order to help my Homeworld. I was also aware that I could not have the hidden agenda of assisting Gaia’s Earth in order to assist my Homeworld. I could feel the Arcturian reading my every thought, as it patiently waited for me to move through my many thoughts.

It was then that I realized that I was considering my thoughts in isolation from my heart. I was not using my Heart/Mind. No wonder I was confused. If I were to decide rather or not to take part in the immense responsibility of assisting an entire world to ascend, I would need to surrender to the Knowing of my Heart/Mind.

I thought of the members of Earth receiving the same invitation to assist with planetary ascension. When I realized that they, too, would need to confront their hidden agendas, I felt great compassion for them. Did they even know that they had a Heart/Mind?

“Perhaps it is your privilege to tell them,” spoke the Arcturian.

See http://www.youtube.com/user/suzannelie
For names of photographers.

Through Suzanne Lie, PhD

http://suzanneliephd.blogspot.com

Posted 22nd November 2012 by LUZ ZOHAR
Labels: consciousness awakeningKepier from ArcturusMytre from Pleiadesnew realities
 
* * *

* * *

sharing.:::. ▶ WTF Taekwondo poomsae Taegeuk 6 Jhang .:::.A Wakan Wochekiye – “A Sacred Prayer” | Vel sanus

sharing.:::. ▶ WTF Taekwondo poomsae Taegeuk 6 Jhang .:::.A Wakan Wochekiye – “A Sacred Prayer” | Vel sanus.

* * *

Aug
13

sharing.:::. ▶ WTF Taekwondo poomsae Taegeuk 6 Jhang .:::.A Wakan Wochekiye – “A Sacred Prayer”

* * *

 

* * *

 

* * *

 

* * *

***
Translate   /traducir/ Vertaal /  ♪ → → → ► → → →
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen / ♪ → → → ► → → →
переводити/Traduire/ переводить ♪ → → → → → → ►
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
***   * * *
Sharing:
 

Nov
16

A Wakan Wochekiye – “A Sacred Prayer”

from Tolec of the planet Dakote, star system  Taygeta, constellation Pleiades

A Wakan Wochekiye –

“A Sacred Prayer”

May the Creator, Great Mystery, Wakan Tanka, bless You all the days of your life.

May your spirit be awake and aware… may it soar with gladness.

May your mind be sharp, and your body good & whole.

May you have internal strength, and gain knowledge and wisdom to guide your way.

May you walk tall in truth, honor & respect others.

May your journey on this world be long and prosperous.

May you always touch another’s soul with kindness.

May you give to yourself and others freely with joy and gladness.

May you keep sacred all the Creator has made, Mother Earth,

the plants, the animals, the People… the water, wind and sky.

May you experience great love.

May you be blessed with family and true friends.

May you always evolve, transform and grow.

Posted 16th November 2012 by LUZ ZOHAR
Labels: a sacred prayer from PleiadesTolec from Pleiades

 
* * *

* * *

sharing.:::.GAIA: CREATION FROM THE HEART.:::.▶ How to hit the stomach correctly – YouTube | Vel sanus

sharing.:::.GAIA: CREATION FROM THE HEART.:::.▶ How to hit the stomach correctly – YouTube | Vel sanus.

* * *

Aug
19

sharing.:::.GAIA: CREATION FROM THE HEART.:::.▶ How to hit the stomach correctly – YouTube

* * *
* * *

 

* * *

***
Translate   /traducir/ Vertaal /  ♪ → → → ► → → →
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen / ♪ → → → ► → → →
переводити/Traduire/ переводить ♪ → → → → → → ►
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
***   * * *
Sharing:
 
Nov
20

GAIA: CREATION FROM THE HEART

By Ute Posegga-Rudel


Image by Ute Posegga-Rudel, Copyright ©2012

Beloved Friends!

In the past I sometimes did the earth-sky meditation, where you connect with Gaia’s Core and the Galactic Center (others might do this also with our Sun or Alcyone), while the energies from above and below melt in our heart. Recently, after I had experienced Gaia’s limitless expansion in Consciousness, I felt I was connected to Her everywhere and focusing on the Core of this planet was not even necessary anymore. However, somehow it felt as if I had moved away from Her.
And so I asked Gaia, to clarify this for me.

Her message, as always, was very revealing, and based on my real experience of what She described. It also addresses everybody, even though She was speaking in the beginning to me personally.
She not only talks about the the Earth-Sky Meditation, but also about the New Process of Creation.

Enjoy!

Dear One,

It is my pleasure to talk to you! That you are aware of Me in this all-embracing Consciousness, is a sign of your own Union with the Universal Spirit. What you perceive therefore is My Consciousness, and It has indeed no center and no periphery, no depthand no height, as it is all-encompassing, the Origin of all My Creations, comprising My old and My new body and all beings who live there.

However remember, that My Consciousness is at the same time One with Energy/Shakti. And Shakti is the Power of Manifestation, but also the Power of liberation from the bondage to Creation.

For example your physical body is a manifestation, existing on My old form, and as such it is not formless, but is appearing with a certain form and measurements. Therefore the question is whether you focus on form or pure Consciousness, on particle or wave, you could say.

To unite with Me in the Yoga of the earth-sky Meditation, requires your compliance with your body, in regard to my body. It is only a matter of point of view.

From the point of view of the body, you can connect with my Planetary Inner Core, and if you do this, I respond, as you know, in a way that you can perceive physically-energetically and as an impulse in your heart.

When you then connect with the Galactic Center that you can feel above your head, while you receive an energetic response, you experience My energies uniting with the energies from the Galactic Center in your heart. These united energies are establishing a complete new Quantum-Energy, that conveys a specific Information. Of course this Information also carries consciousness, and is manifesting itself in a certain, unique quality of light, energy or shakti.

The consciousness of this Information can however not be compared with the All-encompassing Consciousness, as Which you perceive Me and Which has no qualities, as described above, and Which does not know Center or Periphery.

Although the consciousness of the Information that signifies my Union with the Galactic Center in your heart, seems to be infinite as well, it is different from All-encompassing Consciousness by the attribute of quality. This is like an overlay on the All-encompassing Consciousness, and allows the intuition of It. But it is not identical to the UnqualifiedConsciousness, this “void”, neutral and silent stillness, like the eye of a Cyclone.

Rather the quality of the union between Me and the Galactic Center carries the characteristic of vibration or manifestation.

Most human beings do not consider Me to be Pure Consciousness, but are perceiving primarily My physical and energetic existence. But who perceives Me as pure Consciousness, is granting me unrestricted Freedom to develop and elevate my physical existence in a way that is not governed or directed by limiting mental programs, and supports the imminent evolutionary quantum leap in the by Me desired highest potential.

Therefore in reality, you did not move away from Me, but you have united with Me fundamentally, Where We Are One with All and Everything! And I thank you for this!

Remember however that there is no creation in the Zero-point Itself, as It is the Cradle of all possibilities and creations. It is the still point where every human heart should retire. Because it is the background on which new creations appear in their highest possible, Divine Potential. Therefore they are in perfect accordance with the Will of the Highest Creator, untouched by the units of smaller wills, that are necessarily subject to limitations.

Who desires to participate in the Creation of My New World in the most perfect way, can do so, while entering the Zero-point of the Heart, and who, by transcending the personal will, OBSERVES the New Creation to emerge!

You will discover, that the first creation in this process is LOVE, that rises like the morning sun, or that unfolds like the fragrance of a blossoming, splendid red rose.
And a projection line appears, and on its horizon the ecstasy of joy radiates its presence everywhere. You can observe on this projection line all Creations, that constitute My New, five dimensional Existence.

These Creations are born in the pure, undivided Consciousness of the Heart, and are not created by the mind that is based on the realm of dual pairs, and that has been utilized so far by most of humanity for manifestation.

Such a mind always creates a world that follows the laws of duality. It can therefore not create a true Divine world of Oneness, because it creates with the intention to project from one another separated objects, gross or subtle. The emphasis is on the separateness of a consciousness, that is limited to mere brain consciousness.

As long as your brain is not transformed yet, and functions on two, from one another separated halves, it operates from a consciousness, that is not able to serve the Pure Will of the Highest Creator. Therefore is is not advisable to utilize merely the brain as instrument to bring forth the New Creation. It just cannot do it. Worlds created in this manner, are always limited, faulty and are subject to the laws of duality and separation.

As your existence is already increasingly changing, by the presence of a new dawningconsciousness and its mighty energies, you will experience difficulties to manifest your desires, as long as you work with the mere frequencies of the brain.

To flow with the New Creation, it is necessary, to enter your heart, to locate the Space of Stillness and to WAIT for the Signals that unite your newly unfolding life with the Will of the Highest Creator. In this Union you will experience the Oneness you all desire. On the Grounds of this Unity also your Truly Divine and authentic Creations unfold, whereby our individual creations are in perfect Harmony with the Creative Intention of the Highest Creator.

I embrace you all with My Blessings and with My Love! May these words inspire you and lead you toward Divine Deeds.

I AM GAIA!

Message conveyed by Ute

http://radiantlyhappy.blogspot.com.au/2012/11/gaia-creation-from-heart.html

Copyright© 2012. All rights reserved: Ute Posegga-Rudel, http://radiantlyhappy.blogspot.com
Sharing of this message is only allowed together with this information and without changes. If you have questions, please contact me via transformation33@gmail.com. Thank you.
Posted 20th November 2012 by LUZ ZOHAR
Labels: a message from Gaia

 
* * *

* * *